Escúchenos en línea

Crece ventaja de Solís sobre Arias

None | 18 de Febrero de 2006 a las 00:00

Según los cálculos del diario "Al Día", el Partido de Acción Ciudadana (PAC) de Solís lleva 558,681 sufragios y el Partido Liberación Nacional (PLN) de Arias 535,578, lo cual significa una diferencia de 23,103 votos a favor de Solís. En cambio, el diario "La Nación" concede una ventaja de 18,857 votos a Solís.

Sin embargo, la mayoría de los diarios costarricenses insisten que en el restante 25% de juntas que falta por escrutar, seguramente Arias tomará ventaja. En cambio, entre las televisoras y las radioemisoras, hay opiniones divididas sobre quién resultará finalmente vencedor.

Desde el inicio del escrutinio el ex presidente y Premio Nobel de la Paz 1987 Oscar Arias llevaba una leve ventaja sobre el Ottón Solís, pero la tendencia comenzó a cambiar y es ahora Solís el que aventaja a Arias. El vuelco en los resultados responde al hecho de que el TSE realiza el recuento manual por provincias y comenzó por la capital San José y Alajuela (norte), donde Solís triunfó en una mayoría de mesas.

Arias ganó en las provincias rurales: Puntarenas (Pacífico Sur), Guanacaste (Pacífico Norte) y Limón (Caribe), por lo que se prevé que cuando se realice el recuento en esas mesas nuevamente Arias podría volver a obtener ventaja sobre Solís.

El tribunal no proclamará al presidente electo hasta que no concluya todo el recuento manual, para lo cual tiene un plazo de 30 días después de los comicios, según la ley electoral del país. Antes de proclamar al presidente electo, el TSE deberá resolver más de 300 denuncias de irregularidades presentadas por los partidos políticos.

PAC reclama revisión de conteo en 700 mesas

El comité ejecutivo del PAC solicitó al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) realizar una revisión exhaustiva en el recuento manual de votos, debido a que persisten 307 juntas con anomalías. "El recuento manual no es solo contar, es garantizar que estén todas las certificaciones", declaró, en rueda de prensa, la candidata a vicepresidenta del PAC, Epsy Campbell, quien denunció que se está confrontando la "celeridad versus la calidad" en el escrutinio.

Campbell, quien es actual diputada del PAC, dijo que el proceso de recuento manual que se realiza tras los comicios presidenciales del 5 de febrero se está haciendo "apresuradamente", pues el TSE tarda un promedio de cuatro minutos en contar cada mesa, lo cual hace que "las mesas se estén cerrando con anomalías".

Campbell dijo que la reunión con los magistrados del TSE tenía el objetivo de reiterar las inconsistencias detectadas por los fiscales de su partido y solicitar una respuesta a cada caso por parte del tribunal, la cual podría darse el próximo lunes. "Una declaratoria (de presidente) es fundamental pero en este proceso, por lo ajustado que es, no se puede permitir que haya una sola pregunta sin responder", aseguró.

La dirigente del PAC expresó su preocupación porque en el recuento manual el TSE ha revalidado votos (que inicialmente habían sido declarados nulos), de los cuales 145 fueron para el PAC y 225 para el PLN, al tiempo que anuló 629 votos al PAC y 502 del PLN.

Consultado al respecto, el presidente del TSE, Oscar Fonseca, declaró en rueda de prensa que la reunión con los dirigentes del PAC tuvo el objetivo de reiterar las denuncias de inconsistencias que ya habían sido planteadas por los fiscales del partido. Fonseca dijo que el TSE dará la próxima semana una respuesta al PAC sobre las denuncias de nulidad del escrutinio presentadas por ese partido en 307 mesas de votación.

El magistrado también anunció que no descarta la posibilidad de una segunda vuelta en Costa Rica pues, "está dentro de las posibilidades", debido a "las circunstancias de ser tan ajustada la elección".

ASÍ VA EL CONTEO

• Martes 7 de enero: El PAC alcanzó 25,551 votos y el PLN 26,169 con una diferencia de 618.

• Miércoles 8 de febrero: El PAC obtuvo 29,835 votos y el PLN 39,923 con una diferencia de 10,088.

• Jueves 9 de febrero: El PAC alcanzó 16,681 sufragios y el PLN 16,514 con una diferencia de 167.

• Viernes 10 de febrero: El PAC obtuvo 83,645 sufragios frente a 82,590 del PLN con una diferencia de 1,055 votos.

• Sábado 11 de febrero: El PAC alcanzó 39,763 votos mientras que el PLN registró 35,689 votos con una diferencia entre ambos de 4,074.

