Escúchenos en línea

Ortega asume representación
política de buseros ante Bolaños

None | 11 de Febrero de 2006 a las 00:00

Pero no hubo acuerdo. Todavía. El propio Marenco admite que el presidente Bolaños ni se opuso ni aprobó su propuesta. En cambio, anunció que este lunes -a una hora no precisada- habrá otro encuentro entre los mismos personajes, con el agregado que han invitado a una representación del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y posiblemente llegue el diputado Wilfredo Navarro, presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional.

Por la mañana del viernes, el viceministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Sebastián Chamorro, reiteró que en cualquier negociación en la que pudiera participar el Ejecutivo, no tendrá como punto de discusión la entrega de un nuevo subsidio a los transportistas sino buscarle soluciones integrales, donde se podría incluir dentro de las negociaciones una tarifa diferenciada para solucionar esta crisis.

Chamorro dijo que en esta negociación también se tendría que abordar la posibilidad de establecer una reforma a la Ley de Municipios para despojar de la facultad regulatoria del transporte a la Alcaldía de Managua. "Definitivamente (la Alcaldía) ha mostrado incompetencia para resolver esta crisis", señaló el funcionario.

El videministro dijo que tienen disponibles fondos otorgados por Japón para que los transportistas puedan comprar buses nuevos, a precios que oscilan entre 30 y 35 mil dólares. Según Chamorro, los fondos disponibles hasta el momento permitirían la compra de 50 nuevas unidades. El funcionario explicó que los transportistas interesados, podrán solicitar un aval al gobierno para que realicen los préstamos a través de entidades financieras privadas con intereses de hasta un 4% anual y 8 años de plazo y aseguró que los transportistas pueden presentar garantías como una vivienda para entregarles los fondos.

Tanto en la cita de Casa Presidencial, como por otras vías, parece que todas las baterías se han dirigido a los buseros: el gobierno (y al menos en la reunión, también el Alcalde) les exige que levanten el paro como condición indispensable para continuar las negociaciones. El empresario Quinto anunció que este sábado van a realizar una asamblea general de asociados, para discutir la posibilidad de cancelar el paro a partir del lunes. Pero no prometió nada. El servicio de transporte colectivo de Managua está en manos de propietarios de autobuses individuales que están organizados en cooperativas.

Al mediodía, Marenco había fracasado en una reunión con los buseros, en los que participó un delegado del cardenal Miguel Obando como garante. Había invitado a los liberales, pero no llegaron, el diputado Navarro dijo que no asistió a la reunión porque Marenco lo que pretendía era escurrir el bulto, y no asumir su responsabilidad en el tema del transporte.

A juicio de Navarro, tanto la alcaldía de Managua como el Ejecutivo se están lanzando la pelota, pero ambos coinciden en que la salida al paro del transporte es el incremento de la tarifa a tres córdobas o más. "Lo que Nicho busca es un escenario propicio para que la población capitalina crea que todos estamos por el alza de la tarifa, y no nos vamos a prestar a eso", aseguró.

Como salida, Navarro plantea algunas alternativas como incrementar el salario real del salario a los trabajadores y establecer precio diferenciado en los combustibles de los vehículos de lujo, pero criticó a ambas partes (alcaldía y gobierno) porque no tienen voluntad política de contribuir a una solución a corto plazo.

Al terminar la reunión del mediodía con Marenco, Quinto expresó su disgusto. Tras asegurar que los buseros están dispuestos a "negociar en serio", el jefe de los transportistas aseguró que "toda la crisis es provocada por el gobierno para echarle la culpa del caos al Frente Sandinista y al Partido Liberal porque este es un año electoral, están sacando sus cálculos políticos. Nosotros le echamos la culpa al alto precio del petróleo a nivel internacional, no le echamos la culpa ni al alcalde ni al gobierno y por eso queremos negociar".

Por la mañana del viernes, el viceministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Sebastián Chamorro, reiteró que en cualquier negociación en la que pudiera participar el Ejecutivo, no tendrá como punto de discusión la entrega de un nuevo subsidio a los transportistas sino buscarle soluciones integrales, donde se podría incluir dentro de las negociaciones una tarifa diferenciada para solucionar esta crisis.

