Escúchenos en línea

Ortega Urbina será presidente de la AN

None | 10 de Enero de 2006 a las 00:00

El desmembramiento del PLC empezó en el 2002 cuando Alemán fue emplazado por la justicia a responder por graves acusaciones de corrupción cometidas durante su mandato, y por las cuales fue condenado a 20 años de cárcel, que actualmente cumple en libertad condicional.

La ALN surgió el 3 de julio pasado como una alternativa electoral de un sector representativo de la derecha que apoya las aspiraciones presidenciales del ex canciller y disidente el PLC Eduardo Montealegre.

La deserción del legislador liberal se produce en medio de intensas negociaciones que las diferentes fuerzas del Congreso realizan desde el lunes, para lograr un consenso en torno a la elección del nuevo presidente y miembros de la junta directiva del Parlamento.

Los 38 diputados sandinistas (puesto que recuperaron el voto de Miranda, aunque este ya no ocupará su escaño), los siete del grupo de los banqueros, el diputado independiente Jaime Morales Carazo, suman un total de 46, uno menos que la cantidad necesaria para ganar la votación de este miércoles.

El diputado Eduardo Gómez Urcuyo, del partido Alianza Para la República (APRE), cuyo presidente es el diputado Miguel López, anunció este mismo martes que se suma a la propuesta del PLC, con lo cual ahora los liberales aseguran 45 votos.

Eso significa que la sesión de este miércoles promete ser una nueva batalla parlamentaria y más allá, puesto que ninguno de los dos bandos cuenta con el mágico diputado 47.

48 hora sin directiva

La Asamblea Nacional amaneció este martes paralizada, luego de que los diputados fracasaran el lunes durante una caótica reunión de casi diez horas en la que ningún grupo ha logrado el respaldo de al menos 47 diputados, para elegir a sus candidatos para la nueva Junta Directiva.

La crisis, inédita en la historia del país, causó que también impidió que el presidente Enrique Bolaños rindiera el informe anual de su gestión, tal y como lo ordena la Constitución. Los 91 diputados protagonizaron una maratónica "sesión solemne" plagada de insultos entre liberales y sandinistas, las dos fuerzas mayoritarias.

Según informó la noche del lunes la jefatura interina del Congreso, la elección fue pospuesta para este miércoles debido a que La decisión fue tomada tras una reunión de urgencia entre el mandatario Enrique Bolaños, el líder sandinista Daniel Ortega y otros dirigentes parlamentarios que sesionaron en Casa Presidencial.

El Frente Sandinista (FSLN) sufrió el lunes una fugaz división en su bancada de 38 diputados, cuando el legislador Gerardo Miranda pidió su ingreso a la representación del Partido Liberal (PLC), en medio de acusaciones de "traición" por parte de sus colegas. La aparición de Miranda en el plenario, escoltado por los más robustos diputados del PLC, provocó el estupor de sus colegas y la indignación de sus correligionarios.

En medio del encendido debate, algunos legisladores sandinistas no dudaron en acusarlo de "judas" y "traidor", mientras que los liberales pedían a gritos protección policial para su "nuevo compañero de bancada". Los diputados sandinistas habían amenazado indirectamente a Miranda a quien acusaron de corrupción durante su gestión como alcalde del balneario de San Juan del Sur, en el departamento de Rivas.

No obstante, Miranda reapareció la noche del lunes junto a Daniel Ortega y la esposa de éste, Rosario Murillo, y tras una reunión privada ambos aseguraron que su supuesta deserción se debió a una "misión de infiltración" (espionaje) en la bancada liberal, lo que provocó sorpresa e incredulidad entre los reporteros.

Antes de la reunión con Miranda, celebrada a eso de las siete de la tarde, Ortega hizo traer desde Rivas a toda la familia de Miranda. "Yo cumplí una misión de exploración", dijo el diputado Miranda con rostro descompuesto y frases inconexas. Sus palabras fueron confirmadas por Ortega: «el compañero Miranda ha sido, es y seguirá siendo militante del FMLN y miembro de la bancada sandinista».

Poco después, Miranda y su familia abandonaron Managua. Su escaño será ocupado a partir de ahora por su suplente, Venancia Ibarra.

Ortega justificó el proceder con el argumento de que el objetivo final era evitar que asumiera la presidencia de la Asamblea Nacional el liberal Enrique Quiñónez. "El candidato del PLC había gritado a los cuatro vientos que pretendía la amnistía para (Arnoldo) Alemán", afirmó Ortega. Recordó que Quiñónez también había anunciado que en la futura junta directiva del Parlamento unicameral no habría diputados del FSLN.

