Escúchenos en línea

Mercado persa en el parlamento

None | 4 de Enero de 2006 a las 00:00

La bancada sandinista, con 38 votos, impulsa la reelección de René Núñez, con el argumento de que realizó un trabajo de excelencia durante su mandato.

Núñez, alegan sus correligionarios, supo guiar con mano firme la nave parlamentaria a través de las turbulentas aguas de una crisis institucional que enfrentó a los poderes ejecutivo y legislativo durante la mayor parte del año recién concluido. Bajo la dirección del diputado sandinista, la Asamblea Nacional aprobó además más de 70 leyes, cifra sin precedente en la historia de órgano legislativo.

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con 41 votos, quiere instalar al líder de su bancada, Enrique Quiñónez, en la presidencia de la junta directiva. Quiñónez, sin embargo, no es bien visto por muchos de sus colegas, entre ellos, algunos procedentes del PLC.

Para ser elegido al cargo se necesita contar con el respaldo de al menos 47 de los 91 diputados que integran el Parlamento. Los votos decisivos serán los once agrupados en las bancadas Azul y Blanco y liberal-conservadora.

Las bancadas minoritarias continúan indecisas entre la oferta del PLC de optar a uno de los siete cargos directivos, y las presiones del presidente Enrique Bolaños para que apoyen la reelección del sandinista René Núñez en el cargo.

Este miércoles, la segunda secretaria de la junta directiva de edad en la Asamblea Nacional, Benita Arbizú, advirtió que la falta de consenso para la elección de los nuevos directivos parlamentarios, propicia un ambiente de inestabilidad que podría empañar la sesión del próximo nueve de Enero.

Según la diputada sandinista, una de las más jóvenes del parlamento nicaragüense, la madurez y sensatez del presidente y vice presidente de la junta de edad, que el próximo nueve de enero deberán garantizar la elección de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, deberán anteponerse a los intereses partidarios, y garantizar una escogencia sin sobresaltos.

Este miércoles, los dos diputados de mayor edad y las dos de menos edad, tomaron algunos acuerdos para evitar problemas en la sesión del próximo lunes, como la de prohibir el ingreso de simpatizantes partidarios que favorezcan candidaturas de uno u otro lado.

El primero en reaccionar fue el jefe de la bancada liberal y candidato a la presidencia de la Asamblea, Enrique Quiñónez, quien dijo que ya había girado invitaciones a sus seguidores para que acompañaran su nominación como candidato.

El presidente de la junta de edad, el liberal José Castillo Osejo, dijo que los acuerdos o divergencias políticas están al margen de los procedimientos que el estatuto y el reglamento de la Asamblea establecen, y apeló a la responsabilidad de cada legislador para dar muestras de comportamiento al pueblo de Nicaragua.

Castillo dijo que someterá a consideración del plenario todas las propuestas que surjan de cada una de las bancadas, incluso si alguien pide que las votaciones para cada uno de los siete cargos directivos sean secretas.

Liberales y sandinistas siguen disputándose apoyo de las bancadas minoritarias

Sandinistas y liberales aseguraron que ya cuentan con los votos necesarios (47) para conquistar la presidencia de la junta directiva de la Asamblea Nacional, aunque las bancadas minoritarias continúan haciendo sus exigencias como condición para apoyar a uno u otro.

Enrique Quiñónez, virtual candidato del PLC para ocupar la presidencia del Parlamento, dijo que el PLC ya tomó acuerdos con diputados de las bancadas minoritarias y que ya cuenta con los votos necesarios para ser nominado al cargo.

Quiñónez aceptó que diputados como Orlando Tardencilla y Miguel López, están presionando por los cargos más importantes en la nueva junta directiva, y afirmó que el PLC está dispuesto a ceder cualquiera de las tres vice presidencias o las tres secretarías.

"Hemos hablado de una agenda legislativa común y creo que las negociaciones marchan por buen camino", dijo Quiñónez.

Mientras tanto, el coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, dijo este miércoles que aunque todos digan que ya cuentan con los votos necesarios, la verdad se sabrá hasta el mismo nueve de enero. "Estamos hablando con todas las bancadas y estoy seguro que las pláticas van muy bien", advirtió Castro.

El legislador sandinista dijo que "la excelente labor" realizada por René Núñez como titular de la Asamblea en la anterior legislatura, es mérito suficiente para que ocupe nuevamente el cargo este año.

Para el diputado Orlando Tardencilla considera "flexible y viable" la oferta del PLC para que él mismo forme parte de la nueva junta directiva del Parlamento, y cree que el FSLN "es muy rígido" en su planteamiento de que sean tres sandinistas y tres liberales los que controlen la dirección parlamentaria, y sólo uno de los siete puestos sea asignado a una de las tres bancadas minoritarias.

"Los liberales están proponiendo una junta pluralista, pero el presidente Enrique Bolaños no debe inmiscuirse ni estar presionando por la conformación de una junta directiva a su medida. Bolaños está pensando igual que el Frente y cree que lo conveniente es la reelección de René Núñez", dijo Tardencilla este martes.

Tardencilla dijo que apoyará la propuesta que incluya reformas a la Ley Electoral, en la que se asegure la no inhibición a ningún candidato, y proponga unas agenda económico-social prioritaria pero, también, la que le asegure un cargo en la próxima junta directiva que se escogerá este nueve de Enero.

La bancada del banquero Eduardo Montealegre, también propugna por una junta directiva que garantice equilibrio político, pero por ahora está escuchando las opiniones de todos los sectores, incluyendo la del embajador estadounidense Paul Trivelli, aunque la diputada María Eugenia Sequeira afirmó este martes que no aceptarán imposiciones de nadie.

Se espera que el Presidente Enrique Bolaños convoque esta semana a todas las fuerzas parlamentarias a una ronda de conversaciones en Casa Presidencial para tratar de encontrar una solución.


Descarga la aplicación

en google play en google play