Escúchenos en línea

Fidel denuncia que Bush romperá relaciones con Cuba

None | 23 de Enero de 2006 a las 00:00

Posada no es un inmigrante, sino un terrorista

Por José A. de la Osa y Lourdes Pérez, diario Granma, Cuba

Fidel comenzó su intervención en la Mesa Redonda con los detalles cronológicos de los andares del connotado terrorista Luis Posada Carriles desde el 14 de marzo del 2005 en que encalla la embarcación Santrina —donde viajaba además su compinche Santiago Álvarez— en Isla Mujeres, hasta este domingo, vísperas del 24 de enero, fecha señalada por el juez de Inmigración de El Paso, Texas, para dar a conocer su decisión en torno a la solicitud de su abogado de que se le otorgue libertad bajo supervisión.

Advirtió cómo ya desde el 13 de abril del 2005, cuando aún el gobierno de Estados Unidos negaba conocer de la presencia de Posada Carriles en su territorio, Eduardo Soto, letrado defensor, comunicó en conferencia de prensa la presentación de una solicitud de asilo que consideraba debía ser aceptada pues su representado estaba registrado como miembro de la CIA y del ejército norteamericano desde la década del 60.

Cuatro días después, con elementos contundentes ofrecidos por el Gobierno cubano de los pormenores de la entrada ilegal de Posada Carriles a EEUU, Fidel preguntaba dónde estaba la moral, la ética, la vergüenza del Departamento de Seguridad de ese país que no movía ni un dedo para detener a ese terrorista que tantas muertes ha ocasionado en Latinoamérica. En ese propio mes denunciaba la estrategia que estaba siguiendo Bush para darle protección y cobija.

Resaltó que Cuba no ha pedido la extradición de Posada Carriles —aunque posee todas las razones morales y legales para hacerlo— pero que sí lo ha hecho Venezuela, por ser este personaje un prófugo de la justicia de esa nación. Todavía no hay respuesta a esta solicitud, pero Venezuela subraya su vigencia, ya que no tiene nada que ver con un simple caso migratorio la situación del peor terrorista del hemisferio.

Pero el abogado Eduardo Soto anunció el 26 de julio del pasado año que había logrado un acuerdo con el gobierno de Bush para que le otorgaran protección a su defendido, basándose en los preceptos del Convenio Internacional de Protección contra la Tortura, recibiendo seguridades de que no sería extraditado a Cuba ni a Venezuela; a cambio retiraría la solicitud de asilo. Todo un juego, una maniobra, recalcó Fidel.

La propia fiscalía quiere hacer ver que de ser enviado a Venezuela sería torturado, incluso porque allí Cuba podría tener acceso a él. Lo que tenemos en ese país, precisó el Comandante en Jefe, son alrededor de 17 000 médicos cubanos y trabajadores de la Salud, no torturando precisamente a nadie, sino cuidando la salud de niños, mujeres y ancianos, tratando de salvarles la vida.

Vean la lógica, la conducta de estos personajes, subrayó. Más adelante recordó cómo el 27 de septiembre del 2005 el juez Abott se desenmascara y decide que el terrorista Luis Posada Carriles no debe ser deportado a Venezuela o Cuba, y se fundamenta en la mencionada Convención. Tampoco entonces Bush debiera ser presidente de Estados Unidos, pues él fue quien dio la orden de torturar y de asesinar no se sabe a cuántos. Este señor tiene una montaña de asesinatos y torturas sobre sus espaldas, recalcó Fidel.

La decisión del juez permitió al gobierno dilatar la respuesta de una eventual deportación, en tanto le otorgó al Departamento de Inmigración y Aduana 90 días para decidir cómo cumplir con este pronunciamiento; la fiscalía tendría entonces un mes para apelar, algo que no sucedió, dejando el camino abierto para la permanencia de Posada en territorio norteamericano o para su deportación a un tercer país. ¿Qué iban a apelar?, comentó Fidel, si todos son de la misma pandilla, de la misma mafia. Estaban creando todas las condiciones para ponerlo en libertad, para hacer lo mismo que Bush padre hizo con Orlando Bosch.