El jefe sandinista reiteró además que el FSLN y el mandatario Enrique Bolaños comparten la idea de que la dirección de la Asamblea Nacional sea plural y participativa. En la eventual fórmula consensuada, la presidencia parlamentaria la ocuparía un representante de las llamadas bancaditas, que cuentan en total con 12 asientos y están formadas por partidos minoritarios, los cuales tendrían además dos puestos más.

El diputado liberal Jaime Morales cuestionó la decisión de suspender la sesión porque, según él, viola la Constitución Política, que establece que el Presidente de la República debe presentar el informe anual de su gestión cada 10 de enero. Sin embargo, la legisladora liberal Auxiliadora Alemán negó que haya ruptura del orden constitucional, por cuanto lo que se hizo fue suspender la sesión y no cerrarla.

El secretario de Comunicación, Lindolfo Monjarretz, anunció la noche del lunes que el presidente Enrique Bolaños suspendió la presentación de su informe anual al Parlamento, debido a que ese Poder está acéfalo.

Tanto sandinistas como liberales carecían de los 47 votos mínimos para ganar la presidencia de la Cámara, según varios legisladores. Los liberales apostaban a la elección del polémico Enrique Quiñónez, un ex "contra" que ha prometido propiciar un proyecto de amnistía para obtener la absolución definitiva de Alemán.

El secretario general del FSLN, Daniel Ortega, propuso que como ninguna de las bancadas cuenta con los votos suficientes, "lo más razonable es que sea una junta directiva representativa de todas las fuerzas políticas" la que dirija el Congreso.

Quiñónez –un político totalmente subordinado a Arnoldo Alemán– declinó su candidatura la noche del lunes, pero advirtió que volvería a postularse el miércoles, pero para el cargo de vicepresidente, porque la presidencia ahora respaldan a Miguel López, uno de los siete diputados liberales que abandono las filas de su partido, para sumarse al presidente Bolaños en la disputa por el control político del PLC.

La víspera, Daniel Ortega prometió apoyar la elección de una directiva parlamentaria "representativa" e integrada por dos diputados sandinistas, dos liberales y tres de tendencia oficialista, uno de los cuales ostentaría la presidencia de la Cámara.

La diputada Jamileth Bonilla, de la minoritaria bancada de la Alianza Liberal, del candidato presidencial disidente Eduardo Montealegre, anunció su disposición a negociar con el PLC para en conjunto elegir al directorio.

Bonilla instó a la dirigencia del PLC a dejar la "intransigencia" de nominar a Quiñones -cuya personalidad provoca rechazo entre los parlamentarios- y unir sus votos para ocupar los cargos de importancia en el directorio del Congreso.

Al escándalo de los sandinistas se sumó una carta enviada por el ex presidente Arnoldo Alemán, bajo arresto domiciliario y condenado por corrupción, pidiendo nombrar a un suplente suyo en la bancada liberal, lo cual fue rechazado por la bancada del sandinismo.

Al mismo tiempo, el Tribunal de Apelaciones de Managua pidió al Sistema Penitenciario enviar un reporte sobre el "comportamiento" del reo Arnoldo Alemán, bajo libertad condicionada en Managua, lo que fue interpretado por legisladores liberales como una advertencia de que el ex gobernante podría ser enviado a prisión formal. El anuncio lo hizo el el presidente de la sala penal, Enrique Chavarría.

El abogado del ex presidente Alemán impugnó este martes la resolución emitida por el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) que podría revertir la libertad condicional de su defendido. Alemán, que cumple una condena de 20 años de prisión por fraude al Estado, goza del beneficio de "convivencia familiar".

El abogado de Alemán, Mauricio Martínez, declaró que solicitó "la nulidad absoluta de esta resolución por falta de competencia del órgano jurisdiccional y vamos a recusar a esos magistrados porque ellos no pueden conocer sobre el régimen de convivencia familiar".

El magistrado Enrique Chavarría, uno de los de mayo disciplina política y obediencia personal hacia Daniel Ortega, aseguró que, "si el sistema penitenciario considera que el reo viola el régimen de convivencia familiar podría modificarse ese beneficio".

Martínez alegó que la jueza Roxana Zapata, encargada de la ejecución de la pena a Alemán, "es la única autoridad que puede variar o modificar la libertad condicional (de Alemán) por ser una resolución administrativa". Afirmó que su cliente no ha infringido ninguna de las disposiciones que impone el régimen y que "es absolutamente falso que el doctor Alemán ande tomando licor, como se afirma. Esa falsedad tiene un interés político".

Supuestamente, la resolución del TAM fue adoptada el 22 de diciembre de 2005 pero fue librada el lunes, cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional y el Partido Liberal Constitucionalista libraban una batalla por la presidencia del legislativo unicameral.


Descarga la aplicación

en google play en google play