Escúchenos en línea

Masiva redada de ilegales

None | 19 de Abril de 2006 a las 00:00

Se espera que este jueves Myers y el Secretario de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, anuncien una estrategia federal para enfrentar a los empleadores que violan las leyes migratorias. Mientras, en el Congreso reposan varias propuestas que buscan penalizar a quienes contratan a inmigrantes indocumentados.

La compañía IFCO Systems no estuvo disponible para comentarios el miércoles. Varios empleados de la empresa IFCO Systems fueron detenidos en Houston, Phoenix, Cincinnati, Albany, Indianápolis, Biglerville (Pensilvania), Charlotte (Carolina del Norte), Richmond (Virginia) y Westborough (Massachusets).

Los gerentes detenidos fueron identificados como Michael Ames, 44, en Shrewsbury (Massachusets); Robert Belvin, 43, en Clifton Park (Nueva York); Abelino Chicas, 40, y James Rice, 36, ambos en Houston; Scott Dodge, 43, en Albany; William Hoskins, 29, en Cincinnati; y Darío Salzano, 36, en Amsterdam (Nueva York).

La vocera del ICE, Jamie Zuieback, confirmó que un número no determinado de inspecciones y arrestos se habían llevado a cabo, pero declinó aportar más detalles para no entorpecer la investigación.

Jesuitas dominicanos llaman a boicotear productos de EE.UU.

Por Panky Corcino, diario La Prensa de New York

Santo Domingo – El Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SJRM) exhortó este miércoles a los dominicanos a apoyar la jornada de solidaridad con los inmigrantes residentes en Estados Unidos convocada para el próximo lunes, la cual incluye un boicot a la compra de productos estadounidenses.

Los sacerdotes jesuitas dominicanos se suman así al Movimiento Latino USA que promueve diversas protestas en repudio de la ley de Migración que se discute en el Congreso estadounidense. Las manifestaciones incluyen piquetes frente a embajadas norteamericanas.

En un documento firmado por los directivos del SJRM, los sacerdotes jesuitas José Núñez (Chepe), Regino Martínez, y Mario Serrano Marte (Moreno), la organización no gubernamental califica de "injusta y criminalizadora la ley migratoria que se discute en las cámaras legislativas estadounidenses".

Por esa razón, el SJRM exhortó a los dominicanos y a las organizaciones de la sociedad civil a sumarse a la jornada de solidaridad convocada para el próximo lunes 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

"Sería propicio que pudiéramos mostrar nuestra solidaridad con la jornada «Un día sin inmigrantes»", plantearon los jesuitas. Añaden que así el país haría "sentir el peso de los aportes de esta comunidad.

El SJRM llamó a los dominicanos a que "el primero de mayo no consuman ni compren en las empresas Mac Donalds, Burguer King, Starbucks, Crispy Cream, Subway, y otras instaladas en República Dominicana". Recordaron que el boicot incluye además no alojarse ese día en los hoteles de las cadenas Sheraton, Westin o Hilton, ni viajar en las líneas aéreas Continental, American Airlines, Panam y otras y no utilizar los bancos City Bank, ni los envíos por DHL o FEDEX.

El Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes resaltó el contraste con el tratamiento que reciben los migrantes en situación irregular en Estados Unidos y en países de América Latina. Citó que mientras en la nación norteamericana "se quiere criminalizar, cercenar derechos, deportar masivamente y ahondar la discriminación, Argentina legalizará próximamente un millón de inmigrantes sin documentos.

Recordaron que con la citada medida los indocumentados que serán beneficiados en Argentina "podrán tener los mismos derechos que los argentinos, salvo las excepciones respecto de los cargos electorales vigentes". Otro ejemplo que destaca el SJRM es el de Ecuador, que legalizará hacia fin de año a miles de inmigrantes de Colombia y Perú.

Recuerda como "un ejemplo digno de imitar" las palabras del ministro del trabajo ecuatoriano al señalar que "me parece absolutamente impresentable que le pidamos a España o Estados Unidos que regularicen a los migrantes y nosotros no regularicemos a los que están en Ecuador".

