Escúchenos en línea

Preparan evacuación por volcán San Cristóbal

None | 25 de Abril de 2006 a las 00:00

El Ineter recomendó a la población ubicada al oeste del volcán protegerse contra los efectos de la caída de ceniza y la posible salida de material pesado volcánico. El San Cristóbal hizo su última erupción en noviembre de 1999.

Según la sismóloga Martha Herrera, a pesar del elevado nivel de amplitud sísmica que presenta el volcán, no se puede decir que haya una erupción inminente de grandes proporciones.

De acuerdo con Alberto Jarquín, director de Relaciones Públicas de la Alcaldía de Chinandega, 130 kilómetros al noroeste de Managua, las comunidades de La Mora y La Bolsa son las más afectadas por la fase eruptiva del coloso de mil 745 metros de altura.

El vocero agregó que aunque de baja intensidad, la actividad del San Cristóbal es permanente, por lo que el Comité de Emergencia Municipal decretó ayer la alerta verde o temprana para toda la zona.

Ya están definidos los momentos en que procederemos a evacuar a la población de ser necesario, aseveró Jarquín, quien explicó que la comisión está integrada por la Defensa Civil, los ministerios de Salud y de Medio Ambiente, la Policía y la Alcaldía.

El volcán entró en erupción en la tarde del domingo pasado, y mantiene altos niveles de tremor sísmico, lo que puede ser la antesala de una gran explosión.

Una delegación de las instituciones miembros del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), partió al mediodía hacia el volcán, para estudiar la posibilidad de evacuar a algunos de los 22 mil pobladores asentados en 45 comunidades ubicadas en las faldas del coloso.

La delegación está compuesta por expertos en vulcanología del Ineter, miembros del Centro de Operaciones de Desastres de la Defensa Civil, de la secretaría ejecutiva del Sinapred, y de las alcaldías de Chinandega, Chichigalpa y El Viejo. El Ineter tiene la misión de instalar una estación sísmica al sur del volcán, para garantizar el manejo de información en caso de que falle la que existe, al oeste del San Cristóbal.

Baja actividad

Este lunes, Ineter informó que "con la expulsión de ceniza volcánica en cantidades moderadas el volcán San Cristóbal entró en una fase eruptiva a partir de la tarde del domingo". El volcán "presenta explosiones moderadas en su cráter que lanzan gases y ceniza volcánica" que es llevado por el viento hacia el oeste del país y que el domingo afectó la localidad de El Viejo, situada a 25 km del cráter, precisó el informe.

El coloso se encuentra activo desde hace varios años con salida de gases permanentes, pequeñas explosiones en el cráter y tremores sísmicos, que comenzaron a aumentar el viernes pasado de manera acelerada.

El tremor más alto se registró la tarde del sábado al alcanzar 1.000 unidades RSAM (amplitud sísmica promedia en un minuto) de los 10 que registra normalmente. Ineter informó que actualmente "el tremor sísmico del coloso ya no se presenta de manera casi continua como se observó a partir del viernes en la noche, sino en períodos muy pronunciados de aproximadamente una hora de duración".

"En cada período hay una fase de actividad fuerte con tremor alto hasta 800 RSAM que dilata aproximadamente media hora y en ella pueden ocurrir las explosiones en el cráter", explica la nota.

El director general de Geofísica del Ineter, Wilfried Strauch, estima que la actividad del volcán continuará este lunes y se extenderá algunos días con explosiones durante la noche, que las autoridades consideran que aún no representan mayor peligro para las comunidades que se encuentran asentadas en su contorno.

Alrededor del coloso viven entre 30.00 y 50.000 campesinos que serían evacuados por Defensa Civil del Ejército, en caso de que se produjera una situación de emergencia.

La última erupción de importancia del San Cristóbal ocurrió en noviembre de 1999, con moderadas explosiones de ceniza volcánica.

Las autoridades de Defensa Civil de la zona informaron que las cenizas afectaron la localidad de El Viejo, situada a 25 km del cráter, y que la tarde de este lunes el polvo se extendía sobre otras dos comunidades ubicadas en las faldas del volcán y la ciudad de Chinandega, cabecera departamental.

Una comisión de expertos de Ineter, Defensa Civil y autoridades del lugar viajarán el martes a las faldas del volcán para inspeccionar la evolución de la situación y valorar la posibilidad de declarar un estado de alerta, dijo el jefe de Defensa Civil de la región, capitán Carlos Cáceres.

"Hasta el momento no tenemos daños en la población, en la infraestructura, ni en los cultivos, pero estamos coordinando con las autoridades municipales medidas para enfrentar cualquier emergencia, en caso de que esto se agrave", añadió Cáceres.

"Hemos pedido a la población que vive en esa zona que si escuchan alguna anormalidad nos informen de inmediato", afirmó el jefe de Defensa Civil del departamento de Chinandega.


Descarga la aplicación

en google play en google play