Escúchenos en línea

El «amo de los perros» lanza aventura golpista contra Chávez

None | 1 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Durante un acto de cancelación de deudas a pensionados en Caracas, Chávez advirtió a dos televisoras privadas opositoras, a las que acusó de haber alentado la subversión en el pasado, a no hacerlo en esta ocasión. "El Chávez permisivo quedó en el 2002 quedó en la historia", decretó, al señalar que impedirá que promuevan hechos violentos "diga lo que diga el mundo, no me importa".

El gobierno norteamericano ordenó a varios partidos de oposición, que renegaran de su compromiso expreso del lunes pasado y se retiraran de las elecciones legislativas previstas para este domingo. Los cuatro grupos cumplieron la orden entre martes y miércoles.

El próximo domingo, 14,5 millones de venezolanos estarán habilitados para elegir a los 167 parlamentarios que compondrán la Asamblea Nacional del periodo 2005-2010, así como a los doce representantes en el Parlamento Latinoamericano y a los cinco del Parlamento Andino. La votación, vigilada por más de 120.000 soldados y reservistas, se efectuará en 27.542 mesas de las que 27.339 estarán dotadas de "máquinas para el sufragio automatizado".

Actualmente la Asamblea consta de 165 escaños, 86 ocupados por el oficialista Bloque del Cambio y 79 por la oposición, y pasará a 167 por el aumento de la población en algunas circunscripciones.

Después que el CNE accediera el lunes a los principales reclamos de la oposición y que la OEA se declarara satisfecha con lo acordado, el viejo partido socialdemócrata Acción Democrática sorprendió el martes al anunciar que retiraba a todos sus candidatos y exigía postergar las elecciones.

Se mantienen en las elecciones dos formaciones de centroizquierda y un partido regional, aunque pidiendo también la postergación de las elecciones.

Tras sucesivas derrotas a manos del presidente Hugo Chávez desde el golpe frustrado de 2002, la oposición venezolana había logrado unificarse para las elecciones para la Asamblea Nacional, de 167 bancas.

Sin embargo, la campaña electoral nunca despegó en las calles ni en los medios de comunicación que enfrentan al gobierno, y la alianza opositora se concentró en ásperas negociaciones sobre las condiciones del escrutinio con CNE -organismo rector de las elecciones de 5 miembros, 4 de ellos identificados con el gobierno-, con los buenos oficios de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según los sondeos el Bloque del Cambio, que agrupa a los partidos que respaldan al Jefe de Estado, deberá obtener dos tercios de la Asamblea Nacional, lo que les concedería la mayoría calificada en ese órgano.

El Gobierno consideró que la retirada de estas candidaturas opositoras obedeció a dos tipos de presión. Por una parte la de las encuestas, que vaticinan, incluso las encargadas por la oposición, una fuerte derrota para ellos, y por otra la supuesta "orden" emanada de la embajada de EEUU para que haya un "vacío electoral" que abra el camino a la "deslegitimación" del Parlamento y a la eventual "desestabilización" del país.

En todo caso, los analistas coinciden en que el enemigo a derrotar el domingo será la abstención, aunque William Lara, dirigente del Movimiento V República (MVR), el partido de Chávez, calculó en cuatro millones los "chavistas" que acudirán a las urnas.

El presidente venezolano dijo que el nuevo golpe electoral realmente busca impedir su reelección en diciembre de 2006, cuando aspira conseguir un nuevo periodo de 6 años. Acusó a los principales partidos de oposición que renunciaron a participar en las elecciones legislativas del 4 de diciembre de vasallos del imperio y auguró que progresivamente seguirán desapareciendo del mapa político.

Chávez dijo que si los partidos socialdemócrata Acción Democrática (el principal opositor con 23 diputados), democristiano Copei (6 diputados), conservador Proyecto Venezuela (7 diputados) y centroderechista Primero Justicia (5 diputados) concretan su retiro de candidatos, representarán solo el 9% del total de los postulados.

Al gobernador del Estado Zulia, principal plaza electoral del país, Manuel Rosales, lo llamó "cobarde" y "fascista" por haber solicitado este jueves que fueran aplazadas las elecciones mientras se busca un pacto entre gobierno y oposición para que estos últimos acudan a las urnas.

"Si a alguien se le ocurre inventar o lanzar una aventura violenta nos tendrá aquí firmes como soldados" advirtió. "Vamos al contragolpe electoral el 4 de diciembre", dijo al pedir a sus seguidores que se desplieguen "todos como en el 12 de abril y como en el 13 de abril" (días en que manifestaciones a su favor y apoyo de tropas leales lo devolvieron al poder luego de 47 horas de un golpe de Estado que lo derrocó en 2002.

Primera marcha contra el golpe electoral

Decenas de miles de venezolanos marcharon este jueves en Caracas en apoyo a la democracia y en rechazo a la nueva ofensiva de Estados Unidos contra el gobierno constitucional del Presidente Hugo Chávez.