Los sacerdotes jesuitas recuerdan que República Dominicana tiene para imitar dos modelos de acción frente al tema migratorio, uno que busca criminalizador, el cual califican de excluyente y discriminatorio "como el norteamericano". El otro modelo, el cual recomiendan, "es el de la acogida", el cual "brinda un tratamiento digno a los migrantes como el Latinoamericano".

El SJRM lucha en República Dominicana a favor de los derechos de los inmigrantes haitianos que viven en el país en condiciones deplorables.

Pro-inmigrantes continúan unidos pese discrepancias sobre boicot

Washington – Los líderes de una alianza pro-inmigrantes dijeron este miércoles que todos los grupos en EEUU mantienen la unidad a favor de una reforma migratoria amplia y contra la criminalización de los indocumentados a pesar de sus divergencias por el boicot convocado para el 1 de mayo.

La vicepresidenta del Consejo Nacional La Raza, Cecilia Muñoz, declaró este miércoles a EFE que toda la comunidad de inmigrantes de Estados Unidos está "monolíticamente unida" para derrotar la ley que penaliza a los inmigrantes indocumentados y por una reforma migratoria exhaustiva.

Esa ley, propuesta por el representante republicano James Sensenbrenner y aprobada por la Cámara Baja el 16 de diciembre pasado, tendrá que ser armonizada con la que eventualmente apruebe el Senado.

Al margen de una variedad de acciones de los grupos que abogan por los derechos de los inmigrantes, una coalición de entidades encabezadas por el "Latino Movement USA" ha convocado a un "Gran Boicot" nacional el 1 de mayo a fin de destacar la importancia de los inmigrantes en el desarrollo de EEUU.

Según los organizadores del boicot, ese día ningún inmigrante deberá asistir a su trabajo, ni comprar ni vender nada y los estudiantes no asistir a sus clases.

Por su lado, los líderes de otra coalición, el Movimiento de Derechos de los Inmigrantes, informaron este miércoles en una rueda de prensa en Washington, que el 1 de mayo llevarán a cabo actividades de presión pero después de la jornada laboral.

Explicaron que aunque disienten con el boicot, no lo rechazan "porque son bienvenidas todas las acciones por una reforma migratoria justa y contra la ley de Sensenbrenner".

En una entrevista con EFE, Cecilia Muñoz aseguró que la comunidad de inmigrantes "se está movilizando por todo el país en una gran cantidad de maneras. Hay muchas maneras de movilizarse. Se puede ir a vigilias, a manifestarse a la calle, a trabajar en la iglesia o ir a servicios en los templos".

Agregó que existen muchas maneras de involucrarse en el debate migratorio y que las organizaciones locales están ofreciendo "una gran cantidad de formas de participar con el propósito de que las personas puedan escoger".

"Todo vale en esta lucha por una reforma exhaustiva y contra la criminalización de los inmigrantes indocumentados cuya legalización debe ser una realidad", indicó.

Destacó que "lo que estamos pidiendo a la comunidad es que se involucre, y que se mantenga al tanto de lo que está pasando en el Congreso y que siga levantando la voz porque su esfuerzo está teniendo éxito".

Sobre el boicot, Muñoz y otros líderes de los inmigrantes como Angélica Salas, de la Coalition for Humane Immigrant Rights de Los Angeles; Jaime Contreras, un ex indocumentado, y Eun Sook Lee, de National Korean American Service, señalaron que "cada persona tendrá que decidir exactamente la manera de actuar y la forma de involucrarse en esta lucha".

Pusieron de relieve que entre los grupos "no hay nada dual" en la batalla por los derechos de los inmigrantes y que las discrepancias sobre el boicot no debilitan el movimiento.

Reiteraron que "hay una gran cantidad de maneras de involucrarse incluida la de inscribirse para votar, llamar por teléfono y enviar correos electrónicos a los legisladores"

Sostienen que "cada acción vale. Es importante porque estamos teniendo éxito como comunidad".

Muñoz subrayó que "hay muchas maneras de contribuir" y dejó claro que la comunidad de inmigrantes está participando porque se necesita una reforma migratoria exhaustiva.

