Escúchenos en línea

Todo listo para día sin inmigrantes

None | 26 de Abril de 2006 a las 00:00

Casi la mitad de los 2.400 empleados de Cargill en Ottumwa son hispanos. Asimismo, la planta de Cargill en Illinois, también estará cerrada. "Después de hablar con nuestros empleados, pensamos que esta era la decisión correcta", dijo Mark Klein, portavoz de Cargill.

Swift & Co., en Marshalltown, tiene 2.150 empleados, de los cuales un 75% son hispanos. Swift le pidió a sus empleados que solicitaran tiempo libre, el cual será aprobado basándose en "cada caso", dijo un portavoz.

En Tyson Foods Inc., que tiene plantas de empaque en Denison, Perry, Columbus Junction, Storm Lake y Waterloo, no ha decidido aún cómo manejar la situación de los empleados que quieran el día libre, dijo un directivo de la empresa.

El plan de boicot está dirigido a todos los inmigrantes, pero la mayoría de los participantes serán hispanos, dijo Sandra Sánchez, directora de proyecto de organización Immigrants Voice Project at the American Friends Service Committee, que ayudó a coordinar el evento.

Sánchez dijo que la mayoría de los inmigrantes indocumentados no tienen una manera legal para quedarse en Estados Unidos. "Muchos piensan que ellos sencillamente no están siguiendo los pasos debidos", apuntó Sánchez. "Es que no hay canales legales", señaló.

Ella dijo que se le ha pedido a los negocios que no castiguen a los empleados que participen en el boicot. "Esperamos que la mayoría de los empleadores, debido a que es algo educativo, entenderán y no castigarán a sus empleados", concluyó Sánchez.

Menú de opciones

Las convocatorias de los hispanos para el 1 de mayo, se dividen entre no ir al trabajo, faltar a la escuela y dejar de comprar en las cadenas cuyos empleados son latinos, u organizar marchas una vez se hayan cumplido las jornadas laborales y estudiantiles.

"Tenemos que seguir el ejemplo de Francia de hace unas semanas, y pararnos drásticamente para que sientan nuestra protesta, para que se den cuenta que no pueden seguir irrespetándonos con las propuestas de reforma migratoria que nos criminaliza", propone Nativo López, presidente de la influyente Mexican American Political Association (MAPA).

Pero la Coalición Para los Derechos de los Inmigrantes (Chirla), que cuenta con el apoyo de la Iglesia Católica, ha afirmado que aunque están a favor de la causa migratoria no creen que la táctica del boicot sea la mejor. Chirla tiene el respaldo del cardenal de Los Ángeles, Róger Mahony, muy influyente en la comunidad latina.

De su lado, una líder histórica como Dolores Huerta, de 76 años y fuerte activista de las causas de la comunidad hispana, afirma que el paro total debe estar dirigido sólo contra de las compañías que apoyan los movimientos antiinmigrantes.

Huerta ganó fama al participar en el boicot contra la uva al lado del legendario César Chávez, líder chicano del campesinado en Estados Unidos.

"Nada de esto significa una fractura de los grupos inmigrantes. Difieren en las estrategias, es una comunidad muy grande y variada, pero coinciden en que tiene que hacer algo", dijo Andrés Jiménez, director del Centro de Investigación de Políticas Públicas de la Universidad de California.

"Paren todos o protesten algunos luego de trabajar, no importa, todos coinciden en que hay que volver a enviar un mensaje fuerte a Washington", indicó Jiménez.

Se trata de la primera minoría en EE.UU. con 40 millones de personas, "por lo tanto pueden ser muchas las formas de protestas, el punto es que nadie se quiere quedar sin pronunciarse", explicó Ángel Luévano, de la League of United Latin American.

Luévano, al igual que portavoces de otros grupos de la comunidad, con sedes en varios estados del país, cuenta con una línea telefónica en la cual ha recibido llamadas de gente que "la despidieron por haber participado en otras marchas o haber anunciado que respetarán el boicot del 1 de mayo", pero no dio cifras.

En EE.UU. no se festeja el 1 de mayo como en otros países porque el Día del Trabajador es en setiembre, por lo tanto es un día laboral como cualquier otro.

"Respetamos todos los puntos de vista, igual aquí hay un movimiento espontáneo que está originando marchas que se convocan entre líderes comunales en distintos sectores del país. Pero el 1 de mayo hay que dar un mensaje contundente y parar la economía del país", destacó Javier Rodríguez, de la influyente Coalición 25 de Marzo en California.

"Queremos una legalización de todos los trabajadores indocumentados, no tienen que probar nada más, la propuesta de Bush es una trampa", sostiene Rodríguez.

Varios líderes hispanos creen que los arrestos masivos de indocumentados divulgados la semana pasada y los anuncios desde Washington que se tomarán medidas más drásticas contra los inmigrantes ilegales -12 millones en el país- es una estrategia intimidatoria como antesala al boicot.