Los chavistas, bajo el lema «el pueblo no se retira» y ataviados con prendas rojas, el color de la Revolución Bolivariana, se movilizaron por el centro de la capital venezolana junto a varios de sus candidatos a la Asamblea Nacional (AN).

El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, defendió la celebración de las elecciones como mecanismo para preservar la democracia' y alertó de que el gran contendiente a vencer es la abstención.

Rangel aseguró que la victoria chavista del domingo "va a ser espectacular porque, según las encuestas (los opositores) tenían de 20 a 30 diputados. Ahora se jodieron porque no van a tener ni uno". Llamó este jueves a profundizar la revolución bolivariana tras la victoria aplastante que auguró obtendrá el oficialismo en las elecciones parlamentarias del domingo, tras el retiro de varios partidos opositores.

"Con esta victoria aplastante (...) a partir del 4 de diciembre tenemos que profundizar la revolución. Tenemos que dar más trabajo para el pueblo, más educación, más comida para el pueblo", dijo Rangel. Aseguró que la victoria chavista del domingo "va a ser espectacular porque, según las encuestas (los opositores) tenían de 20 a 30 diputados. Ahora se jodieron porque no van a tener ni uno".

Aseguró que en la oposición no "aprendieron la lección" tras las derrotas que a su juicio sufrió tras el golpe de Estado contra Chávez en abril y la insubordinación de oficiales en una plaza de Caracas en octubre de 2002, el paro petrolero de 2002 y 2003, y el cierre violento de calles de 2004.

Añadió que con el retiro de candidatos opositores para las elecciones, los antichavistas volverán a sufrir una nueva derrota, porque -señaló- los sectores afectos al gobierno "no les van a regalar los votos".

Rangel además criticó la propuesta de posponer las elecciones al asegurar que busca "darle un golpe de Estado al Consejo Nacional Electoral" de Venezuela. Asimismo, llamó a los simpatizantes de Chávez a abarrotar los centros de votación el domingo a fin de derrotar a la abstención.

Rangel dijo que "en la medida que derrotemos a la abstención acabaremos con la IV República", la etapa política previa a la primera elección de Chávez en 1999, que estuvo dominada por los tradicionales partidos socialdemócrata Acción Democrática (AD) y socialcristiano (Copei).

Esos dos partidos quedaron reducidos a menos del 10% del respaldo ciudadano entre ambos, en las ocho elecciones últimas en las cuales han participado. El vicepresidente sostuvo que la retirada de esos grupos, entre ellos AD y Copei, obedece al hecho de que no tienen votos. Insistió en acusar a esos sectores de oposición de ser aliados de Washington y de haber puesto en marcha un "paro electoral subversivo" en un nuevo intento por desestabilizar al gobierno venezolano.

Una vez que se concrete el retiro de los partidos opositores, los votos que pudieran dirigirse el domingo hacia esas candidaturas serán declarados nulos por el CNE.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Jorge Rodríguez, confirmó este jueves que las elecciones legislativas se realizarán el próximo 4 de diciembre e invitó a toda la población a expresar su opinión a través del voto.

Rodríguez lamentó que, pese a que el CNE otorgó todas y cada una de las peticiones de la oposición para que no hubiera excusas para la no participación, varios de esos sectores decidieron anunciar su retirada de las elecciones, incluso 'después de haberse comprometido a participar ante los observadores internacionales'.

Detalles de la maniobra electoral Iñaki

El pasado lunes, representantes de los principales partidos de oposición se comprometieron ante representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE) a participar en las elecciones legislativas.

Cesar Pérez Vivas, secretario general del partido Copei, acudió este jueves a la sede del Consejo Nacional Electoral para hacer formal el retiro de los candidatos. Tras reiterar que "el abuso de las autoridades comiciales y del Gobierno" llevaron a tomar esta decisión, Vivas explicó que tres de los candidatos suyos integrantes de la Alianza Unitaria retiraron sus postulaciones en la sede de Caracas mientras que, según él, los candidatos regionales harán lo propio en sus respectivas jurisdicciones.

El representante de Copei aseguró que el retiro no será sólo de candidatos sino también incluye al equipo acreditado por las autoridades para participar como miembros de mesas, testigos o como integrantes de alguna parte del proceso electoral de este domingo.

El Consejo Nacional Electoral y una comisión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) revelaron que pocas horas antes de anunciar la retirada los tres partidos habían reconocido la existencia de condiciones favorables.

Un comunicado de la delegación de la OEA explicó que el compromiso a participar de ambos partidos fue expresado luego que el CNE aceptó suspender el uso de las máquinas capta huellas, diseñadas para impedir el voto múltiple.

Sin embargo los opositores argumentaron que el uso de ese sistema violaría el secreto del voto garantizado por la Constitución, ante lo cual el CNE decidió suspender su aplicación en los comicios del próximo domingo.

