Escúchenos en línea

No hay subsidio y el paro continúa

None | 7 de Febrero de 2006 a las 00:00

El alcalde Marenco expresó este martes que la Alcaldía mantiene su posición de que el Gobierno subsidie a los transportistas, porque "no se puede incrementar el pasaje, por la mala situación económica del país".

En cambio el poder Ejecutivo ha dicho que no entregará más subsidios para el sector, que demanda 20 millones de córdobas mensuales por falta de presupuesto. En la primera reunión se mantuvo la posición de no entregar más subsidio al sector, sin embargo, el viceministro, Sebastián Chamorro les sugirió a los huelguistas un plazo de diez días para "analizar alternativas", entre las cuales no descartan un incremento tarifario.

Los transportistas que iniciaron desde el lunes un paro general y extendido, reclaman un incremento de la tarifa del transporte público o un subsidio, de más de 10 millones de córdobas mensuales, en respuesta al aumento gradual de los precios del combustible.

Rafael Quinto, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecootraco) propuso durante el encuetro al Ejecutivo que se entregara al menos 10 millones de córdobas durante el primer mes, para luego analizar "otras opciones", pero el representante del Gobierno, el vice ministro de Hacienda les cantó cero.

El alcalde de Managua, consideró que la adquisición de nuevas unidades no sería, por ahora, una opción conveniente, si se considera que esta se reflejaría automáticamente en un incremento del pasaje.

Por otro lado, el director de Transporte Terrestre del MTI, Yamil Kuant, sostiene que a los transportistas se les han otorgado entre 2002 y 2005 508 millones de córdobas en subsidios por parte del Estado, con el compromiso de que el sector mejoraría las condiciones del sistema de transporte urbano pero aún no se ven resultados al respecto.

Kuant dijo que del año 2002 al 2004 el gobierno le otorgó a los transportistas un total de 330 millones de córdobas solo en concepto de exoneraciones y más 13 millones de córdobas de "capital semilla", entregado en los años 2001 al 2002. En 2005 los subsidios ascendieron a 95 millones de córdobas.

El funcionario lamentó que el transporte urbano colectivo de Managua continúe en la misma condición tras 16 años de estar recibiendo subsidio de los gobiernos de turno.

"Los 13 millones de córdobas equivalentes en ese época al millón de dólares, era para modernizar el transporte en Managua y vemos que todo sigue igual, por lo tanto queremos saber qué se hizo esa plata, si realmente se le dio el uso debido o no?" cuestionó el funcionario.

Kuant detalló que la ola de dinero entregado a los transportistas es "inmensa" si se suman los 40 millones de córdobas concedidos a todas las organizaciones del transporte nacional a través de la ley 492 en el año 2004, pero en la ley 508 del mismo año, se les volvió entregar un monto de 30 millones de córdobas solamente al sector urbano de Managua.

El director de transporte terrestre insistió que el modelo empresarial implementado por los transportistas no es eficiente ni el más rentable, por tanto recalcó que la posición del gobierno será no entregar más subsidios, "porque la gente no puede seguir siendo castigada por un modelo empresarial fracasado".

Exigen a transportistas de Ciudad Sandino reanudar servicio

El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) exigió este martes a los transportistas de Ciudad Sandino a reiniciar el servicio intermunicipal que mantienen suspendido, o de lo contrario les cancelará las concesiones.

Yamil Kuant, director de Transporte Terrestre dijo que "el hecho de abandonar injustificadamente el servicio autorizado es causa del inicio de un proceso de cancelación de concesión". El funcionario advirtió que ya envió una notificación a los transportistas para que reanuden los servicios en ese municipio.

Un sector de los transportistas de Ciudad Sandino paralizó desde el lunes el servicio en este municipio de la capital en concordancia con el paro decretado por los buseros en Managua. Las rutas paralizadas son la 125, 172,33, 113,210 y 115 que cubren la ruta entre este municipio y Managua.

Kuant explicó que el MTI se basa en lo establecido en Ley General de Transporte Terrestre y su reglamento.

Paro de buseros llega a segundo día

Por segundo día consecutivo miles de pobladores han tenido que caminar grandes distancias este martes para poder llegar a sus trabajos, debido a una huelga de transporte público que han decretado los empresarios del transporte colectivo que exigen un subsidio del Gobierno. No obstante, el Gobierno ha reiterado que, aunque a la alcaldía de Managua le corresponde responder a las demandas de los transportistas, está en busca de alguna alternativa de solución para poner fin al paro.

Según el presidente Enrique Bolaños, el alto costo de los combustibles es una realidad y que, al final, lo que se tiene que aplicar es una pequeña alza en la tarifa.

El paro afecta a más de 850 mil habitantes capitalinos, en su mayoría personas, cuyos escasos recursos solo les permiten utilizar los servicios de transporte urbano colectivo para movilizarse. Solo los taxis y las llamadas camionetas piratas, que no reúnen las condiciones mínimas de seguridad, se mantienen circulando por las calles de Managua para aquellas personas que pueden pagar las tarifas exageradas, entre 5 córdobas las piratas y los taxis entre 25 a 40 córdobas, dependiendo del lugar hacia donde se dirija.

Los distintos centros escolares reportan un alto índice de ausentismo con motivo de la huelga.

La población se queja de que los transportistas exigen subsidios todos los años, pero no se preocupan por mejorar la calidad del servicio que prestan con los buses destartalados, sucios y faltos de seguridad.

Los transportistas indican que tienen un déficit en sus operaciones debido a que desde 2003 el coste del pasaje está congelado en 14 centavos de dólar y que en la actualidad debería costar 20 centavos de dólar.

"Creemos que solución se puede encontrar y el Gobierno tendrá que encontrarla, porque lo que el vivo hace al inicio el tonto lo hace al final", dijo este martes por la mañana el presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo (Urecotraco), Rafael Quinto.

Los transportistas mantienen su posición de que el Gobierno les subsidie 1,1 millones de dólares al mes para poder hacer frente a los altos precios de los combustibles.

Usuarios molestos

Mientras el Ejecutivo hace sus cálculos en busca de una salida a la crisis del transporte, unos 800.000 usuarios que utilizan unas 1.200 unidades de autobuses para viajar a diario sufren su propio calvario.

"Tengo que llegar a mi trabajo a como dé lugar, vos sabes cómo está de dura la vida y perder el trabajo por esta huelga no es nada fácil", dijo Mauricio Peralta a la televisión mientras caminaba hacia su trabajo por una calle de la capital.

"Es una barbaridad, esto es todo el tiempo y la verdad es que los únicos que sufrimos las consecuencias somos los usuarios", dijo Regina Espinoza mientras esperaba una de las camionetas improvisadas que brindan el servicio con una tarifa más cara y sin ninguna seguridad.

Mientras tanto, los transportistas anunciaron que las unidades de buses permanecerán parados hasta tanto les concedan los fondos o llegar a arreglos con el Gobierno.


Descarga la aplicación

en google play en google play