Una reforma que también dé un camino a la legalización de los 12 millones de extranjeros indocumentados que se calcula que viven en EEUU y en rechazo a la propuesta de Sensenbrenner.

"Hay unidad en esta meta, y estamos pidiendo que la gente siga contribuyendo a lograr este objetivo", resaltó.

Cecilia Muñoz sostuvo que en el Congreso se está haciendo sentir el efecto de las marchas masivas que los inmigrantes han realizado en todo Estados Unidos.

Pidió a demócratas y republicanos que no sigan echándose la culpa mutuamente de los fallos en la búsqueda de una reforma migratoria amplia y que actúen en favor de los inmigrantes.

Muñoz dijo que "esa lucha partidista no nos ayuda en nada. Lo que necesitamos es que gasten esa energía (usada en ataques mutuos) en llegar a un acuerdo para pasar una buena ley de inmigración". EFE

Aprueban ley establece cooperación entre policía e inmigración

Denver – Los republicanos de Colorado impusieron su presencia mayoritaria en el legislativo estatal y aprobaron una ley que obliga a la policía local a cooperar con las autoridades migratorias federales.

La iniciativa SB06-90, aprobada ayer, prohíbe a los gobiernos impedir que agentes de la policía o empleados gubernamentales cooperen con agentes federales para averiguar el estatus migratorio de los habitantes de Colorado. Las ciudades que no colaboren con las autoridades migratorias perderán importantes subsidios estatales.

La propuesta, que sólo aguarda la firma del gobernador Bill Owens para entrar en vigor, también establece que los agentes de policía y los empleados municipales que sospechen que una persona arrestada es un inmigrante indocumentado deben obligatoriamente llamar a la agencia federal que corresponda para informar del caso.

El Senado de Colorado aceptó las enmiendas propuestas la semana pasada por la Cámara de Representantes y votó por 33 a 2 a favor del proyecto.

"La inmigración ilegal alcanza niveles descontrolados en nuestro país, y ahora más que nunca es muy importante que todos los niveles del gobierno trabajen juntos para controlar este problema", sostuvo el senador Tom Wiens (R-Castle Rock), uno de los patrocinadores de la medida.

"Esta ley establece consecuencias para los gobiernos locales que instruyan a sus agentes de policía a ignorar abiertamente las leyes federales", agregó. Según Wiens, la decisión de ciertas ciudades, como Denver, Fort Collins y Durango de no cooperar con las autoridades federales "socava las leyes federales".

A principios de este mes, tanto el alcalde de Denver, John Hickenlooper, como el administrador de Durango, Bob Ledger, en declaraciones por separado, negaron que las ordenanzas municipales de esas ciudades estableciesen "santuarios para inmigrantes indocumentados".

Según Ledger, cada ciudad tiene el derecho de decidir en qué y cómo va a usar sus fondos, y decidir que los fondos municipales no se usarán para hacer cumplir leyes federales "no significa crear un santuario para ilegales".

El representante Ted Harvey (R-Highlands Ranch), el otro patrocinador del proyecto, indicó que eso es precisamente lo que las ciudades de Colorado ahora tendrán que hacer: usar fondos públicos locales para determinar si una persona está en Estados Unidos legalmente o no.

Los siete legisladores estatales hispanos de Colorado, así como la Asociación de Alguaciles de este estado, se habían opuesto a esta ley por considerarla innecesaria, debido a que ya existen mecanismos de contacto entre autoridades locales y federales. También la consideraron difícil de implementar ya que los agentes federales pueden decidir no responder a los pedidos de la policía local.

Durante una conferencia de prensa, los legisladores estatales republicanos, encabezados por David Schultheis (R-Colorado Springs), anunciaron que presentarán dos resoluciones "con la esperanza que sean adoptadas por voto popular en las elecciones de noviembre próximo".

La primera resolución exige "presentar prueba de ciudadanía para votar". Una propuesta similar fue recientemente rechazada por el Senado de Colorado por considerar que ya existen suficientes mecanismos para prevenir el fraude electoral.

La segunda propuesta haría del inglés no sólo el idioma oficial de Colorado, sino el único a usarse en el estado "excepto por las pocas excepciones estipuladas en las leyes federales en casos de salud o seguridad".

