Escúchenos en línea

Humala alcanza el 31% de los votos;
García saca ventaja de 1.11% a Flores

None | 12 de Abril de 2006 a las 00:00

De acuerdo con la ONPE, los resultados al 100% no estarían listos antes de 20 días como mínimo, debido a las impugnaciones y a las actas observadas que se están presentando. Las autoridades electorales estiman que la segunda vuelta electoral se realizaría a fines de mayo o comienzos de junio.

"Este periodo de espera e incertidumbre momentánea, donde no caben las fiestas sino la serenidad, debería servirnos para ir preparando un diálogo que nos lleve a concertar", precisó el ex presidente García.

En medio de esta disputa, el portavoz de Unidad Nacional, Xavier Barrón, denunció que la ONPE no ha contabilizado 7,313 actas, equivalentes a más de 1,4 millones de votos, tras observarlas por posibles irregularidades. Barrón dijo que esos documentos electorales favorecen en su mayoría a Flores y no registran errores, por lo que consideró que se le están restando importantes votos en la competencia que mantiene con García.

"La primera preocupación que debe tener el país y los partidos que han participado en esta contienda electoral es dónde se encuentran estas 7 mil 313 actas observadas en este momento. No existe respuesta. La ONPE ha dicho oficialmente que estas actas tienen la categoría de actas observadas y las actas observadas tienen a su vez una subdivisión en actas con votos impugnados que son mínimas, actas con solicitud de nulidad que son 9 mínimas y básicamente dos grandes rubros: el rubro error material y el rubro ilegible y otras observaciones que no conocemos", sostuvo Barrón.

Flores, quien cree que puede haber recibido 85,000 votos a su favor en el extranjero, matizó que hay "pequeños errores materiales que no varían el sentido de la votación", pero instó a contabilizar los sufragios pendientes para "saber la verdad". La candidata conservadora se comprometió además a aceptar "la palabra del pueblo" y consideró que "quien gane por un voto debe ser reconocido como vencedor".

El diario 'El Comercio', decano de la prensa del país, advirtió de que el voto emitido fuera de Perú "no será determinante", porque apenas superará el 1,4% del total.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el máximo organismo electoral del país, aclaró que las actas que aún no son consideradas para el cómputo serán enviadas a las oficinas electorales en cada departamento para que determinen su validez. El Jurado espera poder resolver el contencioso de las actas puestas en observación en unos 10 días y proclamar a finales de mes los resultados totales de los comicios presidenciales.

Según el conteo oficial de los candidatos presidenciales, en cuarto lugar se ubica la fujimorista Martha Chávez (Alianza por el Futuro) con 7.472% de los votos válidos, seguida por Valentín Paniagua (Frente de Centro) con 5.760% y el evangélico Humberto Lay (Restauración Nacional) con 4.345%.

Contra los pronósticos de todas las encuestadoras, el humalismo, gracias al apoyo que ha recibido en el interior del país, se ha convertido en la principal fuerza política en el futuro Congreso.

Según una proyección de la empresa Apoyo, el humalismo tendría 43 curules en el Congreso unicameral de 120 bancas; el APRA de García, 35; UN de Flores, solamente 19, con el grueso de su representación electa por Lima; el fujimorismo, 15 representantes; el Frente de Centro del ex presidente de la transición democrática Valentín Paniagua (2000-2001), solamente 5 congresistas; y la agrupación Restauración Nacional, un movimiento evangélico que dio la sorpresa en las elecciones al lograr obtener representación parlamentaria, llevaría 3 congresistas al Parlamento. Estas cifras pueden variar, aunque no sustancialmente.

El partido oficialista Perú Posible del presidente Alejandro Toledo estaba arañando la posibilidad de pasar la valla electoral del cuatro por ciento para obtener representación parlamentaria. Este resultado deja al presidente Toledo como uno de los grandes derrotados de estas elecciones. Ninguna agrupación ha alcanzado la mayoría de 61 bancas, por lo tanto, quien gane la presidencia estará obligado a concertar con otras fuerzas políticas.

