Escúchenos en línea

«Nada gringo el Primero de Mayo»

None | 14 de Abril de 2006 a las 00:00

Rafael Ruiz Harrell, columnista del periódico Metro de la Ciudad de México, pronosticó que el boicot dará lugar a un movimiento más amplio que se extenderá por América Latina. "Si logramos evitar que un día, un solo día, en toda Latinoamérica no tuvieran clientes los negocios norteamericanos, les estaríamos enviando un mensaje clarísmo que al parecer son incapaces de entender", escribió.

Movimientos sociales por boicot a productos norteamericanos

La Habana – La Alianza Social Continental (ASC) convocó este viernes a un boicot contra los productos estadounidenses por parte de los movimientos sociales para el 1 de Mayo, con el fin de demostrar el peso de los inmigrantes en la economía norteamericana.

Representantes de las fuerzas progresistas de Centroamérica y Norteamérica, presentes en el Quinto Encuentro Hemisférico de lucha contra el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), hicieron la propuesta acorde con las masivas protestas de los últimos días.

Esa será una forma de respaldar las justas demandas de quienes son imposibilitados de sus derechos por las leyes en Estados Unidos, por la simple razón de no ser nacionales, lo que sufren en particular los mexicanos, coincidieron los delegados al evento.

La convocatoria forma parte de las campañas de oposición y enfrentamiento que se organizan en todo el continente para fortalecer y extender las acciones de la Alianza Social Continental, principal ente opositor al ALCA.

Durante la tercera jornada del encuentro, que reúne a más de 400 delegados, se afirmó que es imprescindible vertebrar en una sola dirección el combate contra los acuerdos de libre comercio, que atan a los pueblos y vulneran su soberanía.

Se trata de rechazar no sólo a una política imperial y neoliberal, sino también a un proyecto que ahoga a las personas, por lo que fue ponderada la esencia de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), un modelo de integración sobre la base de lo social y lo político.

Al respecto, los representantes de la región suramericana llamaron a no perder de vista los verdaderos intentos que proponen los proyectos de cooperación con la Unión Europea, los cuales tienen el mismo corte de los presentados por Washington.

Frente a esos planes, la Alianza Social Continental debe respaldar vínculos como los de Cuba, Bolivia y Venezuela dentro del ALBA, al tiempo que debe reforzar las movilizaciones populares, aun en aquellos países que aceptaron TLCs con Estados Unidos.

Los asistentes al encuentro denunciaron la propuesta de una Alianza de Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), un nuevo intento por ampliar a toda la América el TLC entre Estados Unidos, Canadá y México.

Asimismo, fueron anunciados varios eventos, como el 180 aniversario del Congreso Anfictiónico de Panamá, para lo cual se organiza el 22 de junio un encuentro contra los TLCs, y el II Encuentro Mesoamericano, del 24 al 26 de julio en Guatemala.

También se convocó a un Encuentro por la Unidad de los Pueblos, como parte de la Cumbre Suramericana de Naciones, prevista este año en Bolivia, para avanzar en la integración del continente. Asimismo, en Martinica, del 5 al 9 de julio próximo, se realizará el I Foro Social Caribeño.

Afroamericanos también se unen

Se desconoce cuáles empresas estadounidenses resultarán afectadas. Algunos sindicatos han dicho que boicotearán a firmas específicas, mientras que otros están rechazando todos los productos estadounidenses.

Para algunos es una manera de expresar el sentimiento anti-estadounidense, mientras que otros lo ven como una forma de mostrar el poder de los mexicanos.

En algunos casos, los activistas identificaron incorrectamente algunas firmas como si fueran estadounidenses. Por ejemplo, las tiendas Sears en México han sido propiedad del multimillonario mexicano Carlos Slim desde 1997.

Las protestas recibirán el respaldo de la comunidad afroamericana. Este jueves, la comunidad afroestadounidense de Nueva York extendió su respaldo a la medida. La adhesión, formulada oficialmente por líderes de la comunidad negra en la ciudad, se une así a la que han manifestado organizaciones de esta minoría en otras regiones del país.

"Queremos que nuestros hermanos hispanos sepan que pueden contar con nosotros", dijo el asambleísta de la ciudad de Nueva York, Charles Barrón, en rueda de prensa. Rodeado de dirigentes sindicales y de varios líderes de organismos civiles que defienden los derechos de los inmigrantes, Barrón apeló a la comunidad afroestadounidense a "hacer suyas las demandas" de los hispanos en muestra de solidaridad.

Además de Barrón, participaron en la muestra de respaldo líderes religiosos de los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

El boicot al que convocaron decenas de organismos civiles busca enviar una señal del poderío de la comunidad hispana en todo el país, que reclama la legalización de más de 11 millones de indocumentados.

