Escúchenos en línea

Capturan al tico asesino

None | 7 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Un detenido por matar a hombre y herir a dos

Diario La Nación Un empleado de un vivero ubicado en La Guácima, Alajuela, fue detenido ayer -a las 9 a. m.- como sospechoso de asesinar a un nicaragüense y herir a dos más en la madrugada del domingo en esa misma comunidad.

El supuesto responsable del ataque es un individuo de apellido Arguedas, de 38 años y quien no cuenta con antecedentes delictivos. Ayer fue puesto a las órdenes de la Fiscalía de Alajuela. Al parecer, las autoridades llegaron hasta él por las declaraciones que ofrecieron gran cantidad de testigos.

La noche del crimen, unas 15 personas se encontraban departiendo en un bar; entre ellas estaban las víctimas y el sospechoso. El ambiente parecía estar muy tranquilo hasta el momento cuando un grupo de seis nicaragüenses se dispuso a marcharse. Fue en ese momento cuando se produjo un intercambio de palabras y algunos gritos. A ese enfrentamiento verbal, sobrevino un ataque a pedradas, que obligó a los foráneos a emprender carrera, algunos con golpes.

Según las fuentes judiciales, todos se había limitado a las pedradas cuando, de repente, Arguedas salió del bar y en un trayecto de 75 metros dio alcance a tres de los extranjeros, a quienes hirió gravemente.

Ahí mismo, en la calle, quedó sin vida Ariel Silva Urbina, de 23 años, mientras que José Antonio Martínez y Francisco Angulo lograron pedir ayuda. Los dos están hospitalizados, pero fuera de peligro.

Gobierno nica protesta

El gobierno de Enrique Bolaños protestó con "indignación y repudio" al de Costa Rica por el asesinato de otro nicaragüense en ese país y pidió el "cese inmediato de actos de xenofobia".

El vicecanciller nicaragüense, Javier E. Williams Slate, envió una carta de protesta a su par costarricense Roberto Tovar, por el asesinato de Silva. La protesta expresa "su mayor indignación y repudió por el asesinato a manos de un grupo de ciudadanos costarricenses por razones de nacionalidad" y "demanda el cese inmediato de estos actos de xenofobia".

"El Estado de Nicaragua exige una investigación inmediata, objetiva y exhaustiva sobre este acto criminal y la consiguiente aplicación de la justicia a los autores de este hecho de barbarie y degradación moral inauditas, que nos vuelve a épocas de terror que creíamos superados en la historia humana en América", dice la carta de Williams Slate.

"La muerte del nicaragüense (Silva Urbina) y las heridas recibidas por sus acompañantes representan una flagrante violación a los más elementales derechos que tiene cualquier ser humano, incluido el derecho a la vida e integridad física, consagrado en todas las convenciones de derechos humanos... ratificados en Costa Rica en 1969", dice la carta de Williams dirigida a Tovar.

En esa declaración, según la nota, "se garantiza el libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole".

"Los culpables de este crimen, son autores de un crimen de lesa humanidad al tratarse de un asesinato atroz motivados única y exclusivamente por razones de nacionalidad, por lo que la pena debe ser lo más severa posible y ejemplar", finaliza la carta.

Al mismo tiempo, el director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, dijo que "el incidente podría generar más actos de violencia".

Ganemos la batalla al racismo y la intolerancia

Por Guillermo Acuña González, sociólogo costarricense

Debemos ganarle a la intolerancia, la xenofobia y el racismo, que parece son valores que articulan el tejido social de nuestras sociedades actuales. Recién un técnico de fútbol costarricense, negro, muy exitoso y con una gran carrera, denunció que ha sufrido racismo en los estadios de fútbol de Costa Rica, donde grupos pequeños de gamberros y fanáticos le endilgan improperios relacionados con su color de piel. ¿Hasta donde nos llevará esta actitud irreflexiva, azuzada por medios de comunicación irresponsables?

Para matizar el discurso, el canal 7 presentó ayer un documental denominado "un día sin nicas" en el que se reflexionaba sobre los impactos en la economía nacional si no hubiera mano de obra de aquel país para trabajar en las actividades que los requieren.

En este sentido, es positiva la actitud del medio, pero no basta. Hay que hacer más campañas a favor de las relaciones entre los pueblos; en Costa Rica, aprovechando el clima electoral, se debe confrontar las posiciones hasta ahora esgrimidas por algunos candidatos; la del Partido Liberación Nacional, Oscar Arias, que de buenas a primeras cuestiona la recién aprobada Ley de Migración, invocando su carácter policial y desfavorable para los derechos humanos. ¿Dónde estuvo todo el tiempo en que la ley se discutió en la Asamblea Legislativa? ¿Su preocupación, mas bien, no es por la posible falta de mano de obra para sus actividades familiares, en especial la agroindustria cañera? Entre tanto, en el partido Unidad Social Cristiana, el candidato Ricardo Toledo ha mostrado una actitud de cero tolerancia a los migrantes. Habría que preguntarle cuales son sus razones principales, si es que las de los cálculos electorales no entran en su cuestionado raciocinio.

Del lado de Nicaragua, habría que señalar el rumbo a los círculos políticos, que se han mostrado incapaces de desarrollar una verdadera política de desarrollo para el país y aprovechan, cada vez que pueden, la oportunidad de venir a Costa Rica a cuestionar algo que ellos no han sido capaces de asegurar en su territorio: los derechos humanos de las personas. A los medios de comunicación nicaragüenses, se les solicita un discurso más moderado, pues el tono con el que han tratado esta nueva época de tirantez en las relaciones entre ambas sociedades, poco colabora en el restablecimiento del equilibrio y la observancia.

