Escúchenos en línea

Ottón Solís arriba cuando falta 20% por escrutar

None | 19 de Febrero de 2006 a las 00:00

Falta escrutar un poco menos de la mitad de las mesas de Guanacaste, menos del 80% de las ubicadas en Limón y casi el 85% de las abiertas en Puntarenas. En el conteo electrónico preeliminar, en esas tres provincias logró la ventaja el candidato Arias.

El TSE terminó el sábado de contar las 550 juntas receptoras de votos de la provincia de Heredia, por lo que ya concluyó de escrutar la Gran Área Metropolitana. Según el presidente del órgano electoral, Óscar Fonseca, el conteo de sufragios de Guanascate se inició ese mismo día y se espera que el escrutinio de votos de Puntarenas y Limón arranquen a inicios de la otra semana. El magistrado no quiso referirse a la fecha en que el TSE podría finalizar el conteo manual. Sin embargo, si se mantiene un ritmo de escrutinio de al menos 400 mesas diarias, a mitad de la otra semana este proceso habrá terminado.

Los magistrados prevén que la fase en las provincias restantes especialmente Guanacaste y Limón hará que el final sea un poco más lento de lo que hasta ahora se ha desarrollado. "Es previsible que al ritmo que vamos podamos durar 24 horas aproximadamente por cada provincia restante, sin embargo, se prevé que con Guanacaste y Limón sea más lento el escrutinio por ser las provincias que tienen más atención de los fiscales por los números que puntean", dijo Luis Antonio Sobrado, magistrado del TSE.

"Parece que el escrutinio ha tomado su ritmo natural, el conteo transcurre ágilmente. Sin embargo, no me atrevo a fijar una fecha para su conclusión, pues en el camino pueden presentarse inconsistencias que atrasen un poco el proceso", dijo Fonseca.

Este sábado, el PAC volvió a quejarse de la calidad del escrutinio y por medio de una misiva firmada por sus fiscales, solicitó "que se analicen cuidadosamente las mesas que faltan por escrutar". Asimismo, dijeron que el TSE tiene premura de terminar cuanto antes el conteo.

Al respecto la diputada electa del PLN, Jeanina Del Vecchio, indicó que "sembrar la semilla de la inseguridad cuando no hay ninguna razón, es totalmente inadecuado e irresponsable".

El magistrado Fonseca calificó como "irresponsables" los comunicados emitidos en las últimas horas por la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) y por la Coalición Izquierda Unida (CIU). Fonseca dijo que si estos grupos tienen "algún reclamo", con la forma como el Tribunal realiza el conteo, "ahí están las vías judiciales y legales respectivas.

"Me parece que es irresponsable hacer comunicados de este tipo, sin tener prueba fundamental y sin recurrir a la vía legal correspondiente. El Tribunal está haciendo un trabajo serio y apegado a la Constitución, y es indebido atacar ese trabajo sin ninguna base", dijo al diario Al Día.

En un comunicado difundido jueves y repetido el sábado, Izquierda Unida aseguró que no es posible admitir que los magistrados del TSE, "manejen ese poder de la República como si fuera una pulpería de segunda". Según ese grupo, la falta y supuesta búsqueda de miembros de mesa a "último minuto" fue una "irresponsabilidad" que "abrió el camino para que un partido se adueñara de muchas juntas electorales e hiciera en ellas lo que se le antojara. Este antojo, eso es lo grave, podría sin ningún problema en un fraude electoral. Esto nos permite presumir que este fraude se consumó".

Por todo esto, la Coalición advierte que denunciará a los magistrados del TSE y llamó a diversos grupos sociales a "repudiar a un eventual gobierno ilegítimo de Óscar Arias y a prepararse para enfrentarlo en las calles".

Mientras, la ANEP exigió al TSE que no se deje "presionar por los poderosos intereses de alguno de los candidatos" y que no intente justificar u ocultar "potenciales episodios de irregularidades en regiones rurales que parece podrían ser documentadas con solidez en los próximos días, según algunas fuentes". Los sindicalistas le advierten además al TSE que "el más mínimo desliz" que se cometa en el escrutinio "puede poner en peligro la ya de por sí erosionada paz social de la familia costarricense".

