Escúchenos en línea

Gobierno reprime a médicos
Anuncian paro general el jueves

None | 15 de Noviembre de 2005 a las 00:00

FETSALUD agrupa a unos 25 mil empleados de los hospitales públicos de Nicaragua.

Por segundo día consecutivo los médicos mantienen un paro de labores en los hospitales y centros de salud públicos del país en demanda de un aumento salarial, por el que se han suspendido alrededor de 10.000 consultas, servicios de laboratorio y cirugías.

En la huelga participan más de 3.000 miembros del sindicato Médicos Pro Salario que trabajan en 1.200 clínicas y hospitales públicos de todo el país, donde solo atienden a los pacientes graves.

Los médicos anunciaron que no levantarán el paro hasta que el gobierno les garantice un aumento salarial del 140% para 2006, facilidades para comprar vivienda, un seguro de vida colectivo y exoneración de impuesto en la importación de vehículos e instrumentos quirúrgicos.

La ministra de Salud, Margarita Gurdián, había advertido que es imposible conceder el aumento salarial solicitado por los médicos estatales. Según la titular, se necesitarían dos mil millones de córdobas (117 millones de dólares) para cubrir la demanda de los galenos, mientras que el presupuesto del ministerio para 2006 apenas llega a dos mil 791 millones de córdobas (164 millones de dólares). Solo se prevén 102 millones de córdobas (menos de seis millones de dólares) para incrementar el sueldo de los 25 mil empleados del sector.

La ministra Gurdián pidió a los galenos suspender su protesta "por el bien de la población".

Los dos diarios de Managua publicaron fotografías del deplorable estado de los hospitales públicos, donde faltan medicamentos básicos y los pacientes yacen cubiertos con sábanas usadas que han sido donadas por moteles capitalinos.

Los huelguistas exigen además al gobierno el pago de sueldos a unos 500 médicos residentes que laboran sin honorarios, así como un seguro de vida colectivo y tener acceso a un plan de viviendas.

Este lunes un promedio de 200 pacientes fue rechazado de cada uno de los centros asistenciales de la capital, y al menos 15 cirugías fueron reprogramadas en cada hospital público a causa de la huelga, que también fue total en otras cinco ciudades del país.

El líder de Fetsalud, el diputado y dirigente sandinista Gustavo Porras, anunció que unos 20.000 empleados del sector (enfermeras, auxiliares, técnicos y personal administrativo) paralizarán labores a partir del próximo jueves, para reclamar un incremento salarial del 100 por ciento.

La organización reclama además un bono navideño equivalente a 58,8 dólares para cada trabajador de la salud, y la entrega de uniformes, zapatos y otros implementos de uso hospitalario.

"Estamos en paro, regrese otro día", se podía leer este martes carteles colocados en los portones de varios hospitales de la capital.

Los galenos piden, además, mejores condiciones de trabajo en los centros hospitalarios, en los cuales faltan medicamentos, instrumentos médicos, y hasta sábanas para cubrir las camas.

Hay que "mejorar las precarias condiciones en las que atendemos (a los pacientes) porque aquí falta material quirúrgico para realizar exámenes de laboratorio, y como escasean las sábanas hasta los moteles nos regalan las que ya desechan para abrigar a los internos", declaró el jefe de pediatría del hospital Infantil, Pedro Rueda.

El ministerio de Salud estima que 3.360 consultas externas, 1.400 exámenes de laboratorio y 240 cirugías son suspendidos diariamente a causa de la huelga, afirmo el encargado de prensa de esa dependencia, Melvin Martínez. Añadió que el paro podría ser total a partir del jueves, si Fetsalud decide sumarse a la huelga.

Hospital infantil La Mascota se suma al paro

El hospital infantil La Mascota de la capital, se sumó hoy a la huelga indefinida que desde este lunes realizan más de 3,000 médicos de todo el país y amenaza con subir de intensidad ante supuestas amenazas de despido que penden sobre los dirigentes de la protesta.

El hospital La Mascota, el único hospital del país que este lunes laboraba con normalidad debido a las características de sus pacientes, atiende desde hoy únicamente casos de emergencias y cirugías de urgencia, confirmó el dirigente de los Médicos Pro Salario, doctor Elio Artola.

En tanto, una fuente del Ministerio del Trabajo (Mitrab) confirmó a la prensa que el Ministerio de Salud (Minsa) solicitó la tarde de este lunes la declaratoria de ilegalidad de la huelga.

"No se ha despedido a ningún médico y hasta ahora tampoco existe una declaración de ilegalidad (de la huelga) por parte del Mitrab. En este momento se está haciendo una inspección de la situación para responder a la solicitud del Minsa", explicó la fuente que pidió el anonimato.

La huelga, arrancó la madrugada del lunes, como presión al Gobierno para alcanzar un aumento salarial.

El sector salud ha dado al Gobierno un plazo de ocho días para que replantee la partida asignada en el Proyecto de Presupuesto General de la República para el año 2006, que será discutido en la Asamblea Nacional el próximo 22 de noviembre.


Descarga la aplicación

en google play en google play