Escúchenos en línea

Canciller defiende injerencia de Trivelli

None | 19 de Abril de 2006 a las 00:00

Trivelli, quien inició su misión en Nicaragua en setiembre de 2005, ha sido cuestionado en reiteradas ocasiones por comentar constantemente sobre la situación interna del país, y descalificar a los líderes políticos locales que no son del agrado de Washington.

Trivelli ha dirigido sus ataques principalmente contra Arnoldo Alemán, líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), condenado a 20 años de prisión por lavado de dinero, que descuenta en libertad condicional. También contra el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el ex presidente Daniel Ortega, quien intentará, por cuarta vez, retornar al poder en los comicios de noviembre próximo.

El embajador estadounidense intensificó este año sus actividades diplomáticas en Nicaragua, en busca de unificar a los partidos de derecha de cara a los próximos comicios, a fin de evitar un eventual triunfo de Ortega.

En declaraciones a la televisión local, el reconocido analista y ex diplomático Aldo Díaz Lacayo agregó que as organizaciones nicaragüenses, independientemente de su signo político, deben asumir el papel que no adopta el Ejecutivo.

Alertó a su vez, que las presiones actuales de Washington para unificar a la derecha local contra el Frente Sandinista de Liberación Nacional de cara a las elecciones presidenciales del 5 de noviembre próximo son solo el comienzo.

Las presiones que se han visto hasta ahora no son definitivas, ahora tratan de encubrirlas en el marco de la Organización de Estados Americanos, la cual pondrá a prueba su capacidad de representación de los gobiernos latinoamericanos, añadió.

En opinión de Díaz Lacayo, el gobierno norteamericano va a hacer todo lo posible para imponerle al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) controlado por el ex mandatario y reo por corrupción, Arnoldo Alemán, la candidatura del disidente Eduardo Montealegre. La capacidad de resistencia del PLC y de Alemán va a depender del tipo de presiones que ejerza Estados Unidos, sentenció.

Yankis endurecen posición contra Alemán

Washington – Estados Unidos urgió el martes al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de Nicaragua a distanciarse del liderazgo del ex presidente Arnoldo Alemán y a celebrar elecciones primarias a fin de seleccionar un nuevo líder para las presidenciales del 5 de noviembre. "El presidente Alemán robó millones al pueblo nicaragüense. Hemos visto con satisfacción una fuerte oposición popular a Alemán y a su política corrupta, y urgimos al pueblo nicaragüense a continuar rechazando a figuras desacreditadas del pasado político del país, como las representadas por Alemán y por el ex dictador Daniel Ortega", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack. "Nuestro embajador en Managua (Paul Trivelli) se reunió el 17 de abril con representantes del PLC. Dejó claro que el PLC debe distanciarse del liderazgo del delincuente convicto Arnoldo Alemán y participar en primarias abiertas para seleccionar liderazgo", añadió McCormack.

El gobierno de Estados Unidos está desesperado porque se acaba el tiempo para la derecha: si para el 11 de mayo no se ha forjado la alianza entre los distintos partidos de la derecha, ya no será posible inscribirla y eso significará que concurrirán divididos a las elecciones generales del 5 de noviembre.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, se reunirá esta tarde con el subsecretario de Estado estadounidense, Bob Zoellick, y con el embajador estadounidense ante la OEA, John Maisto, para discutir el caso de Nicaragua, informó el portavoz.

Washington intenta aceleradamente agrupar a la derecha nicaragüense, representada por el PLC, el Partido Alianza por la República (APRE) y la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), en una sola alianza, que de acuerdo con el calendario electoral, debe ser inscrita antes del 11 de mayo.

"Estados Unidos está involucrándose con todas las partes en Nicaragua que han expresado interés en tener un proceso electoral democrático, transparente y abierto", indicó McCormack.

