Escúchenos en línea

Costa Rica sigue en vilo

None | 6 de Febrero de 2006 a las 00:00

Se trata de los comicios más estrechos de la historia de Costa Rica, realizados el domingo, sobre los que ningún analista se atreve a hacer predicciones y que tienen a la expectativa a los simpatizantes de ambos bandos. Cualquiera de los candidatos que obtenga una ventaja, aunque sea mínima, resultaría electo presidente en primera ronda, pues la ley electoral de Costa Rica establece que el ganador necesita al menos el 40% de los votos para ser proclamado vencedor.

Según Fonseca, aún no se conoce el resultado de 438 juntas receptoras de votos. Asimismo, se debe hacer el ajuste sobre 274 mesas que presentaron algún error. "El domingo, no se pudo computar el dato de muchas mesas, ya que los resultados no se enviaron electrónicamente. Tenemos informes de que los delegados de los partidos, por inexperiencia en algunos casos, metieron los certificados en los sacos de los votos, por lo que no se sabrá su resultado hasta que se abran en el tribunal", dijo.

El TSE destacó que en el conteo de los votos se revisa la totalidad de las juntas, y que "los sacos se van a abrir en orden. No se va a privilegiar aquellas mesas que no fueron reportadas adecuadamente entre el domingo y el lunes. El escrutinio se realizará en orden, como establece la ley, y no vamos a saltarnos ninguna mesa".

Solís ganaba por ventajas cercanas al 5% tres de las cuatro provincias más populosas del país –la capital San José, Alajuela y Heredia–, mientras que Arias ganaba con un pequeño margen Cartago, y las llamadas provincias periféricas con menor peso electoral, Guanacaste, Puntarenas y Limón, con ventajas más amplias de hasta el 12%.

El TSE prevía iniciar el conteo manual de las papeletas el martes, en un proceso que podría prolongarse durante diez o más días, antes de lo cual no haría una proclamación oficial del ganador de los comicios presidenciales.

Mientras tanto, los dirigentes de varios de los más numerosos sindicatos del país demandaron este lunes al TSE que haga un escrutinio "voto por voto" antes de proclamar un ganador de las elecciones presidenciales del domingo, las más reñidas de la historia del país.

Albino Vargas, de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) hizo la petición en rueda de prensa, acompañado por el presidente de la Asociación de Empledados del ICE (ASDEICE), Fabio Chávez, y del Sindicato de Profesionales del Consejo Nacional de la Producción (CNP), Arturo Robles.

"El gran perdedor de estas elecciones es el poder económico y político que apoya el TLC con Estados Unidos. Más de un 65% de los costarricenses no apoyaron las expectativas de Oscar Arias de ratificar el TLC", afirmó el presidente de ASDEICE, Fabio Chávez, en referencia a los votantes del PAC y a los abstencionistas, que representaron el 34,5%. Varias organizaciones sociales organizan una vigilia frente a la sede del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) en San José para demandar un detallado conteo de los sufragios.

"No importa los días que dure (el conteo), estamos exigiendo con vehemencia que se haga un escrutinio voto por voto y mesa por mesa", expresó el dirigente de ANEP, que agrupa a unos 15.000 empleados en su mayoría del sector público. Vargas dijo además que el escrutinio tiene que ser presenciado por observadores internacionales, que sirvan de garantes de la "total transparencia" del proceso. Al mismo tiempo, solicitó a los candidatos Oscar Arias y Ottón Solís que se abstengan de proclamarse vencedores hasta que haya absoluta certeza de los resultados.

Los sindicalistas estimaron que, dada la estrechez de estos resultados (unos cinco mil votos), pequeños errores en los reportes de las juntas receptoras podrían marcar una diferencia decisiva. Los tres sindicatos, que forman parte de un grupo de 300 organizaciones sociales que dieron su apoyo a Solís por su rechazo al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, consideraron que el resultado de la votación cambia radicalmente la situación política del país.

La organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI) pidió la presencia de observadores nacionales e internacionales en el escrutinio manual. "Para que se garantice que el escrutinio manual sea lo más transparente posible de cara a la ciudadanía costarricense" es recomendable que se mantenga abierto a la observación nacional e internacinal con presencia de los medios de comunicación, señaló la presidenta de la organizacion no gubernamental en Costa Rica, Roxana Zúñiga, en carta dirigida al presidente del TSE, Oscar Fonseca.

La jornada del domingo marcó un cambio dramático en la realidad política de este país de 51.000 kms cuadrados y 4 millones de habitantes, con el derrumbe del gobernante Partido Unidad Socialcristiana (PUSC), que se ha alternado el poder con el Partido Liberación Nacional (PLN) de Arias desde mediados del siglo pasado. El PUSC, que ha estado en el gobierno en forma ininterrumpida desde 1998, obtuvo apenas un 3,4% de la votación y eligió apenas 4 de los 57 diputados al Congreso.

Dos ex presidentes de esta agrupación, Rafael Angel Calderón (1990-1994) y Miguel Angel Rodríguez (1998-2002) y otros altos dirigentes se vieron envueltos en graves escándalos de corrupción que, según los analistas, fueron el principal factor de su desplome.

Para el analista político Víctor Ramírez, lo que ocurrió el domingo en Costa Rica fue una "verdadera refundación de la República", hecha por canales pacíficos y democráticos. El presidente de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), Jesús Vásquez, aseguró que en la elección pesó la polarización del país en torno al TLC.

Solís habló la mañana de este lunes a los medios de prensa y calificó de "históricos" los resultados de la votación. "En el Partido Acción Ciudadana ya nos sentimos ganadores, porque una gran parte del pueblo de Costa Rica entendió nuestro mensaje y decidió producir el cambio", señaló a medios de prensa locales. Solís resaltó el hecho de que su partido logró una gran votación utilizando sólo una parte del financiamiento estatal a que tenía derecho y sin recurrir a métodos de la política tradicional, de ofrecer puestos y prebendas.

El estrepitoso fracaso de las encuestas

El resbalón de las encuestas que daban una amplia ventaja al ex mandatario era tema de análisis entre los comentaristas en Costa Rica, mientras el país estaba en vilo a la espera de los resultados finales de la votación.

Aunque las encuestas previas y durante el mismo día de las elecciones del domingo daban como seguro ganador al ex presidente Oscar Arias (1986-1990), premio Nobel de la Paz en 1987, al iniciar el conteo de votos el aspirante de Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, quedó en un virtual empate con él. "Las encuestas miden un momento preciso y creo que aquí lo que se movió fueron sentimientos", manifestó el analista Juan Manuel Villasuso, coincidiendo con el mismo Solís, que apuntó que los sondeos no pueden reflejar una realidad tan compleja como lo es la situación política.

Analistas costarricenses cuestionaron la fiabilidad de los sondeos. "Las encuestas deben ser objeto de un análisis severo de la calidad de su elaboración", dijo Carlos Sojo, director local de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Sojo señaló que los estudios realizados a la salida de las urnas presentaron deficiencias metodológicas pues indicaron que Arias sumaría entre 43% y 45% de votos. No obstante, tras contabilizar un 89% de las mesas, Arias registra 40,5% seguido de Solís con 40,3%.

"(Cuando) los niveles de indecisión y no respuesta son más del 40%, los datos deben tratarse con mucha cautela", agregó el experto. Según el Tribunal Supremo de Elecciones, el abstencionismo rondará el 34,5%, la más alta registrada en una primera ronda electoral.

Sojo indicó que las encuestadoras tuvieron dificultad para observar con amplio margen la realidad por los problemas de respuesta, ya que el electorado no quiso mostrar todas sus cartas. El analista del Centro de Investigación y Adiestramiento Político y Administrativo (CIAPA), Rodolfo Cerdas, subrayó que la reserva del electorado (ante los sondeos) es porque siente que hay manipulación y pierde la confianza.