Esa es la misma fiscalía que actualmente mantiene una apelación en la Corte de Atlanta contra Cinco cubanos luchadores contra el terrorismo. Vean qué libertad tan proclamada de independencia del llamado poder judicial, algo sin precedentes, contrastó Fidel.

Cuando decidieron no apelar la decisión en el caso de Posada, ya para ese tiempo el gobierno de los EEUU hacía rato, a partir de sus consabidos órganos y de elementos terroristas mafiosos cubano-americanos, como los que participaron en el asesinato de Kennedy, estaba planeando el asesinato del Presidente venezolano Hugo Chávez.

En un discurso en noviembre en el Aula Magna de la Universidad de La Habana Fidel preguntaba dónde está Bushecito, qué hizo con el señor Posadita Carriles, amable caballero que a pesar de cosas conocidas y vergonzosas cabalga y trata de llevar las riendas de ese imperio, cuándo va a responder por dónde entró Posada Carriles a este territorio, quién lo recibió, quién le dio permiso.

Al respecto el líder de la Revolución durante la Mesa Redonda comentó que el gobierno de los Estados Unidos, la fiscal, los jueces, saben cómo fue, y no solo eso, conocen cómo participó en el atentado de Orlando Letelier, en la voladura en Barbados de una aeronave cubana en pleno vuelo con 73 personas a bordo, y que ordenó lanzar unas latas con dinamita por unas ventanas del cabaret Tropicana. No se atreven a negarlo descaradamente, están en ese limbo. Miren qué gente tan noble, tan respetuosa de las leyes, de las normas internacionales. Y Buschecito no ha querido responder todavía, está ahí calladito, subrayó.

Concatenada a estos hechos está la detención de Santiago Álvarez y Osvaldo Mitat en noviembre del 2005, aunque solo por cargos de posesión ilegal de armas y tenencia de pasaportes falsos; pero sabido es la amplia hoja de terrorismo que poseen, al igual que José Basulto, jefe de Hermanos al Rescate, quien se jactó por la televisión miamense de haber disparado con un cañón de 22 milímetros contra un hotel en La Habana, sin que aún le haya pasado nada.

Fidel comentó acerca de la carta que el pasado 19 de enero hicieron llegar dos congresistas norteamericanos a sus colegas para que se les unan en un escrito dirigido al Departamento de Justicia, donde plantean que un terrorista fugitivo, con una solicitud pendiente y válida de extradición, no debe ser tratado como cualquier otro indocumentado en los EEUU En la carta llaman a Posada Carriles el Bin Laden de América Latina, y piden no se le otorgue la libertad.

Al señor Posada se le ofrece un tratamiento indulgente, no se han utilizado testigos adecuados. Todo ello resalta la naturaleza farsante de este proceso ilegal, más si se recuerdan las palabras de Bush dichas en agosto del 2003: "Si amparan a un terrorista, si le brindan apoyo a un terrorista, si alimentan a un terrorista, son tan culpables como los propios terroristas."

Queda claro, leyó Fidel, que esta administración está protegiendo a un terrorista, al tratar a Posada, quien se ha dicho responsable de actos que han llevado a la muerte a miles de inocentes, como si fuera otro simple inmigrante. Un acto terrorista no puede ser ignorado simplemente porque se haya planeado desde Miami y no desde Teherán, porque el blanco sea La Habana y no Washington.

Más agresiva la política contra Cuba

En su intervención de anoche, Fidel hizo un análisis de la política extremadamente agresiva del gobierno de Bush hacia Cuba, recrudecida desde octubre del 2005. Coincidente con la fecha del 24 de enero del 2006, en que el gobierno de los EEUU se prepara para liberar a Posada Carriles, se producen una serie de extraños sucesos. Entre los mencionados por el Comandante en Jefe está la exhibición en Alemania de una película muy publicitada —hay que ver quién es el tipejo que la realizó, quiénes le ordenaron y pagaron por hacerla—; una "factura CIA" imputándole a Cuba y a Fidel personalmente la responsabilidad por la muerte de Kennedy en 1963. Una muy extraña coincidencia con otros propósitos, resaltó.