El Pentágono es el cerebro

El presidente de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro, señaló que la oposición venezolana sigue las instrucciones del gobierno estadounidense, e indicó que Washington "le hace los planes estratégicos. Quien piensa por ellos es el Pentágono", dijo Maduro, quien agregó que "creían que esto era Chile y que Chávez es Allende. Después creyeron que esto era Nicaragua y ahora creen que es Ucrania".

Para Maduro el objetivo que tendría los partidos opositores con el retiro de sus candidaturas es buscar la desestabilización del país, para declarar ilegítimos al Poder Electoral y al Parlamento que quedará constituido a partir de enero.

"¿Qué va a hacer la oposición? Una ofensiva internacional y en el 2006 un proceso de desestabilización para decir que la Asamblea Nacional es ilegítimo, para decir que no hay CNE legítimo, para decir que hay que repetir las elecciones de la Asamblea", dijo.

Maduro señaló que "ellos quieren hacer otro paro petrolero sin petróleo" y auguró que les va a pasar lo mismo que pasó con el paro de Pdvsa de 2002-2003 y con los militares disidentes de la Plaza Altamira.

"Lo mismo va a pasar a estos cogollos de AD y COPEI y a los hermafroditas de Primero Justicia. El pueblo quiere paz y lo va a ratificar esta tarde en la marcha", expresó, en rechazo por la retirada en masa de las agrupaciones de la oposición del proceso electoral y en apoyo a la gestión del Poder Electoral.

Según explicó Eva Golinger, abogada e investigadora venezolano–estadounidense, EEUU mantiene sus esfuerzos para desestabilizar el gobierno de Hugo Chávez. «El procedimiento que lleva a cabo el gobierno norteño obedece a la Doctrina de Guerra Asimétrica contra Venezuela», aseguró Golinger quien desde hace varios años intenta descifrar la intervención de Washington en el país.

A través de la televisora estatal Venezolana de Televisión (VTV) recordó que el procedimiento aplicado es similar al usado contra el gobierno sandinista en Nicaragua en los años 80 y 90 que incluyó la deslegitimación política.

Un aspecto interesante que resaltó la investigadora es la reciente aparición del ex representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Diego Arria en un canal de televisión estadounidense descalificando las próximas elecciones parlamentarias.

Señaló Golinger, que independientemente de la calificación que se pueda hacer en Venezuela de Arria, quien fuera personero destacado de los gobiernos de Carlos Andrés Pérez, aquel tiene un fuerte ascendente en la comunidad diplomática, lo que contribuye a deteriorar la imagen del país.

Apuntó también la investigadora que la reciente visita de un grupo parlamentario norteamericano tiene que ser vista con cuidado. Este grupo vio supuestamente frustrada su visita a Venezuela cuando se presentó un impasse con las autoridades del aeropuerto internacional de Maiquetía.

Golinger considera que es muy probable que el impasse haya sido provocado para fomentar el rechazo internacional hacia Venezuela y de esta manera calificar el país de hostil ante los supuestos esfuerzo estadounidenses «de una mediación pacífica». Con ello se iría desgastando internacionalmente la imagen del país y se le haría ver como una nación peligrosa, recalcó.

Maduro acusó a los diputados opositores de haber saboteado el trabajo legislativo durante los últimos cinco años. Dijo que el Parlamento no contaba con una "verdadera oposición" y los señaló de no aportar ideas y propuestas, y de no asistir a sus responsabilidades con el Legislativo.

"Líderes de la oposición como Julio Borges, nunca asistió a ninguna comisión, tiene 95% de inasistencia". Sostuvo que a partir de enero "es que va a haber democracia" en el seno de la Asamblea Nacional, porque no habrá el "saboteo" que no permitía planificar.

"Las leyes como la de Policía Nacional, la Ley de la Salud, de Cultura y de Educación las vamos a discutir con el pueblo". Expresó que también serán diputados para la oposición. "Vamos a consultar a las comunidades", dijo.

Maduro pronosticó que surgirá una nueva oposición, pues sus seguidores merecen que se les respete y que "no se les aplique una especie de «bailoterapia guarimbera», donde hoy vamos a votar, mañana no, hoy vamos a templos, etc". Denunció que un "grupo de banqueros" han hecho una "bolsa común" para boicotear los comicios legislativos del domingo con el apoyo de algunos medios de comunicación.

El presidente del parlamento, que milita en el Movimiento V República (MVR), el partido del presidente Hugo Chávez, indicó que, aunque no los identificó, tiene la identidad de los banqueros implicados y citó a dos canales de televisión privados como los instrumentos mediáticos del plan.

Maduro dijo que conoce de las reuniones efectuadas por esas personas "en sedes de partidos y en hoteles" para fijar la estrategia y aseguró que la cantidad destinada a esa operación es "millonaria".


Descarga la aplicación

en google play en google play