Escúchenos en línea

Huelga médica pica y se extiende
Este jueves, paro total en salud

None | 16 de Noviembre de 2005 a las 00:00

El Ministerio del Trabajo (Mitrab) mantenía este miércoles suspendido el trámite a una petición de Gurdián, para el despido de al menos siete dirigentes de la huelga médica, mientras evalúa la situación y procuraba una conciliación entre las partes.

El salario básico que devenga un médico es equivalente a 205 dólares al mes; con incentivos de turnos los especialistas logran alcanzar 410 dólares y los médicos generales el equivalente a 293, según la ministra.

Porras manifestó que tras la petición de despido de dirigentes de la huelga "hemos quedado claros que la posición del gobierno es no dar ni un centavo más en el presupuesto de salud".

El líder sindical, que también es diputado del opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), señaló que la lucha gremial en una primera etapa está planteada hasta el 22 de noviembre, cuando se estima que el parlamento apruebe el presupuesto para el 2006.

Unas 20.000 consultas y cerca de 1.000 intervenciones quirúrgicas fueron suspendidas en los dos primeros días de huelga en hospitales y centros de salud del país, según datos de organizaciones en paro.

La protesta puso en evidencia la situación de deterioro de los hospitales públicos, que entre otras carencias se ven obligados a usar sábanas descartadas y que les regalan moteles privados para cubrir a los pacientes, debido a que carecen de presupuesto para comprarlas.

Porras dijo este miércoles que tanto FETSALUD, junto a otras centrales sindicales del sector, como son Fits y Fetras, convocaron a un paro nacional para este jueves al cual se suman las enfermeras, auxiliares de enfermería y resto del personal de las unidades asistenciales para exigirle al Gobierno un mayor presupuesto y mayor salario al sector.

Por su parte la ministra de salud Margarita Gurdián afirmó que la huelga de los galenos, que solicitan un aumento salarial del 140 por ciento, derecho a un seguro de vida y un programa de viviendas, carece de base legal.

La titular del MINSA, considera imposible conceder el incremento de sueldos debido al delgado presupuesto de su institución, desea que los huelguistas se sienten a negociar un convenio colectivo de trabajo.

Según Gurdián, se necesitarían dos mil millones de córdobas (117 millones de dólares) para cubrir la demanda de los galenos, mientras el presupuesto del Ministerio de Salud para 2006 apenas llega a dos mil 791 millones de córdobas (164 millones de dólares).

La partida presupuestaria solo contempla 102 millones de córdobas (menos de seis millones de dólares) para incrementar el sueldo de todos los empleados del sector.

Los médicos demandan un salario equivalente al de sus colegas centroamericanos (hasta mil 300 dólares mensuales), pues en Nicaragua ganan entre 300 y 400 dólares al mes.

En Nicaragua, según datos no oficiales, el salario de un médico oscila de 200 a 400 dólares mensuales en dependencia de su especialidad, mientras que una enfermera gana el equivalente a 88 dólares y una auxiliar no más de 70 dólares mensuales. Los afiliados a FETSALUD, por su parte, demandan un alza salarial del 100 por ciento y mayor presupuesto para la compra de medicamentos e insumos para los hospitales.

Mientras, las mayores consecuencias de las desavenencias entre el Ministerio de Salud y los médicos recaen sobre la población, ya que según estimados, más de 20 mil consultas y unas mil operaciones quirúrgicas programadas fueron suspendidas en los últimos dos días en los diferentes hospitales y centros de salud del país.

La huelga de los médicos sacó a relucir una vez más la grave situación en los hospitales estatales del país, donde se utilizan sábanas desechadas por los moteles, quienes las donan a los difentes centros médicos debido a que no tienen presupuesto para comprarlas y dárselas a los pacientes que están internos.


Descarga la aplicación

en google play en google play