El cantautor mexicano Juan Gabriel lanzó un llamado a sus compatriotas en México a sumarse al boicot. "Ellos solicitan algo que está totalmente en nuestras manos: hacer patente la importancia que como consumidores tenemos para la saludable economía que disfruta ese país (Estados Unidos), absteniéndonos totalmente el 1 de mayo de acudir a establecimientos propiedad de, o con franquicia estadounidense", dijo.

"Juanga", cantautor del éxito "Amor eterno", subrayó la importancia de apoyar a los millones de hispanos que impulsan el denominado "Un Día sin Inmigrantes" porque "es lo menos que podemos hacer por esa gente, que, prácticamente, está manteniendo a nuestro país con sus remesas. Los mexicanos del otro lado nos han puesto el ejemplo para defenderse con razón y sin violencia", añadió el artista al recordar que a Estados Unidos "hasta Superman llegó de ilegal".

En Ciudad Juárez, fronteriza con Texas, el obispo de la Diócesis local, Renato Ascencio León, llamó a solidarizarse con los hispanos que residen en Estados Unidos el próximo 1 de mayo y no adquirir productos de origen norteamericano ni comprar en empresas del vecino país establecidas aquí.

En el marco de la Semana Mayor, el prelado dijo que los fronterizos deben unirse a los connacionales y a los inmigrantes de otros países latinoamericanos, para conseguir que se respeten sus garantías individuales en la Unión Americana.

Tras oficiar la Misa Crismal en Catedral, el máximo jerarca de la grey católica de Juárez indicó que la convocatoria no sólo fue lanzada por los mexicanos en EU, sino también por todos los hispanos, "para el 1 de mayo no ir a comprar nada allá, pero nada, y ese nada quiere decir nada", enfatizó.

Ascencio León consideró que "esta lucha no debe darse únicamente en la Unión Americana, pues los inmigrantes invitan a los que vivimos de este lado de la frontera".

"Los mexicanos de allá nos están haciendo un llamado a solidarizarnos con ellos; los guatemaltecos están haciendo un llamado en Guatemala, y los nicaragüenses en Nicaragua, para que nos unamos a esta inquietud", expuso tras recordar "situaciones tensas" debido a las leyes antiinmigrantes que se promueven en el Senado estadunidense.

Ante ello, agregó, no queda más que solidarizarse con los paisanos y con las personas de distintos países que cruzan la frontera para mejorar su calidad de vida.

"Y yo realizo un llamado a todos para que hagamos un esfuerzo y nos solidaricemos con ellos, no sólo no yendo a comprar allá, tampoco comprando aquí artículos de factura americana, como un signo de unión con ellos", expresó.

Recordó que en el caso particular de México, cada año recibe una "cantidad exagerada de dinero" gracias a las remesas que envían los connacionales. "Yo creo que ahora ellos nos hacen una invitación a solidarizarnos, debemos decirles: aquí estamos con ustedes", expresó. "Hago la exhortación y tengan la seguridad de que seré el primero que pondrá el ejemplo", comentó.

El obispo aseguró que se unirá a la campaña de los hispanos por un día sin consumo de productos norteamericanos. Manifestó que muchos de los que se encuentran lejos de su tierra profesan la fe católica. "Qué triste que los dejáramos solos", expresó.

Multinacionales resentidas

Los representantes de las multinacionales creen que la protesta está equivocada, pues está dirigida a "las principales partidarias" de los programas de legalización y de trabajadores invitados. "En fin de cuentas, el boicot sólo afectará a corporaciones que están respaldando lo que la gente quiere que se haga en el proyecto de ley de inmigración", dijo Larry Rubin, director general de la Cámara Estadounidense de Comercio en México. Rubin está alentando a la gente a que le escriba a sus legisladores en lugar de llevar a cabo el boicot.

Roberto Vigil del grupo Hermandad Mexicana, con sede en California y defensor de los derechos de los inmigrantes, dijo que su organización le ha pedido a algunos de los principales sindicatos de México que respalden la protesta. Elías Bermúdez, presidente de Immigrants Without Borders ("Inmigrantes Sin Fronteras"), con sede en Phoenix, está promoviendo el boicot activamente en entrevistas con radiodifusoras y canales de televisión de México.

Los grupos mexicanos están respondiendo. Pablo González, portavoz de uno de los principales sindicatos de México –la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos–, dijo que su organización apoyará un boicot contra "al menos cuatro de las firmas más importantes de Estados Unidos, entre ellas Wal-Mart", la mayor cadena de tiendas al por menor de México. También se espera que participen otros dos importantes grupos de trabajadores, el sindicato de trabajadores telefónicos y el de obreros automotores, dijo Vigil.

Incluso sectores del gobierno mexicano se han integrado a la protesta. "Nosotros, a petición de los familiares de los migrantes, no vamos a adquirir productos que provengan de los Estados Unidos o que de alguna forma hayan sido elaborados allá el 1o de mayo, en soporte, en ayuda a los movimientos que se están llevando a cabo en la Unión Americana", dijo Lolita Parkinson, coordinadora nacional de Oficinas Estatales de Atención a Migrantes, que representa a las oficinas gubernamentales de ayuda a los indocumentados.