Las reacciones no tardaron. "Esta gente no cuenta con Costa Rica, con los costarricenses, con sus tradiciones de paz, de concordia y de apego a la legalidad que nos caracteriza. No debemos llamarnos a la confusión. Nuestro país responderá en la forma pacífica, pero enérgica a cualquier intento de subvertir el orden", dijo Francisco Antonio Pacheco, presidente del PLN.

Rodrigo Alberto Carazo, del PAC, comentó que "es muy feo decir que el TSE es una pulpería de segunda, pero sí digo que es un grupo de personas que en su mayoría se distinguen por saber contar muy bien del 1 al 500, pero que no tiene la más mínima idea de lo que es escrutar", aseveró.

En abril varios sindicatos advirtieron que si Arias era electo, "bajo ninguna circunstancia se reconocería su gobierno como legítimo".

ASÍ VA EL CONTEO

TRIBUNAL SUPREMO DE ELECCIONES (TSE) DE COSTA RICA

JUNTAS ESCRUTADAS HASTA EL SÁBADO 18 DE FEBRERO 6:05 PM

PROVINCIAS

TOTAL

ESCRUTADAS

NO ESCRUTADAS

CIFRAS

%

CIFRAS

%

SAN JOSE

2,098

2,098

100.00%

0

0,00%

ALAJUELA

1,156

1,156

100.00%

0

0,00%

CARTAGO

685

685

100.00%

0

0,00%

HEREDIA

550

550

100.00%

0

0,00%

GUANACASTE

515

258

50.10%

257

49,90%

PUNTARENAS

664

110

16.57%

554

83,43%

LIMON

495

108

21.82%

387

78,18%

TOTALES

6,163

4,965

80.56%

1,198

19,44%

CONTEO EXTRAOFICIAL DEL DIARIO AL DÍA DE SAN JOSÉ

• Martes 7 de enero: El PAC alcanzó 25,551 votos y el PLN 26,169 con una diferencia de 618.

• Miércoles 8 de febrero: El PAC obtuvo 29,835 votos y el PLN 39,923 con una diferencia de 10,088.

• Jueves 9 de febrero: El PAC alcanzó 16,681 sufragios y el PLN 16,514 con una diferencia de 167.

• Viernes 10 de febrero: El PAC obtuvo 83,645 sufragios frente a 82,590 del PLN con una diferencia de 1,055 votos.

• Sábado 11 de febrero: El PAC alcanzó 39,763 votos mientras que el PLN registró 35,689 votos con una diferencia entre ambos de 4,074.

• Lunes 13 de febrero: El PAC registra 70,242 votos y el PLN 60,348 la diferencia llega a los 9,894 votos.

• Martes 14 de febrero: El PAC alcanzó 67,103 votos y el PLN obtuvo 60,760 con una diferencia entre ambos de 6,343 sufragios.

• Miércoles 15 de febrero: El PAC registró 74,176 votos mientras que el PLN alcanzó 63,838 sufragios con una diferencia de 10,338.

• Jueves 16 de febrero: El PAC obtuvo 66,559 votos y el PLN 68,374 con una diferencia de 1,815 sufragios.

• Viernes 17 de febrero: El PAC consiguió 62,349 sufragios en su favor frente a 58,039 del PLN, la diferencia entre ambos es de 557 votos.

• Sábado 18 de febrero: El PAC alcanza 38,520 votos y el PLN 44,389, la diferencia entre ambos es de 5,869 a favor del PLN.

• Cifras acumuladas: El PAC con 574,612 sufragios y el PLN 556,757 con una diferencia de 17,855 votos a favor del PAC.

Según el diario "La Nación", en la provincia de Heredia (cuyo conteo terminó el sábado) Acción Ciudadana obtuvo 73,692 votos, mientras que Liberación Nacional alcanzó 66,122.

