Escúchenos en línea

Elecciones regionales:
¿la Costa o el costo político?

None | 3 de Marzo de 2006 a las 00:00

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, advirtió que si algún partido político intenta causar "desórdenes" durante las elecciones, pedirá al presidente Enrique Bolaños que decrete un estado de emergencia. "La Ley Electoral es bien clara, a nosotros mismos nos faculta, en caso de que una situación se salga de control, solicitarle al presidente decretar Estado de Emergencia", aseguró.

Rivas dijo tener información de que algunos partidos, los cuales no precisó, pretenden trasladar a personas de otras regiones del país, para que voten en las elecciones del Caribe a favor de sus candidatos. "Eso no estamos dispuestos a permitirlo", sostuvo.

La misma advertencia hizo el miércoles el presidente Enrique Bolaños, quien dejó claro que si "las elecciones salen mal", decretaría una emergencia en el Caribe, sin precisar el fin y consecuencias legales que tendría una medida de esa naturaleza en los comicios.

Al menos 226,514 habitantes de las dos regiones del Atlántico, elegirán el domingo a noventa consejeros, que conforman sus respectivos gobiernos autónomos. En la RAAN hay 256 Centros de Votación, que albergan 445 Juntas Receptoras de Votos (JRV), donde están registradas para ejercer su derecho al sufragio 132,722 personas. En la RAAS, son 313 JRV en donde podrán votar 93,792 electores inscritos.

El director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), Mauricio Zúñiga, recuerda que "históricamente, en la Costa (Caribe) ha habido una gran abstención y han votado entre 70 a 75 mil electores, es decir, participa un tercio del total de las personas inscritos en el padrón electoral". Zúñiga advirtió que el movimiento de los votantes de una zona a otra "es posible que limite la posibilidad real de votar de algunos de estos sectores que han cambiado de dirección".

El principal hallazgo de la auditoría al padrón electoral del Caribe que hizo recientemente el IPADE, es que el 27% del total de los electores, que representan 60 mil 107 personas, cambiaron de dirección y de circunscripción electoral, informó Zúñiga. Esta alta movilidad de los electores en el Caribe tanto en la región norte como en el sur, "preocupa al IPADE" dijo Zúñiga, quien recomienda que se haga una futura revisión de la Ley electoral para que la migración interna sea debidamente considerada, a fin de propiciar la participación electoral de todos los ciudadanos, en donde quiera que residan dentro del territorio nacional.

También reveló que un 9% del padrón electoral del Caribe, lo constituyen difuntos. Este porcentaje equivale a 7,756 personas quienes pese que están registrados oficialmente como fallecidos, continúan en el padrón electoral, indicó Zúñiga. "Hemos encontrado que hay muertos en el padrón, hay muchos que están presos, otra cantidad que está fuera del país. También una cantidad de ciudadanos que han cambiado de una región a otra, al Pacífico o al exterior", explicó.

No quieren que el FSLN gane

También la aparente ventaja que ostenta el FSLN en "la Costa", parece inspirar el anticipado ambiente electoral que se respira en el país, donde ya comenzaron las campañas de descrédito contra todo lo que huela a sandinismo.

En el ojo de la tormenta política que azota al país, se encuentra ahora el Consejo Supremo Electoral (CSE), al que las fuerzas de la derecha acusan de pretender orquestar un fraude en el Atlántico, favorable a los sandinistas. El CSE entró en crisis luego de que los magistrados liberales se negaron a hacer quórum por desavenencias con sus colegas del FSLN a la hora de interpretar la Ley Electoral. La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia avaló entonces la decisión del presidente del poder electoral de convocar a los suplentes para poder sesionar.

A los ataques contra el poder electoral se han sumado tanto el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) como la alianza dirigida por el disidente sandinista Herty Lewites, además del llamado Movimiento por Nicaragua, la empresa privada y otros.

Solo Eduardo Montealegre, quien encabeza la disidente Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, no se ha sumado a la ofensiva contra el CSE, pero más por mantenerse alejado de sus antiguos correligionarios que por dar su apoyo a la entidad. O porque quizás se acierto que tiene un acuerdo secreto con el FSLN: Ortega le garantiza participar en las elecciones, y Montealegre le da estabilidad al CSE a través del magistrado Presidente Roberto Rivas.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) emerge como el favorito para ganar el próximo domingo las elecciones regionales en el Caribe, según una encuesta realizada por la firma costarricense Borge y Asociados, publicada este lunes por el Semanario Confidencial y por el diario La Prensa.