Mencionó que en octubre pasado el administrador asistente para América Latina y el Caribe de la USAID participó en Madrid en un seminario organizado por el proyecto sobre la transición en Cuba del Instituto de Estudios Cubanoamericanos de la Universidad de Miami y expresó que esta transición hacia la democracia deberá ser realizada por los cubanos y que los dirigentes van a tener que rendir cuenta. Ese mes un periódico británico informó que Cuba está incluida en la lista secreta de la Oficina de Reconstrucción y Estabilización del Departamento de Estado que agrupa a 25 países cuyos altos niveles de inestabilidad y riesgo podrían conducir a una intervención norteamericana.

Mira que hablar de inestabilidad esos locos, absolutamente inestabilizados por la falta de conocimientos y de sesos, por la falta de vergüenza y de elemental dignidad, remarcó Fidel. El gobierno que cuenta con mayor número de bandidos y desestabilizados es ese; pero no por ello alguien está planeando la intervención militar en EEUU, dijo. Señaló que en ese mismo mes el coordinador para la transición en Cuba expresó que "el reforzamiento del embargo económico provocó pérdidas al régimen de Castro de 500 millones de USD". Ese mismo individuo se reunió por esos días con cancillerías de varios países europeos.

En noviembre el Congreso estadounidense aprobó la Ley de Asignaciones para la Ciencia y los departamentos de Estado, Justicia y Comercio para el 2006 e incluyó 37 millones para las transmisiones de las mal llamadas radio y televisión Martí, lo que representa un incremento de 10 millones para comprar un avión mediante el cual se realizarán las transmisiones anticubanas. Pobrecitos, señaló Fidel, se van a encontrar con 100 estaciones de radio y televisión locales, que no están para impedir estas transmisiones, sino para educar a nuestro pueblo.

Denunció que el Departamento del Tesoro ha enviado cartas a alrededor de 200 miembros de la Brigada Venceremos y Pastores por la Paz solicitando información acerca de sus últimos viajes a Cuba, preámbulo de un posible proceso que concluiría con una posible multa por un monto total ascendente a 1,5 millones de dólares, solo por venir a Cuba. A algunos ya les han notificado multas. Recordó la oferta que hizo Hugo Chávez para realizar operaciones en Venezuela o en Cuba a 100 000 norteamericanos pobres que estén perdiendo la vista por falta de atención oftalmológica, es decir, extender a ellos los beneficios de la Operación Milagros. Nosotros, recalcó Fidel, tenemos las condiciones para operar aquí y también en América Latina las estamos creando, como el centro que ya está operando en Bolivia; aún están pendientes por operar alrededor de 125 000 venezolanos. Tenemos el programa de alcanzar las 300 000 operaciones, pero nuestra capacidad es grande. Hacemos nuestra la oferta de Chávez y, además, añadimos otras 50 000 operaciones, afirmó Fidel, para ofrecérselas también a los Pastores por la Paz para aquellos ciudadanos pobres de los EEUU de cualquier creencia, pensamiento o etnia.

Nuestro país está en disposición de conceder 150 000 operaciones de la vista al pueblo pobre de los EEUU, recalcó. Estamos dispuestos a enviar un avión a recogerlos a la Florida. Los traemos, los albergamos, los operamos, como hemos hecho con otros países. Nuestros oftalmólogos, dijo, están entre los mejores del mundo y los equipos y condiciones que tenemos no los tiene ningún hospital del mundo. Les ofrecemos nuestros servicios gratuitos a los pobres de EEUU, sostuvo, a la vez que emplazó al gobierno de ese país para ver si los autorizará a viajar a Cuba a recuperar la vista o les impondrá altas multas.

El Comandante en Jefe mencionó igualmente otras medidas que recrudecen la agresividad contra Cuba, entre ellas, la denegación en noviembre pasado del Departamento del Tesoro de la solicitud de renovación de las licencias al Consejo Nacional de Iglesias de los EEUU para viajar a nuestro país; el amplio apoyo al proyecto anexionista, planes para entorpecer nuestras relaciones con Irán por considerarlas "una amenaza", y alabanzas por parte de Bush a la República Checa por apoyar "el sueño del pueblo cubano de vivir en un país libre y próspero".