En las 4,965 mesas escrutadas hasta las 6 p. m. del sábado pasado, había inscritos 2,116,409 electores. Sin embargo, solo se recibieron 1.387.332 votos válidos. De esos sufragios, Ottón Solís obtuvo 574,612 (41.4%), mientras que Óscar Arias logró 556,755 (40.1%). El resto fueron votos para los otros 14 partidos. Eso arroja una diferencia de 17,857 a favor de Solís.

El escrutinio electrónico de las elecciones presidenciales del pasado 5 de febrero arrojó un resultado muy ajustado entre Arias y Solís, por lo cual el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) ordenó escrutar manualmente la totalidad de los votos. El escrutinio electrónico, que contó sólo el 88,44 por ciento de las mesas, otorgó al Premio Nobel de la Paz Oscar Arias una estrecha ventaja de 3.250 votos (0,23 por ciento) sobre Solís. El TSE puso fin al recuento electrónico el 6 de febrero y comenzó el recuento manual y se abstuvo de proclamar presidente electo.

Desde entonces, el TSE y fiscales de los partidos han escrutado manualmente 4.965 de las 6.163 mesas de votación, equivalentes al 80,56 por ciento de las juntas receptoras de votos, según informó esa entidad en su página de Internet. El Tribunal publica en su página de Internet las actas de cada una de las mesas de votación escrutadas, pero no realiza sumas ni emite porcentajes de votos obtenidos por los candidatos. Por esa razón, los medios de comunicación locales, como hace hoy "La Nación", realizan sus propias sumas, las cuales varían según el número de mesas calculadas.

Al inicio del escrutinio, Arias llevaba una leve ventaja sobre Solís, pero la tendencia se revirtió. El vuelco en los resultados responde al hecho de que el TSE realiza el recuento manual por provincias y comenzó por la capital San José, Alajuela (noroeste) y Heredia (norte), donde Solís triunfó en una mayoría de mesas. Según el recuento electrónico, Arias ganó en las provincias rurales: Puntarenas (Pacífico central y sur), Guanacaste (Pacífico norte) y Limón (Caribe), por lo que se prevé que cuando se realice el recuento manual de esas mesas podría volver a obtener ventaja.

El tribunal no proclamará al presidente electo hasta que no concluya todo el recuento manual y resuelva unas 300 denuncias de irregularidades. El TSE proclamará al presidente, siempre y cuando uno de los candidatos obtenga más del 40 por ciento de los votos, para lo cual tiene un plazo de 30 días hábiles después de los comicios, según la ley electoral del país. Si ningún candidato obtiene el porcentaje mínimo requerido, el 2 de abril se celebrará una segunda vuelta entre los dos más votados.

Costa Rica

Por Mark Weisbrot, (*) ZNet. Traducido del inglés para Rebelión y Tlaxcala por Ulises Juárez Polanco (www.juarezpolanco.com)

Costa Rica es un pequeño país centroamericano con cuatro millones de personas que, a diferencia de sus vecinos El Salvador, Guatemala y Nicaragua durante sus guerras civiles sangrientas, nunca ha atraído mucha atención en los Estados Unidos, excepto como destino para turistas y jubilados. Pero las elecciones del domingo pasado ahí podrían servir como otro aviso para Washington.

Cuando conocí por primera vez a Ottón Solís el año pasado, me alegró saber que estaba postulándose para presidente de Costa Rica. Me dio la impresión de un economista bien informado, razonable, sincero y comprometido con políticas económicas que antepongan el interés público de su país.

También pensé que tenía tantas probabilidades de ganar como las que tiene un candidato de un tercer partido político en los Estados Unidos. Estaba equivocado, así como estaban los medios de comunicación internacionales más importantes, y las encuestas preelectorales más recientes. Actualmente está empatado1 con Oscar Arias, anterior presidente de Costa Rica, mientras las autoridades electorales llevan a cabo un recuento manual de los votos, para ver quien ganó.