El FSLN obtendría 41 de los 90 escaños que conforman los Consejos Regionales Autónomos Norte (RAAN) y Sur (RAAS).

De acuerdo con el estudio, realizado entre el 7 y el 20 de febrero y para el cual se entrevistaron a 3 mil personas, el FSLN encabeza 8 de las 15 circunscripciones de la RAAN. En la RAAS el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) es favorito en 9 de las 15 circunscripciones, pero sin una mayoría clara. En ambos casos, el estudio realizado por la firma Borge y Asociados siempre ubica al partido miskito Yatama en tercer lugar.

Según Borge, en la RAAN el FSLN pasaría de 15 a 21 consejeros, el PLC bajaría de 18 a 16, Yátama caería de 11 a 8 y el partido regional PAMUC perdería su único consejero. En la RAAS, el FSLN subiría de 14 a 20 consejeros, el PLC de 29 solo lograría 16, Yatama conseguiría subir de 1 a 3, la alianza liberal-conservadora (ALN) del banquero Eduardo Montealegre lograría 4 consejeros y el movimiento de Herty Lewites 2.

Sin embargo, a pesar de que los sandinistas logran la mayor cantidad de escaños en cada Consejo regional, no logran por sí solos el control de estos organismos y deberán buscar alianzas para conseguir ese objetivo.

Según el semanario Confidencial, en estas elecciones caribeñas "el «voto duro» del FSLN, PLC y Yatama, estaría predominando por encima del surgimiento de nuevos partidos". Para este domingo 5 de marzo, en cuanto a preferencias generales por partido, en la RAAN el FSLN aparece con 29%, el PLC 26.2%, Yatama 10.6%, ALN 6.1%, el Movimiento de Renovación Sandinista (casilla de Lewites) 5.7% y el partido oficialista Alianza por al República (APRE) con el 4.8%. En la RAAS, el PLC encabeza las preferencias con 32.3%, el FSLN con 20.7%, la ALN 14%, el MRS 8%, el APRE 4.5%, y el partido confesional Camino Cristiano (aliado de los liberales) 4.2%.

El presidente Enrique Bolaños, quien hasta ha amenazado con decretar el estado de emergencia en caso de detectarse "irregularidades" en las elecciones regionales, también ha llamado abiertamente a los nicaragüenses a votar contra el candidato sandinista Daniel Ortega. El objetivo, reiteró Ortega desde Bluefields, es tratar de deslegitimar el triunfo del FSLN. "Están desesperados, se sienten derrotados", aseguró el ex presidente, tras recordar que el CSE que ahora acusan de fraudulento es el mismo que legitimó el triunfo del PLC en 2001 y en años anteriores.

Por lo pronto, los comicios de la Costa Atlántica estarán bajo la lupa de más de 20 observadores de la Organización de Estados Americanos, encabezados por el ex canciller boliviano Gustavo Fernández, y de otras instancias internacionales. También serán vigilados de cerca por unos dos mil policías y cientos de efectivos del Ejército, en previsión de desórdenes o actos de violencia.

Insulza pide elecciones claras y transparentes en el Caribe

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, pidió que las elecciones regionales del Caribe nicaragüense sean "claras, libres y transparentes". En una entrevista publicada este jueves en El Nuevo Diario, Insulza indicó que ha seguido con detenimiento la crisis del CSE y que espera que la misma se supere para dar tranquilidad y credibilidad a los comicios del próximo domingo.

Agregó que de los resultados de todo el proceso electoral del Caribe dependerán las decisiones que la OEA tome para la observación de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre. "Yo tengo nombrada una comisión, quiero que ellos se formen un juicio y que ellos entreguen sus opiniones. Queremos ser parte de un proceso transparente", dijo Insulza.

Agregó que los comicios regionales serán observados por 22 miembros de la OEA encabezados por el ex canciller boliviano Gustavo Fernández, quien luego presentará un informe a él y al Consejo Permanente para tomar decisiones con vistas a las elecciones presidenciales. Indicó que lo más importante en todo proceso electoral "es que haya reglas claras para observar la elección".

Insulza hizo un llamamiento a los magistrados del CSE a superar las diferencias que tienen para dar mayor confianza y credibilidad a los comicios regionales. "Yo creo que quedan pocos días para las elecciones regionales, no tiene mucho sentido enfrascarse en discusiones. Observemos bien la elección regional y saquemos de ellas conclusiones", dijo Insulza.


Descarga la aplicación

en google play en google play