Escúchenos en línea

Ticos convocan a multitudinaria marcha
contra el «mal llamado TLC con EEUU»

None | 16 de Noviembre de 2005 a las 00:00

"La marcha será una demostración de fuerza de los opositores al TLC, será el momento para demostrar que la mayoría del pueblo costarricense está en contra de ese tratado de libre comercio con Estados Unidos", afirmó Vásquez.

Se espera que la marcha la encabecen dos ex presidentes de la República: Rodrigo Carazo, que gobernó en el período de 1978-82 y Luis Alberto Monge, (1982-86), quienes han expresado preocupaciones sobre un posible agravamiento de la inequidad social como resultado del acuerdo comercial.

Los manifestantes partirán en columnas desde distintos puntos de la capital para confluir en el Parque Central de San José, de donde marcharán hacia la Asamblea Legislativa.

El secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, aseguró que esta marcha "es el inicio de una gran lucha nacional para derrotar el TLC", que el presidente de la República, Abel Pacheco, envió a conocimiento del Congreso el pasado 21 de octubre para que sea ratificado por el Congreso en los próximos días.

En medio de una campaña electoral que rematará con comicios presidenciales y legislativos el próximo 5 de febrero, el tema del TLC provoca una creciente polarización de la sociedad costarricense.

Grupos ligados al sector empresarial mantienen desde hace meses una intensa campaña mediática, con la que tratan de convencer a los costarricenses de que la no aprobación del TLC significará la pérdida de empleos y el empobrecimiento del país en general.

Las cámaras empresariales organizan también una manifestación para la próxima semana, para lo cual cuentan con la participación de trabajadores de la industria y otros sectores que favorecen el acuerdo.

El dirigente magisterial Jesús Vásquez expresó, a su entender, que los empresarios ya han "amarrado" el número de votos que necesitan para aprobar el TLC, pero explicó que "con la movilización en las calles, queremos hacer entender a los diputados que tendrán que pagar un alto costo político si llegan a aprobarlo".

Los partidos políticos representados en el Congreso coinciden en que el clima del país antes de las elecciones no sería propicio para discutir el TLC, por lo que posiblemente será puesto en la agenda en febrero, si no hay una segunda ronda de votaciones para la Presidencia.

El arzobispo católico de San José, Hugo Barrantes, llamó a los dirigentes de ambos bandos a realizar manifestaciones "pacíficas" y "ordenadas", lo cual -dijo- "permitirá al gobierno y al Congreso ver cuánta gente está en contra y cuánta gente a favor".

"Costa Rica ha sido un país pacífico y eso es lo que nos ha hecho grandes, porque si generamos violencia eso podría generar nuevas formas de actuar, creyendo que un incendio se apaga con más fuego. Después de la violencia podría venir el terrorismo, y eso no lo queremos de ninguna manera", concluyó el prelado.

Atizan confrontación en Costa Rica contra opositores al CAFTA

San José – (Prensa Latina) Las fuerzas neoliberales comenzaron hoy a atizar la confrontación, un día antes de la protesta callejera convocada para el jueves por los sindicatos contra el Tratado de Libre Comercio Centroamérica-Estados Unidos (CAFTA).

El gobierno anunció que sancionará a los empleados estatales que no asistan a labores para sumarse a la protesta y la prensa al servicio de los defensores del arreglo comercial comenzó a ejecutar una campaña para crear un ambiente de miedo entre la población.

La marcha del jueves golpeará a los "usuarios", impedirá el pago de recibos, la compra de medicinas y mandar a los niños a la escuela e insiste en que el público no será atendido, los menores no tendrán clases y habrá varias calles y avenidas cerradas.

Ninguna de esas fuentes se detiene a explicar por qué los sindicatos se vieron obligados a convocar la protesta y mucho menos valoran los argumentos de los sectores opuestos a que el CAFTA sea aprobado sin antes ser sometido a referendo popular.

El ministro de Educación Pública, Manuel Antonio Bolaños, informó haber decidido eliminar de la calificación del examen de bachillerato una pregunta referida al CAFTA que tenía el propósito de interesar a los estudiantes por "un tema que no ha sido debidamente divulgado".

Bolaños ordenó al viceministro Wilfrido Blanco para que elimine esa calificación del examen y adopte medidas disciplinarias contra las funcionarias Marjorie Loaiza, Liceth Alvarado y Jeannette Araya por haber incluido en la prueba un tema polémico de actualidad.

El examen se realizó el 1 de noviembre y en el texto preguntaba si el TLC es de libre comercio o si se trata de una reforma del Estado oculta, antidemocrática, sin diálogo, sin debate, encaminada a fortalecer a los grandes capitales y a las transnacionales.

Las funcionarias que serán investigadas han dicho que en los exámenes se deben incluir temas de actualidad y alegan haber colocado un texto del TLC de comprensión intermedia porque no hallaron ninguno que hablara a favor del tratado.

Varios diputados de la oposición reclamaron ante el ministro Bolaños por ordenar esa investigación disciplinaria contra educadores porque tales medidas pueden sentar un peligroso precedente en perjuicio de funcionarios públicos por razones ideológicas.

En tanto, la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) criticó esa represalia y reiteró su llamado a los costarricenses a manifestarse en todas las ciudades del país, en la jornada de lucha que protagonizarán el jueves contra el CAFTA.

Los sindicatos de empleados públicos, educadores y una docena de gremios anunciaron que marcharán pacíficamente hasta la Asamblea Legislativa para reclamar la no aprobación del CAFTA y responsabilizan al gobierno en caso de que se presenten disturbios.

En el área metropolitana la ANEP convocó a paralizar labores durante para participar en las actividades programadas para la jornada, y en las zonas regionales exhortó a fortalecer las distintas manifestaciones locales promovidas en esta circunstancia patriótica.

La ANEP indica que con ese llamamiento respalda de manera contundente a los llamados que de forma coordinada y unitaria están haciendo las diferentes redes sociales opuestas al tratado que Washington intenta poner en vigor el 1 de enero próximo.

Los adversarios del CAFTA, cuyo texto se encuentra en una comisión del Parlamento a la espera de aprobación, consideran que ratificarlo implica la entrega de la soberanía nacional y que significará la quiebra de pequeñas y medianas empresas y del sector agrícola.

El CAFTA ha recibido, desde diciembre de 2004, la ratificación parlamentaria de El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, y existen presiones foráneas sobre el gobierno para que Costa Rica deje de ser una excepción.


Descarga la aplicación

en google play en google play