Según Schultheis, su resolución implica que las bibliotecas públicas sólo pueden tener libros en inglés, con la única excepción de libros de texto en otros idiomas. Incluso la literatura no escrita en inglés tendría que retirarse de los estantes de las bibliotecas.

Schultheis dijo que impulsa esta propuesta "porque recibir información en otro idioma (que no sea inglés) no ayuda a los inmigrantes a avanzar en la sociedad estadounidense". Ninguna de estas dos propuestas ha sido todavía formalmente presentada ante la Cámara de Representantes de Colorado.

Inmigrantes convocan a respaldar protesta de mayo

Emigrantes en Estados Unidos piden a los latinoamericanos que el próximo 1 de mayo no compren artículos estadounidenses y protesten frente a las embajadas de Washington en sus países en apoyo a los indocumentados.

El coordinador del Movimiento Latino USA, Juan Gutiérrez, quien se encuentra en México para solicitar a actores sociales y políticos su respaldo al paro nacional convocado por los hispanos en EEUU, dijo en rueda de prensa que su grupo hará todo lo necesario hasta conseguir la amnistía y derechos plenos para los indocumentados.

"Por ello venimos a México a pedir su apoyo, a pedir a mexicanos y latinoamericanos que no compren artículos ni productos americanos (de origen estadounidense) y en el caso específico de México, a no cruzar los puentes internacionales que conectan a los dos países a lo largo de la frontera", destacó Gutiérrez.

En el mismo acto, el integrante de la Coalición Internacional Primero de Mayo, Ventura Gutiérrez, también hizo un llamamiento a los candidatos a la Presidencia de México y a las organizaciones sindicales para que se pronuncien públicamente en favor de este movimiento. Gutiérrez pidió a la comunidad latina en general que proteste frente a las embajadas de EEUU en demanda de una reforma migratoria justa y humana.

Diversas organizaciones de hispanos en Estados Unidos convocaron a una "megamarcha", un paro nacional de actividades y un boicot comercial el próximo 1 de mayo, para exigir una amnistía migratoria, en momentos en que los miembros del Congreso de EE UU no logran consensuar una reforma sobre la base de varias propuestas.

Cifras oficiales indican que tan sólo los habitantes mexicanos del estado fronterizo de Chihuahua hacen compras anuales por unos 5.000 millones de dólares en diversas localidades del estado de Texas. Además, cada mes cruzan por el paso fronterizo de Ciudad Juárez unos 250,000 vehículos mexicanos, cuyos conductores buscan gasolina o artículos en mercados estadounidenses.

Al llamamiento hay que sumar el que hizo la Cámara de Comercio de Monterrey, a la que están afiliados 10,000 empresas del norte de México, para apoyar esta protesta del 1 de mayo, que algunos llaman ya "Un día sin latinos".

"Unos días antes del 1 de mayo haremos un llamado a la población para que no viaje a la frontera a comprar en los comercios de Laredo y McAllen", afirmó el líder de los comerciantes, Marcos Giacomán. Estadísticas de la Cámara de Comercio de Laredo precisan que los negocios fronterizos de Texas tienen ventas de alrededor de 2.000 millones de dólares anuales.

Marcha en Colorado

Denver – Centenares de estudiantes de secundaria que enarbolaban banderas mexicanas y estadounidenses se manifestaron el miércoles en ante el Capitolio de Colorado en respaldo de los inmigrantes ilegales.

La Policía Estatal calculó que acudirían unos 2.000 estudiantes de 14 escuelas de enseñanza secundaria y emplazó vehículos patrulleros a lo largo del recorrido de la marcha, efectuada en el Bulevar Speer.

"No intentamos perjudicar a sus país", afirmó Jorge Macías, un estudiante de secundaria que dijo ser ciudadano estadounidense. "En este país caben todos".

La marcha fue la última en una serie de protestas que atrajeron a decenas de miles de personas en todo el país, muchas de ellas inmigrantes ilegales, para presionar al Congreso durante el debate de la reforma de inmigración. Muchos de ellos dijeron oponerse al articulado que pasaría a felonía, un delito grave, la entrada y permanencia ilegal en el país, lo que en la actualidad es sólo una falta leve.