"No voy a venir a trabajar". Ésa es la postura común expresada por José, un guatemalteco que estaciona autos en un restaurante de lujo, Freddy, un mexicano que es maestro de una escuela pública en el centro de Los Ángeles, y Ana, la señora que limpia oficinas en un edificio de Hollywood.

Inmigrantes serán "invisibles" el 1 de mayo en Arizona

Phoenix (Arizona) – Activistas en Phoenix hicieron un llamado a la comunidad inmigrante para que el próximo 1 de mayo se hagan "invisibles" y permanezcan en sus hogares. "Esta lucha apenas comienza", advirtió Elías Bermúdez, fundador de la organización Inmigrantes Unidos.

A través de su programa de radio, el reconocido activista ha pedido a la comunidad que se una al boicot económico programado a nivel nacional este lunes, el cual tiene como objetivo demostrar las enormes contribuciones económicas de los inmigrantes a Estados Unidos. "Sólo unidos venceremos, no debemos dejarnos intimidar", dijo Bermúdez en referencia a las recientes redadas de las autoridades de inmigración en esta ciudad.

El activista ha pedido a los inmigrantes que hablen con sus patrones para que se tomen un día de vacaciones y así puedan participar en el movimiento sin tener que preocuparse por sus empleos.

Varias ciudades en Arizona han comenzado ya a sentir lo que es no contar con la mano de obra de los inmigrantes. El 20 de abril, un día después de las redadas que en 26 estados realizó la Oficina Policial de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), varios restaurantes en la ciudad de Scottsdale tuvieron que cerrar sus puertas porque sólo uno o dos de sus más de 20 empleados se presentaron a trabajar.

Mientras que los estacionamientos de negocios frecuentados por inmigrantes se encuentran vacíos ante los constantes rumores de la redadas y retenes del servicio de inmigración

Piden boicot a firmas de EEUU en México

Ciudad de México – Los activistas de diversas organizaciones se valen de la tecnología moderna para fomentar un boicot de los productos y empresas estadounidenses en México, como forma de presionar al Congreso de Washington para que conceda una amnistía a los inmigrantes ilegales.

Sin embargo, los ejecutivos estadounidenses insisten que son la mayor fuente privada de empleo en México y dicen que respaldan sin vacilaciones una reforma de las leyes de inmigración en Estados Unidos.

"Nos encontramos en la misma situación", afirmó el miércoles el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en México, Larry Rubin, en referencia a las empresas y los grupos que defienden a los inmigrantes ilegales. "Castigar a esas empresas nada solucionará".

Un cuarto de los empleos mexicanos del sector privado con salarios regulares son creados por firmas estadounidenses, según Rubin. El mayor patrón del país en ese sector es Walmex _ la filial mexicana de Wal-Mart Stores Inc. _ que emplea a 140.000 personas. Delphi Corp., la firma productoras de piezas y repuestos automotrices, es el segundo con 70.000 trabajadores.

Y los dirigentes empresariales afirman que la comunidad mercantil estadounidense es una de las más firmes entusiastas de la legalización de los inmigrantes indocumentados o la creación de programas de trabajadores invitados.

"Este (boicot) es como dispararse en el pie", dijo con anterioridad Rubin. "Las empresas estadounidenses han sido las primeras en hacer cabildeos para que sean reformadas las leyes de inmigración ... ¿Por qué perjudicar a algo que les ayuda?".

Bajo la consigna "Nada gringo", el boicot mexicano pide al público que evite el primero de mayo todos los productos de empresas estadounidenses, coincidiendo con el boicot que quieren organizar otros activistas en Estados Unidos.

Pero incluso los activistas están desorientados a la hora de decidir qué compañías son de propiedad estadounidense. La cadena Sears fue mencionada por los organizadores del boicot, pese a que Sears México fue adquirida por el multimillonario mexicano Carlos Slim en 1997. Y muy pocos organizadores mencionaron la cadena de restaurantes Vips _ pese a que son propiedad de Wal-Mart.

Muchos activistas en Estados Unidos pidieron al público que no acudan al trabajo o envía sus hijos a la escuela y que no gasten dinero el primero de mayo para resaltar la importancia de los inmigrantes ilegales en la economía estadounidense.

Queda por ver hasta qué punto tendrá éxito el boicot en México. Los activistas laborales mexicanos sostienen que en la mayoría de los casos, los salarios pagados por las empresas estadounidenses no son suficientes para impedir la inmigración ilegal en Estados Unidos.

Humberto Bañuelos, de la Cámara de Comercio Estadounidense, reconoce que los salarios para los trabajadores no cualificados en las empresas de Estados Unidos son en general los del salario mínimo mexicano de 4,35 dólares diarios.

"Sí, estamos consientes de esto, que son los grandes empleadores en la república mexicana aquí...pero les están pagando bicoca", dijo Martha Suárez Cantú, coordinadora internacional de la Alianza Braceroproa, que ayuda a organizar el boicot.


Descarga la aplicación

en google play en google play