• Lunes 13 de febrero: El PAC registra 70,242 votos y el PLN 60,348 la diferencia llega a los 9,894 votos.

• Martes 14 de febrero: El PAC alcanzó 67,103 votos y el PLN obtuvo 60,760 con una diferencia entre ambos de 6,343 sufragios.

• Miércoles 15 de febrero: El PAC registró 74,176 votos mientras que el PLN alcanzó 63,838 sufragios con una diferencia de 10,338.

• Jueves 16 de febrero: El PAC obtuvo 66,559 votos y el PLN 68,374 con una diferencia de 1,815 sufragios.

• Viernes 17 de febrero: El PAC consiguió 62,349 sufragios en su favor frente a 58,039 del PLN, la diferencia entre ambos es de 557 votos.

• Cifras acumuladas: El PAC con 558,681 sufragios y el PLN 535,578 con una diferencia de 23,103 votos.

Con los resultados de viernes y sábado del conteo manual de votos, prácticamente se entra en la recta final para la definición del nuevo mandatario de Costa Rica. Sin embargo, los magistrados prevén que la fase en las provincias restantes especialmente Guanacaste y Limón hará que el final sea un poco más lento de lo que hasta ahora se ha desarrollado.

"Estamos por terminar Heredia, es previsible que al ritmo que vamos podamos durar 24 horas aproximadamente por cada provincia restante, sin embargo, se prevé que con Guanacaste y Limón sea más lento el escrutinio por ser las provincias que tienen más atención de los fiscales por los números que puntean", dijo Luis Antonio Sobrado, magistrado del TSE. Según se informó, se habían escrutado 4,575 Juntas Receptoras de Votos correspondientes a San José, 709 que habían sido reportadas como inconsistentes en todo el país, Alajuela, Cartago y casi todo Heredia, al finalizarse ésta última se inicia la labor en Guanacaste.

Por otro lado, Oscar Fonseca, presidente del órgano electoral explicó que este viernes el tribunal recibió a las autoridades del Partido Acción Ciudadana (PAC) quienes llegaron a dar respaldo de las más de 300 acciones de nulidad planteadas por sus fiscales al proceso de escrutinio, lo cual aclararon no refleja ningún tipo de presión como lo pretendió señalar el diputado liberacionista Luis Gerardo Villanueva en medio de un "saperoco" que se armó a la entrada de la entidad.

"No fue ninguna presión y tampoco las permitiríamos. No compartimos la opinión del diputado ni creemos que por esa visita haya un incumplimiento a la ley contra la corrupción y enriquecimiento ilícito, siempre hemos recibido a partidos y sus representantes, ellos tienen derecho a conversar sobre el escrutinio u otro tema, todo se dio en el marco de la cordialidad y el respeto", dijo Fonseca.

Aclaró que formalmente ningún otro partido ha solicitado una cita con el tribunal en pleno y que de su parte no ha recibido a nadie más, aunque eso no lo pudo garantizar por parte de otro magistrado que individualmente pudo haberse reunido con miembros de otras agrupaciones como el mismo Liberación Nacional (PLN).

El escrutinio electrónico de las elecciones presidenciales del pasado 5 de febrero arrojó un resultado muy ajustado entre Arias y Solís, por lo cual el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) ordenó escrutar manualmente la totalidad de los votos. El escrutinio electrónico del 88.44 por ciento de las mesas otorgó a Arias, del socialdemócrata Partido Liberación Nacional (PLN) una estrecha ventaja de 3,250 votos sobre Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC, centro). El TSE puso fin al recuento electrónico el 6 de febrero y comenzó el recuento manual. Desde entonces, el TSE ha escrutado manualmente el 74.23 por ciento de las juntas receptoras de votos, según informó hoy esa entidad en su página de Internet.

Costa Rica

Por Mark Weisbrot, (*) ZNet. Traducido del inglés para Rebelión y Tlaxcala por Ulises Juárez Polanco (www.juarezpolanco.com)

Costa Rica es un pequeño país centroamericano con cuatro millones de personas que, a diferencia de sus vecinos El Salvador, Guatemala y Nicaragua durante sus guerras civiles sangrientas, nunca ha atraído mucha atención en los Estados Unidos, excepto como destino para turistas y jubilados. Pero las elecciones del domingo pasado ahí podrían servir como otro aviso para Washington.

Cuando conocí por primera vez a Ottón Solís el año pasado, me alegró saber que estaba postulándose para presidente de Costa Rica. Me dio la impresión de un economista bien informado, razonable, sincero y comprometido con políticas económicas que antepongan el interés público de su país.

