Escúchenos en línea

Transportistas declaran
paro total en Managua

None | 3 de Abril de 2006 a las 00:00

"Hemos sido tolerantes, hemos dado treguas, pero (como no han cumplido) no nos queda otro camino que la huelga", dijo el dirigente gremial que espera que el paro de transporte se desarrolle sin violencia, y bajo tolerancia.

Álvarez informó que existen 950 unidades de transporte urbano paradas –la mayoría en el sector del Zumen, al sur de la capital donde sólo circulan las denominadas camionetas piratas, que aprovechan la huelga del sector para hacer los recorridos de los buses, cobrando hasta cinco córdobas el pasaje, el doble de lo que cuesta el pasaje de bus.

Los empresarios del transporte público de Managua iniciaron este lunes un paro total del servicio desde las cero horas locales, para exigir a la Asamblea Nacional que apruebe el subsidio que el gobierno les prometió para costear los altos precios del combustible. "Vamos a un paro total del transporte que va a ser muy fuerte, pero pacífico", anunció el presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecootraco), Rafael Quinto.

El paro afectará tanto a la capital y los municipios aledaños de El Crucero y Ciudad Sandino, jurisdicción del departamento de Managua, precisó Quinto. Los transportistas exigen un subsidio mensual de 20 millones de córdobas (1,17 millones de dólares) para compensar las pérdidas económicas que enfrenta el sector por las constantes alzas del precio del combustible en Nicaragua, el más elevado de Centroamérica.

Hace dos meses que los conductores de autobuses demandan un subsidio estatal, con paros totales y parciales en la capital, que el gobierno ha tratado de resolver con promesas que aún no han sido cumplidas.

El sector decidió desde el sábado intensificar su protesta debido a que la directiva del Parlamento, que dirige el diputado oficialista Eduardo Gómez, se niega a incluir en la agenda de discusión de la semana entrante el proyecto de ley que autorizó el desembolso del dinero. "Creemos que el gobierno y el presidente de la Asamblea Nacional se han confabulado para no aprobar" la ley, dijo Quinto.

Los transportistas están asociados en cooperativas que son dirigidas, en su mayoría, por empresarios de filiación sandinista.

Los diputados plantearon que el martes próximo sólo discutirán la parte relacionada con el traspaso del ente regulador del sector, de manos de la Alcaldía de Managua al Ministerio de Transporte e Infraestructura, declaró Quinto.

La iniciativa que contempla el otorgamiento de una línea de crédito a las cooperativas de ómnibus para adquirir combustible y mantener la tarifa actual de 2.50 córdobas (15 centavos de dólar), entraría en agenda después de las vacaciones de Semana Santa.

En opinión de Quinto, eso significa que la respuesta a sus demandas llegaría en mayo, porque el proyecto de ley tiene que ser analizado en la comisión parlamentaria correspondiente antes de pasar al plenario.

Los transportistas, que desde hace tres semanas mantienen en las calles sólo la mitad de los 900 ómnibus que normalmente circulan por Managua a diario, exigen un subsidio de un millón 100 mil dólares mensuales para contrarrestar el alza en el precio del combustible.

El gobierno, por su parte, alega que carece de fondos para entregarles esa cantidad y, en su lugar, propuso el otorgamiento del crédito con las empresas petroleras. La propuesta del Ejecutivo de asumir la administración del ente regulador obedece a que la Alcaldía se opone a incrementar la tarifa, una de las soluciones que calmarían los ánimos de los transportistas.

A principios de febrero pasado, los más de 800 mil usuarios diarios del transporte público de Managua padecieron durante una semana una huelga total del servicio. En esa ocasión, los "buseros" acordaron deponer el paro luego de que las autoridades se comprometieron a satisfacer sus demandas, pero la promesa aún no ha sido honrada.


Descarga la aplicación

en google play en google play