Escúchenos en línea

«Bush es el único terrorista», dice Evo

None | 29 de Diciembre de 2005 a las 00:00

"Necesitamos socios y no dueños; voy a coordinarme con el presidente venezolano (Hugo) Chávez, los presidentes de Brasil y Argentina y de otros países como parte de una campaña para recuperar el control de nuestros recursos naturales sin esperar que EEUU o el Banco Mundial vengan a ayudarnos".

Histórico encuentro entre Evo y Fidel

Morales llegará el viernes a Cuba para reunirse con el mandatario Fidel Castro, en su primer viaje fuera de Bolivia antes de asumir la Presidencia. Morales escogió a Cuba como primera escala de una gira internacional antes de asumir el poder el 22 de enero.

Aunque en La Habana nada se ha dicho oficialmente sobre la visita de Morales, su portavoz, Alex Contreras precisó en La Paz que tras reunirse con Fidel el presidente electo retornará de inmediato a Bolivia para dirigirse a su comarca natal de Orinoca, donde recibirá el año nuevo.

Morales proseguirá la gira el 3 de enero rumbo a España, donde será recibido por el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y luego viajará a Francia, Holanda y Sudáfrica. El dirigente cocalero se reunirá en Sudáfrica con el presidente Thabo Mbeki y el premio Nóbel de la Paz, Nelson Mandela, y después viajará a China, para concluir su gira el 13 de enero en Brasil con un encuentro con el mandatario Luiz Inacio lula da Silva.

Si bien su visita a Cuba es la primera como presidente electo, no sorprende a nadie. Como líder cocalero estuvo en la isla en cuatro ocasiones desde 2002, la última en mayo pasado cuando se atendió en La Habana un problema en una de sus rodillas.

Tan solo unas horas después que las autoridades electorales confirmaron su triunfo, el Morales envió un mensaje a Cuba en que prometió acompañar la lucha antiimperialista de la revolución cubana, y pidió a Estados Unidos levantar el embargo económico que impuso a la isla hace 45 años.

"Ahora tengo la oportunidad de estar junto a él en esta lucha, en busca de paz con justicia social", dijo Morales en esa ocasión tras expresar su deseo de contar con la presencia del Presidente Castro en la transmisión de mando para que "pueda acompañar este cambio".

Cuba celebró como suyo el triunfo de Morales. La prensa dedicó grandes espacios a informar de la indiscutible victoria en los comicios (54,1%), y en un mensaje enviado hace una semana, el Presidente Castro y el Parlamento de Cuba lanzaron un llamado a la solidaridad mundial para rechazar las "amenazas" de Estados Unidos contra el futuro gobierno boliviano.

Admirador del líder de la revolución cubana, Morales dijo en mayo en La Habana, que éste es un "genio benévolo", en contraposición al entonces secretario de Estados adjunto para Latinoamérica, Otto Reich, que calificó a Castro de "genio malévolo".

Morales se describe como "una pesadilla para Estados Unidos" y es un abierto defensor de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), iniciativa de integración del presidente Hugo Chávez, que también impulsa Fidel, en contraposición al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

MAS controlará Diputados y la derecha a Senadores

El presidente electo Evo Morales controlará ampliamente la cámara de Diputados de 130 miembros, pero deberá recurrir a eventuales pactos en la de Senadores, donde la oposición conservadora de su derrotado rival electoral Jorge Quiroga tendrá mayoría.

El triunfo del Movimiento al Socialismo con 54% de los votos en las elecciones del 18 de diciembre le permitió afirmar una mayoría incontrastable con 72 de los 130 escaños en la cámara de Diputados. Casi con dos tercios de los votos a su favor, Morales tendrá vía expedita para la aprobación de leyes en esta instancia del bicameral Congreso boliviano.

En la cámara baja la oposición encarnada por Quiroga ocupará 43 bancas, mientras que la centrista Unión Nacional (UN), del empresario cementero Samuel Doria Medina, tendrá 8 y el liberal Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), del derrocado ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, 7.

Juntos los 58 diputados de Quiroga, Doria Medina y Sánchez de Lozada son insuficientes para frenar la acción de la futura bancada oficialista, en caso de que la aprobación o rechazo de una ley requiera de la mayoría absoluta de los votos, es decir 66 de 130.

Los 60 diputados plurinominales se asignan por voto en plancha junto a presidente y vicepresidente y los restantes 70 diputados uninominales por voto directo en las circunscripciones territoriales en las que candidatean en comicios generales.

El favorable panorama en Diputados para Morales se trastocará en la cámara de Senadores, donde Quiroga, que ganó por mayoría relativa en 6 de los 9 departamentos (provincias) bolivianos, controla 13 de los 27 curules.

En la cámara alta Morales ganó 12 bancas y la UN y el MNR sendos curules, de tal forma que la aprobación por mayoría absoluta (50% +1) tanto para aprobar como para oponerse requiere en ambas direcciones de acuerdos. El número de senadores de Quiroga y Morales son insuficientes por separado para impulsar una política. Ninguno tiene fuerza para alcanzar la mayoría absoluta de 27 votos: a Quiroga le falta un voto y a Morales dos.

Eso en las cámaras por separado, mientras que en el Congreso de 157 miembros (27 senadores y 130 diputados), Morales, que junta 84 votos potenciales, está más lejos de alcanzar los dos tercios (104), requisito para la aprobación de algunos instrumentos o políticas, lo que también le obligará a negociar con la oposición.

Sin necesidad de pactar, Quiroga reúne 56 votos, es decir tres más que un tercio, suficiente para evitar, llegado el caso, la aprobación de leyes que requieran la aprobación de al menos 104 de los 157 votos del plenario congresal.

