Escúchenos en línea

Bolaños insiste en Referéndum

None | 18 de Enero de 2006 a las 00:00

Bolaños sorprendió al insistir en llevar las reformas constitucionales a un referéndum, pese a que estas enmiendas se encuentran congeladas, desde que en pasado octubre, el pleno de diputados aprobó la Ley Marco, que suspendió tales reformas hasta enero de 2007. Aparentemente, intenta satisfacer a sus críticos, quienes le acusaron de egoísta porque solo se interesó en resolver el problema durante su período, pero lo heredó al siguiente gobierno.

Bolaños anunció que enviará la iniciativa al Parlamento para que el referendo se realice junto a las elecciones generales del próximo 5 de noviembre. "La vigencia de las reformas parciales a la Constitución es un asunto que debe ser tratado al máximo nivel de la nación. Debe ser llevado directamente ante el pueblo para que sea la voluntad popular la que decida qué es lo correcto", señaló el gobernante al presentar su informe anual ante el Congreso.

El mandatario argumentó que el tema de la reformas constitucionales "debe ser llevado directamente ante el pueblo...para que el pueblo exprese su acuerdo o desacuerdo, si quiere o no su entrada en vigencia".

La aprobación de las enmiendas a la Constitución, en enero de 2005, desató en el transcurso del año una crisis política e institucional que fue superada en octubre con la postergación de su puesta en vigencia para enero de 2007, cuando asuman las autoridades que sean electas en noviembre.

Bolaños, que se opuso a aplicar los cambios constitucionales porque según él reducían sus potestades para gobernar, demandó a los diputados aprobar el referendo para "darle la oportunidad al pueblo de decidir por sí mismo sobre ese asunto".

De cara a los comicios de noviembre próximo, Bolaños planteó la necesidad de que haya una observación nacional e internacional que acompañe todo el proceso electoral desde sus inicios.

Bolaños ofreció a los legisladores toda su voluntad "y firmeza para consolidar una relación armoniosa entre el parlamento y el gobierno" tal como se logró a finales de 2005, tras superar la crisis política que los mantuvo enfrentados.

El gobernante también demandó a los legisladores aprobar con prontitud una serie de leyes que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reanudar un acuerdo económico para 2006. Entre las leyes pendientes de aprobación en el parlamento está una reforma al código Tributario y de Estabilidad Energética, así como otras vinculadas al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, relativas a la propiedad intelectual, de comercio exterior, de garantía recíproca y delitos ambientales.

Asimismo Bolaños demandó la discusión de una reforma de la carrera judicial, enviada por su gobierno en 2003 al Congreso y que promueve una mayor independencia del Poder Judicial respecto a los otros poderes del Estado y los partidos políticos. El mandatario ofreció trabajar de forma conjunta con el parlamento y el poder judicial para "superar las debilidades del sistema de justicia en el país, a fin de consolidar el sistema democrático, de derechos humanos y apuntalar el desarrollo socio-económico".

Según el presidente, Nicaragua es la líder de la dinámica exportadora, y un país en el que los empleos han registrado un considerable aumento, especialmente por la instalación de más de cinco nuevas empresas de Zona Franca., y que la deuda externa, en su gestión se ha reducido a más de un 80 por ciento.

Propuesta de Bolaños rompe con acuerdo de estabilidad y gobernabilidad, dicen diputados

Las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y del Frente Sandinista (FSLN) en la Asamblea Nacional coincidieron este miércoles en que el Ejecutivo pretende echar por tierra la Ley Marco aprobada en diciembre pasado, y advirtieron que podría romperse el acuerdo de gobernabilidad que el presidente Enrique Bolaños firmó ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el Cardenal Miguel Obando y los partidos políticos.

Ante el anuncio del presidente, el diputado sandinista Edwin Castro dijo que "o el presidente Enrique Bolaños tiene Alhzaimer o no tiene palabra"... "Esa propuesta del presidente Bolaños viene a romper el acuerdo de gobernabilidad, y nosotros no sabemos si ese es el camino que quiere el Presidente de la República", dijo el coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro.

Por su parte, el segundo secretario de la junta directiva, el liberal constitucionalista Eduardo Mena, dijo que su partido planteó el referéndum para consultar las reformas constitucionales. "En aras de la gobernabilidad y la estabilidad del país nos adherimos a la ley marco, pero también fuimos claros en señalarla como inadecuada, ilegal e incorrecta, porque no existe manera alguna de postergar una ley a como se postergaron las reformas con la Ley Marco", afirmó.

Bolaños deberá recurrir a las bancadas parlamentarias para introducir la iniciativa del referéndum, porque la ley sólo le da facultad para convocar a un plebiscito que, según los entendidos, no cabe en esta ocasión.

No creyeron en el informe

Poca credibilidad suscitó entre los diputados el informe anual presentado por el presidente Enrique Bolaños ante la Asamblea Nacional, porque consideran que se aleja de la cruda realidad que está viviendo la mayoría pobre del pueblo nicaragüense.

