Escúchenos en línea

Crisis energética imparable

None | 22 de Abril de 2006 a las 00:00

Nicaragua consume como promedio anual unos 10 millones de barriles de petróleo, y utiliza el bunker, un derivado del crudo, para producir el 70 por ciento de la electricidad que consume.

El ente regulador de energía anunció hace dos días que prepara un plan de emergencia energética que incluiría la reducción de la circulación de vehículos y reajustes en los horarios de los centros nocturnos y centros comerciales, entre otras medidas.

Para este año las autoridades del BCN, estiman que la factura rondará los 600 millones de dólares. En 2003 el precio promedio fue 31.8 dólares por barril; en 2004 38.9; y el año pasado 51.3 dólares por barril. El Banco Central de Nicaragua (BCN) estima que la factura petrolera del 2006 rondará los 600 millones de dólares. Según el BCN, en el 2001 el precio promedio pagado por barril de petróleo fue de 26.3 dólares, mientras que en 2002, el precio bajó a 25.8 dólares por barril.

Petroleras con grandes ganancias

París – Las compañías petroleras resultan las grandes beneficiadas de la escalada de los precios del crudo y se han convertido en las principales destinatarias de la ira de gobiernos y consumidores en numerosos países por las fuertes alzas que registran los combustibles en las estaciones de gasolina.

En 2005, las 250 empresas petroleras mayores del mundo acapararon 243.000 millones de euros de beneficios, es decir, experimentaron un aumento del 35% frente a 2004, aun cuando los ciclones del golfo de México afectaron a la producción mundial, según la casa de corretaje francesa Aurel Leven.

Con los nuevos récords del precio del crudo, que por primera vez superaron los 74 dólares el jueves en Londres, las empresas tienen garantizados mayores beneficios otra vez este año.

Los analistas, que en febrero esperaban un precio medio anual del barril a 55 dólares, subieron su previsión por encima de los 60 y podrían ajustar sus cálculos al alza si continúan disparándose los precios, según Christian Parisot, de Aurel Leven.

Según un estudio de la agencia financiera Moody's, las 13 mayores empresas petroleras mundiales entregaron el año pasado unos 100,000 millones de dólares a sus accionistas.

El norteamericano ExxonMobil, primer grupo petrolero mundial, anunció para 2005 un beneficio de 36,000 millones de dólares y un volumen de negocios de 371,000 millones de dólares, es decir, más que el producto interior bruto de Arabia Saudí, primer productor mundial de petróleo.

El año pasado, el número dos, el británico Royal Dutch Shell, batió el récord de beneficios para una empresa británica, con 22,940 millones de dólares. El británico BP obtuvo 19,310 millones de dólares de beneficios, seguido de la francesa Total, con casi 15.000 millones de dólares.

Pero aunque éstos se frotas las manos, los exorbitantes beneficios de las compañías provocan la ira de los consumidores, que ven cómo se disparan los precios de los carburantes.

El tope simbólico de 1.50 euros el litro de gasolina se superó en muchos países europeos a mediados de 2005. En Francia, donde más del 65% del precio de la gasolina súper lo integran las tasas, el ministro de Finanzas, Thierry Breton, presionó este otoño a las empresas para que frenen estas subidas.

Breton dice estar convencido de la necesidad de que las empresas petroleras inviertan una parte importante de sus resultados en la producción, la refinación y la investigación en energías alternativas.

También en Francia, la asociación de consumidores UFC-Que Choisir reclama que Total dedique una tasa excepcional de 5.000 millones de euros, que se descontaría de sus beneficios astronómicos, en invertir en los transportes públicos.

En Estados Unidos se multiplican los llamamientos en favor de tasar los beneficios de las compañías petroleras. La senadora demócrata Hillary Clinton pidió al presidente, George W. Bush, que cree un fondo especial para fomentar la independencia energética del país, que estaría alimentada en gran parte por una tasa.

En el Reino Unido, el ministro de Finanzas, Gordon Brown, decidió en diciembre de 2005 subir del 10% al 20% la tasa a los beneficios de las empresas petroleras que operan en el mar del Norte.

Las compañías se defienden alegando que están recibiendo ahora lo que llevan varios años invirtiendo. Para el director general de la Agencia Internacional de la Energía, Claude Mandil, estos beneficios son "importantes en valor absoluto", pero "no más importantes que los de otras actividades industriales o comerciales". Precios de energía se disparan El presidente del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, anunció este jueves en rueda de prensa el incremento tarifario del 2% en la tarifa del servicio de energía eléctrica a partir de mayo próximo, por el incremento en el precio internacional del petróleo, que supuestamente no afectará a los usuarios que consumen menos de 150 kilovatios-hora al mes.

Según Castillo, 7 de cada 10 usuarios del sector energético consumen menos de 150 kilovatios-hora al mes y no han tenido aumento en la tarifa de energía en los últimos seis meses. El funcionario aseguró que la "carga" será para "aquellos grandes consumidores domiciliares y los sectores industriales y comerciales" de este país centroamericano.

El titular del INE advirtió que el ajuste a la tarifa de energía puede ser mayor si sigue aumentando el precio internacional del petróleo. "Si no hay ajustes tarifarios que sigan la tendencia del petróleo, pues tendríamos que acostumbrarnos a racionamiento de energía", anotó.

Castillo informó de que enviará un plan de emergencia energética al Gobierno central el próximo 25 de abril. Agregó que el plan contempla restringir la circulación diaria del número de vehículos, según el número de placa; regular los horarios de los centros nocturnos de diversión o aplicarles otra tarifa por consumo eléctrico.