"Queremos mostrar el poder que tenemos los mexicanos", dijo Carlos Chávez y Pacho, vicepresidente de la cámara de comercio en Piedras Negras, Coahuila, estado que colinda con Texas.

Algunos inmigrantes han pagado un precio por participar en las manifestaciones. Así, seis empleados de un restaurante de mariscos de Houston fueron despedidos esta semana, tras faltar a sus trabajos por participar en las marchas. Por la misma razón, en Detroit, otros 21 extranjeros perdieron su trabajo en procesadoras de carne, el mes pasado. Y varios estudiantes en un liceo cercano a Tampa, Florida, fueron suspendidos.

Las represalias

Al otro lado del país, en Los Ángeles, una familia aseguró que Anthony Soltero, un joven de 14 años se suicidó el 30 de marzo, luego de ser amonestado en la escuela por tomar parte en las manifestaciones, lo cual fue negado por las autoridades escolares. El rumor se extendió y una coalición estudiantil anunció que en los próximos días dedicará una marcha a la memoria del joven.

Anthony se quitó la vida con una escopeta calibre .22. Antes de suicidarse, Soltero llamó a su madre y le dijo que el subdirector de la intermedia De Anza le había dicho que por haber ido a una protesta lo podrían llevar a la cárcel, sus padres podrían ser multados, y la escuela le podría castigar evitando su graduación, dijo Sonia Mercado, abogada contratada por la familia.

Funcionarios escolares cuestionan el alegato de que el funcionario amenazó al estudiante de octavo grado. Ellos dicen que el muchacho no estuvo en clase, pero cuestionan el alegato de la familia que dice que él participó en una de varias protestas organizadas por estudiantes del sur de California.

La policía tiene la nota mientras las autoridades deciden si presentarán cargos al padrastro del muchacho por presuntamente no guardar la escopeta con seguro. A la madre se le dio una copia de la nota el miércoles. "La carta corrobora lo que hemos dicho antes que el subdirector fue la causa que precipitó el suicidio", dijo la abogada.

La doctora Sharon McGehee, superintendente del Distrito Escolar de Ontario-Montclair, dijo el jueves que el subdirector no amenazó a Soltero o tres otros estudiantes con nada más que no poder asistir a un paseo o baile de fin de año. La escuela intermedia está ubicada a 72 kilómetros al este de Los Angeles. "El (subdirector) les dio una oportunidad para que escojan los privilegios que quisieran perder a fin de año", dijo la superintendente.

Crece pugna política en EU por tema migratorio

Por José Carreño, diario El Universal, México

El debate político por la paralización de una propuesta de reforma migratoria aumentó el jueves de tono ante el intercambio de acusaciones entre republicanos y demócratas, y a las cuales se sumó el propio presidente George W. Bush.

En un encuentro con empresarios, el mandatario acusó al líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de haber bloqueado el viernes pasado un acuerdo para sacar adelante la reforma.

"Estuve alentado la semana pasada cuando el Senado logró un compromiso sobre una reforma migratoria amplia... pero desgraciadamente el compromiso fue bloqueado por el líder de la minoría demócrata (que) rehusó permitir que los senadores votaran por enmiendas a la legislación", se quejó Bush.

Tan pronto terminó, el senador de Nevada emitió un comunicado en el que atacó a Bush: "El presidente tiene tanta credibilidad en inmigración como en relación con Irak y la seguridad nacional. Si estuviera comprometido con una amplia reforma, habría impedido que su propio partido la saboteara dos veces la semana pasada".

El jueves de la semana pasada el Senado anunció la consecución de un acuerdo en el tema, pero se empantanó al día siguiente en la discusión de detalles que, según los republicanos, son indispensables en un debate democrático, y para los demócratas, era una forma de romper el acuerdo logrado.

El Senado reanudará sus sesiones dentro de 10 días, pero no está claro qué medidas migratorias discutirá.

Por otra parte, este jueves la Asamblea Legislativa de Arizona turnó a la gobernadora demócrata Janet Napolitano, un proyecto de ley que equipara la presencia de los migrantes en la entidad con el delito de invasión a propiedad pública o privada. La iniciativa SB 1157, que castiga a migrantes hasta con cinco años de prisión, establece que los policías deberán tomar huellas digitales de indocumentados que detengan, y entregarlas al Departamento de Seguridad Pública de Arizona, para formar una base de datos.

Sin embargo, Napolitano parecería inclinarse a vetar la iniciativa, pues señaló que ha escuchado con atención que agencias policiales se oponen a aplicar del proyecto de ley.


Descarga la aplicación

en google play en google play