Escúchenos en línea

Triunfo agridulce de Chávez
2/3 Asamblea, 75% abstención

None | 4 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Tras el primer boletín preliminar emitido por Rodríguez, se pudo conocer que la candidata Nohelí Pocaterra repite como representante indígena de la región occidental en la nueva Asamblea Nacional, tras obtener un total de 416.079 votos, lo que representa un total de 97,56% de los votos escrutados.

Asimismo, en la región oriental, resultó electo José Amador Pollo Cascante con 68,23% de los votos escrutados, mientras que por la región sureña la candidata Nisia Marina Maldonado logró la victoria parcial, con 28.993 votos (50,71%).

Parlamento Andino:

De un total de 3.051.043 votos escrutados correpondientes al 68% de las actas transmitidas:

La Alianza MVR-Podemos-PPT obtuvo 2.501.949, lo que representa el 89,25%.

La Alianza Causa R sacó 64.347 votos, que es el 2,29%.

La Alianza Primero Justicia - Copei-AD sacó 1,9%

Parlamento Latinoamericano, abstención del 75%.

MVR-Podemos-PPT 2.500.491 votos, lo que representa el 88,8%.

Primero Justicia-MAS-AD obtuvo 88.918 votos, que es el 3,15%. Otros partidos y alianzas obtuvieron una participación menor.

Cómo transcurrió la jornada electoral

Los venezolanos concurrían el domingo a las urnas a elegir 167 diputados de la Asamblea Nacional. La votación, vigilada por más de 120.000 soldados y reservistas, se realizó en 27.542 mesas repartidas por el país, de las que 27.339 tienen máquinas para el sufragio automatizado. Más de 400 expertos electorales desplazados a la zona (150 de la UE, un centenar de adscritos a la OEA y 180 personalidades) velan por la limpieza del proceso.

El ministro del Interior y Justicia, Jesse Chacón, aseguró que se dio al traste con un plan de desestabilización que se quiso iniciar con el retiro de algunas candidaturas por parte de partidos opositores y con la generación de focos de violencia. Advirtió que los intentos de desestabilización no son ni serán aceptados, ni por el Gobierno ni por el pueblo de Venezuela, el cual desea vivir en democracia y en paz y manifestó que los venezolanos dieron una muestra de su apego a la paz y a la democracia al concurrir a las mesas de votación Chacón aseguró que ningún sector del país podrá cuestionar la legitimidad del cuerpo de diputados que conformará la próxima Asamblea Nacional luego que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ofrezca sus boletines.

Las elecciones comenzaron con una gran afluencia de votantes en los barrios más populares de la capital, pese a retrasos en la apertura de algunos colegios. Durante un recorrido por el barrio "23 de Enero", uno de los más populosos de Caracas, Prensa Latina pudo apreciar como una constante filas delante de los centros electorales de unas 20 personas como promedio y hasta de un centenar en varios de ellos.

En un ambiente tranquilo, Gabriel Antonio Lucena, pensionado de 74 años que acudió de los primeros a las mesas ubicadas en la biblioteca La Cañada, del barrio "23 de Enero", apuntó que vota porque "es un compromiso con el presidente (Hugo) Chávez".

Esta respuesta coincide con las opiniones de varios de los entrevistados por Prensa Latina en la populosa sección de la ciudad, que esperó el 4 de diciembre con una fiesta de "cohetones" y fuegos artificiales.

Para Jennifer Arévalos, una promotora social de la Alcaldía Mayor, de 23 años, votar es un deber y un compromiso con la Revolución, sobre todo luego que varios partidos de oposición anunciaron su retirada de los comicios.

En relación con los atrasos en la apertura de varios centros de votación, el diputado y vocero del gobernante Movimiento V República (MVR), William Lara, consideró que se trata de demoras normales en este tipo de procesos. Según pudo conocer Prensa Latina los atrasos se debieron en lo fundamental a la demora en llegar de algunos miembros de mesa y no a dificultades organizativas.

Interrogado sobre la gran afluencia de votantes en el "23 de Enero", Rafael Otaiza, de 25 años y trabajador social del Ministerio de Educación Superior, lo atribuyó a la decisión de un pueblo "que sabemos a donde queremos ir".

"Sabemos qué queremos, en qué se invierten nuestros recursos y al Parlamento deben ir las personas que nos van a representar en nuestro estado. Estamos legitimando a nuestro gobierno y creemos en la democracia popular", apuntó.

"Salgo a votar para apoyar el sistema democrático", dijo Jesús Acosta, un contador de 47 años, mientras esperaba a las afueras de una escuela del populoso barrio pobre de Petare en el este de la capital. Opinó que la decisión de la oposición de no participar en los comicios fue "irresponsable" y "contradictoria".