El plan de emergencia energética tiene que ser aprobado por el Gobierno central para que entre en vigencia, explicó el funcionario. "INE hará las recomendaciones al presidente Enrique Bolaños el próximo martes para que se tomen medidas urgentes para hacer frente a la crisis", anunció Castillo.

El plan sugiere alternar los días de circulación de los vehículos con placas pares e impares y restringir el consumo de energía en los centros nocturnos de diversión y el comercio, precisó Castillo.

La propuesta plantea exonerar de impuestos los electrodomésticos de bajo consumo de energía, dijo Castillo. "La circulación parcial obligaría al ahorro porque solo circularían la mitad de los vehículos, mientras que los cines y centros de diversión tendrían que limitar los horarios o aplicar una tarifa más fuerte", explicó.

Propuso, además, exonerar de impuestos "los bombillos de luz más eficientes" e incentivar la compra de refrigeradoras y electrodomésticos que consumen menos electricidad.

El funcionario consideró que el gobierno debió haber adoptado un plan de emergencia desde que el año pasado, cuando el precio del petróleo subió a 50 dólares el barril, tras manifestar su desacuerdo con la política gubernamental de que "cada quien ahorre" como pueda.

La factura petrolera en Nicaragua ascendió en el 2005 a más de 500 millones de dólares, la cual podría subir este año a 700 millones, de acuerdo a economistas del gobierno e independientes.

Viene petróleo venezolano

Entretanto, el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, parece que es el único interesado en encontrar una solución estratégica al abastecimiento de petróleo para el país, a precios favorables.

Una misión técnica de Venezuela llegó hoy a Managua para discutir la constitución de una empresa mixta nicaragüense-venezolana que implementará un proyecto de importación, distribución y comercialización de petróleo.

Marenco informó de que el próximo martes viajará a Venezuela una delegación nicaragüense, de la que formará parte el ex presidente Daniel Ortega, para firmar en Caracas un protocolo de intención política entre Amunic y la empresa venezolana. El alcalde sandinista no descartó que el próximo martes ya esté conformada la empresa mixta.

El alcalde Marenco, en conferencia con los miembros de la misión venezolana informó de que el petróleo será importado de Venezuela y será comercializado en base a financiación especial. El crudo será vendido a la Asociación de Municipios de Nicaragua (AMUNIC) que agrupa a los 152 gobiernos locales del país, pero la forma de pago será distribuida en un 60 por ciento a 90 días y el 40 por ciento a 25 años de plazo. Marenco es presidente de Amunic.

Esta empresa en formación será la que traslade el producto a los canales de distribución correspondientes, pagando 60% del precio internacional a 90 días y la diferencia en 25 años de plazo, con dos años de gracia y el 1% de interés. Es como un regalo, aseveró el alcalde.

El acuerdo con Venezuela es la única solución a la crisis energética que padece Nicaragua, afirmó Marenco, quien se mostró confiado en obtener una respuesta positiva de las empresas locales. Reveló que dos petroleras que operan en el país (Petronic y Shell) están anuentes a alquilarles a AMUNIC sus depósitos para almacenar el combustible que será comprado a PDVSA.

Marenco reconoció que, a pesar de todo, muchos temas quedarán todavía pendientes de resolver como aspectos logísticos, lo que están estudiando equipos especializados.

El alcalde de Managua declaró que ya se reunió con el presidente Enrique Bolaños, para explicarle detalles de los avances de la operación comercial y de la actividad de la misión venezolana que mañana, viernes, continuará trabajando en Managua.

Marenco señaló que desde el martes y miércoles, el país está padeciendo apagones por la carencia de petróleo para las plantas generadoras de energía eléctrica. "Cada día se hace más necesaria esta operación comercial que es de enorme importancia para la población de Nicaragua, especialmente la mas pobre", advirtió el alcalde.

Añadió que la misión se reunirá este viernes con el presidente del INE, David Castillo, con quien se estudiará todo el marco de regulación establecido en este país.

"Dependiendo de la rapidez con que podamos vencer todos los obstáculos legales, financieros, logísticos y de almacenamiento, ya podremos llegar a tener el producto final para beneficiar a los sectores pertinentes", dijo Marenco. El alcalde anunció que "si todo sale bien, dentro de 15 días podríamos tener el primer cargamento de combustible" de Venezuela.

El embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, reiteró, por su parte, que no se trata de un acuerdo político con un partido determinado, sino con autoridades locales, en este caso los municipios. Explicó que el propósito de la visita de los expertos es constatar las capacidades de almacenamiento y la creación de la empresa que se encargará de las importaciones.

Este convenio se inscribe dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), aseguró Gómez, en alusión a la iniciativa promovida por Venezuela y Cuba como una nueva forma de integración para la región.

El gerente general de la compañía Petróleos de Venezuela del Caribe, Rafael Díaz López, y la abogada Karina Uribe, integran esta misión, que desde el jueves ha comenzado a discutir la conformación de la sociedad que manejará la operación comercial. En la rueda de prensa se encontraban también el embajador Miguel Gómez, y la abogada de la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic), Vivian Zúniga.

La misión venezolana y una delegación de los municipios de Nicaragua, encabezada por Marenco, comenzarán a analizar aspectos jurídicos, de estatutos, técnicos de accionariado, marcos de regulación y duración para la constitución de la sociedad de la compañía de Venezuela y los municipios nicaragüenses.


Descarga la aplicación

en google play en google play