Escúchenos en línea

Nicaragua, 9 muertos; 133 en la región

None | 2 de Enero de 2006 a las 00:00

El informe policial señaló que el número de delitos ocurridos en el período fue similar a los registrados en el 2004 cuando ocurrieron 537, lo que refleja que los resultados del plan de seguridad ejecutado por la policía en el fin de año fueron satisfactorios. Durante las festividades navideñas y de fin de año la Policía Nacional redobló su presencia en las calles de Managua y de las cabeceras departamentales para tratar de neutralizar a la creciente delincuencia imperante en el país.

Por otra parte, en la Nochevieja once niños fueron ingresados a un hospital de Managua víctimas de quemaduras que sufrieron por manipular pólvora durante las fiestas de fin de año, informó el domingo, la ministra de Salud Margarita Gurdián.

La Ministra Gurdián dijo que los niños, menores de 14 años, fueron ingresados en el hospital Fernando Vélez Paiz de esta capital, con quemaduras de distintos grados. Gurdián atribuyó los casos de estos once niños quemados a los padres de éstos que no cumplieron con las recomendaciones dadas por las autoridades competentes, que prohibieron que los infantes manipularan pólvoras.

La ministra precisó que la mayoría de los niños que sufrieron quemaduras fue por manipular los peligrosos "arbolitos" que explotaron en manos de los menores de edad. Gurdián recordó que en 2004 al Vélez Paiz ingresaron 224 niños tras sufrir quemaduras en su cuerpo por distintas causas. Añadió que, según cifras preliminares, en 2005 el número de niños lesionados por quemaduras es de 153, sin incluir los quemados en diciembre pasado, en especial los de Nochevieja.

En Centro América, entre la Nochevieja de 2004 y el 1 de enero de 2005 hubo 152 muertos y medio millar de heridos.

Sólo en Nochevieja, El Salvador fue el país de la región con cifras más altas de decesos, a los que se sumaron 255 lesionados, informó el Sistema Nacional de Protección Civil. 27 personas por armas de fuego, 8 por armas cortantes, 7 en accidentes de tránsito y 4 ahogadas. En el mismo período se registraron 255 lesionados, entre ellos 77 por armas cortantes y 13 por armas de fuego, 69 en accidentes de carretera, 37 niños quemados y el resto fueron intoxicados, picados o mordidos por animales.

La Iglesia Católica hizo un llamado a poner fin a la violencia que en el transcurso del 2005 dejó en este país centroamericano un promedio de entre 10 y 12 asesinatos cada día.

De los 25 hondureños fallecidos durante las fiestas, 11 murieron a consecuencia de accidentes viales, 13 a causa de violencia y uno por ahorcamiento accidental. Las riñas con armas de fuego y blancas, y los accidentes de tránsito fueron las principales causas de las muertes. Además, hubo más de cien heridos, entre ellos varios niños, por quemaduras con fuegos artificiales.

El Año Nuevo causó en Guatemala, además de los 21 muertos, otros 21 heridos por la violencia y 75 lesionados en accidentes de tránsito y por quemaduras de fuegos artificiales. De acuerdo con los Bomberos Municipales y Voluntarios, del total de víctimas mortales, 6 fueron por heridas de bala, 2 estrangulados, 2 por arma blanca y el resto por otras circunstancias. Durante las festividades se registraron unos 19 accidentes de tráfico en diferentes puntos que dejaron unos 20 heridos, según los registros preliminares. También hubo otros 10 heridos por arma de fuego y blanca, mientras que 13 menores resultaron quemados, la mayoría de ellos por fuegos pirotécnicos.

Panamá registró once muertes en las fiestas de fin de año, siete en accidentes de tráfico, tres asesinados y uno ahogado.

Costa Rica vio aumentar el número de muertes de fin de año, al reportar seis, mientras que en 2004 hubo un solo caso. La Cruz Roja enfatizó que la Noche Buena y el Fin de Año dejaron 21 muertos, cuatro menos que en el mismo período del año anterior.

Costa Rica, que exhibe una economía mejor que la de sus vecinos, cerró 2005 con un total de 924 muertes violentas, la cifra más alta en los últimos cinco años. Según estudios, en Costa Rica mueren de manera trágica como promedio 2,5 personas por día y las causas de estos decesos son accidentes de tránsito y agresiones con armas.

El mayor número de muertes violentas se registró en Venezuela, donde hubo 170 homicidios la última semana de 2005, aunque las autoridades no especificaron cuántos asesinatos ocurrieron durante las festividades del nuevo año. El Instituto de Tránsito Terrestre de ese país informó de 235 accidentes automovilísticos, que ocasionaron 13 muertos y 75 heridos.

En Brasil fallecieron 54 personas a causa de los 1.086 accidentes de tránsito ocurridos durante el fin de semana pasado, que también dejaron 863 heridos.

En Paraguay hubo al menos 43 muertos durante las celebraciones de fin de año, de los cuales 19 por causa de accidentes de tránsito, 16 por homicidio, cinco ahogados y dos por suicidio. Además, un indígena de la comunidad Avá Guaraní de Curuguaty, a 350 kilómetros al noreste de Asunción, murió por haber bebido vino mezclado con orégano fosforado empleado para la fumigación, la misma causa por la que fueron llevados al hospital otros doce.

En Colombia disminuyó el número de muertos por homicidios y accidentes durante las celebraciones de fin de año, comparado con 2004, informó el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En total se reportaron 30 muertes, 17 en Bogotá, seis en Cali, cuatro en Medellín. Tres militares murieron en un accidente de tránsito en el departamento de la Guajira (norte de Colombia).

Las fiestas de año nuevo dejaron 24 muertos por accidentes de tránsito en Argentina, incluyendo cuatro menores de edad. En tanto, los heridos por fuegos artificiales en Buenos Aires se elevaron a 338, un 20 por ciento más que los registrados en 2004, según datos del Servicio de Emergencias Médicas.

La Comisión Nacional de Emergencia (COE) de República Dominicana informó de que hubo 35 víctimas en las festividades de fin de año la mayoría por accidentes de tránsito, riñas y fuegos artificiales.

Los accidentes automovilísticos fueron también la principal causa de muerte durante el fin de semana pasado en Chile, que causaron 22 fallecimientos, cuatro más que los ocurridos en 2004. La Policía señaló que los accidentes se debieron en su mayoría al estado de embriaguez de algunos conductores y transeúntes.

La intoxicación por alcohol fue, junto a los accidentes de tránsito, una de las principales causas de muerte durante las festividades de fin de año en Bolivia, donde 16 personas perdieron la vida.

Un accidente de un autobús, que dejó 14 muertos y más de 20 heridos en la provincia de Chimborazo, entristeció las fiestas de año nuevo en Ecuador Según versiones de los heridos, la causa del accidente fue el estado de embriaguez del chófer y el exceso de pasajeros.

Las autoridades mexicanas informaron de siete muertes y un herido de gravedad que fue arrollado por el metro. Una de las muertes ocurrió en la Nochevieja a causa de hipotermia, las otras personas fallecieron por caídas, armas de fuego y problemas de salud.

En Perú, la Policía reportó cinco muertos y 83 heridos en Lima durante el fin de semana de Año Nuevo, un 70 por ciento menos víctimas que en 2004. En Uruguay se registraron dos homicidios durante las festividades.

Puerto Rico recibió el año sin muertos, y sólo se registraron dos heridos por "balas perdidas" y varios quemados con fuegos artificiales, debido a una fuerte campaña de concienciación puesta en marcha por las autoridades.


Descarga la aplicación

en google play en google play