Escúchenos en línea

272 muertos en Centroamérica

None | 15 de Abril de 2006 a las 00:00

Entretanto, la tarde del sábado se ahogaron dos hermanas originarias de Masatepe, en el balneario de Venecia, en la Laguna de Masaya, donde las autoridades han prohibido expresamente su uso recreativo por el peligro que representa y por la contaminación de sus aguas. Las víctimas fueron identificadas como Darling Guadalupe Ibarra Sánchez, de 20 años, y su hermana Leopoldina Sánchez, de 26 años.

Los muertos son Felipe González Hernández, de 48 años, Juan María Sevilla (25), Carlos Abel Sevilla (17) y Pedro Joaquín Torres Hernández (39). Los heridos son Carlos Omar Calderón (18), Carlos José Calderón Olivas (20) y William Calderón Olivas (18).

Por otra parte, el campesino Segundo Francisco Cruz Cortés de 46 años fue encontrado muerto en la propiedad Los Chilamates, comarca Los Encuentros ubicada a 8 kilómetros de Santa Teresa, en Carazo. El cuerpo presentaba cuatro heridas profundas de machete, dos en la cabeza y dos en las manos que le causaron desprendimiento. Tenía cerca de 60 horas de fallecido y en estado avanzado de descomposición, según informó el forense Sergio Cano.

Su sobrino Alejandro Cruz Silva, dijo que había salido desde el miércoles Santo a las siete de la noche rumbo a una fiesta pública que se realizaba en la casa comunal de Los Encuentros. "Mi tío vino aquí a traer 200 córdobas del pago y se fue a la fiesta," dijo el joven. El caso es, hasta ahora, el único asesinato que registra el departamento de Carazo en semana santa.

El jefe de Auxilio Judicial en Carazo, subcomisionado Fidel Domínguez, dijo que hasta el momento se desconocía el móvil del hecho por lo que estaban trabajando todas las evidencias para identificar a los posibles asesinos. Se estima que el hombre fue asesinado en otro sitio y después fue trasladado al lugar donde fue encontrado. El cuerpo fue hallado en un plantío de caña, un lugar bastante solitario y de difícil acceso.

Otro de los fallecidos fue Aldo José Meza, de 19 años de edad, miembro de uno de los dos cuerpos de bomberos de Granada, quien murió la noche del jueves víctima de picaduras de abejas "africanizadas". Meza, junto a otros bomberos del Reparto Villa Sandino de esa ciudad, acudió a un llamado de emergencia para eliminar el peligro de las abejas en un centro de diversiones.

El joven bombero durante su labor humanitaria sufrió varias picaduras de las abejas y al quitarse el uniforme sufrió un desmayo por lo que fue ingresado en un hospital de Granada. El joven, según dictaminó un médico forense, presentaba 50 piquetes de abejas y murió en el hospital al parecer víctima de problemas de alergia y presión arterial.

También en Granada, la subcomisionada Martha Alemán informó que José Roberto Díaz Ampie de 39 años murió ahogado en el sector conocido como la Punta de Plancha, en el centro turístico del Lago Cocibolca. Díaz Ampie fue rescatado vivo por salvavidas de la Cruz Roja Nicaragüense, pero murió cuando era traslado al hospital de la ciudad. Según el informe médico Díaz había ingerido licor antes de morir ahogado. Hace 12 días en ese mismo sector murieron ahogadas dos personas originarias de Nandaime.

Además, en el barrio La Esperanza de la ciudad de Chinandega, un bebé de 10 meses de nacido murió en un incendio ocurrido anoche en una vivienda de ese lugar. En este incendio también resultó con el 40 por ciento de su cuerpo con quemaduras, la madre del recién nacido, que fue ingresada en el hospital de Chinandega.

Decenas voluntarios controlaron incendios en bosques de pinos

Decenas de miembros de brigadas de voluntarios controlaron cuatro incendios en bosques de los departamentos de Nueva Segovia y Madriz.

El primero de estos incendios comenzó el pasado día 13 en el Cerro Las Platas, 3 kilómetros al noroeste de Murra, departamento de Nueva Segovia. Las llamas arrasaron con un número todavía no precisado de hectáreas de bosques y malezas en el Cerro Las Platas, donde el fuego fue controlado ayer por 60 voluntarios capacitados y organizados por la Defensa Civil.

