Escúchenos en línea

Ola de muertos en la región

None | 14 de Abril de 2006 a las 00:00

Otro de los fallecidos fue Aldo José Meza, de 19 años de edad, miembro de uno de los dos cuerpos de bomberos de Granada, quien murió la noche del jueves víctima de picaduras de abejas "africanizadas". Meza, junto a otros bomberos del Reparto Villa Sandino de esa ciudad, acudió a un llamado de emergencia para eliminar el peligro de las abejas en un centro de diversiones.

El joven bombero durante su labor humanitaria sufrió varias picaduras de las abejas y al quitarse el uniforme sufrió un desmayo por lo que fue ingresado en un hospital de Granada. El joven, según dictaminó un médico forense, presentaba 50 piquetes de abejas y murió en el hospital al parecer víctima de problemas de alergia y presión arterial.

También en Granada, la subcomisionada Martha Alemán informó que José Roberto Díaz Ampie de 39 años murió ahogado en el sector conocido como la Punta de Plancha, en el centro turístico del Lago Cocibolca. Díaz Ampie fue rescatado vivo por salvavidas de la Cruz Roja Nicaragüense, pero murió cuando era traslado al hospital de la ciudad. Según el informe médico Díaz había ingerido licor antes de morir ahogado. Hace 12 días en ese mismo sector murieron ahogadas dos personas originarias de Nandaime.

Además, en el barrio La Esperanza de la ciudad de Chinandega, un bebé de 10 meses de nacido murió en un incendio ocurrido anoche en una vivienda de ese lugar. En este incendio también resultó con el 40 por ciento de su cuerpo con quemaduras, la madre del recién nacido, que fue ingresada en el hospital de Chinandega.

Un portavoz del Sistema de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres de El Salvador dijo que desde las 8:00 de la mañana del sábado 8 de abril hasta la mañana del viernes santo se han registrado 57 muertos por armas de fuego y 17 por armas cortantes, 20 en accidentes de tránsito y 11 ahogados. La cifra de homicidios diaria registrada desde el pasado sábado se mantiene en 12, superior a la registrada durante marzo pasado, que fue de nueve por día.

Desde el sábado se han contabilizado 163 heridos por armas cortantes y 23 por armas de fuego, muchos de ellos en riñas en centros de recreación protagonizadas por personas en estado de embriaguez. En El Salvador entre ocho y 10 personas son asesinadas diariamente en "tiempos normales", lo que lo lleva a tener una tasa de 55 homicidios por cada 100 mil habitantes, más del doble de la media latinoamericana.

Además, las autoridades han registrado a 110 lesionados en accidentes de carretera, 42 quemados, 35 intoxicados, 91 fracturados y 98 personas han sido atendidas por picaduras o mordeduras de animales. En el mismo período han ocurrido 364 accidentes de tránsito, se han atendido 219 rescates acuáticos y se han extinguido 40 incendios, la mayoría en predios baldíos.

La Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala dijo que desde el pasado domingo hasta las primeras horas del viernes habían muerto 37 personas, 21 de ellos a causa de heridas de armas de fuego, 4 ahogados y el resto en accidentes de tráfico, entre otras causas. Además, más de un centenar de personas han resultado heridas o lesionadas, la mayoría de ellos en accidentes de carretera y choques de automóviles.

La policía guatemalteca reportó que dos hermanos murieron ahogados en aguas del río Motagua, en el Caribe guatemalteco. Las víctimas fueron identificadas como Berta Chitay, de 23 años, y su hermano Ricardo, de 14. También informó de que dos hombres murieron a tiros en diferentes lugares del departamento atlántico de Izabal. Por su parte, los socorristas dieron cuenta de que dos personas no identificadas murieron ahogadas en aguas del río Nahualate, en la costa sur guatemalteca.

En Honduras, al menos una docena de personas han muerto ahogadas, mientras que 16 en accidentes de tráfico, riñas y otros hechos violentos. Entre las personas ahogadas figuran las hermanas Maritza (42 años) y Yamileth Carías (29), en aguas del río Ulúa, en el sector de El Progreso, norte del país, cuando intentaban rescatar a dos niños. Uno de los menores, de 10 años, cuyo cuerpo no ha aparecido, era hijo de Yamileth. El hecho se registró el jueves.

El recuento en Costa Rica, hecho a partir del pasado domingo, incluye siete fallecidos por accidentes de tránsito (tres en atropellos, dos en colisión y dos en vuelco), dos personas ahogadas, cinco muertos por agresión de arma blanca o de fuego y una persona por caída, detalló un comunicado de la Cruz Roja.

Por otra parte, el comunicado detalló que el personal de la Cruz Roja Costarricense rescató a 45 personas, 30 de las cuales fueron trasladadas por diversas circunstancias en condición delicada pero con vida a distintos centros médicos.

Las autoridades nicaragüenses reportaron este viernes que el número de fallecidos aumentó anoche a 15 tras conocerse que en una riña entre campesinos armados de machetes y otras armas blancas en el norte del país hubo cuatro muertos y tres heridos, según la policía de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua.

Las investigaciones preliminares de la policía en este hecho sangriento, uno de los más destacados en este asueto en Nicaragua, indican que el móvil de este suceso fue que los campesinos se hallaban armados, en estado de embriaguez cuando salieron a relucir las contradicciones entre ellos.

El resto de muertos se han dado por ahogamiento, por homicidios, y por accidentes de carretera.

En Panamá, mientras tanto, las autoridades no han reportado ninguna víctima tras el inicio ayer del asueto de la Semana Santa, aunque la radio informó que de un joven se encuentra desaparecido desde esta mañana en una playa del occidente de este país.


Descarga la aplicación

en google play en google play