Escúchenos en línea

Solís aventaja a Arias en conteo manual en Costa Rica

None | 16 de Febrero de 2006 a las 00:00

En una rueda de prensa con corresponsales de prensa extranjera, Fonseca manifestó su optimismo con el ritmo del conteo manual y dijo que el resultado estará listo "lo más rápido que se pueda", aunque no precisó cuándo hará la declaratoria oficial del ganador. Hasta ayer había escrutado el total de las mesas de la provincia de San José, donde está ubicada esta capital; el 47 por ciento de Alajuela, el 19 por ciento de Cartago, el 5,9 de Heredia; el 16,6 de Puntarenas, y el 21,8 de Limón.

Según el presidente del Tribunal, el ritmo aumenta debido a que cada día hay menos discusiones sobre papeletas que los fiscales de los partidos quieren anular o revalidar. Sin embargo, el TSE ha recibido más de 200 denuncias por inconsistencias en el proceso. Explicó que en relación con los reclamos, los magistrados analizaron ya varias de las 219 denuncias y recursos de nulidad presentados por algunos partidos políticos, principalmente por el PAC, no obstante no especificó cuántos resolvieron.

Hasta el momento el ente electoral ha recibido 309 denuncias de supuestas irregularidades durante las votaciones, entre ellas papeletas abandonadas y solicitudes de nulidad de mesas por parte de los partidos políticos. En este sentido, informó que este viernes los magistrados realizarán una audiencia a solicitud del comité ejecutivo del PAC para discutir sobre el escrutinio.

El presidente del TSE afirmó que "todos los votos están en poder del tribunal", y sobre si los comicios han sido puros enfatizó que "no tengo noticia o indicio alguno que nos diga lo contrario". Fonseca aseveró que los reclamos sobre posibles irregularidades se presentan en todos los procesos electorales y que en esta ocasión han tomado mayor relevancia en la opinión pública y los partidos políticos por lo ajustado de los resultados. Sobre la posibilidad de anular mesas de votación, el funcionario comentó que eso sucedería en casos extremos, "cuando no se pueda determinar con certeza la voluntad popular".

El 6 de febrero, el TSE concluyó el recuento electrónico tras escrutar el 88.44 por ciento de las mesas, cuando el expresidente Arias mantenía una estrecha ventaja de 3,250 votos sobre Solís. A partir de ese día el tribunal comenzó el recuento manual de todos los sufragios, con el cual se han escrutado 3,477 mesas de votación de las 6,163 habilitadas para las elecciones, lo que equivale al 56.42 por ciento de las juntas receptoras de votos.

Según Fonseca, "por primera vez en la historia el recuento manual de votos ha tomado una relevancia inusitada para el pueblo. Se ha convertido en la piedra angular del proceso y parte crucial por la expectativa que provoca".

El ente electoral, que advirtió de que el recuento manual es distinto al electrónico y no se pueden sumar ambos resultados, publica en su página de internet las actas "mesa por mesa" del escrutinio manual, pero no hace sumas ni emite porcentajes para los candidatos.

Fonseca confesó que los magistrados del tribunal han sentido "una tensión natural" durante el recuento manual de sufragios y aclaró que no han recibido ninguna presión "indebida" de los partidos políticos.

Según la ley, el TSE tiene 30 días hábiles para concluir el recuento manual de votos a partir del día de las elecciones, plazo dentro del cual se pretende resolver todas las presuntas irregularidades, explicó el magistrado. Fonseca explicó que antes de emitir la declaración de presidente electo el TSE debe resolver las denuncias formales de nulidad de mesas, por lo que está tratando de hacer un balance entre rapidez y lentitud para que el recuento manual sea perfecto.

Después de las elecciones los dos candidatos con opciones a convertirse en presidente se han dedicado a reuniones de trabajo con diferentes sectores del país y a actividades familiares y personales. Tanto Arias como Solís han manifestado que esperarán el pronunciamiento oficial del tribunal para proclamarse ganadores o aceptar la derrota.

Analizan reformas tras elecciones

Fonseca destacó que una elección presidencial "tan ajustada" como la actual es un "caso inédito que coloca al tribunal en una situación delicada", por lo que tampoco descartó una reforma legal para establecer la segunda ronda para casos de una diferencia de votos muy mínima y no sólo como ahora, que se realiza si ningún aspirante logra superar el 40% de los votos.

Fonseca anunció que la entidad realizará una "profunda autoevaluación", casi dos semanas después de las elecciones presidenciales y cuyo ganador sigue sin conocerse. "Haremos una autoevaluación y esta vez serán más temas y será más interesante, con el fin de ver si ameritan cambios legales y/o constitucionales", manifestó Fonseca.

Reconoció que será necesario revisar, por ejemplo, si se sigue con el sistema de marcar con una equis el candidato de preferencia en las papeletas o si se retorna al voto con la huella digital del pulgar derecho manchado con tinta. "Si el voto con la huella se considera una garantía más para el proceso, no veo inconveniente...", expresó el magistrado durante una rueda de prensa con agencias de noticias.

Agregó que las recientes votaciones evidenciaron una debilidad con la participación ciudadana, ya que el Tribunal tuvo problemas para integrar las mesas de votación. Se supone que cada partido con aspirante presidencial debe proponer un miembro de mesa y un fiscal con sus respectivos suplentes para cada junta receptora de votos, pero pocos lograron hacerlo. A última hora, el TSE emitió un llamado de auxilio y en un día lograron 5.000 voluntarios, por lo que "el problema parece ser de los partidos y no del sistema", indicó Fonseca. "Eso hace pensar en una reforma legal para corregir esa reacción de la población de no querer participar", dijo.

Mencionó que en Panamá el tribunal electoral nombra los miembros de mesa e incluso les paga y aunque consideró que hacer eso en Costa Rica sería "un paso atrás", precisó que hay que "estudiar si aplicaría". "Antes no se hizo porque el TSE no quería suplantar el derecho que tienen los partidos de tener sus representantes vigilando el proceso, y también porque esperábamos que el sistema funcionara", agregó. No obstante, aclaró que cualquier modificación legal debe surgir del congreso, no del tribunal.


Descarga la aplicación

en google play en google play