Otro incendio fue controlado la tarde del viernes por 30 voluntarios en los sectores de El Carbón y El Junco, municipio de Jalapa, provincia de Nueva Segovia, donde fueron destruidas mas de 14 hectáreas de pinos en una propiedad privada.

Un total de doce miembros de brigadas contra incendios controlaron el viernes otro fuego en el sector de Los Ramos, municipio de San Fernando, donde las llamas arrasaron con una cantidad aún no precisada de bosques.

Otros 25 voluntarios controlaron también el viernes otro incendio forestal en el sector de El Ural, municipio de San Fernando, donde resultaron destruidas otras 14 hectáreas de pinos y malezas. Los voluntarios realizan este sábado tareas de liquidación de todo vestigio de fuego para evitar que los incendios se reactiven.

El informante agregó que en la mayoría de los casos, estos incendios son originados por quemas de potreros, que no están permitidas, para preparar las tierras para las siembras en mayo próximo.

Toda la región reporta tragedias

Según un portavoz del Sistema de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, al menos 123 personas han muerto en El Salvador desde el pasado 8 de abril, cuando se iniciaron las vacaciones por la Semana Santa, 89 de ellas en hechos de violencia. En este período se han registrado 67 muertos por armas de fuego, 22 por armas cortantes, 22 en accidentes de tránsito y 12 ahogados.

Desde el 8 de abril, se han contabilizado en El Salvador 164 heridos por armas cortantes y 40 por armas de fuego, muchos de ellos en riñas en centros de recreación por personas en estado de embriaguez. Según Protección Civil, en este período se han registrado 134 lesionados en accidentes carreteros, 56 quemados, 41 intoxicados, 115 fracturados y 119 personas han sido atendidas por picaduras o mordeduras de animales.

Los Bomberos Municipales registraron la muerte de 11 personas por heridas de arma de fuego, 15 por arma blanca, 15 más por objetos contundentes y 10 por "otras armas", no especificadas. Por su parte, los Bomberos Voluntarios informaron de la muerte de siete personas en accidentes de tránsito, así como de seis más por heridos con arma de fuego, uno con arma blanca, dos por objetos contundentes y dos atropellados.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por los cuerpos de socorro, la mayoría de las 310 personas heridas fueron víctimas de accidentes de autobuses en diferentes puntos del país, colisiones de vehículos livianos particulares o atropellos. La cifra incluye a personas con quemaduras de diferentes tipos, intoxicación alcohólica o lesiones con armas de diversa clase.

La cifra de homicidios diaria registrada desde el pasado sábado es de 12,7, superior a la registrada durante marzo pasado, que fue de nueve por día. En general, el número de muertos durante lo que va de las vacaciones por la Semana Santa es similar a la registrada el año pasado, ya que también fue de 123, según el informe oficial.

Tres miembros de la Policía Rural resultaron heridos este sábado cuando desconocidos les atacaron en el norteño departamento de Chalatenango, informó un portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC). El hecho ocurrió hacia la 1.00 de la tarde en el cantón Valle Nuevo, jurisdicción de Tejutla, 64 kilómetros al norte de San Salvador. Los heridos son el sargento Pedro Julián Chinchilla Rodríguez, el cabo Juan Pablo Henríquez y el agente Carlos Roberto Martínez González, quienes fueron trasladados al hospital Médico Quirúrgico (MQ), en la capital salvadoreña.

Según la fuente de Protección Civil, en la última semana se han registrado 134 personas lesionadas en accidentes de carretera, 56 quemados, 41 intoxicado, 115 fracturados y 119 personas han sido atendidas por picaduras o mordeduras de animales. En el mismo período han ocurrido 364 accidentes de tránsito, se han atendido 229 rescates acuáticos.

En Guatemala, al menos 50 personas han muerto durante la Semana Santa, y más de cien han resultado con heridas, en su mayoría por ataques con armas de fuego, informó hoy una fuente de la Policía Nacional Civil (PCN). Entre los incidentes registrados en las últimas horas, se destaca el naufragio de una embarcación de la policía en las aguas del Puerto Ocos, en el oeste del país.