"Parece que está hablando de otro país. Es cierto que hubo sobre recaudación fiscal e incrementos en muchos puntos de la macroeconomía, pero lo que el presidente no dijo es que todos esos recursos y los beneficios siguen siendo acaparados por un pequeño grupo de funcionarios y empresarios", dijo el diputado sandinista Walmaro Gutiérrez.

Los legisladores dieron poca importancia a la sesión solemne realizada este miércoles y el plenario lució vacío en los escaños de las bancadas mayoritarias. Lo que si estuvo lleno fue la barra gubernamental que desde el estrado de las visitas interrumpieron constantemente el discurso del Presidente Bolaños, con sonados aplausos dirigidos por el vocero Lindolfo Monjarrez y el asesor político Pedro Solórzano.

"Yo no estoy obligado a creerle a un discurso que diga que la economía del país ha mejorado, cuando veo que la economía familiar no ha mejorado", dijo rápidamente el directivo parlamentario Eduardo Mena.

"El presidente se contradice cuando habla de grandes logros económicos, mientras los trabajadores siguen devengando mejoras en sus escuálidos salarios, y cuando cada día hay más niños pidiendo en los semáforos del país", agregó el coordinador de la bancada sandinista Edwin Castro.

Entre otras cosas, Bolaños resaltó el florecimiento de las empresas de zonas francas y sus millonarias exportaciones, y dijo que la nueva imagen de Nicaragua ya es de paz, tranquilidad y oportunidades de negocios e inversiones, así como de atractivo turístico.

Se terminó la payasada en el Parlamento

Con 91 votos a favor, es decir, por unanimidad, fue electa este martes la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional, la última del actual período. Como presidente, eligieron al diputado Eduardo Gómez, liberal disidente y miembro del partido oficialista Alianza por la República (APRE); Primer Vicepresidente, René Núñez Téllez del Frente Sandinista (FSLN), quien no pudo lograr la reeleccion como Presidente; Segunda Vicepresidente, Guillermo Osorno, de Camino Cristiano; Tercer Vicepresidente, Orlando Tardencilla de Alternativa Cristiana y aliado de Herty Lewites; Primera Secretaría fue electa María Auxiliadora Alemán del Partido Liberal Constitucionalista (PLC); Segunda Secretario, Eduardo Mena Cuadra, también del PLC y Tercer Secretario, el sandinista José Figueroa.

La elección de Gómez, un ex miembro del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), se produjo después de nueve días de intensos cabildeos de sandinistas y liberales, las fuerzas mayoritarias en el parlamento. Gómez dijo que tratará de priorizar la aprobación de esas leyes y otras de seguridad para el país "por su impacto económico y social".

El flamante presidente del parlamente convocó a todos los diputados para que asistan el miércoles a la sesión solemne en la que Bolaños presentará su informe anual correspondiente al año 2005. El diputado del APRE prometió "legislar para el bien de Nicaragua" y agregó que para este fin ya están listas una serie de leyes en las áreas de la economía, lo social y la seguridad ciudadana.

Los diputados decidieron realizar una sola votación para evitar mayores atrasos en el proceso de elección de la directiva. Tras seis intentos, la junta directiva de la Asamblea Nacional finalmente fue elegida por unanimidad, lo que nunca antes había sucedido en el poder Legislativo.

Las diversas fuerzas políticas del Parlamento se pusieron de acuerdo después de nueve días de parálisis legislativa. El Parlamento está integrado por 40 diputados del PLC, 38 del FSLN y los demás de las bancadas minoritarias, entre ellas la oficialista Azul y Blanco.

"Quiero agradecerles profundamente a los negociadores, a los señores diputados y al pueblo de Nicaragua que se mantuvo en suspenso por todo este período", dijo el presidente interino del Parlamento, el liberal José Castillo Osejo, quien había advertido el lunes que la sesión de este martes sería la definitiva.

El PLC, que había postulado a Enrique Quiñonez para presidir el legislativo, desistió de ello para plegarse a la candidatura del diputado Azul y Blanco, Miguel López Baldizón quien al final también declinó de la misma.

La candidatura de Quiñonez no fue apoyada por las demás fuerzas del legislativo, porque consideraron que la misma tenía como único objetivo aprobar un proyecto de Ley de Amnistía para excarcelar al reo Arnoldo Alemán, condenado a 20 años de prisión por actos de corrupción.

El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, tras la elección, manifestó que la integración de la nueva directiva fue equilibrada y de consenso.

El diputado conservador Jorge Matamoros, miembro del grupo de 7 diputados que integran la bancada de los banqueros, que dirige el precandidato presidencial Eduardo Montealegre, dijo que su grupo decidió no ocupar ningún cargo de la directiva para evitar que el Legislativo continuara paralizado.

Montealegre y Lewites los grandes perdedores

A criterio de fuentes parlamentarias, la elección de la nueva junta directiva dejó dos grandes perdedores y, según ellos, son los precandidatos Eduardo Montealegre y Herty Lewites, quienes intentaron mostrar un músculo que en la realidad no tienen.