Para José Jiménez, un jubilado de 63 años, la oposición no participó porque "no tienen gente que los apoye". Sin embargo, señaló que "no estoy muy de acuerdo de que el congreso sea todo de gente chavista. Se necesita una oposición sea de la derecha o izquierda. Siempre hay la corrupción. Ahora no hay nadie que pueda refutar eso".

Isabel Palacios, ama de casa de 55 años, atribuyó el boicot opositor a "una conspiración que viene de los Estados Unidos. Esos partidos (de oposición) son unos apátridas".

"Vengo a votar para preservar la soberanía de Venezuela. Nosotros somos un país soberano y no estamos dispuestos a que nos manden de otros países. Estados Unidos siempre ha querido intervenir aquí en Venezuela por los intereses petroleros", agregó.

Chávez también votó

Chávez acusó a los opositores de propiciar una conspiración contra su gobierno, con el apoyo de Estados Unidos, país con el que mantiene tirantes relaciones. El mandatario atribuyó el boicot electoral a una acción desesperada de la oposición porque ya no contaría con "votos" ni "pueblo".

El mandatario ordenó a las fuerzas armadas mantenerse alerta para enfrentar cualquier situación irregular. El ministro de la Defensa, vicealmirante Orlando Maniglia, informó que 120.000 militares vigilarán los centros de votación en todo el país.

El presidente Chávez ejerció su voto en el Liceo Manuel Palacio Fajardo, ubicado en la comunidad del 23 de enero. A su llegada, en compañía de un fuerte anillo de seguridad, fue recibido por una multitud de venezolanos apostados en el centro de votación, a quienes saludó.

Asimismo, el Mandatario nacional aprovechó la oportunidad para conversar con los observadores internacionales y funcionarios del Plan República que se encontraban en la institución educativa. El Jefe de Estado calificó el proceso comicial como "muy rápido", y resaltó que estos elementos configuran una buena situación para la democracia venezolana.

Acompañado de sus hijas y su nieto, quienes participaron en la gran comitiva que colmaba el liceo Palacios Fajardo, Chávez denunció que se pretende reflejar hacia fuera que en Venezuela hay una crisis política y acusó de algunos de mentir descaradamente al señalar que 90 por ciento renunciaron a sus candidaturas, cuando no llega a 11 por ciento el porcentaje de candidaturas retiradas.

Luego de ejercer su derecho al voto a las doce del día hora local, en la unidad educativa Manuel Palacios Fajardos, del 23 de enero, Chávez indicó que el retiro de algunos candidatos de los partidos tradicionales es su muerte absoluta.

"Recordemos que años atrás nadie elegía, sino que era repartirse la torta si ganaba Acción Democrática (AD) o los socialcristianos (COPEI), y los cargos eran nombrados a dedo", señaló.

El Jefe de Estado comentó los intentos de sabotear el proceso y el primer paso lo dieron los viejos partidos de oposición que actuaron como lacayos, puntualizó, del gobierno de Estados Unidos.

"La muerte es necesaria. Creo que eso pasa con los viejos partidos políticos (AD y COPEI) que ya están muertos pero que se resisten a morir. No pudieron ni podrán generar violencia, en Venezuela no hay condiciones para eso. Ellos hicieron esto de retirar a algunos de sus candidatos, sobre todo los que no tienen liderazgos regionales, porque en su subconsciente ellos saben que deben morir y darles paso a gente con ideas nuevas", explicó.

Chávez destacó las actuales condiciones creadas por el ente comicial con mayor cantidad de centros electorales y mesas de votación y una mejor distribución, lo que disminuye las colas y los tiempos de espera interminables.

Reconoció a algunos dirigentes opositores quienes hicieron llamados a acudir a votar, y agregó que Venezuela debe acostumbrarse a desarrollar el camino constituyente sin incertidumbres. "Como pocos en el continente, el sistema venezolano es flexible, rápido y seguro", aseveró.

Chávez señaló que existen nuevos liderazgos emergentes de oposición con posturas definidas, como es el caso de Claudio Fermín, quien acudió a votar este domingo. Consideró la participación de Fermín, como la actitud de "un hombre inteligente, que le han disparado por todos los medios porque no se ha prestado al juego desesperado de la oposición".

"Es más, esperamos que líderes jóvenes se preparen para formar una oposición, de cara a las elecciones presidenciales del próximo año", aseguró Chávez.

Recordó que sólo 10,8 por ciento de los más de cinco mil candidatos renunció, y criticó las pretensiones de sectores opuestos al ejecutivo bolivariano de utilizar a la iglesia católica y los templos en planes desestabilizadores.

"Independientemente de los resultados la Asamblea Nacional (AN) que se instalará en enero legislará en favor del país para hacer realidad el proceso contenido en la Carta Magna", resaltó.