Ambos coincidieron en que el repunte del PAC para llegar al 40% se dio gracias al apoyo de sectores provenientes de otros partidos, como el oficial Unidad Social Cristiana (PUSC). El PUSC, del actual mandatario Abel Pacheco, captó apenas un 2,4% tras escándalos de corrupción que involucraron a dos ex presidentes de esa agrupación. "El PAC cohesiona el malestar de la ciudadanía, que tiene diversas procedencias, desde la fuga de partidarios del PUSC, la corrupción de los partidos y el incumplimiento de promesas", expresó Sojo.

Los expertos consideran que los resultados además evidencian una polarización de los costarricenses reflejada en la división por el TLC. Una encuesta en enero sobre el convenio encontró que un 56,5% de la muestra calificó como bueno o muy bueno el tratado. De ellos un 71% eran simpatizantes de Arias y un 44% de Solís. Tenía un margen de error del 4%. La ciudadanía está forzando a la clase política dirigente a negociar un camino del desarrollo que incluya a todos los sectores, apuntó Cerdas.

Para el analista político, Manuel Rojas, las encuestas no fueron útiles para medir la realidad política que vive el país. "Las encuestas pasaron de ser instrumentos de conocimiento público a convertirse en propaganda. El PAC logró empatar con un sentimiento anti arias y anti TLC. Arias era vulnerable", explicó.

El politólogo Jaime Ordóñez considera que por alguna razón, el ámbito de intimidad de los ciudadanos ya no se refleja en los mecanismos de medición social.

Irma Sandoval, directora del Instituto de Estudios Sociales en Población de la UNA (IDESPO), insistió en que muchos cambiaron su voto a última hora y que un porcentaje de indecisos votaron a favor de Solís, más por apatía contra el candidato del PLN, que por compartir los ideales del PAC. "Los costarricenses hemos tenido un cambio. Ya somos más maduros, más racionales y menos emotivos a la hora de estar solos en las urnas", expresó.

José Alberto Rodríguez, presidente de Demoscopía, empresa encuestadora, estimó que el 12 por ciento de los electores del PAC no se inclinó por un partido específico, sino por un voto de sanción contra la clase tradicional y contra Óscar Arias". El diario Al Día publicó el viernes una encuesta de Demoscopía que colocaba a Arias con el 43 por ciento en la intención de votos, mientras que Solís tenía 26 por ciento. "No se puede llamar equivocación, lo que hubo fue un cambio de la realidad", explicó Rodríguez.

El analista Manuel Rojas insistió en que "las encuestadoras sí fallaron, y por mucho". Para Sandoval, el desencanto social hacia la clase política influyó mucho en el voto final.

Arias pospone por 24 horas festejo sobre eventual triunfo

Arias pidió esta madrugada a sus seguidores posponer por 24 horas los festejos en torno a una eventual victoria suya en los comicios generales del domingo en Costa Rica, hasta que el TSE cuente el "último voto de nuestro triunfo. Voy a esperar con paciencia el resultado, el veredicto del tribunal (electoral) y acataremos el fallo", declaró.

Arias hizo una corta comparecencia ante varias decenas de seguidores suyos que aguardaban nuevos cortes del TSE, en el comando de su campaña, en un hotel de San José. No obstante, se mostró convencido de que la corta diferencia no variará al final del cómputo. Arias dijo que no podía, por respeto a la "ciudadanía" y las instituciones democráticas, proclamar la victoria, y pidió esperar el conteo del "último de los votos de nuestra celebración".

De inmediato, su contraparte, Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), dijo que no aceptará la proclamación de una victoria con una diferencia tan mínima, y también esperará 24 horas hasta el final del escrutinio. "Faltan más de 200.000 votos (por contabilizar)", dijo Solís.

Arias, sin embargo, pidió a Solís ser un "leal opositor", pero este ripostó señalando que la diferencia es demasiado ajustada para proclamar un ganador.

Contra todos los pronósticos, incluidos los de las firmas encuestadoras, los comicios del domingo se convirtieron en los más reñidos de los últimos 40 años.

