Escúchenos en línea

«Integrar economía entre los
pueblos con visión humana»

None | 25 de Abril de 2006 a las 00:00

Marenco explicó que la delegación que vino a Caracas está compuesta por 53 alcaldes de los 153 que conforman la asociación, en un esfuerzo por promover negocios. Planteó a Chávez participar en la creación de un sistema de refinación de petróleo en Nicaragua para garantizar el suministro de gasolina en la zona, "lo cual es factible para una empresa tan grande como PDVSA".

El acuerdo fue firmado por el vicepresidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), Alejandro Granados, y Marenco. Según el acuerdo, la empresa PDV Caribe y la asociación de alcaldes será formará con 100,000 dólares, de los cuales la filial venezolana pondrá 60,000 y la asociación de alcaldes 40,000 dólares.

Los funcionarios dijeron que la empresa se encargará de la comercialización, almacenamiento y distribución de hidrocarburos en Nicaragua, dentro del proyecto llamado Alternativa Bolivariana para la América (ALBA), que promueve Chávez en contraposición a los planes de libre comercio de Estados Unidos.

No podemos fallar

Además, Chávez pidió a sus colaboradores y a los alcaldes presentes a concretar "pronto" el acuerdo, ante la "conflagración" que -dijo- se adelanta para frustrarlo. "Pido con mucha firmeza que hagamos bien y rápido todo lo que tenemos que hacer, para que este acuerdo entre en acción ya porque sería terrible que pasen los días y las semanas y el pueblo de Nicaragua se quede como pajarito en grama. Pase lo que pase y cueste lo que cueste este convenio se debe cumplir", enfatizó.

Chávez señaló que el acuerdo firmado es un "paso más" para constituir la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), que impulsa junto a Cuba en contra del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y los TLC con Estados Unidos.

La nueva empresa "va a permitir recibir crudo a precios preferenciales para que nosotros los alcaldes -ya que el Estado nacional no es capaz de hacerlo- podamos amortiguar el golpe tremendo que significan los precios actuales del petróleo", señaló.

La empresa mixta también se encargará de la importación y comercialización del petróleo, añadió el alcalde Marenco y sostuvo que el pacto representa "una forma de integrar la economía de los pueblos con una visión humana".

"Este acto de hoy (martes) es ALBA, avanzamos en el ALBA, derrotamos la propuesta imperial del ALCA, el más acabado plan del coloniaje que se conozca en la historia quedó derrotado, producto de la evolución y el despertar de los pueblos, claro que el imperio contraatacó y sacaron de bajo de la manga la propuesta de los TLC", insistió. Aseguró el mandatario que "no nos queda más alternativa que acelerar nuestro avance (...) el plan imperial será derrotado este siglo, más temprano que tarde, lo van a derrotar nuestros pueblos".

Chávez señaló que "es muy importante que no fallemos, sea cuales fueren los obstáculos, nuestras deficiencias propias,...no podemos fallar porque estaríamos acuchillando el ALBA que apenas está naciendo. Pronto debemos comenzar a llevar ese combustible para allá. Es una gran responsabilidad la que estamos asumiendo, ustedes y nosotros. Ustedes tienen que buscar donde depositarlo, sino te lo echamos en tobos (baldes) Daniel allá", dijo el mandatario.

El presidente venezolano saludó especialmente al actual vicealcalde de Managua, Alexis Argüello, ex tricampeón mundial de boxeo, presente en la ceremonia.

Un numeroso grupo de alcaldes viajó este lunes a Venezuela para suscribir acuerdos de suministro petrolero con el gobierno del presidente Hugo Chávez. El vicealcalde de la capital, Alexis Argüello, extricampeón mundial de boxeo, dijo poco antes de partir hacia Venezuela, que la firma del acuerdo constituye "un hecho sumamente positivo, histórico y de integración continental". Alexis recordó que el presidente Hugo Chávez prometió a los nicaragüenses financiar la construcción de un polideportivo en Managua. "Vamos a ratificar la promesa y sentar los primeros pasos para que ese polideportivo sea una realidad en nuestro país", subrayó Alexis Argüello.

"El único interés que nos mueve es cooperar modestamente en lo que podamos en la recuperación del nivel de vida tan deteriorado, producto de la aplicación de las políticas neoliberales del capitalismo. Es construir el camino al socialismo", señalando que esta meta no es una imposición, sino una idea necesaria para su discusión abierta y sincera. "Si me propone alguien un camino distinto al capitalismo y al socialismo estaría dispuesto a discutirlo pero por el capitalismo no es posible", acotó.