Sin importar el resultado final, la actuación sorpresiva de Solís tiene implicaciones importantes en la dirección de América Latina y en las relaciones de EE.UU. con América Latina. Primero, demuestra cuán profundo es el descontento del electorado con el status quo en la región, y con el "Consenso de Washington" – o políticas económicas "neoliberales", a como son etiquetadas frecuentemente en América Latina.

La corrupción fue otro tema importante –a como es en toda la región- con tres ex-presidentes implicados desde el 2004 en escándalos de soborno. Pero la mayor diferencia en cuanto a política económica entre Solís y sus oponentes fue alrededor del CAFTA (Tratado de Libre Comercio Centroamericano, por sus siglas en inglés).

Solís, un antiguo ministro de planificación durante la administración de Arias, argumentó persuasivamente que, tal y como está redactado el CAFTA, supondría una amenaza a muchos de los campesinos del país, a su sector de telecomunicaciones y a la industria doméstica. También objetó la cláusula del tratado referente a la solución de conflictos –similar a la del NAFTA-, que erosionaría la soberanía nacional en importantes políticas económicas y ambientales. Y junto con muchas organizaciones de apoyo a la salud en el hemisferio, se ha opuesto a las cláusulas del CAFTA sobre drogas farmacéuticas, que exageran aún más que la OMC en cuanto a protección de la industria farmacéutica a costa de los pacientes.

En los últimos siete años ha habido seis candidatos presidenciales ganadores que se opusieron abiertamente a las reformas económicas "neoliberales" de los últimos 25 años: en Argentina, Brasil, Venezuela, Ecuador, Uruguay y más reciente, Bolivia. Hay una razón económica clara para este patrón: en los últimos 25 años América Latina ha sufrido el peor rendimiento en crecimiento económico en su historia moderna. Desde 1980-2005, el ingreso per cápita en la región creció sólo en un 10%. En los 20 años anteriores (1960-1980), creció en un 82%.

Costa Rica está mejor que muchos en la región: su ingreso per cápita es el tercer más alto en América Latina. La expectativa de vida es la misma que en los Estados Unidos.

Es así más extraordinario que un candidato insurgente en Costa Rica pueda posiblemente vencer a los partidos tradicionales que, como Republicanos y Demócratas aquí, han gobernado al país por la última mitad del siglo. Incluso, tanto que puede hacer esto contra Oscar Arias, un ganador del Premio Nóbel de la Paz y quizás la figura política más prominente y respetada en el país.

Las elecciones en Costa Rica demuestran que esta ola de democracia, inculcada por demandas de cambios económicos y políticos en toda América Latina, está todavía fortaleciéndose. No es coincidencia que Costa Rica, el único de los seis países propuestos en el CAFTA que se resiste a ratificarlo, es mucho más democrático que otros. En el último cuarto de siglo la mayoría en América Latina ha tenido poco o nada que decir sobre las decisiones económicas más importantes que afectan sus vidas, a pesar del incremento general en democracia electoral formal. Pero ahora se está demandando una voz.

Aquí en Washington, no se pone atención que el fracaso sin precedentes en el crecimiento económico de América Latina tiene algo que ver con las continuas revueltas electorales. El fracaso ha sido ignorado frecuentemente, o bien es reconocido, pero los políticos aquí arguyen que el problema es que las reformas no han sido implementadas con suficiencia.

Pero los votantes en América Latina no están de acuerdo. Con ocho elecciones nacionales más en el calendario del 2006, quizás el mensaje se comprenderá eventualmente aquí

(*) Mark Weisbrot es Director del Centro para Investigaciones Económicas y Políticas < http://weisbrot-columns.c.topica.com/maaeuBRaboiTMcjuhOocafpNFx/ >. Centro para Investigaciones Económicas y Políticas, 1611 Connecticut Ave, NW, Suite 400, Washington, DC 20009 Phone: (202) 293-5380, Fax: (202) 588-1356, Home: www.cepr.net


Descarga la aplicación

en google play en google play