La policía dijo que los estudiantes que se manifestaron el miércoles tenían permiso para hacerlo. El vocero de las escuelas públicas de Denver Mark Stevens dijo que los directores y maestros de los centros docentes pidieron a los estudiantes que no participaran en el evento. Agregó que las ausencias serán castigadas caso por caso.

Poder Hispano

Los Ángeles, California – La activista Dolores Huerta afirmó que el boicot programado para el 1 de mayo contra empresas que apoyan a los antiinmigrantes demostrará la importancia de la presencia, aportación y consumo de los latinos en Estados Unidos.

"Lo ideal de boicot sería que se enfocara hacia empresas que han apoyado a los antiinmigrantes y que se sepa que han invertido dinero en campañas de senadores que han propuestos medidas contra los inmigrantes", señaló Huerta en una entrevista con Notimex.

La dirigente, quien en la década de 1960 fue cofundadora, al lado del hoy desaparecido líder laboral César Chávez, del más grande sindicato campesino en Estados Unidos, la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW, por sus siglas en inglés), reconoció que ese objetivo es difícil, "pero podemos irlo perfeccionando".

"César siempre nos decía que las marchas son el mejor modo de comunicar, organizar y participar, y por eso éstas no deben de ceder y necesitamos aprovechar que se han dado de una forma maravillosa de respuesta ciudadana espontánea", expuso. Huerta participó y encabezó las huelgas de hambre y boicots organizados por Chávez contra empresas que explotaban a campesinos -en su mayoría indocumentados- hace varias décadas en terrenos agrícolas, particularmente en California.

"Pienso que Chávez, en donde está al lado de Emiliano Zapata, Benito Juárez, Rubén Salazar -periodista asesinado a finales de los 60 durante una revuelta en Los Angeles, está emocionado de ver cómo la gente ha respondido por una reforma migratoria justa", declaró. Refirió que "una semana antes de las manifestaciones uno de nuestros representantes se reunió con el líder del Congreso, Hill Frist, quien dijo que la propuesta Kennedy-McCain para él estaba muerta".

Sin embargo unas semanas después la iniciativa, que prevé la concesión de visas temporales a trabajadores y la regularización de indocumentados, llegó hasta el pleno del Senado "y aparentemente va a ser retomada después del 27 de abril", remarcó.

"La verdad nunca me esperaba una respuesta tan espontánea como la que dieron alrededor de un millón en Los Angeles el pasado 25 de marzo, y no sólo ese día, y también en ciudades donde nunca se habían visto protestas en favor de los migrantes", resaltó. A los 76 años de edad y con problemas de salud, Huerta trabaja tan incansablemente en favor de los más pobres trabajadores del país como lo hizo en la década de 1960, cuando ella y Chávez organizaron el boicot de la uva en apoyo a los trabajadores del campo.

Al frente del comité sindical de trabajadores agrícolas, Huerta negoció el primer contrato colectivo después de la victoria del boicot en 1966. Dolores Huerta nació en 1930 en Dawson, Nuevo México. Cuando comenzó su labor sindicalista en California en 1955, dejó su trabajo de maestra pese a que era una madre divorciada de siete niños (tuvo 11 en total).

"En la organización no puedes alcanzar a todos, pero lo que sí puedes hacer es mantener empujando al que esté más cerca de ti", comentó la activista, que en una manifestación de campesinos en San Francisco en 1988 fue golpeada brutalmente por policías, que le rompieron varias costillas y el bazo. Junto con César Chávez encabezó movilizaciones y huelgas de hambre en favor de sembradores de uva, lechuga y otros productos, y fue encarcelada en 22 ocasiones por efectuar protestas no violentas.

"Cuando dejé las aulas para dedicarme al activismo muchas veces pensé que me había equivocado, pero un día me encontré afuera de mi casa una caja de comestibles que me dejó alguien en reconocimiento por mi ayuda. Esa fue mi inspiración para seguir en esto", recordó.