Señaló que el proceso se viene realizando con total normalidad en todo el país, por lo que espera que sin ningún problema culmine en horas de la tarde. Sin embargo reconoció que en horas de la mañana se presentaron intentos actos violentos, como las explosiones en la refinería de Amuay y la colocación de niples este fin de semana, pero que ya se encuentran controlados.

Chávez destacó que el pueblo venezolano conduce otra jornada política, en el proceso de transformación que desarrolla Venezuela el cual tiene, agregó, cauces económico, social y político. El estadista aseveró que la economía marcha bien, así como la participación de Venezuela en el concierto de las relaciones internacionales, y ejemplificó con la próxima incorporación de la nación sudamericana como miembro pleno al MERCOSUR.

"Las misiones (programas del gobierno) sociales tienen resultados sorprendentes y conducimos un proceso de transformación político en el camino de la democracia participativa señalado en la Constitución", refirió.

Preparan atentados contra iglesias católicas

El gobierno venezolano afirmó tener información sobre planes de un sector de la oposición "para volar a su misma gente dentro de la iglesia" y desatar un clima que les permita relanzar la lucha violenta contra el presidente Hugo Chávez.

"Ellos creen que si se ponen una franela roja (símbolo del chavismo) y entran disparando en una iglesia, la gente va a creer que la masacre la ha hecho el gobierno. No entienden que la gente ya no les cree", dijo el ministro del Interior, Jesse Chacón.

El ministro, que declaró tras votar dijo que el arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, fue avisado sobre la posibilidad de que se produzca un atentado terrorista en algún templo. Chacón dijo que los servicios de seguridad del Estado han desplegado una operación de vigilancia en varios templos, especialmente en aquellos a los que concurre "la gente de la oposición", en las urbanizaciones de clase media y alta.

La aparición de las iglesias en la jornada electoral se debió al llamado que hizo el grupo opositor "Súmate" para que la gente llene hoy los templos y "alce su voz" contra el Gobierno de Chávez. Chacón clarificó que el plan para cometer un atentado en alguna iglesia no es de "Súmate" sino de otro grupo de la oposición extrema que pretende aprovechar esa iniciativa para desatar la violencia.

"Quieren crear inestabilidad con la muerte de gente de la oposición, pero nosotros no queremos violencia", insistió el titular del Interior.

El arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, reiteró hoy que los templos católicos no deben utilizarse como foros para resolver los problemas políticos de una sociedad y menos aún para escenificar confrontaciones políticas. "Las iglesias son para orar y no deben utilizarse como refugio para la violencia o las acciones políticas. Para hacer política están las plazas y las calles", señaló Urosa tras votar en un centro de la capital.

El fiscal general de la nación, Isaías Rodríguez, expresó un "respaldo total" a las declaraciones de Urosa y dijo que iría a la iglesia a dar gracias por la paz con la que está transcurriendo la jornada electoral. "La posición de monseñor Urosa merece el respaldo de todos los cristianos", expresó el fiscal, tras votar en Caracas.

Rangel convoca a diálogo entre gobierno y oposición

El vicepresidente José Vicente Rangel declaró que el proceso se está desarrollando "absolutamente normal". Rangel indicó que "la afluencia de votantes será más intensa a partir de las próximas horas". Hizo un llamado a todos los sectores del país a que "recompongamos la mesa de diálogo a partir de este momento".

Rangel reconoció la semana pasada que el gran "enemigo" a vencer en esta contienda es la abstención. El canciller Alí Rodríguez admitió el sábado que según sondeos que posee el gobierno la abstención podría rondar el 40%. Las encuestadoras privadas Hinterlaces y Keller y Asociados estimaron un ausentismo electoral sobre el 70%.

Rangel lamentó la retirada de los comicios decidida por partidos de oposición. Poco después de depositar su voto en el Estado de Miranda, Rangel destacó que los opositores deben tener mucha añoranza y están lamentando no poder participar en estos comicios, luego que decidieron dar ese paso la semana pasada.

Llamó a la reflexión a esos grupos políticos para que contribuyan a recomponer el cuadro de la oposición en Venezuela. Queremos una oposición seria y responsable, que atienda el debate democrático y participe en la democracia venezolana, insistió.

Sobre el abstencionismo en los comicios de este domingo, el vicepresidente destacó que aquí y en muchos otros países ese fenómeno es históricamente alto cuando las elecciones son legislativas o locales, en comparación con las presidenciales. En ese sentido, avanzó un estimado de entre un 30 y un 35 por ciento de abstención en esta jornada.

El vicepresidente venezolano consideró sin sentido el llamado al abstencionismo hecho por la oposición porque las reglas que criticaron como argumento para retirarse de la contienda son las mismas con las cuales ganaron gobernaturas y alcaldías en comicios anteriores.