También pensé que tenía tantas probabilidades de ganar como las que tiene un candidato de un tercer partido político en los Estados Unidos. Estaba equivocado, así como estaban los medios de comunicación internacionales más importantes, y las encuestas preelectorales más recientes. Actualmente está empatado1 con Oscar Arias, anterior presidente de Costa Rica, mientras las autoridades electorales llevan a cabo un recuento manual de los votos, para ver quien ganó.

Sin importar el resultado final, la actuación sorpresiva de Solís tiene implicaciones importantes en la dirección de América Latina y en las relaciones de EE.UU. con América Latina. Primero, demuestra cuán profundo es el descontento del electorado con el status quo en la región, y con el "Consenso de Washington" – o políticas económicas "neoliberales", a como son etiquetadas frecuentemente en América Latina.

La corrupción fue otro tema importante –a como es en toda la región- con tres ex-presidentes implicados desde el 2004 en escándalos de soborno. Pero la mayor diferencia en cuanto a política económica entre Solís y sus oponentes fue alrededor del CAFTA (Tratado de Libre Comercio Centroamericano, por sus siglas en inglés).

Solís, un antiguo ministro de planificación durante la administración de Arias, argumentó persuasivamente que, tal y como está redactado el CAFTA, supondría una amenaza a muchos de los campesinos del país, a su sector de telecomunicaciones y a la industria doméstica. También objetó la cláusula del tratado referente a la solución de conflictos –similar a la del NAFTA-, que erosionaría la soberanía nacional en importantes políticas económicas y ambientales. Y junto con muchas organizaciones de apoyo a la salud en el hemisferio, se ha opuesto a las cláusulas del CAFTA sobre drogas farmacéuticas, que exageran aún más que la OMC en cuanto a protección de la industria farmacéutica a costa de los pacientes.

En los últimos siete años ha habido seis candidatos presidenciales ganadores que se opusieron abiertamente a las reformas económicas "neoliberales" de los últimos 25 años: en Argentina, Brasil, Venezuela, Ecuador, Uruguay y más reciente, Bolivia. Hay una razón económica clara para este patrón: en los últimos 25 años América Latina ha sufrido el peor rendimiento en crecimiento económico en su historia moderna. Desde 1980-2005, el ingreso per cápita en la región creció sólo en un 10%. En los 20 años anteriores (1960-1980), creció en un 82%.

Costa Rica está mejor que muchos en la región: su ingreso per cápita es el tercer más alto en América Latina. La expectativa de vida es la misma que en los Estados Unidos.

Es así más extraordinario que un candidato insurgente en Costa Rica pueda posiblemente vencer a los partidos tradicionales que, como Republicanos y Demócratas aquí, han gobernado al país por la última mitad del siglo. Incluso, tanto que puede hacer esto contra Oscar Arias, un ganador del Premio Nóbel de la Paz y quizás la figura política más prominente y respetada en el país.

Las elecciones en Costa Rica demuestran que esta ola de democracia, inculcada por demandas de cambios económicos y políticos en toda América Latina, está todavía fortaleciéndose. No es coincidencia que Costa Rica, el único de los seis países propuestos en el CAFTA que se resiste a ratificarlo, es mucho más democrático que otros. En el último cuarto de siglo la mayoría en América Latina ha tenido poco o nada que decir sobre las decisiones económicas más importantes que afectan sus vidas, a pesar del incremento general en democracia electoral formal. Pero ahora se está demandando una voz.

Aquí en Washington, no se pone atención que el fracaso sin precedentes en el crecimiento económico de América Latina tiene algo que ver con las continuas revueltas electorales. El fracaso ha sido ignorado frecuentemente, o bien es reconocido, pero los políticos aquí arguyen que el problema es que las reformas no han sido implementadas con suficiencia.

Pero los votantes en América Latina no están de acuerdo. Con ocho elecciones nacionales más en el calendario del 2006, quizás el mensaje se comprenderá eventualmente aquí

(*) Mark Weisbrot es Director del Centro para Investigaciones Económicas y Políticas < http://weisbrot-columns.c.topica.com/maaeuBRaboiTMcjuhOocafpNFx/ >. Centro para Investigaciones Económicas y Políticas, 1611 Connecticut Ave, NW, Suite 400, Washington, DC 20009 Phone: (202) 293-5380, Fax: (202) 588-1356, Home: www.cepr.net


Descarga la aplicación

en google play en google play