Representantes de la administración norteamericana, como el ex embajador Oliver Garza, y el subsecretario de Estado de Estados Unidos, Robert Zoellick, han tratado sin éxito de apartar al ex mandatario de la política para debilitar su influencia sobre el PLC

En su afán por evitar una posible victoria del líder sandinista Daniel Ortega en las elecciones presidenciales del 5 de noviembre próximo, Estados Unidos apela hoy a la máxima de que "el enemigo de mi enemigo es mi amigo".

"Nosotros tenemos un dicho en inglés: si parece un pato, nada como un pato y habla como un pato, probablemente es un pato", fue lo más elegante que se le ocurrió decir al funcionario cuando días atrás le preguntaron si creía que el líder del PLC estaba detrás de la candidatura de Rizo.

El embajador, sin embargo, trata ahora de hacer las paces con los liberales para lograr su propósito fundamental: la unidad de la fragmentada derecha nicaragüense.

Para Washington es condición sine qua non llegar a los comicios de noviembre con un candidato único frente al secretario general del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y para ello están dispuestos a todo.

Ya ofrecieron financiamiento, asesoría y hasta un calendario para realizar unas elecciones primarias de donde saldría el contendiente, pero hasta ahora nadie ha mordido el anzuelo.

El vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, consideró, sin embargo, que la reunión entre el PLC y Trivelli "abre un horizonte de negociaciones con las otras fuerzas políticas" del país.

El jefe de la bancada liberal, Enrique Quiñónez, dijo que Washington "reconoce que el PLC es una fuerza real en el país", porque ha sido la única capaz de derrotar al FSLN en los últimos dos comicios presidenciales.

Alemán no asistió a la cita con el embajador estadounidense, pero envió a su esposa y un asesor de confianza, el magistrado del Consejo Supremo Electoral, René Herrera. A Trivelli "se le dijo de manera bastante clara que la selección del candidato a la presidencia está cerrada", pero que los liberales están dispuestos a negociar la nominación a la vicepresidencia y diputados con otros partidos de derecha, indicó Herrera.

Trivelli insiste Alemán es "gran obstáculo" para unir a liberales

El "gran obstáculo" que impide la unión de los "partidos democráticos" de Nicaragua es Alemán afirmó la tarde del martes Trivelli, tras reunirse con el candidato presidencial de Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), Eduardo Montealegre en la casa de campaña de esta organización en Managua.

Trivelli agregó que el gobierno de Estados Unidos no puede tener "relaciones amistosas" con un partido dominado y controlado por el ex presidente Alemán, y que así se lo dijo el lunes a dirigentes del PLC en una reunión.

"No sé si la unificación es posible o no", dijo el embajador, tras agregar que lo que sí ya no es posible es la celebración de primarias multi-partidarias para elegir al candidato presidencial. Añadió que no ha recibido una segunda carta de los dirigentes del PLC sobre su propuesta de primarias hechas por la misión estadounidense hace algunas semanas.

"Pero ya dijeron que para ellos la candidatura (presidencial de José Rizo) no está en juego en unas elecciones primarias, lo que indica que no podemos tener ningún tipo de primarias multi-partidarias a nivel presidencial", enfatizó Trivelli.

Recordó que la propuesta sobre primarias las hizo a cuatro partidos democráticos de Nicaragua y el único que aceptó realizarlas fue ALN-PC. "No tiene mucho sentido tener primarias si no es a nivel presidencial", remarcó Trivelli.

El diplomático informó de que con Montealegre habló sobre la necesidad de apoyar el proceso democrático, transparente y sin exclusiones en Nicaragua.

Montealegre, por su lado, descartó que integre fórmula presidencial con Rizo "porque los nicaragüenses quieren otra cosa, ver hacia adelante y no regresar al pasado, y a mi juicio ALN-PC representa la opción del futuro".

Agregó que las encuestas confirman que "Eduardo Montealegre es el candidato que representa el futuro que los nicaragüenses quieren" y recordó que la alianza que encabeza desde octubre del año pasado propuso la celebración de primarias entre partidos. Añadió que en esa oportunidad, ni José Rizo, ni José Antonio Alvarado, candidato presidencial de Alianza por la República (Apre) contestaron a la propuesta de ALN-PC.