La candidata a primera vicepresidenta por el Partido de Solís, Epsy Campbell, anunció que su agrupación solicitará el conteo manual de hasta el "último de los votos", lo que retrasaría la declaratoria de un ganador, en caso de que la solicitud sea acogida por el TSE.

En la Asamblea Legislativa, hasta ahora el Partido Liberación Nacional (PLN) ha asegurado 13 diputados, 8 el Partido de Acción Ciudadana y 1 el Movimiento Libertario. Todos los demás están en cerrada disputa y según el diario La Nación, ninguno obtendrá mayoría absoluta.

Poco más de dos y medio millones de costarricenses estaban habilitados para ejercer el sufragio, para además renovar el Congreso unicameral de 57 miembros y los gobiernos municipales de 81 cantones.

Tanto Arias como Solís llamaron a sus partidarios a la calma. Arias, de acuerdo con las proyecciones, ganaría 25 escaños a la Asamblea Legislativa, Solís 17, la oficialista Unidad Socialcristiana cinco y el Movimiento Libertario (centro derecha) seis.

Los otros cuatro escaños restantes quedarían en manos de partidos en extremo minoritarios.

La mínima diferencia de votos en el escrutino entre los dos candidatos mantiene en vilo a los costarricenses, quienes hoy amanecieron aún sin presidente electo.

Para muchos la polarización en las elecciones es un espejo de la división en el país en torno al tratado de libre comercio con Estados Unidos, que espera su aprobación en el Congreso. Costa Rica es el único país firmante del acuerdo que aún no lo aprueba.

El jefe de campaña del Partido Liberación Nacional (PLN), Rodrigo Arias, hermano del candidato Oscar Arias, calificó los resultados como "sui generis" y llamó a sus seguidores reunidos en un hotel capitalino a ser respetuosos de los resultados electorales.

Arias, de 65 años, Premio Nóbel de la Paz 1987, defensor acérrimo del neoliberalismo, ha enarbolado la bandera de la apertura económica, apoya un controvertido tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos y aboga por la ruptura de los monopolios estatales de telecomunicaciones y seguros.

Del otro lado, Solís, de 51 años, levanta la bandera del estado social de derecho, rechaza el TLC, aún pendiente de ratificación en el Congreso, porque considera que traerá la ruina de los agricultores y el empobrecimiento de la población.

Arias reconoció que los resultados de la votación muestran que "ésta es una casa dividida" pero "cuando se sepa el veredicto, ya no van a haber adversarios: el único triunfador será Costa Rica no importa quien sea presidente".

Según Arias, si él resulta triunfador en los comicios, "tengo que poner mucha atención a ese 50 por ciento de los costarricenses que no me han favorecido con su voto".

"Lo que si le puedo garantizar a los costarricenses es que yo sé dialogar, que sé negociar, que soy conciliador, que tengo la humildad para escuchar", agregó.

El Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica tiene previsto concluir este lunes el cómputo electrónico de los resultados preliminares, pero deberá realizar un conteo manual de los sufragios para poder declarar al presidente electo. Para declarar al próximo presidente de Costa Rica, el tribunal electoral tiene un plazo de hasta 30 días.

Buscan a delegado que se extravió con resultados

Un delegado que transportaba los resultados de una mesa electoral en el territorio indígena de Talamanca, en el sur de Costa Rica, se extravió ayer domingo en la montaña junto a su guía, y este lunes saldrán patrullas a buscarlos, informó una fuente del tribunal electoral.

El delegado se extravió la noche del domingo, luego de concluida la votación, cuando llevaba al centro de acopio los documentos con los resultados electorales de una mesa de votación ubicada en una apartada comunidad indígena, informó a la prensa Héctor Fernández, funcionario del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Un grupo de rescate se disponía a partir de este lunes en helicóptero desde San José para iniciar la búsqueda por aire en la zona montañosa donde se presume que las dos personas se extraviaron, añadió.


Descarga la aplicación

en google play en google play