Escúchenos en línea

Alemán no puede ser extraditado, dice su abogado

None | 31 de Marzo de 2006 a las 00:00

Martínez dijo al respecto que "no hay pruebas, no existe ninguna orden escrita ni orden verbal del ex presidente Alemán para que se hicieran transferencias de fondos a Panamá".

Pero De León aseguró en Panamá que Alemán ordenó el cierre de las cuentas cuando supo de las investigaciones.

Las autoridades panameñas mantienen congelados en bancos de ese país 9,1 millones de dólares, en valores y propiedades que fueron adquiridas con fondos que salieron supuestamente de las arcas del Estado de Nicaragua.

Alemán manifestó que "desde el 2 de mayo (de 1990) que asumí la alcaldía de Managua, Arnoldo Alemán es un ladrón y no ha dejado de robar, y sigo siendo ladrón porque sigo robando el corazón de mi gente y de mi pueblo", quien formuló sus declaraciones durante una visita al cardenal Miguel Obando y Bravo.

A Alemán se le vincula con la supuesta desviación de 58 millones de dólares de la hacienda pública de Nicaragua a través de 25 cuentas bancarias en Panamá.

Martínez agregó que los fondos congelados son provenientes de empresas de Taiwán, que donaron 4,9 millones de dólares a la Fundación Democrática Nicaragüense que manejaba el ex mandatario y que están debidamente justificados.

Formalizan acusación contra Alemán en Panamá

La audiencia preliminar contra el reo y ex presidente Arnoldo Alemán Lacayo y otros ex funcionarios de su administración, concluyó en Panamá en horas del medio día de este jueves donde Arnoldo Alemán y cinco de sus allegados quedaron a las puertas de un posible juicio en Panamá por el delito de lavado de capitales.

La fiscal anticorrupción de Panamá, Mercedes de León, acusó de blanqueo de capitales a Alemán y a sus allegados los que desviaron del erario público nicaragüense un monto de 58,2 millones de dólares. La fiscal anticorrupción panameña pidió al juez que los acusados sean "llevados a juicio" y se dicte "detención preventiva" contra ellos. Además, solicitó el "sobreseimiento provisional" del ex ministro de Hacienda Esteban Duque y otros cinco allegados de Alemán investigados por este caso, abierto en 2002 por la Fiscalía Anticorrupción de Panamá.

Tras escuchar los alegatos de la Fiscalía y la defensa de los imputados, el juez Adolfo Mejía resolvió tomar el termino de ley para pronunciarse respecto a si admite o no la acusación por blanqueo de capitales presentada por la Fiscalía panameña. En Panamá el término de Ley para pronunciarse es de entre 24 horas y 30 días y tomando en cuenta que el Juez Mejía fue nombrado el pasado martes, se espera que le lleve entre 15 y 30 días para tomar una decisión confiando la fiscal De León, en que el juez admitirá la acusación.

Alemán supuestamente armó una red de sociedades anónimas en Panamá para blanquear dinero del Estado de Nicaragua, según una investigación judicial. En audiencia pública que puso fin a una serie de retrasos, a partir de maniobras de los abogados defensores de Arnoldo Alemán, el Juzgado Tercero del Circuito Penal de Panamá, presidido por el suplente Adolfo Mejía, adelantó el proceso.

La fiscal De León acusó también a la esposa del expresidente María Fernanda Flores de Alemán, al padre de ésta, José Antonio Flores; el ex director de Ingresos Byron Jerez, así como a su compañera Ethel González, y a la hija de ambos, Valeria Jerez.

Asimismo, De León solicitó al juez Mejía que los seis acusados sean llevados a juicio y se dicte prisión preventiva contra ellos. En sus testimoniales, De León argumentó que los fondos del Estado nicaragüense fueron pasando de una cuenta a otra en los bancos panameños, hasta que en su mayoría fueron transferidos a terceros países.

Añadió la fiscal que entre las transacciones está la más voluminosa, de 31 millones de dólares, a cuentas de la Tesorería nicaragüense en dos bancos panameños, de donde fueron desviados a cuentas privadas, una de ellas de una compañía de la familia Jerez.

En su intervención, la fiscal fustigó el hecho de que "el sucio botín" de Alemán y restantes de encausados, haya venido a parar al sistema bancario panameño de un país con tantos niveles de pobreza como es el caso de Nicaragua.

Por su parte, el Procurador General de la república, Alberto Novoa, observador en la audiencia preliminar, indicó a la prensa que es evidente que el dinero fue extraído del erario público de Nicaragua y enviado a Panamá.