"El buen amigo Bolaños"

Chávez volvió a expresar su apoyo por la opción electoral de Ortega y celebró unas palabras de su colega de Nicaragua sobre su abierto apoyo hacia el líder sandinista. También se refirió a unas declaraciones que atribuyó a su colega de Nicaragua, Enrique Bolaños, "a quien yo estimo mucho y respeto", dijo, según las cuales le eximió de estar inmiscuyéndose en los asuntos políticos y electorales internos de Nicaragua.

El gobernante venezolano remarcó que se ha limitado, "como ciudadano", a expresar sus preferencias electorales en países de la región, y que intervenir en sus asuntos internos "sería viajar a ellos para participar en mítines" de campañas electorales ajenas, u otorgar financiación a candidaturas, lo que descartó haber hecho.

"El presidente, el buen amigo Bolaños, dijo que Chávez no interviene en asuntos políticos, mientras no critique al gobierno. Lo que sí lamento son las palabra de un candidato, al que llamaré equis equis equis, quien dijo que Chávez está interviniendo en Nicaragua comprando voluntades", señaló el mandatario al leer un despacho noticioso.

Chávez leyó íntegro un despacho fechado en Managua que dio cuenta de que el candidato presidencial liberal a la presidencia Eduardo Montealegre, lo acusó de 'comprar voluntades' y manipular "el corazón de la gente" al ofrecer petróleo venezolano barato a los alcaldes, precisamente en un año electoral.

Sin referirse a Montealegre por su nombre, recordó que éste también le atribuyó haber dicho que quería que "fulano de tal" fuera presidente de Nicaragua y acto seguido Chávez exclamó: "¡Fulano de tal no se llama, se llama Daniel Ortega!".

"Es el mismo discursito y lo elaboran en el Pentágono", y "lo que hacen algunos es repetirlo como loros. ¡Es la derecha desesperada porque lo que anda recorriendo América Latina, una vez más, es una fuerte corriente por los caminos de la izquierda!", exclamó.

Chávez recordó que Nicaragua recibió petróleo en condiciones preferenciales a través del llamado Pacto de San José, impulsado por Venezuela y México desde los años '80, pero señaló que la dinámica del convenio obligó a buscar alternativas que nunca se lograron.

Chávez anunció que el próximo sábado viajará a la Habana para participar en el acto de incorporación de Bolivia al ALBA, acuerdo que sólo es respaldado por Venezuela y Cuba. "Ojalá Daniel, te dejo la invitación para el próximo año, que te adhieras tu al ALBA...Todo el mundo sabe que yo quisiera que Daniel Ortega fuera el presidente de Nicaragua. ¿Eso es injerencia?, no para nada", agregó.

"Yo quisiera que Daniel Ortega fuera el presidente de Nicaragua. Para el año que viene, Daniel, aquí yo te espero de presidente", concluyó el mandatario venezolano.

Advirtió también acerca de los obstáculos que tendrá que atravesar este nuevo mecanismo de integración. "Los adversarios van a tratar de sabotearlo, primero a nivel mediático, tergiversando, tratando de confundir, ya comenzaron los ataques (...) las transnacionales tratan de sabotear y presionar a los gobiernos, las embajadas de los Estados Unidos, los medios de comunicación, la satanización, van a estar a la caza de cualquier falla para magnificarla, van a tratar de tapar y ocultar los éxitos. Es una batalla, sólo que afortunadamente sin fusiles ni ametralladoras, pero es una guerra".

Respecto a la intención imperial de convertir a toda la América en una colonia, el Presidente bolivariano aseguró que "estamos en presencia de una gran conflagración que ojalá no llegue de nuevo al tableteo de ametralladoras, no queremos que esto ocurra, y haremos todo lo posible para evitarlo, pero sabemos quienes están al frente del gobierno imperial de los Estados Unidos, sabemos que no tienen límites para mentir, para matar, para agredir, no tienen ningún tipo de vergüenza ni moral ni respeto por nada ni por nadie, y además tienen dispersos por el mundo, dentro de nuestros propios países, un ejército de lacayos y serviles, que cobran bien sus traicioneras acciones y le facilitan al imperio sus agresiones".

Los detalles técnicos del acuerdo

Nicaragua ahora podrá realizar la negociación, comercialización, transporte y almacenamiento de hidrocarburos, gracias a la firma de creación de la empresa mixta, afirmó Alejandro Granado, vicepresidente de Petroleos de Venezuela (Pdvsa) y presidente de Petrocaribe.

Granado manifestó que la creación de esta empresa, con las 153 alcaldías que integran a Nicaragua, beneficiará a los sectores salud, educación, seguridad, vivenda, entre otros del país centroamericano. Expresó que la razón social de este acuerdo esta centrado en el acopio y comercialización de hidrocarburos.

