Escúchenos en línea

Liberales se rinden ante FMI

None | 25 de Noviembre de 2005 a las 00:00

El dictamen aprobado cuenta con el beneplácito del FMI en el cual se desestima cualquier incremento salarial a los diferentes sectores sociales que esté por encima de nueve por ciento, y que recorta las asignaciones a los municipios y a las universidades, entre otras reformas.

La discusión del presupuesto propicio acusaciones mutuas entre liberales y sandinistas en las que se dijeron calificativos de populistas, ignorantes, insensibles y de sometimiento a los dictados del FMI.

La bancada del FSLN fue derrotada con un dictamen de mayoría de la comisión económica que incluía un incremento de 23 millones de dólares para salarios y transferencias de fondos a los gobiernos locales, a lo que se oponía el gobierno porque alega que aumentará el déficit fiscal.

El PLC cuenta con 43 diputados, mientras que el FSLN tiene 38. Los restantes 10 asientos en el Parlamento de 91 miembros se los reparten partidos minoritarios afines al presidente Enrique Bolaños.

La sesión parlamentaria de este viernes transcurrió en medio de fuertes medidas de seguridad por la presencia en las afueras del recinto de centenares de representantes de los gremios que demandan aumentos salariales.

Arce instó hoy a sus colegas a desafiar las imposiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), y retó al organismo financiero a un debate público para calcular la economía de Nicaragua. Les vamos a demostrar o que son unos ignorantes o unos insensibles, que mientras ganan 20 mil dólares mensuales vienen a condenar a nuestros médicos a ganar 200 dólares al mes, afirmó Arce.

De acuerdo con el legislador, que preside la Comisión Económica parlamentaria, el país dispone de los recursos suficientes para cubrir el incremento de sueldo solicitado por los trabajadores de la salud, los maestros y los empleados de los juzgados. No mentimos cuando con aplomo informamos que se puede recaudar mucho más dinero del propuesto por el gobierno, aseguró Arce, tras demostrar con cifras que se podrían obtener 688 millones de córdobas (40 millones de dólares) adicionales para atender las demandas.

Tras recalcar la existencia de los recursos, el diputado instó a sus colegas a seguir el ejemplo de países como Argentina, Brasil y Costa Rica, que se negaron a seguir los consejos del FMI. "Está demostrado que las imposiciones del Fondo cuando uno se para, las para, y que cuando nos "aculillamos" (acobardamos) y aceptamos las presiones, lo pagamos caro", sentenció.

El dictamen aprobado establece un incremento de 188 millones de córdobas en los ingresos tributarios del prepuesto 2006. En este dictamen el ejecutivo acordó con la bancada liberal otorgar 103 millones para aumentos saláriales a los sectores sociales.

El presupuesto es de 1,458 millones de dólares, con un déficit de 250 millones, que serían cubiertos con recursos externos. Incluye un incremento en el salario del 35 por ciento para los trabajadores de la salud, inferior al 140 por ciento que demandaban.

La sesión se realizó bajo un ambiente tenso ante la presión en la calle de trabajadores de salud, educación, del poder judicial, universitarios y alcaldes que demandaban más fondos para sus respectivos sectores. La policía reforzó la seguridad del edificio del congreso y calles adyacentes para evitar disturbios. Las medidas de seguridad incluían la restricción de público a presenciar los debates sobre el presupuesto tras incidentes ocurridos el jueves que provocó la suspensión de la sesión.

Los sectores disconformes que se manifestaron ante el Parlamento se retiraron del local, pero anunciaron que arreciarán sus protestas la próxima semana para continuar reclamando aumentos salariales.

Gremios marcharon unidos para presionar ante el parlamento

Agrupaciones de los distintos sectores, como los médicos, trabajadores de la salud, mujeres, estudiantes, alcaldías y trabajadores del poder judicial se presentaron este viernes frente a las instalaciones de la Asamblea para reclamar un aumento salarial a la mayoría de empleados públicos que no pueden sobrevivir con los míseros salarios que devengan.

Funcionarios de varias instituciones públicas marcharon este viernes por la capital para demandar a los diputados la aprobación de alzas salariales para sus gremios como parte del presupuesto del próximo año 2006.

Los trabajadores de sectores como salud, educación, sistema judicial, universidades, alcaldes y asociaciones de mujeres, desfilaron y luego se apostaron frente al legislativo. Con pancartas y gritos pedían subir el monto establecido para sus sueldos.

La policía nacional reforzó la seguridad dentro y fuera del Parlamento para evitar disturbios donde se dieron cita trabajadores de la salud, educación, movimiento de mujeres, del poder judicial, municipalidades y universitarios, exigiendo a los parlamentarios más prepuesto para sus gremios.

En el caso de salud, este viernes se llegó al día 12 desde que los hospitales se declararon en huelga. Unos 3.000 médicos reclaman un 140% de aumento salarial y unos 20.000 trabajadores de la Federación de Trabajadores de la Salud exigen un 100% de aumento.

Por su parte, jueces, secretarios y otros empleados judiciales demandan que el gobierno cumpla con el precepto constitucional de obliga a destinar el 4% del presupuesto a ese poder, en tanto 11 universidades reclaman que se cumpla con el 6% para esas entidades que por mandato constitucional les pertenece a los universitarios.

El gobierno, a través del ministro de Finanzas, Mario Arana, sostuvo que el presupuesto no permite ese tipo de aumentos, entre otras razones, "porque rebasaría el techo negociado con el Fondo Monetario Internacional".


Descarga la aplicación

en google play en google play