Recordó las actividades del jefe de la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana, quien organizó una celebración en su residencia por el día internacional de los Derechos Humanos el 10 de diciembre y en su discurso señaló, entre otras cosas, que el Gobierno cubano siembra el terror. Comprendo que sientan terror, dijo Fidel, por el crecimiento del PIB, por la noticia de la Revolución Energética, la posibilidad de nuestro país de incrementar nuestros ingresos, y mejorar, como va mejorando, progresivamente.

Calificó de idiotez compararnos a nosotros con miembros del Ku Klux Klan; ellos son los que parecerán así si rechazan nuestra oferta de operar a 150 000 ciudadanos pobres, en su gran mayoría negros, afirmó. Recordó la triste experiencia del paso del huracán Katrina por Lousiana, situación ante la que Cuba brindó desinteresadamente un destacamento de médicos; los que no fueron allí porque ese gobierno rechazó la oferta pero que son los mismos que hoy se encuentran en Paquistán ayudando a ese pueblo.

¿Qué derechos humanos?, dijo Fidel, si no tienen médicos para enviar a ninguna parte, porque esa sociedad no puede producirlos, no puede crear ese capital humano, ese espíritu de solidaridad, esa entrega, ese humanismo, porque es una sociedad egoísta.

Demandas de la mafia

Al abordar las demandas actuales de la mafia de Miami y la administración de Bush, citó entre ellas "acabar con la Revolución cubana incluyendo el uso de la fuerza militar y encausamiento del Comandante en Jefe en Tribunales de los Estados Unidos. ¡Qué graciosos!, exclamó Fidel, e ironizando dijo: como si a mí no me hubieran juzgado en el Moncada, ¡qué miedo les tengo, estoy horrorizado!

Entre otras de las demandas citó la aplicación del título tres de la Ley Helms Burton, que permite entablar demandas en tribunales norteamericanos contra empresas extranjeras que invierten en Cuba en propiedades que fueron nacionalizadas al triunfo de la Revolución; y una aplicación más estricta del título cuatro que prohíbe la entrada a los Estados Unidos de los directivos de las compañías extranjeras y sus familiares. También la eliminación como tal de los acuerdos migratorios, otro de los reclamos de los bandidos de la mafia al presidente de EEUU, indicó Fidel.

Sobre este punto los legisladores de origen cubano están exigiendo de forma inmediata se destine un porcentaje de las cuotas de 20 000 visas, para el año fiscal 2006, para los cubanos que no sean reubicados en terceros países, tras una estancia de 120 días en la Base Naval de Guantánamo. ¿En la Base Naval de Guantánamo?, preguntó seguidamente Fidel, para subrayar: "No podrán dormir ni un segundo oyendo los gritos de los torturados en esa base".

Reconoció que en Estados Unidos hay autoridades que se interesan en otras políticas, porque están aburridos, hastiados del chantaje de la mafia.

El Comandante mencionó también cómo reclaman el perfeccionamiento de las mal llamadas radio y TV Martí, con la utilización de todos los medios posibles (aviones, transmisiones satelitales), para burlar —y leyó textualmente el Jefe de la Revolución— "las exitosas interferencias de Cuba a estas transmisiones". Es mejor que se olviden de esas cosas, dijo, y no pretendan arrogarse todos los derechos del mundo. Hemos sido cautelosos, cuidadosos, pero todo tiene un límite, advirtió

En cuanto a las más recientes provocaciones de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), Fidel indicó que el 16 de enero se conoció que en su edificio principal, a la altura del quinto piso, colocaron una pantalla lumínica de aproximadamente un metro de alto, visible desde el exterior, a través de la cual difunden mensajes de abierto carácter provocador.

El mensaje inicial transmitido se refería al cumpleaños de Martin Luther King, y le seguían un conjunto de frases de este luchador por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos, tanto en español como en inglés, alternándose con artículos seleccionados de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por las Naciones Unidas en 1948. Indicó Fidel que las 26 frases de Luther King y preceptos de la Declaración Universal de Derechos Humanos que desfilan por esa pantalla son groseramente ultrajados todos los días por el gobierno torturador, asesino y genocida de Estados Unidos.