Dos policías se ahogaron y uno más se encuentra desaparecido después de que la lancha en la que viajaban fuera volteada por una ola en las costas del pacifico. "Se encontraron los cuerpos de dos de los agentes de la Policía en la bocabarra del río Naranjo, mientras otro de los que viajaba fue rescatado en la costa y el cuarto aún está desaparecido" dijo el sábado el vocero de la Policía Carlos Caljú.

En la embarcación iban también cuatro soldados del ejército guatemalteco y dos guardaespaldas de la alcaldesa de Ocos, Edilma Navarijo. Algunos fueron rescatados por los bomberos mientras que otros lograron nadar hasta la orilla de la playa de este municipio ubicado a 181 kilómetros al oeste de la capital. Los agentes habían sido asignados para prestar seguridad en una actividad en la que estaría presente Navarijo.

En Honduras, al menos 40 personas han muerto, según la policía y otros cuerpos de socorro, que registran entre las víctimas a 19 ahogados, varios de ellos niños. El resto de las muertes fue producto de accidentes de tránsito, riñas y otros hechos violentos. Las autoridades hondureñas también registran más de 30 lesionados durante estos días.

"Todavía faltan dos días por computar, pero esperamos que las estadísticas de muertos y lesionados sean menores a los del año pasado", dijo el presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Accidentes y director de Tránsito Nacional, subcomisionado René Maradiaga Panchamé.

El ministro de Seguridad, Alvaro Romero, detalló que las 19 personas que murieron ahogadas fue porque algunas de ellas no sabían nadar y otras porque estaban ebrias o drogadas. "En comparación al año pasado, ha habido un aumento de cuatro personas ahogadas, sólo que este año murieron cinco niños, tal vez por descuido de sus familiares", añadió.

Romero destacó que en esta semana santa se movilizaron aproximadamente dos millones de hondureños a centros turísticos y a sus lugares de origen, a través de unos 180.000 vehículos, que deberán retornar en su mayoría mañana y lunes.

Costa Rica registra al menos 21 fallecidos en condiciones violentas durante la Semana Santa, mientras cinco personas han sido reportadas como desaparecidas, informó el sábado la Cruz Roja Costarricense.

El recuento, hecho a partir del pasado domingo, incluye cinco muertos víctimas de agresiones con armas, seis que han perecido en accidentes acuáticos, nueve en accidentes de tránsito (tres en vuelco, tres en atropellos y tres por colisión) y uno por caída.

La Cruz Roja también mantiene la búsqueda de cinco personas que permanecen desaparecidas, entre ellos un adulto que fue arrastrado por una corriente en Playa Bandera (Pacífico sur) y dos niños arrastrados por una corriente en Playa Palo Seco, en el Pacífico central.

Asimismo, los cuerpos de socorro buscan a un niño de nueve años desaparecido en el Río Chirripó (Caribe) y un adulto en Playa Tamarindo (Pacífico norte).

Un comunicado de la Cruz Roja precisó que esa entidad también ha atendido a 33 personas heridas por diversas circunstancias "que fueron trasladadas en condición muy delicada a clínicas y hospitales" así como a "42 vacacionistas que fueron rescatados de mares, ríos, montañas y carreteras".

El presidente de la Cruz Roja, Miguel Carmona, declaró que los cruzrojistas "hemos venido trabajando con nuestro más ferviente sentido de humanidad durante este operativo y procuraremos seguir haciéndolo durante lo que queda de hoy, mañana Domingo de Resurrección e incluso el día lunes".

Datos de la Cruz Roja indican que, durante la Semana Santa de 2005, los socorristas salvaron a casi un centenar de personas y se reportaron 30 muertes violentas, de las cuales al menos la mitad fueron personas menores de 25 años. En esa semana de 2004 se reportaron y 31 muertes violentas y en la de 2003 la cifra fue de 34 muertes.

En Panamá, una fuente del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) informó hoy de la muerte por ahogamiento de un joven ayer en la Playa Las Lajas (en el Pacífico), en la provincia occidental de Chiriquí.

El informante también confirmó un naufragio ayer en la Bahía de Panamá, en el Pacífico, donde los ocupantes de una pequeña embarcación fueron rescatados por personal de la Autoridad del Canal de Panamá después de que la nave se hundiera.


Descarga la aplicación

en google play en google play