Otro estudio dice que APRA será primera minoría

Pero la firma CPI concede a Humala y García fuerzas equiparadas en el Congreso peruano en el período 2001-2006. Según CPI, habrá dos bancadas grandes, dos medianas y de una a tres pequeñas, que tendrán que negociar para formar mayorías.

Según CPI, el APRA y la UPP tendrán 40 y 39 representantes respectivamente en el Congreso unicameral de 120 miembros, lo que los convierte en ejes de los posibles acuerdos. La conservadora Unidad Nacional, de la candidata Lourdes Flores, con 21 asientos, y la fujimorista Alianza por el Futuro, con 14, serán los grupos medianos en los que seguramente se centrarán los mayores cortejos en busca de coaliciones. El Frente de Centro, del ex presidente Valentín Paniagua, tendrá seis legisladores.

Otros dos partidos, el evangélico Restauración Nacional y el oficialista Perú Posible, buscan voto a voto superar el cuatro por ciento que les permita tener representación. Si lo logran, el primero tendrá cuatro congresistas y el segundo tres, con lo que las restantes fuerzas perderían algunos cupos.

En el marco del paso a la segunda vuelta presidencial que se disputan estrechamente García y Flores, la nueva composición del Congreso es más favorable al primero en materia de gobernabilidad, pues contar con un tercio de asientos le da liderazgo, mientras que la segunda apenas contaría con un sexto.

Humala rechaza los términos del TLC con EEUU y exige referéndum

El candidato más votado en las elecciones presidenciales de Perú, el nacionalista Ollanta Humala, rechazó los términos en los que se ha negociado el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado este miércoles en Washington con EEUU y exigió la celebración de un referéndum.

En una rueda de prensa en Lima, Humala instó al Congreso peruano a que "no se preste a validar" este tratado porque, a su juicio, atenta "contra la soberanía" del pueblo.

El líder del partido Unión por el Perú aclaró que no se opuso a un acuerdo comercial ni con Estados Unidos ni con otros países, pero sí censuró la forma a cómo lo ha negociado el Gobierno del presidente Alejandro Toledo. A su juicio, el actual TLC coloca en desventaja "a sectores importantes" del país y podría llevar a la división de América Latina y la Comunidad Andina.

El presidente Toledo firmó en Washington el polémico tratado y confió en que sea ratificado por el Congreso de esta nación sudamericana antes del 28 de julio, cuando dejará la Jefatura del Estado y asumirá el cargo el mandatario electo.

"Toledo está haciendo uso de sus facultades legales pero no legítimas, de manera autoritaria", indicó el dirigente nacionalista poco después de la rúbrica en Washington.

Según el ex comandante, Toledo no tiene el respaldo de los peruanos ya que su partido, Perú Posible, no alcanzó el cuatro por ciento de los votos en los comicios del pasado domingo, por lo que se quedará sin representación parlamentaria en el próximo Congreso.

Humala, que insistió en la necesidad de un referéndum, anunció además que si el actual Congreso aprueba el acuerdo comercial los nacionalistas agotarán "todos los mecanismos constitucionales y legales" para que se someta nuevamente a revisión. Además del presidente, el 28 de julio tomarán posesión los nuevos congresistas que salieron el domingo pasado de las urnas peruanas.

Humala: no importa quien gane entre García y Flores

Confiado por el más de 30% de votos que le dan las últimas cifras oficiales de la ONPE, y que lo ubican en el primer lugar de las elecciones del 9 de abril, Humala afirmó que es "irrelevante" saber con quién disputará la segunda vuelta electoral. Es más, aseguró que le daba igual que sea Lourdes Flores Nano o Alan García.

"Es irrelevante. Es como si usted me preguntara si prefiero que llueva o que haga sol", manifestó en una entrevista con el diario brasileño O Globo, difundida ayer en su edición virtual. El líder del Partido Nacionalista también dijo al medio brasileño que ya se siente como vencedor de las elecciones: "Somos la primera fuerza en la elección presidencial, en el Congreso Nacional y en el Parlamento Andino. Ganamos por 3-0", sostuvo.

