Escúchenos en línea

Cambio de golpes entre liberales y sandinistas

None | 23 de Noviembre de 2005 a las 00:00

Las dos resoluciones del Tribunal son temporales, pues ahora los casos deben ser resueltos en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde hay 8 magistrados por cada bando. Sin embargo, los liberales parece han logrado atraer a sus filas al magistrado Róger Camilo Argüello, originalmente electo por los sandinistas.

Según fuentes judiciales, los liberales decidieron "perdonarle la vida" a Argüello por su oscura participación en el caso de los 600 mil dólares devueltos a una banda de narcotraficantes por órdenes del propio Argüello.

Si finalmente el magistrado Argüello se pasa al bando liberal, quedaría sellada la mayoría liberal en la CSJ y, por lo tanto, serían confirmadas las dos decisiones del Tribunal de Apelaciones que favorecen claramente las posibilidades del PLC en las elecciones de 2006.

Pero la guerra entre ambos partidos se extiende a otras esferas. Este martes, los arnoldistas anunciaron su respaldo al gobierno en su proyecto de presupuesto para 2006, ignorando las demandas de incremento salarial de los maestros y los trabajadores de la salud. Estos últimos cumplen este miércoles diez días de huelga general.

Con ese respaldo al gobierno, los liberales parece han logrado romper la frágil alianza entre el presidente Enrique Bolaños y Daniel Ortega, forjada a finales de octubre, y mediante la cual el país logró superar la crisis que durante más de un año paralizó virtualmente la vida institucional del país. Tras el pacto Ortega–Bolaños, se aprobó una Ley Marco la cual dispone que será hasta enero de 2007, cuando entren en vigor las Reformas Constitucionales aprobadas por Alemán y Ortega entre diciembre y enero pasados.

Según círculos políticos, los liberales buscan un acuerdo estable con el gobierno, que les permita el control de la directiva y de las comisiones parlamentarias, para eventualmente aprobar una Ley de Amnistía para su caudillo Arnoldo Alemán, sentenciado a 20 años de prisión por robo al erario público y lavado de dinero.

El caso Lewites

La Corte de Apelaciones de Managua ordenó a la Contraloría General de Nicaragua suspender una auditoría a la gestión del ex alcalde y aspirante sandinista a la Presidencia Herty Lewites, con la cual según él, lo pretendían inhibir.

El mismo Lewites informó este miércoles en conferencia de prensa de que la Sala Uno Civil de la Corte de Apelaciones de Managua, dominada por los liberales, decidió admitir el amparo que introdujo el martes en contra de un proyecto de resolución de la Contraloría que pretendía enviarlo a los juzgados.

Lewites había advertido que si lo inhibían habría violencia en el país. "Ya con este amparo desaparecen los fantasmas de las inhibiciones y pueden decirle al pueblo nicaragüense que estoy tranquilo y que es un hecho que voy a correr como candidato a la Presidencia", dijo Lewites.

Indicó que la Contraloría, que dominan liberales (3 miembros) y sandinistas (2 miembros), tenía lista una resolución en la que establecía presunción penal en su contra por irregularidades en la venta de un terreno comunal cuando fue alcalde de Managua (2001-2005).

La denuncia fue puesta por el actual alcalde sandinista de la ciudad, Dionisio Marenco, quien afirmó que Lewites vendió terrenos de la comuna a precios subvalorados.

Lewites dijo que la denuncia de Marenco tenía la intención de que la CGR pidiera a las autoridades judiciales abrirle causa para inhibirlo de ser candidato. "Se desvaneció el fantasma de la inhibición", dijo Lewites. El aspirante presidencial había dicho que sería inhibido por liberales y sandinistas como producto de un pacto entre Ortega y el ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002).

Lewites está supuesto a correr como candidato por el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) y Alternativa Cristiana, cuyo presidente, Orlando Tardencilla, declaró que el recurso de amparo a favor del ex alcalde tendrá que ser resuelto por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) después de más de 600 que están pendientes en ese alto tribunal.

"Sería una barbaridad que de la noche a la mañana la CSJ decidiera tramitar especialmente el amparo de Herty, porque se vería una intención política de inhibirle de los comicios cuando hay más de 600 amparos pendientes de resolver por la misma corte", agregó Tardencilla.

Un congreso del FSLN lo expulsó del partido a mediados de año cuando quiso disputar la candidatura por el Frente y nombró a Ortega como candidato presidencial, pese a las derrotas sufridas en las últimas tres elecciones consecutivas.

Al consultarle a Lewites el porqué creía que ahora los "pactistas" lo quieren dejar participar en los comicios, afirmó que "porque parece que meditaron bien las cosas y sabían que el pueblo no iba a permitir que me sacaran de juego".


Descarga la aplicación

en google play en google play