Según el liberal Enrique Quiñónez, quien no logró coronar sus aspiraciones de ser el último presidente del Parlamento en este período, Montealegre tuvo finalmente que retirar sus candidatos y plegarse al acuerdo de consenso, "sólo para que los nicaragüenses no se dieran cuenta que estaban pactando con el Frente Sandinista. Siempre lo hicieron pero cuando vieron que no lograron imponer a sus candidatos, dieron paso atrás".

El diputado conservador, integrante de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, Jorge Matamoros, dijo que en aras de contribuir a la solución de los problemas que estaba ocasionando la falta de elección, y no afectar el desarrollo del país, "decidimos poner a la orden el puesto que supuestamente podría pertenecer a nuestra alianza".

La población debe quedar clara que nunca nos apegamos a ningún puesto, y por eso ponemos a disposición el puesto de la alianza, dijo Matamoros, y aseguró que ALN-PC apoyará la agenda legislativa que beneficie al pueblo nicaragüense. A pesar del discurso de Matamoros, la alianza de Montealegre lanzó a seis de sus siete miembros como candidatos en distintos puestos, pero todos fueron vetados por el PLC.

El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro, dijo Lewites también resultó derrotado, porque el presidente del partido casilla de su candidatura pactó con Arnoldo Alemán y no atendió a su decisión de que no aceptara ningún puesto directivo ni participara en la votación final.

El diputado Tomás Borge dijo que el propio Eduardo Montealegre participó en una reunión con el secretario general del FSLN, Daniel Ortega, y el presidente Enrique Bolaños el pasado sábado, en la que se le propuso que se aliara con la bancada rojinegra y elegir una junta que terminara con el impase. La versión fue confirmada por el ahora vicepresidente de la junta directiva, René Núñez, pero rechazada por Jamileth Bonilla.

La directiva parlamentaria quedó integrada por Eduardo Gómez, del APRE, como presidente, el sandinista René Núñez en la primera vicepresidencia, Guillermo Osorno en la segunda y Orlando Tardencilla en la tercera vicepresidencia. Las tres secretarías son ocupadas por los liberales arnoldistas María Auxiliadora Alemán y Eduardo Mena, y la tercera secretaría por el sandinista José Figueroa.

Bolaños y Alemán felicitaron a sus representantes

Enrique Bolaños y Arnoldo Alemán, felicitaron por la vía telefónica a sus respectivos electos en la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, inmediatamente después de concluir una votación unánime del plenario tras siete días de intensas negociaciones.

Eduardo Gómez López, ingeniero agrónomo de profesión, fue impuesto por el presidente Enrique Bolaños como presidente del Poder Legislativo. Su oportuna llamada telefónica atrasó durante muchos minutos la juramentación de la nueva junta directiva, electa por unanimidad una vez que la alianza liberal nicaragüense-partido conservador aceptara ceder su lugar a Orlando Tardencilla, puesto exigido por el PLC.

La nueva directiva parlamentaria está integrada, además, por el sandinista René Núñez en la primera vicepresidencia, Guillermo Osorno en la segunda y Orlando Tardencilla en la tercera vicepresidencia. Las tres secretarías son ocupadas por los liberales arnoldistas María Auxiliadora Alemán y Eduardo Mena, y el sandinista José Figueroa.

La llamada de felicitaciones del reo Alemán llegó por el celular del derrotado Enrique Quiñónez, quien se encargó de pasarlo de mano en mano a Orlando Tardencilla, Guillermo Osorno, María Auxiliadora Alemán y Eduardo Mena, quienes en todo momento asintieron con movimientos de cabeza lo que su máximo líder les decía.

Ingeniero agrónomo asume la presidencia

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional, el chinandegano Eduardo Gómez, es un ingeniero agrónomo especialista en inseminación artificial; productos y subproductos de leche; pasteurización láctea, y ha dedicado su vida al cultivo del algodón, maíz, arroz, ajonjolí, soya, caña y banano.

Gómez López ocupó sin buen suceso la tercer secretaría de la Asamblea Nacional hace dos años, y es conocido como un hombre tímido, de poco hablar y huraño ante los medios de comunicación. Este martes, Gómez fue nominado como el nuevo presidente del Parlamento nacional por unanimidad, tras un acuerdo auspiciado directamente por el presidente de la república, Enrique Bolaños, y después que Miguel López Baldizón no logró la simpatía necesaria para alzarse con el cargo.

López Baldizón negó que funcionará como el poder tras el trono en la presidencia de la Asamblea Nacional, pero desde este martes se mantuvo al lado de Gómez en todo momento, y se encargó de conducirlo hasta su nueva oficina en la primera planta del edificio principal.

El nuevo presidente de la Asamblea ha sido miembro de la comisión de producción, distribución y consumo; de la comisión de educación, medidos de comunicación, cultura y deportes, y de la comisión especial de asuntos interparlamentarios.


Descarga la aplicación

en google play en google play