Unos minutos antes, refirió, comienzan a presentarse periodistas extranjeros en las afueras de la SINA, y a partir de entonces empezaron a aparecer los primeros despachos de la prensa. Esto es siempre combinado, subrayó Fidel, para que el mundo se entere de la "audacia", la "osadía" y el "valor" del imperio, cuando comete cualquier fechoría de esa índole, que viola todos los principios, normas y leyes del país.

Seguidamente comentó algunos de los despachos de las agencias extranjeras y citó en primer lugar el de la AFP, titulado Sede de los Estados Unidos en La Habana exhibe artículos de los Derechos Humanos, y entre otros elementos señala que la proyección de los mensajes puede ser un nuevo episodio de la llamada guerra de los carteles en que se enfrascaron el gobierno y el anterior jefe de la SINA, James Cason. En la información suministrada por la SINA a la prensa se indica que el significado de la pantalla es romper el "bloqueo informativo" que el régimen tiene sobre el pueblo cubano y proveerlo con "informaciones sin censura". Fidel mencionó varios despachos de agencias, punto y aparte dedicó a la información del periodista Fernando Rasberg, de la BBC, por sus tonos malintencionados y tendenciosos.

Retomando su relato, nuestro Comandante en Jefe dijo que la misma nota verbal transmitida a la SINA por las nuevas provocaciones fue entregada por el Jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, Dagoberto Rodríguez, al jefe de la Oficina de Asuntos Cubanos del Departamento de Estado, quien indica que trasladaría la nota a sus superiores y trata de descartar que la acción de la SINA constituya una violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, pues el panel electrónico se encuentra dentro del edificio de esa misión.

A tenor de lo expresado por el funcionario estadounidense, Fidel preguntó: ¡ah!, ¿entonces desde ese edificio se puede disparar, tirar con una bazuca, lanzar una "armita" nuclear con un robot para que estalle a lo mejor en el túnel de La Habana?... Dagoberto rechazó tal afirmación, sobre la base del carácter provocador de esta acción, apuntó.

Luego de abundar en otras aristas de esa nueva provocación de la SINA, dio a conocer algunos materiales, que calificó de "muy interesantes" sobre derechos humanos, y refirió lo que han dicho en estos días de Estados Unidos importantes personalidades internacionales y sus denuncias recientes para demandar el cierre del Centro de Detención de la Base Naval en Guantánamo y de denuncia por las torturas y detenciones de prisioneros en este enclave.

La Mesa Redonda concluyó con la convocatoria de Fidel a la marcha de los habaneros mañana martes frente a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana.

Palabras finales de Fidel la noche del domingo 22 de enero

El Gobierno de Estados Unidos busca deliberadamente los siguientes objetivos:

Primero: Poner en libertad al terrorista Luis Posada Carriles, al que las autoridades de ese país, incluido el padre del actual Presidente, entrenaron y utilizaron para cometer monstruosos crímenes contra el pueblo de Cuba. Este repugnante personaje fue reclutado y entrenado desde 1961 para cumplir misiones especiales en la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos; entrenado ulteriormente para cometer repugnantes actos terroristas contra Cuba, para lo cual fue preparado con esmero junto a Orlando Bosch, amnistiado por Bush padre cuando era Presidente; instruido para participar en la Operación Cóndor, organización internacional terrorista que cometió odiosos crímenes contra personalidades latinoamericanas; organizador y autor intelectual del sabotaje y la explosión en pleno vuelo de la nave de Cubana de Aviación, que costó la vida de 73 personas, el 6 de octubre de 1976 en Barbados; liberado por la CIA de la prisión en Venezuela el 18 de agosto de 1985; vinculado de inmediato a la guerra sucia contra Nicaragua, suministrando armas desde El Salvador y trasladando drogas a Estados Unidos. Luis Posada Carriles mantuvo siempre estrechos vínculos con los órganos de inteligencia de Estados Unidos y fue financiado por gobiernos de ese país y utilizado a través de la llamada Fundación Cubano-Americana, a lo largo de más de cuatro décadas, para tratar de asesinar al Jefe del Estado cubano. Fue puesto en libertad por gestiones del actual Presidente de Estados Unidos, mediante indulto suscrito por la presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, el 26 de agosto del 2004. Conducido bajo protección del Gobierno de Estados Unidos a un país centroamericano, fue autorizado a ingresar clandestinamente al territorio de Estados Unidos, lo que hizo entre el 18yel 20 de marzo del 2005, en el yate "Santrina", conducido por el connotado terrorista Santiago Álvarez, hoy extrañamente también preso por trasiego de armas y gravísimas violaciones de las leyes de seguridad de Estados Unidos. Nadie en el mundo podrá negar estas verdades.