"Estamos dando un gran paso dentro de la política de integración energética que desarrolla el Gobierno bolivariano; además, esta iniciativa va más allá de la mera comercialización, porque su finalidad es contribuir con la complementariedad y cooperación con los pueblos de América Latina y el Caribe", comentó el presidente de Petrocaribe.

Asimismo, el funcionario de Pdvsa aseguró que representantes de ambas naciones ya se encuentran trabajando y realizando la evaluación de las diferentes opciones de sitios para el almacenamiento de los productos energéticos; sin embargo, dentro de los objetivos de Alba Nicaragua está prevista la creación de infraestructura propia.

Granado añadio que este proyecto está integrado con las políticas del Plan Siembra del Petróleo 2006-2030. "La conformación de esta empresa no sólo contempla la activación y diversificación del mercado venezolano, sino la de otros países del Caribe y Suramerica", indicó el vicepresidente de Pdvsa.

Un sargento mezquino y rabioso

El canciller Norman Caldera, sargento de la Guardia Nacional de Estados Unidos, dijo el martes que el alcalde Dionisio Marenco, endeudará al país al firmar el acuerdo con Petrocaribe. "A endeudarnos más es que van con esas condiciones", manifestó Caldera.

El jefe de los legisladores sandinistas en el parlamento, Edwin Castro, rechazó que el acuerdo con Venezuela endeude a Nicaragua y criticó al canciller Caldera por "no buscar una solución mejor" ante la crisis energética que atraviesa este país centroamericano. "Es bien cómodo criticar y quedarse sin hacer nada, a nosotros nos parece que no hay una solución mejor", manifestó Castro.

Caldera recordó que el Gobierno sandinista endeudó a los nicaragüenses en 12,000 millones de dólares, "hasta que llegó doña Violeta (Chamorro, ex presidenta de Nicaragua 1990-1997) a conseguir la condonación de la deuda" del país. El funcionario denunció que supuestamente detrás de ese acuerdo se pretende beneficiar a Ortega para las elecciones de noviembre próximo.

El diplomático dudó de que Venezuela otorgue "petróleo más barato" a Nicaragua. "Tendríamos que ver qué es lo que dice la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) sobre la ruptura de su cártel, porque no pueden ni reducir precios ni hacer donaciones de petróleo", observó.

Según el canciller, esa "manipulación" constituye una intromisión de Venezuela en el proceso electoral nicaragüense, a la vez que acusó a Ortega de "doble moral" por criticar al embajador estadounidense Paul Trivelli por su actuación en este país, pero defender a Chávez.

El funcionario anotó que es a la Asamblea Nacional a quien le corresponde ratificar la deuda que estarían asumiendo los municipios del país centroamericano con Venezuela.

"Esto es un tiro en el tobillo para las transnacionales que siempre han manejado de forma monopólica este negocio", expresó el legislador sandinista Wálmaro Gutiérrez, al ser interrogado sobre el alcance del convenio firmado este martes en Caracas.

Gutiérrez, quien es miembro de la Comisión Económica del Parlamento, acusó al gobierno del presidente Enrique Bolaños y al resto de la derecha nicaragüense de no estar interesados en buscar solución a la actual crisis energética. "Si no es el FSLN el que defiende los intereses del pueblo, quién lo va hacer", se preguntó el legislador.

Agregó que el combustible venezolano a precios preferenciales garantizará que no se incremente la tarifa del transporte colectivo urbano y será una fuente de recursos para que las alcaldías solucionen los problemas sociales.

Pero Caldera no se limitó a criticar, sino que también lanzó una perversa advertencia. "Nos preocupan los usos que se le puedan dar a la urea fuera de los usos agrícolas, porque la urea, un fertilizante agrícola, puede utilizarse como materia prima para explosivos", señaló el canciller.

Venezuela envió el 7 de abril pasado 10.000 toneladas de urea como resultado de un acuerdo entre el gobierno de Chávez y organizaciones gremiales agropecuaria, tales como la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), la Unión Nacional de Productores Agropecuarios (Unapa) y la Federación Nacional de Cooperativas Agroindustriales (Fenacoop). También están la cooperativa Nicaraocoop y la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC).

El cargamento será vendido directamente a pequeños productores agrícolas. Está previsto un segundo envío de 10.000 toneladas más, aunque no se ha precisado la fecha.

Caldera anunció que el Gobierno vigilará que los gremios sandinistas den el uso correcto a la urea y advirtió que esa donación no puede ser usada para fines electorales. "Cuando se le da dinero a un partido político y vienen unas elecciones, ustedes saben cuales son las leyes que hay en Nicaragua", indicó el funcionario.


Descarga la aplicación

en google play en google play