Humala dijo este miércoles que no busca "matrimonios políticos" para enfrentar en el balotaje a su todavía incierto rival. "Buscaremos la mayoría social sobre la base de propuestas concretas que beneficien al pueblo peruano, pero no mediante matrimonios políticos", afirmó en rueda de prensa.

El ganador de la primera vuelta, un militar en retiro de 43 años, advirtió que la "gran alianza" será con el "pueblo organizado" teniendo como fundamentos un programa concreto sobre el cual no dio detalles. Anotó, sin embargo, que está dispuesto a conversar con otras organizaciones políticas siempre que se busque un programa común. "Esa va a ser la base para la unión de las fuerzas a nivel nacional", precisó.

El militar retirado hizo notar que los electores han decidido que determinadas agrupaciones políticas sean representadas en el próximo Congreso, las cuales no pueden -añadió- ser discriminadas para dialogar en la búsqueda de llegar a puntos comunes en beneficio de los sectores populares.

Durante la campaña electoral para la primera vuelta electoral, Humala planteó la revisión de los contratos con las empresas transnacionales que incumplen con el pago de impuestos, así como la nacionalización de los recursos estratégicos, sin que ello implique estatización.

Humala dijo que la campaña hacia la segunda vuelta electoral será complicada porque García o Flores, uno de los cuales será su rival, son candidatos difíciles. "Será una etapa bastante difícil", dijo a la vez que hizo un llamado a sus partidarios para que lleven el mensaje nacionalista a todo el país.

El candidato nacionalista estimó que su victoria en la primera vuelta electoral ha significado haber cambiado el mapa político de Perú, convirtiéndose su agrupación, Unión por el Perú, en la primera fuerza política de su país.

El candidato nacionalista dijo también en la entrevista que su candidatura fue afectada por una "campaña sucia" que destacó desde las declaraciones de sus parientes hasta denuncias de supuestas violaciones de los derechos humanos, "porque algunos sectores creen en todo lo que se dice". "Todo eso polarizó a la sociedad y yo no quiero más fisuras sociales, quiero unión", dijo.

Descartó que en el Perú se llegue a una polarización como en Venezuela, y enfatizó que en un eventual gobierno nacionalista se respetarán las inversiones extranjeras, la propiedad privada y la libertad de expresión.

García confiado en vencer a Flores

El candidato a la presidencia por el Partido Aprista, Alan García Pérez, expresó su confianza en que el voto de los campesinos lo favorezcan y consoliden su segundo lugar en las elecciones del domingo pasado. Cree que el voto andino pesará más que el de los peruanos en el extranjero que en mayoría respaldarían a Lourdes Flores, aseguró.

"Estoy convencido que conforme pases las horas la distancia se seguirá acrecentando", precisó. Dijo que será la voluntad del pueblo la que defina quién pasará a la segunda vuelta, pero también el deseo de Dios.

"La competencia que tiene que ganar el Perú es una competencia de inteligencia comercial que nos permita ser en centro sudamericano, si logramos hacer eso le daremos vuelta a la pobreza. La vocación nacional de avanzar económicamente y ese es un tema en el que estamos de acuerdo UN, UPP y el Apra", dijo.

Reconoció que su contrincante Lourdes Flores tiene un potencial de votos de los ciudadanos que radican en el extranjero y que podrían revertir las cifras que hasta ahora ha contabilizado la ONPE. No obstante, indicó que así como faltan escrutar esas mesas esperan también los votos de la población rural, de las zonas más alejadas que aún no son computadas. García confía en que esos votos sean a su favor, y que su totalidad supere a la de los residentes en el extranjero.

Aún así, aseguró que no da por hecho su pase a la segunda vuelta y por lo tanto no puede responder a la pregunta de si estaría dispuesto a unir fuerzas con Lourdes Flores para enfrentar a Ollanta Humala en las elecciones definitivas.