Señaló que no debe haber preocupación de que en estas protestas no haya aparecido aún un líder de la estatura de César Chávez o Martin Luther King (quien lo fue para la comunidad afroamericana). "No hay que apurarse; de estas movilizaciones saldrán los verdaderos líderes", vaticinó. "Hasta este momento los verdaderos líderes fueron los medios de comunicación, que fueron los que estuvieron llamando a la participación y que orientaron a la comunidad, y a ellos les debemos en gran parte esta respuesta", reconoció.

"Debemos enfocarnos en hacer boicots certeros. Investigar corporaciones que dan dinero a los antiinmigrantes, a senadores como los de Arizona o Texas que pararon el voto en el Senado, y trabajar contra ellos para derrotarlos en las próximas elecciones y llevar a gente comprometida con nuestras causas", sostuvo. Añadió que "contra lo que se pudiera pensar, los inmigrantes pueden hacer mucho en las elecciones estatales o federales de noviembre".

"Sin tener derecho a votar pueden ayudar tocando puertas, haciendo llamadas por teléfono e invitando a los que sí pueden votar a que lo hagan ese día; así es como podemos ayudar", precisó. Huerta también recomendó a los organizadores de marchas seguir procurando que éstas se desarrollen de forma pacífica y ordenada, "porque estamos en riesgo de que se filtren personas negativas que quieran hacer destrozos y derribar lo que hemos logrado".

En Guatemala, organizaciones humanitarias y las iglesias Católica y Evangélica de Guatemala anunciaron este miércoles su decisión de sumarse al boicot a los productos norteamericanos, convocado por los migrantes en Estados Unidos para el próximo 1 de mayo. "Ese día se mostrará el sentir colectivo ante el endurecimiento de las leyes migratorias en territorio estadounidense", declaró Patricia Bezares, de la Mesa Nacional de Migraciones.

Según el sacerdote Ademar Barilli, de la Casa del Migrante de Tecún Umán, el boicot, que contempla un paro de labores en Estados Unidos, marcará el termómetro de lo que representa el trabajo de ese colectivo.

Para Gonzalo Villa, obispo auxiliar metropolitano y secretario general de la Conferencia Episcopal de Guatemala, la medida llamará la atención sobre la situación que vive la población migrante.

Diversas organizaciones sociales y sindicales también anunciaron en los últimos días su decisión de sumarse a la protesta en solidaridad con los connacionales en Estados Unidos. El Frente Nacional de Lucha, que aglutina a más de 30 grupos guatemaltecos, llamó a sus afiliados a no adquirir comidas en restaurantes de firmas estadounidenses, ni comprar productos de ese país, el 1 de mayo.

Mientras, la Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG) anunció para los próximos días la realización de plantones frente a la embajada de Estados Unidos a fin de protestar contra la política anti inmigrante. "Haremos una concentración para rechazar la criminalización de los indocumentados y exigir una reforma migratoria integral y justa", declaró Victoriano Zacarías, dirigente de la CGTG.

En Estados Unidos hay un millón 200 mil guatemaltecos, de los cuales 700 mil están indocumentados y podrían verse afectados si se aprueba la ley que se debate ahora en el Senado norteamericano.

Reforma migratoria detenida en el Senado

Washington – Las críticas, desacuerdos y tensiones crecientes sobre la política migratoria estadounidense sugieren que es cada vez más remota la posibilidad de que se apruebe, en 2006, un cambio al sistema de inmigración, según diversos expertos.

Lejos de calmar las aguas –tras el fallido intento de aprobar una reforma amplia el 7 de abril-, republicanos y demócratas del Senado dedicaron el actual receso de primavera a endurecer sus reproches mutuos por el fracaso, y por las polémicas medidas contenidas en algunos proyectos de ley.

"Nos preocupa que se pierda tanto tiempo y energía echando culpas, cuando eso realmente no nos va a llevar a ningún lugar", dijo Flavia Jiménez, analista de política migratoria para el Consejo Nacional de La Raza, el principal grupo hispano de EstadoS Unidos.

Jiménez explicó que las elecciones legislativas de noviembre próximo abonan el terreno para las acusaciones entre los partidos. "Más se acerca noviembre y más difícil va a ser (aprobar la reforma migratoria), por eso estamos muy interesados en que el Senado retome el tema lo más pronto posible", señaló.