Lamentablemente aquí se dieron una serie de transferencias para el blanqueo de capitales del ex gobernante y sus allegados, puntualizó.

Según documentos probatorios, Alemán, quien estuvo en el poder de 1997 al 2002, y sus compinches, transfirieron los 58,2 millones de dólares de la Tesorería General del país a una decena de cuentas en bancos panameños, para lo cual emplearon cerca de 60 sociedades anónimas creadas en Panamá.

El ex presidente y ahora reo Arnoldo Alemán goza en estos momentos de libertad condicional por razones de salud, luego que fuera condenado a 20 años de cárcel, por fraude al estado y lavado de dinero en Nicaragua.

En el año 2002 la Fiscalía Antidrogas de Panamá inició las pesquisas sobre el movimiento de dinero que hicieron en el Istmo Alemán, sus socios y testaferros. Se descubrió entonces el desvío de por lo menos 50 millones de dólares del erario público de Nicaragua en cuentas en agencias bancarias panameñas.

Asimismo, las investigaciones concluyeron que Alemán había adquirido una casa en la zona capitalina de Costa del Este a un costo de 230 mil dólares, y tres viviendas en el área revertida de Clayton, cada una por un momento de 120 mil dólares.

Además, había abonado 50 mil dólares para la compra de un apartamento de lujo en Ciudad de Panamá.

El juez Mejía no hizo declaración alguna sobre el eventual llamado a juicio de los acusados.

Solicitan captura internacional contra Alemán y Jerez

La fiscal primera Anticorrupción de Panamá, Mercedes De León, solicitó al Juez Adolfo Mejía, orden de captura internacional contra el ex presidente y ahora reo Arnoldo Alemán Lacayo, así como también al ex director de la Dirección General de Ingresos, durante el gobierno de Alemán, Byron Jerez al iniciarse este jueves la audiencia preliminar en Panamá en la que se decidirá si se abre o no el juicio por blanqueo de capitales contra el Arnoldo Alemán Lacayo y a otros de sus ex funcionarios durante su administración.

La orden de captura también incluye a Valeria y Ethel Jerez y a la esposa de Alemán, María Fernanda Flores. Esta orden a solicitud de León es para que todos los acusados respondan por el delito de blanqueo de capitales cometido en perjuicio de la economía de Panamá.

La fiscal De León solicitó el sobreseimiento provisional a favor del ex ministro de Hacienda, Esteban Duque Estrada, Arnoldo Alemán Estrada –sobrino del ex presidente- y Álvaro Antonio Alemán.

Asimismo expresó De León que el testimonio de Duque Estrada es importante para el caso, porque éste afirmó que Arnoldo Alemán le ordenó hacer las transferencias del Ministerio de Hacienda para cuentas en el sistema financiero de Panamá. La audiencia preliminar contra Alemán y Jerez comenzó desde las 9.50, hora de Panamá, y en estos momentos se desarrolla la intervención de los 8 abogados defensores.

De León dijo también que Duque Estrada hizo referencia sobre la forma que utilizaron para abrir las sociedades exclusivas para las transferencias, y dejó claro que Alemán ordenó el cierre de las cuentas cuando supo que iniciaron las investigaciones sobre las mismas.

Las autoridades panameñas tienen congelados en bancos de ese país 9.1 millones de dólares, en valores y propiedades que fueron adquiridas con fondos que salieron del arcas del estado de Nicaragua.

El juicio que se le seguirá a Arnoldo Alemán en Panamá se relaciona con la supuesta desviación de más de 56 millones de dólares de la Hacienda pública de Nicaragua, a 25 cuentas bancarias en Panamá.

Una primera audiencia del juicio contra Alemán quedó suspendida el pasado 23 de noviembre porque los abogados de Alemán -condenado en Nicaragua a 20 años de cárcel por actos de corrupción- presentaron un certificado de "incapacidad médica" para no comparecer ante el tribunal, logrando retrasar la fecha inicial de la audiencia.

En esa oportunidad la judicial a cargo fijó la nueva fecha y advirtió que si los abogados no se presentaban, se le pondría un defensor de oficio al ex gobernante nicaragüense y resto de acusados, y se celebraría la audiencia.

Fue a finales de 2003, que Alemán fue condenado en Nicaragua a 20 años de cárcel por lavado de dinero y diversos actos corrupción en perjuicio del erario público.


Descarga la aplicación

en google play en google play