Escúchenos en línea

Cancilleres aprueban Declaración de Cochabamba

Agencias Télam y EFE. Desde Cochabamba, Bolivia. | 8 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Los cancilleres de la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN) aprobaron la tarde del viernes la Declaración de Cochabamba que abordarán los presidentes el sábado, y un conjunto de documentos anexos entre los que se reitera el respaldo de la región al reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas. El texto mantiene las mismas líneas que los cancilleres ya habían trabajado en Santiago de Chile hace 15 días, donde se consensuó una nueva institucionalidad para el bloque y un marco de integración en torno a los ejes centrales de infraestructura, la temática energética, la problemática social y el desarrollo financiero. La II Cumbre Sudamericana abogará en su declaración final por una "integración solidaria" que vaya más allá del comercio, informó el vicecanciller venezolano Rodolfo Sanz. El funcionario dijo que el documento final del encuentro, que reunirá en la ciudad de Cochabamba a ocho de los 12 mandatarios de la región, "sentará las bases para avanzar en una integración solidaria que ayude a resolver las causas de la pobreza". "Este proceso de integración no debe estar basado en el comercio y la ganancia", añadió el viceministro de Relaciones Exteriores para América Latina de Venezuela en declaraciones a periodistas en Cochabamba, en el centro del país. Sostuvo que las naciones de la región deben superar el "molde neoliberal" de buscar sólo el comercio y la ganancia, para encarar temas estructurales como la pobreza. "Vamos a insistir en que los procesos de integración se den sobre principios distintos a los que se han dado durante estos años", abundó Sanz. Consideró, en ese sentido, que los países sudamericanos deben impulsar un modelo de desarrollo a partir de la "planificación consciente de sus economías", que a su juicio es la única forma de construir una "integración solidaria". "La solidaridad entre los pueblos es la única forma de construir una nueva forma de integración, por eso en esta Cumbre el motivo fundamental es la integración, no el establecimiento de una zona de libre comercio", enfatizó el funcionario. Recordó que el comercio "ha existido durante miles de años y no ha resuelto los problemas de la pobreza. Es un viejo consejo de las corrientes liberales y neoliberales señalar que la mano invisible del mercado resuelve la pobreza, esa es una gran falsedad". Sanz adelantó que la declaración final de la Cumbre de Cochabamba, que será inaugurada esta noche por el presidente boliviano Evo Morales, priorizará el tema de la integración en el marco energético, social y financiero. "Esta es una integración que se va a producir en la diversidad. Aquí nadie le impone una tesis hegemónica a nadie, las decisiones se toman de manera consensuada", aseguró Sanz. El debate se desarrolló en el Hotel Portales –que también será sede de las deliberaciones de los mandatarios–. En materia de energía se aprobó el proyecto que plantea la conformación de un grupo de trabajo integrado por los coordinadores nacionales y las correspondientes áreas ministeriales. Este grupo tendrá a su cargo el planteo general de la integración energética sudamericana y avanzar en la armonización en distintas interconexiones posibles, temas que elaborarán durante los próximos 12 meses y que serán centrales en la III Cumbre Sudamericana que se realizaría en Colombia. Una vez más la Argentina logró el respaldo de los países de la región a su reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas, mediante un documento en el que se invita al Reino Unido a retomar el diálogo y las negociaciones con el país, en línea con la exhortación de las Naciones Unidas. Los cancilleres también aprobaron los anexos referidos al proyecto del BID de condonación de deudas a países en extrema pobreza; el respaldo al trabajo de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) para profundizar los proyectos ya existentes y los que se presentarán. En cuanto al documento central que se presentará a los presidentes mañana como Declaración de Cochabamba, el vicecanciller de Argentina, Eduardo Sigal, explicó que se retomaron las líneas ya planteadas en Santiago referidas a la profundización de los mecanismos de integración sudamericana. En el documento se define la institucionalidad de la CSN en base a una reunión anual de los presidentes, un encuentro semestral de los cancilleres, y el trabajo de la Comisión de Representantes y de la Secretaría Administrativa, que tendrá sede en Río de Janeiro a ofrecimiento del gobierno de Brasil. También quedará a consideración de los presidentes la creación de un organismo financiero propio que sirva de sustento para los proyectos de integración energética, de infraestructura y de cohesión social para la lucha contra la pobreza. En Río de Janeiro se reunirán mensualmente una comisión de altos representantes que designarán los 12 países miembros y que estarán encargados de trazar las agendas y elaboración de proyectos en las distintas áreas de integración. La base de la discusión para el documento final fue el trabajo de la Comisión de Reflexión Estratégica que elaboraron los delegados de los presidentes de los 12 países, entre los cuales se encuentra la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

Descarga la aplicación

en google play en google play