La realidad es que estaban convencidos de que obtendrían una baja votación y no quisieron aparecer desnudos ante el mundo, además de que tenían que cumplir instrucciones del exterior (Estados Unidos), apuntó.

El veterano político venezolano reiteró su convocatoria a la oposición para acudir al diálogo. El mejor regalo a la democracia en este momento es sentarnos todos, mañana mismo, concluyó.

Rangel dijo que el único incidente importante, ha sido la rotura de la tubería de un oleoducto que se presentó el sábado en el occidente del país a causa de una voladura, aunque no precisó más detalles. Dijo que la acción es un "acto criminal, inaceptable" porque se trató de atentar contra la industria petrolera.

El ministro del Interior, Jesse Chacón, manifestó, al referirse al hecho, que "así juegan los que se retiran", en alusión a la oposición. Chacón explicó que se registró una explosión en una tubería de un oleoducto del occidente del país que generó una rotura un tramo, y fisuras en otras dos zonas.

Algunas encuestas de hace algunos meses estimaron que la mayor parte de los candidatos oficialistas resultarían triunfadores gracias al respaldo de Chávez, quien cuenta con gran apoyo popular. La decisión de retirarse de estas elecciones no deslegitimará a la nueva Asamblea que surja de ellas, según advirtió el viernes el presidente del Tribunal Supremo, Omar Mora.

En el actual Parlamento, los socialdemócratas de Acción Democrática son la segunda fuerza parlamentaria con 23 de los 165 escaños, mientras que los socialcristianos de COPEI tienen tan sólo seis. Ambos son los partidos con más tradición del panorama electoral venezolano, pero han perdido todas las últimas 9 elecciones, ganadas limpiamente por los partidarios del Presidente Hugo Chávez.

Tampoco se presentan Proyecto Venezuela, de centroderecha y con siete diputados, y Primero Justicia, con cinco, así como la agrupación regional Un Nuevo Tiempo. Antes de que se anunciase la retirada opositora, las encuestas vaticinaban que los candidatos pro gubernamentales coparían en torno a 130 escaños, cifra que podría aumentar ante la nueva situación. Los sondeos también pronostican una abstención alta, que podría superar el 44% que se registró en los anteriores comicios legislativos, en julio de 2000.

Gobierno fustiga a Súmate

Entre tanto, Estados Unidos lanzó una campaña a través de una organización que financia con fondos federales norteamericanos, para que los electores acudieran a misa en lugar de ir a votar.

El gobierno considera que la organización Súmate es la conexión en Venezuela de un plan desestabilizador organizado en Washington. "Es un eje que empieza en la Casa Blanca, sigue en la Embajada de Estados Unidos en Caracas y concluye en Súmate y sus aliados venezolanos", afirma el gobierno.

Súmate está financiada por el Fondo Internacional para la Democracia (NED), con fondos del Congreso de EEUU, y una de sus cabecillas, María Machado, es la única dirigente opositora que fue recibida por el presidente de EEUU, George W. Bush, en mayo pasado.

Durante los últimos días, la organización convocó a los venezolanos a concentrarse en las iglesias durante las elecciones legislativas de hoy domingo. También han montado en Caracas un centro de atención telefónica, llamado "Impunidad Cero", para que los ciudadanos puedan denunciar desde todo el país cualquier acto irregular en los centros de votación.

El ministro de Interior, Jesse Chacón, dijo hoy tener información sobre un plan opositor "para volar" alguna iglesia y desatar un clima de lucha violenta contra Chávez, aunque aclaró que no es idea de "Súmate", sino de un grupo radical que busca desatar el terror.

La elegante, ricachona y atractiva Machado, una ingeniera de 38 años, madre de tres hijos, tiene antiguos vínculos secretos con los órganos de inteligencia norteamericana y ha sido cuidadosamente seleccionada para oponerla a Chávez y erigirla como "líder de la oposición".

Machado no niega que su organización ha obtenido al menos 31.000 dólares del NED, pero siempre desmiente con rotundidad que le esté haciendo "el trabajo sucio" a Washington en Venezuela. Dicha cantidad es, según el gobierno, la punta del iceberg del apoyo extranjero a actividades desestabilizadoras en Venezuela, con más de dos millones de dólares entregados a grupos opositores.

La foto de Machado con Bush en la Casa Blanca dio pie al Gobierno venezolano, desde entonces, para señalar a Machado como la "tapada" de Washington para disputarle la presidencia a Chávez.

Machado y otro dirigente de Súmate, Alejandro Plaz, han sido citados nuevamente el martes para enfrentar un juicio, aplazado ya en dos ocasiones, acusados de usurpar funciones de los partidos políticos y del Poder Electoral, y de traición a la patria.


Descarga la aplicación

en google play en google play