Sostuvo que "mas de 147.000 firmas de ciudadanos dicen que quieren que Eduardo Montealegre sea su candidato, lo que han ratificado mas de 2.000 convencionales de todos los partidos que están en nuestra alianza". Contrastó que en las pre–convenciones del PLC del 31 de marzo pasado sólo votaron por la candidatura de Rizo 478 convencionales.

Liberales insisten en Rizo y Alemán

Pero la mañana del martes, el vocero del PLC, Leonel Teller, ratificó que su partido mantendrá a su candidato presidencial José Rizo, a pesar de que el embajador de Estados Unidos recomendó elecciones primarias. La decisión de continuar con Rizo la tomó este martes el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido y pronto le será comunicada al embajador Trivelli, porque "la candidatura del doctor Rizo es innegociable", aclaró Teller.

Al salir de la reunión del CEN, Rizo dijo que su candidatura "no va estar ni va estar jamás en peligro". Trivelli ha manifestado en varias ocasiones que su país no acepta ni apoyaría a un candidato escogido por la cúpula que controla Alemán.

Sin embargo, el portavoz admitió que "el PLC podría ceder la Vicepresidencia de la República y las diputaciones mediante negociaciones con otras fuerzas democráticas del país o someter a elecciones primarias esos cargos". Teller explicó que Rizo fue seleccionado en elecciones primarias limpias el pasado 1 de abril y, por lo tanto, "no hay vuelta de hoja".

El minoritario Partido Conservador (ahora aliado a Montealegre) manifestó por su lado que si Trivelli logra separar a Rizo del control de Alemán, se unirá al PLC.

Este lunes, al término de la reunión con Trivelli, Rizo Castellón dijo que "la candidatura presidencial no está en riesgo" cuando le preguntaron si en las elecciones internas incluiría la aspiración presidencial del PLC. Agregó que con Trivelli y su equipo dialogaron ampliamente "sobre diferentes temas políticos y donde coincidimos en lo que ha sido un anhelo del liberalismo de profundizar los procesos democráticos, pero no se trató de escoger al candidato del liberalismo".

Según el embajador Trivelli, "el PLC no ha dicho que no a nuestra propuesta, pero en público José (Rizo) ha dicho que él es el candidato del partido".

Casualmente, la mañana de este lunes, un juez federal en Florida, Estados Unidos, suspendió el inicio de un proceso civil en contra del ex presidente Arnoldo Alemán, caudillo del PLC, y contra quien Trivelli ha lanzado todo tipo de acusaciones.

El juicio, promovido por el gobierno norteamericano, es para supuestamente esclarecer el origen de unos 700 mil dólares depositados a nombre de los hijos de Alemán y debía iniciarse este lunes. Pero sorpresivamente, el juez fijó hasta el primero de mayo para iniciarlo, alegando que requería más tiempo para estudar el caso.

El Procurador General de Justicia, Alberto Novoa, confirmó la posposición del juicio, pero no quiso afirmar o negar si ello está o no vinculado a las nuevas gestiones del embajador Trivelli con el PLC. "Nosotros esperamos que ese dinero sea congelado y repatriado a Nicaragua, que es el verdadero dueño", explicó Novoa.

Rizo supo calibrar la presencia de Trivelli. "Valoramos como muy positiva la presencia del señor Embajador de una nación amiga con una delegación, con quien hemos discutido durante hora y media ampliamente sobre diferentes aspectos políticos y donde coincidimos lo que ha sido el anhelo del liberalismo de profundizar la democracia, los procesos democráticos", dijo.

Rizo afirmó que en esta cita tampoco se habló de la situación del ex presidente Arnoldo Alemán, condenado a 20 años de prisión por lavado de dinero y que controla al PLC desde su finca El Chile, donde cumple la pena en régimen de convivencia familiar.