Chamorro dijo que en esta negociación también se tendría que abordar la posibilidad de establecer una reforma a la Ley de Municipios para despojar de la facultad regulatoria del transporte a la Alcaldía de Managua. "Definitivamente (la Alcaldía) ha mostrado incompetencia para resolver esta crisis", señaló el funcionario.

Bolaños:«No hay más subsidio para transportistas»

El presidente Enrique Bolaños descartó este viernes pagar un subsidio que exigen transportistas del servicio de transporte colectivo de la capital, que este viernes entró al quinto día de huelga obligando a miles de usuarios a caminar.

No habrá "ni un centavo más para los dueños de autobuses porque el Estado no tiene fondos para pago de subsidios", declaró el mandatario. Tras cinco días del paro se han producido pequeños incidentes entre transportistas y la policía bloqueando los buseros las principales vías de circulación con sus unidades, por lo que la policía tiende a resguardar el orden donde se producen los tranques en la capital.

Bolaños recriminó a los transportistas que pese al dinero obtenido no invirtieron en mejorar el servicio.

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, instó al gobierno a dar una solución "de fondo" a la crisis social que vive el país con huelgas simultáneas en los sectores de salud y transporte público. "Esa solución pasa por replantearse sus relaciones con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo", aseguró Cabezas a Prensa Latina.

Cabezas opinó además que las autoridades tienen que buscar modelos de desarrollo que no sean a costa de la población. Cabezas consideró que el gobierno no puede ser soberbio, e instó a las partes en conflicto a negociar una salida para evitar más sufrimiento a la población.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mario Arana, ha dicho en reiteradas ocasiones que las demandas por aumentos salariales y subsidios deben parar, porque el Presupuesto actual de la República es inalterable. Arana dijo que el Presupuesto General de la República fue aprobado apenas en noviembre pasado, y se logró "un nuevo encarrilamiento" con el FMI, por lo tanto no puede ser reformado para entregar subsidios o incrementos salariales como demandan algunos sectores. Sostuvo que el sector transporte es uno de los más privilegiados del país, porque en los últimos dos años se les entregó en exoneraciones de importación por vehículos, llantas y repuestos 111 millones 412 mil 875 córdobas, más los 90 millones en subsidios, según información oficial.

Si se reforma el Presupuesto, Nicaragua perdería 3 mil 700 millones de córdobas de recursos externos atados al programa económico con los organismos internacionales, según un comunicado distribuido por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP). Arana mantiene que en "el corto plazo no hay capacidad para incrementos o subsidios. Nuestro Presupuesto es estrecho, y las necesidades son muchas".

Mientras el Gobierno y la Alcaldía se atribuyen mutuamente la responsabilidad de poner fin a la protesta de los transportistas, la población es víctima del abuso de dueños de camionetas privadas y de taxis que cobran tarifas altísimas sin que medie ninguna autoridad.

La huelga de transporte que arriba a su quinto día consecutivo despuntó por la mañana de este viernes con la obstaculización del tráfico de vehículos sobre la Carretera Norte, en la salida noreste de la capital. Unos 120 autobuses fueron colocados por los transportistas, sobre la vía de ocho carriles de doble sentido que van de La Subasta hasta la rotonda de la Fuerza Aérea, donde también quemaron llantas y lanzaron "miguelitos" con los que lograron ponchar las llantas a varios automotores.

Unos 80 efectivos de la Policía del Distrito Seis, despejaron la pista cerca de las 7:00 am de este viernes y arrestaron a un transportista. El tranque obligó a caminar varios kilómetros a miles de trabajadores que se dirigía hacia la Zona Franca Las Mercedes, al extremo noreste de Managua.

En la capital, nuevamente se vió a miles de personas se transportaron a bordo de camionetas "piratas" o caminaron hacia escuelas, universidades, mercados y centros de trabajo.


Descarga la aplicación

en google play en google play