A su juicio, la reforma a las leyes de inmigración estadounidense "es posible si ambos partidos tienen las ganas de hacerla".

Aunque líderes republicanos y demócratas expresaron su disposición a volver a encarar el tema a partir del 24 de abril, cuando se levante el receso de dos semanas, nadie ve una salida clara al estancamiento actual.

A comienzos de abril un acuerdo bipartidista alcanzado en el Comité Judicial del Senado permitiría legalizar a la mayoría de los 12 millones de indocumentados en Estados Unidos, crear un programa de trabajadores extranjeros temporales y aumentar la seguridad fronteriza, pero el plan se estancó por discrepancias sobre cómo votarlo en el pleno de la Cámara Alta.

Los republicanos presionaron para que durante la votación se introdujera libremente cualquier enmienda al proyecto (Bill Frist, líder de la mayoría republicana, reconoció que había más de 390 enmiendas) y los demócratas exigieron que la presentación de enmiendas fuera limitada a cinco.

Al no llegar a un acuerdo no se logró el número de votos necesarios (60) para que el proyecto del Comité Judicial fuera aprobado y enviado al Comité de Conferencia, junto con el plan migratorio HR 4437 que la Cámara Baja aprobó el 16 de diciembre.

La temperatura del debate aumentó desde entonces, a medida que los líderes de ambos partidos en el Senado (Frist y el demócrata Harry Reid), incluso el presidente George W. Bush (quien presiona para que la reforma migratoria no abra un camino a la residencia para los indocumentados, sino sólo un programa de trabajadores huéspedes), se acusaron mutuamente de frustrar los intentos.

A comienzos de esta semana, los republicanos lanzaron una campaña por radio en algunos estados con mensajes que culpan a los demócratas por la falta de acuerdo en el Congreso y los responsabilizan de querer declarar criminales a los inmigrantes indocumentados.

Pero los anuncios no explican que la idea de la criminalización de la estadía ilegal es parte del proyecto republicano HR 4437 propuesto por el representante James Sernsenbrenner (Wisconsin), quien cuenta con el respaldado por el ala ultra conservadora del partido republicano y la Casa Blanca.

Los demócratas, por su parte, respondieron a la campaña indicando que fueron los republicanos quienes promovieron en la Cámara Baja el proyecto que tipifica como delito grave la inmigración indocumentada (hasta ahora una falta de carácter civil), cambio que gatilló una serie de multitudinarias manifestaciones pacíficas en todo el país.

Dudan que se apruebe

"No creo que veamos un proyecto de ley que llegue al escritorio del presidente este año", comentó Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro para Estudios de Inmigración, que pretende reducir el número de inmigrantes y se opone a legalizar a los indocumentados.

Según Krikorian, aunque el Senado apruebe una reforma migratoria, es improbable que logre armonizar (en el Comité de Conferencia) su proyecto con el de la Cámara de Representantes, que no incluye ningún programa de trabajadores temporales y se enfoca exclusivamente en aspectos de seguridad y control de los inmigrantes (legales e indocumentados).

"Las marchas de extranjeros ilegales garantizan que no va a haber un proyecto este año", según Krikorian, que explicó que "los miembros de la Cámara (Baja), en particular, van a estar muy renuentes a ser vistos como que abdican a esas demandas" planteadas en las manifestaciones, afirmó.

Pero Douglas Rivlin, portavoz del Nacional Immigration Forum (NIF), organización basada en Washington y que promueve una reforma migratoria amplia, dijo que el tema se ha vuelto parte del debate nacional "y cuando más gente piensa y habla de este tema, más llegan a la conclusión de que se necesita algo práctico".

Advirtió, sin embargo, que ambos partidos "están gastando más energía en atacarse el uno al otro que en levantar apoyo para una buena legislación".

"Esperemos que la parte partidaria de esto se esté agotando, porque finalmente tiene que haber una coalición de republicanos y demócratas que vuelvan posible la reforma", dijo, aunque admitió que "es realmente duro hacerlo en un año electoral".


Descarga la aplicación

en google play en google play