Rizo, pese a todo, recordó que está pendiente la selección del candidato a la Vicepresidencia de la República y de los diputados sobre los cuales el PLC "no tiene el más mínimo inconveniente de hacerlo a través de primarias".

Trivelli, por su lado, dijo que habló con el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PLC sobre la propuesta hecha por la embajada estadounidense en Managua hace algunos días de apoyar primarias entre partidos.

El diplomático informó de que el PLC hace una semana le envió una carta pidiendo algunas aclaraciones sobre la propuesta sobre las primarias y que "en la reunión de hoy aclaramos todo al partido", sin precisarlas. "Hablamos básicamente de realizar este tipo de primarias, discutimos sus posibilidades. Aclaré algunas cosas y el partido, pedí al Sr. Jorge Castillo (presidente del PLC) que me envíe una nueva carta para ver si hay puntos de coordinación posible entre nuestra propuesta y los intereses del PLC", añadió.

Rizo confirmó que "prontamente vamos a dirigir una misiva al señor Embajador, exponiendo y sentando la base del partido de cara a este esfuerzo de primarias, que ya el PLC lo hizo para la escogencia de su candidato a la presidencia".

Sobre su visita a la sede nacional del PLC, Trivelli dijo que siempre ha afirmado que no tiene ningún problema con el liberalismo como filosofía, ni con el PLC como partido. En relación al ex presidente Alemán enfatizó que la postura de su gobierno no ha variado en el sentido de que el ex mandatario debe apartarse de controlar al partido.

Trivelli no comentó el hecho de que en la reunión haya estado María Fernanda Flores de Alemán, esposa del ex gobernante reo, como parte de la delegación liberal. "Seguimos el intento nuestro para ver si podemos empujar más la unificación de los sectores democráticos de Nicaragua y sobre eso discutimos y nos van a mandar una respuesta formal y vamos a ver que pasa", dijo el embajador.

Dentro del organigrama electoral nicaragüense también se mueve el ex alcalde de Managua y ex miembro del FSLN, Herty Lewites, pero hasta el momento los norteamericanos le han hecho muy poco caso. Sin embargo, y en vista de que todos los analistas coinciden en que unas elecciones a cuatro bandas solo favorecen a Ortega, Estados Unidos podría hacer nuevamente de tripas corazón y apelar a aquello de "el enemigo de mi enemigo es mi amigo".

Políticos critican a Trivelli

El diputado de la bancada oficialista Azul y Blanco Jaime Morales Carazo calificó de asombrosa e insólita la reunión que sostuvo ayer el diplomático con la directiva del Partido Liberal Constitucionalista (PLC). Morales Carazo será probablemente el candidato a vicepresidente del Frente Sandinista, en fórmula con Daniel Ortega.

Creo que en ningún otro lado del mundo se ve que un embajador vaya a visitar a los partidos políticos con propuestas claras, de cómo deben hacer sus procedimientos de elección, aseveró Morales.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia Francisco Rosales, del FSLN, consideró una "vergüenza" que Trivelli le diga al PLC que el candidato no debe ser Rizo, sino Eduardo Montealegre, postulado por la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador.

Estamos en presencia de la invasión yanqui a través de las transnacionales, a través de las noticias, de las actividades directas de un embajador que no se restringe a su actividad diplomática, denunció.

Contra el injerencismo estadounidense también se pronunció la ex diputada Mónica Baltodano, quien acusó al gobierno del presidente Enrique Bolaños de adoptar una postura complaciente y servil hacia Washington. Trivelli se ha excedido en sus funciones y ha violentado el marco institucional que lo rige a él particularmente, la Convención de Viena, que manda claramente a los representantes de un Estado a no inmiscuirse en los asuntos internos de otro Estado, sentenció.

En opinión del reverendo Miguel Ángel Casco, vinculado al PLC, el embajador estadounidense ha venido actuando como un dirigente de un partido político de Nicaragua, y no como un diplomático.


Descarga la aplicación

en google play en google play