Segundo: El actual Gobierno de Estados Unidos ha fracasado totalmente en sus planes de aislar y de asfixiar económicamente a Cuba, no se resigna a su fracaso y se desespera.

Tercero: El Gobierno de Estados Unidos hizo todo lo posible por satisfacer los deseos de la mafia terrorista cubano-americana, que condujo al presidente George W. Bush, mediante fraude en la Florida, a la disputada presidencia de ese país.

Cuarto: El presidente Bush y su gobierno se han comprometido con el macabro plan de transición para Cuba, una grosera injerencia en la soberanía de nuestro país, que lo conduciría a siglos de retraso.

Quinto: El Gobierno de Estados Unidos adoptó todas las medidas para privar a Cuba de ingresos absolutamente legítimos, obstaculizando todo envío de remesas, apelando incluso al inhumano procedimiento de prohibir o dificultar al máximo a residentes de ese origen en Estados Unidos las visitas a familiares cubanos.

Sexto: El Gobierno de Estados Unidos, por presiones de la mafia cubano-americana se propone entre sus primeros pasos violar abiertamente el Acuerdo Migratorio con Cuba.

Séptimo: El Gobierno de Estados Unidos busca pretextos para impedir a toda costa la venta de productos agrícolas a Cuba, que se viene realizando en volúmenes crecientes sin que nuestro país haya dejado de pagar puntualmente un solo centavo durante cinco años, algo que no creía posible en una nación agredida y bloqueada.

Octavo: El Gobierno de Estados Unidos, inconforme con la decisión adoptada por el presidente Carter el 30 de mayo de 1977, se propone forzar una ruptura de los actuales vínculos diplomáticos mínimos con Cuba. Las groseras provocaciones que se vienen realizando desde su Oficina de Intereses en La Habana, no tienen ni pueden tener otro propósito.

El Gobierno del presidente Bush sabe muy bien que ningún gobierno del mundo puede aceptar tan perverso ultraje a su dignidad y soberanía.

Como el Gobierno de Cuba no puede albergar la menor duda de ese propósito, aplicará las medidas pertinentes para contrarrestar esas provocaciones, y, aunque su más firme disposición ha sido y es cumplir cabalmente sus compromisos con los agricultores y suministradores de alimentos de Estados Unidos, que han actuado con seriedad y eficiencia en el cumplimiento de sus acuerdos, mientras el Gobierno de Estados Unidos no lo prohíba, adoptará las medidas adecuadas para impedir las consecuencias de esa alevosa acción del Gobierno actual de Estados Unidos, de forma tal que la abrupta interrupción de los suministros de alimentos que Cuba adquiere en Estados Unidos no pueda afectar a nuestro pueblo.

La conducta y las acciones de respuesta de Cuba frente a las provocaciones del imperio serán absolutamente pacíficas, pero golpearemos con toda la fuerza de nuestra moral y estaremos dispuestos a derramar hasta la última gota de sangre ante cualquier agresión bélica del imperio revuelto y brutal que nos amenaza. Nadie olvide un instante aquella grandiosa promesa del Titán de Bronce: quien intente apoderarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre si no perece en la contienda.

Dentro de un día y medio, 24 de enero, cuando el estatus del feroz terrorista será revisado, el pueblo de la capital marchará temprano con toda su impresionante masa revolucionaria, disciplina y unidad, frente a la Oficina de Intereses del Gobierno fraudulento y bastardo de W. Bush, que constituye hoy la peor amenaza para la paz del mundo, impuesto al pueblo de los Estados Unidos.

La opinión pública internacional, una vez más, contará con un testimonio irrebatible de lo que es Cuba y de lo que piensa Cuba.

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!


Descarga la aplicación

en google play en google play