El reto y la tarea es de todos; que todos tengamos claridad y objetividad para conseguir el ideal de una sociedad más justa e igualitaria.

Creo que hay que hacer mucho trabajo con jóvenes. Recién termino una experiencia de 4 talleres sobre identidad juvenil con un grupo de jóvenes de La Carpio (barriada miserable, habitada principalmente por nicas al norte de San José) de la Iglesia Luterana. Entre los aspectos que más me llama la atención es su necesidad de expresar todas las emociones a que se enfrentan producto de los conflictos entre ambas poblaciones y su fuerte apego a una tradición y cultura a las que se resisten a renunciar.

Comunicado

La Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, luego de conocer la información periodística publicada en los medios escritos de Nicaragua y Costa Rica, referente a la muerte del joven nicaragüense José Ariel Silva, centroamericano nacido en Nicaragua y habitante de Costa Rica, hecho ocurrido en Alajuela la madrugada del domingo 4 de Diciembre, en la comunidad de La Guácima.

Considera:

  1. La vida es un derecho humano inalienable. La muerte de migrantes nicaragüenses en circunstancias violentas, es rechazado tanto en Nicaragua como en Costa Rica por los hombres y mujeres de buena voluntad.
  2. Los chistes de mal gusto enviados por celular o e-mail en Costa Rica y las calcomanías que llaman a "matar los perros ticos" en Nicaragua, no son apegados a la verdad y estrecha relación que existe entre trabajadores nicaragüenses honrados y patronos costarricenses. Son además opiniones que promueven falsos patriotismos y reacciones verbales violentas; crean inseguridad, incertidumbre, zozobra o miedo en la población nicaragüense habitando en Costa Rica; y justifican la violencia física contra los migrantes.
  3. No podemos permitir que entre dos naciones hermanas se abran brechas de desconfianza y molestia sumada a problemas fronterizos, porque su acumulación ha conducido a lo largo de la historia de Centroamérica a conflictos bélicos, pagando altos costos la juventud de nuestras naciones y frenándose la construcción democrática y el desarrollo del país.
  4. Hoy más que nunca es importante tomar conciencia en Nicaragua de la urgente necesidad de crear fuentes de dignas de empleo para la población económicamente activa, en particular la juventud, pues es justamente la violación del derecho al trabajo y a una vida digna, la que obliga a los y las nicaragüenses a rodar fortuna por el mundo.
  5. Costa Rica tiene una rica tradición pacífica y de respeto a los derechos humanos, ambos elementos aparecen consignados en su Constitución. Si las personas, instituciones y organizaciones en Costa Rica, no reaccionan frente a este clima de violencia, esa tradición, ejemplo para toda Centroamérica, corre riesgo de perderse. La prevalencia de la institucionalidad democrática en Costa Rica es garantía de la paz en la región.

Por tanto, en base a lo antes expuesto, la RED declara:

  1. La reciente muerte de Natividad Canda y la de José Ariel Silva, trae luto y dolor a su familia, a la sociedad nicaragüense y a la población de Costa Rica que convive diariamente con sus hermanos vecinos.
  2. Lamentamos estas muertes y urgimos a las sociedades de ambos países a reflexio! nar con profundidad sobre estos hechos, extrayendo aprendizajes y convirtiendo estas situaciones en oportunidad de cambios culturales, venciendo la cultura de la violencia y posicionando una cultura de tolerancia y solidaridad.

  3. Convoca a la Sociedad Civil nicaragüense y costarricense a combatir la xenofobia en todas sus modalidades y a rechazar sus manifestaciones, promoviendo educación ciudadana, tolerancia y solidaridad.
  4. Propone a las organizaciones hermanas en Costa Rica, en particular las de DH, la investigación de estos hechos que afectan la hermandad y buenas relaciones entre Nicaragua y Costa Rica, y les invita a que en el marco de las festividades navideñas se contribuya a crear un clima de colaboración y cooperación entre las dos naciones, única vía efectiva de combatir la xenofobia.
  5. Solicita a la Defensoría de los Habitantes del hermano país, a levantar de oficio una investigación de los hechos, pues confiamos en la capacidad del Estado Costarricense de ser crítico y establecer las sanciones respectivas. La sanción por parte de la sociedad costarricense a hechos xenófobos aislados es la mejor forma de desestimular esas reacciones contra los inmigrantes nicaragüenses. Sirve de ejemplo en Nicaragua para entender que se trata de comportamientos individuales y no extenderlos o generalizarlos a toda una sociedad.
  6. Demanda acciones a la Cancillería de la República de Nicaragua para interponer sus buenos oficios ante las autoridades costarricenses, para demandar la realización de una profunda investigación cuyos resultados finales sean dados a conocer ante periodistas de ambos países.
  7. Invita al periodismo costarricense y nicaragüense a contribuir con la investigación, usar un lenguaje propositivo, educativo y de tolerancia a las diferencias entre nosotros, aportando datos sobre los hechos, abordándolo de forma binacional para que contribuya en ambas sociedades a la exigibilidad de la sanción y a la identificación de las personas autoras de tales hechos.

Dado en la ciudad de Managua, a las 9 am del día 6 de Diciembre del 2005.

¿Quién causa tanta alegría? ¡¡¡La Concepción de María!!!
¡Partidas de Nacimiento, Cédula, Pasaporte y Permiso de trabajo en manos de los y las migrantes!

Martha Isabel Cranshaw Guerra
Coordinadora
Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones


Descarga la aplicación

en google play en google play