Según analistas locales, la UN de Doria Medina se ha mostrado durante la campaña más cercana a Morales que a Quiroga. Doria Medina controla 8 escaños en Diputados y uno en Senadores. En cambio, el MNR, que sigue liderado desde Estados Unidos por Sánchez de Lozada, acérrimo enemigo político del presidente electo boliviano, parece más cercano a Quiroga que a ningún otro.

Escindido en varias fracciones a favor y contra Sánchez de Lozada, el MNR se anotó 7 diputaciones y una senaturía. Esto, pese a que el candidato a la vicepresidente del MNR, Guillermo Bedregal, un antiguo militante del partido más tradicional de la política criolla, propuso durante la campaña apoyar en el Congreso a Morales, en caso de que éste no haya alcanzado la mayoría absoluta de los sufragios ciudadanos, como lo prescribe la Constitución.

Desde su emplazamiento de líder de la oposición, Morales impulsó en 2004 el enjuiciamiento de Sánchez de Lozada, a quien la Fiscalía de la República imputa la muerte de entre 60 y 80 civiles durante la represión militar a una insurrección popular en octubre de 2003, que precipitó su caída durante su segundo mandato. Organizaciones de derechos humanos endilgan a Sánchez de Lozada cargos de genocidio y daño económico al Estado.

Polémica entorno al atuendo que Evo Morales lucirá en su investidura oficial

Poncho o traje, el atuendo que usará el presidente electo de Bolivia, el líder indígena Evo Morales, en la ceremonia de investidura del 22 de enero, es una incógnita que ha generado una polémica entre sectores tradicionales del país andino.

Morales, de origen campesino, viste generalmente de manera informal y no ha cambiado su estilo desde que se inició hace más de 10 años en la política, en su bastión en la zona central del Chapare, donde lideró los sindicatos de productores de coca.

"Elegir la ropa que usará en la transmisión de mando es una decisión personal", ha señalado el portavoz del Movimiento Al Socialismo (MAS), Alex Contreras, para quien "el hábito no hace al monje". Sin embargo, ha adelantado que el líder socialista no cambiará "su manera sencilla de vestir", contra la opinión de sectores tradicionales inclinados a que Morales reciba el mando de la nación andina luciendo un atuendo convencional.

Sectores afines al MAS, entre ellos organizaciones campesinas y de trabajadores mineros, que son las fuerzas básicas que apoyaron el triunfo de Morales en las elecciones del pasado 18 de diciembre, son partidarios de que use un poncho y un gorro andino en su posesión.

Esa es la vestimenta típica de los campesinos del altiplano boliviano de donde es oriundo el presidente electo del país y la que usó en su niñez en su natal Orinoca, un poblado enclavado entre las montañas andinas situado a más de 400 kilómetros al sur de La Paz.

A la ceremonia de investidura del primer presidente indígena de Bolivia han sido invitados 130 mandatarios de todo el mundo y varias personalidades, entre ellas varios ganadores del premio Nobel y representantes de organizaciones sindicales y sociales.

El MAS ha previsto que Morales tome posesión en tres actos, uno oficial, el 22 de enero, y dos simbólicos. Así, en la víspera de la ceremonia oficial en el Congreso, asistirá a un ritual en el complejo arqueológico de Tiwanaku, que fue sede de una antigua cultura prehispánica, y donde será investido como autoridad andina.

Un día después de la ceremonia principal recibirá el reconocimiento de sus bases en un acto popular que se celebrará en la histórica plaza de San Francisco en La Paz, lugar emblemático de concentraciones y protestas sociales en esta urbe.

La Paz será capital del progresismo

(Página/12) Será un encuentro mundial de movimientos sociales. Un singular encuentro de movimientos sociales de todo tipo y de personalidades de izquierda, entre ellas Diego Maradona, tendrá lugar en La Paz en ocasión de la asunción del futuro presidente de Bolivia, Evo Morales (foto), el próximo 22 de enero. Fueron invitados los piqueteros de Argentina, el Movimiento Sin Tierra de Brasil, los Círculos Bolivarianos de Venezuela, el movimiento indígena zapatista del subcomandante Marcos de México, la Confederación de Nacionalidades Indígenas ecuatoriana y el eje Pachakuti de Ecuador.

Además del astro futbolista, confirmaron su presencia en la ceremonia de investidura los cantautores de protesta Silvio Rodríguez (Cuba) y Piero (Argentina), quien participó este mes en el cierre de campaña de Morales, informó Alex Contreras, vocero del futuro gobierno. "La idea que tenemos es que esta posesión, que ha de ser histórica, se convierta en un encuentro mundial de movimientos sociales", dijo Contreras. La nómina de celebridades está conformada también por el ex presidente sudafricano Nelson Mandela y dos premios Nobel de la Paz, la guatemalteca Rigoberta Menchú y el argentino Adolfo Pérez Esquivel.

El Nobel de Literatura Gabriel García Márquez y los laureados escritores Eduardo Galeano de Uruguay y José Saramago de Portugal figuran también en la lista de invitados al traspaso del mando, según Contreras.

"Esperamos que la mayoría pueda estar presente en este acto que va a ser histórico", refirió Contreras.

Morales, de 46 años, será proclamado el 22 de enero en una ceremonia oficial en La Paz y en otra extraoficial en la plaza de San Francisco, donde será reconocido por los movimientos sociales. Un día antes, el indígena aymara-quechua asistirá a una ceremonia andina en el centro ritual de Tiwanaku, donde será investido como autoridad nativa.

A la ceremonia oficial confirmaron hasta ahora su asistencia los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner; de Paraguay, Nicanor Duarte, y de Perú, Alejandro Toledo. Fueron invitados, además, los gobernantes de Brasil, Chile, Cuba y Venezuela y el príncipe de Asturias Felipe de Borbón.


Descarga la aplicación

en google play en google play