Calificó a Flores como una persona sensata, inteligente y con condiciones administrativas, a la que le gustaría ver en ejercicio y con quien estaría dispuesto a conversar. García Pérez sostuvo que a pesar de los avances "todo puede cambiar".

García dijo estar satisfecho con el resultado general de las elecciones y aseguró haber cumplido con la tarea que le encomendó su partido. Reveló además que a veces se sintió solo, mientras conducía la campaña del APRA. Destacó que el Congreso que se instalará el próximo 28 de julio contará con más apristas que los que tiene el actual Parlamento.

Flores pide a Dios que no sea como en 2001

(Página/12) Hace cinco años, el socialdemócrata Alan García dejó fuera de la contienda a la derechista Lourdes Flores. De la evolución del lento escrutinio, asoma la misma tendencia. Flores confía en que la favorezca el voto del extranjero y pueda sacar ventaja de las actas impugnadas.

"La tendencia nos favorece, pero todavía no estoy en la segunda vuelta. Esperamos con serenidad los resultados finales", señaló García, a la salida de una reunión partidaria en su local de campaña. "Toda posibilidad está abierta, en este momento no doy por hecho mi pase a segunda vuelta. Hay buenos avances, pero todo podría cambiar. Soy una persona acostumbrada a esperar las peores cosas", respondió un prudente García, cuando le preguntaron acerca de su certidumbre de pasar a ballottage. Se lo veía bastante más confiado que el día anterior.

En el otro lado de esta pugna por buscar el boleto para competir por la presidencia contra Humala se respiraba mucho nerviosismo y preocupación, que los voceros de Unidad Nacional (UN), la alianza de derecha que apoya la candidatura de Flores, intentaban ocultar ante la prensa diciendo que mantenían "la confianza y el optimismo".

"Estamos en manos de Dios", se encomendó la candidata de la derecha durante un breve encuentro con la prensa, a su salida de una larga reunión con sus personeros electorales, quienes deberán buscar en las actas impugnadas los votos que le están faltando a Flores para pasar a segunda vuelta.

En una actitud que contrasta notoriamente con la que tuviera la noche del domingo, cuando ante los primeros resultados oficiales al 30 por ciento y algunas proyecciones privadas que la daban ligeramente delante de García se autoproclamó vencedora en la lucha por el pase al ballottage y hasta llegó a exigirle a García que reconozca su triunfo –en realidad, su segundo lugar– y la felicite públicamente esa misma noche, Flores aseguró, esta vez, que "hay que esperar hasta que se cuente la última acta para saber la verdad".

Flores se aferra, casi con desesperación, a los votos del extranjero, que la favorecen con cierta holgura, y a las ventajas que pueda sacar en las actas impugnadas. En el extranjero hay algo más de 450 mil peruanos habilitados para sufragar, pero el nivel histórico de ausentismo es aproximadamente del 50 por ciento. Los cálculos más optimistas para los intereses de Flores indican que ésta podría sacarle una ventaja de entre 50 mil y 70 mil votos a García entre los votantes del extranjero, lo que no le alcanzaría para pasar adelante. En las actas impugnadas está la segunda gran esperanza de la derecha para voltear la actual situación que no la favorece. García, por su parte, está confiado en que ese 15 por ciento que falta ingresarse a los resultados oficiales viene, en su gran mayoría, de las zonas rurales y pueblos apartados, "en los que nosotros tenemos bastante más respaldo que Flores".

Así las cosas, todavía no se puede asegurar nada, pero se puede adelantar que Alan García es el más probable competidor de Humala en segunda vuelta.

Para Flores la historia amenaza repetirse dramáticamente. En 2001, García la sacó de la segunda vuelta por solamente 150 mil votos, situación que se estaría repitiendo en esta ocasión. Pero esta vez, la derrota de Flores es aún más dura para ella, ya que faltando poco más de un mes para los comicios era la gran favorita para ocupar el primer lugar.


Descarga la aplicación

en google play en google play