Escúchenos en línea

Procuraduría protesta por devolución de bienes a Jerez

None | 8 de Marzo de 2006 a las 00:00

La jueza Rivas ordenó al Estado regresar todas las propiedades incautadas a Jerez en el 2002 tras ser sentenciado a prisión por los delitos de fraude y malversación de caudales públicos, debido a que posteriormente fue absuelto de los cargos por un jurado de conciencia.

Entre los bienes que se le devolverán a Jerez, que fue jefe de la Dirección General de Ingresos durante el gobierno de Alemán, destacan 2,7 millones de dólares que Estados Unidos le confiscó y que fueron donados por ese país a Nicaragua.

Además, figuran bienes muebles e inmuebles, acciones, cuentas bancarias, 25 camionetas de lujo y un bono de indemnización por 1,5 millones de dólares, entre otras cosas.

En su sentencia, Rivas previene a Jerez para que haga uso de la vía correspondiente con relación a los 2,7 millones de dólares confiscados por Estados Unidos.

El procurador Alberto Novoa dijo a los periodistas que "la sentencia justifica a Jerez un derecho que no tiene asidero legal ni moral, ya que éste fue sentenciado a prisión en primera instancia" por otro tribunal. "Esa decisión llena de indignación a todos los nicaragüenses", dijo Novoa.

El ex presidente Alemán paga 20 años de cárcel bajo libertad condicional por un millonario fraude al Estado. La sentencia la cumple en su domicilio por razones de salud.

Agregó que en su momento, la procuraduría "demostró que los bienes incautados a Jerez fueron obtenidos de manera ilícita". "La decisión de la jueza Rivas es reprochable ante todos los nicaragüenses y ante la comunidad internacional", enfatizó.

Los bienes de Jerez fueron intervenidos en junio de 2002 cuando la jueza Juana Méndez lo sentenció a prisión en el caso conocido como "El Camionetazo". La jueza Méndez es la misma que condenó a 20 años a Alemán por corrupción.

Novoa dijo que se comprobó que las 25 camionetas de lujo fueron pagadas por la Dirección de Ingresos a través de "notas de crédito" que Jerez enviaba a empresas de su propiedad.

En tanto Jerez anunció que demandará al Estado por daños y perjuicios.

Para el presidente Enrique Bolaños, es lamentable la decisión de la jueza de regresar al ex director de la DGI todos los bienes confiscados durante un proceso judicial por actos de corrupción.

"¿Qué más te puedo decir?, sólo podría decir que es una decisión triste", dijo Bolaños a los periodistas después de concluir un acto dedicado a las mujeres.

Por su parte, la embajadora de Suecia en Nicaragua, Eva Zetterberg, dijo a los periodistas, que la decisión de la jueza Rivas es un reflejo de lo débil que es la justicia en Nicaragua.

"Me siento muy molesta con eso (la devolución de los bienes intervenidos) y parece que la justicia no funciona bien en este país, hay problemas ahí", dijo Zetterberg.

Suecia es uno de los países nórdicos que ha aportado más recursos para la llamada lucha contra la corrupción que inició Bolaños al tomar las riendas del país en enero del 2002.

Jueza ordena devolverle todo los bienes a Byron Jerez

La juez Quinto Civil de Distrito de Managua, Ligia Rivas, ordenó la tarde de este martes que el Estado devuelva todos los bienes muebles e inmuebles, cuentas bancarias y certificados de bonos de pago de indemnización, al ex director general de Ingresos Byron Jerez, y le previene que haga uso de la vía correspondiente para los 2.7 millones de dólares confiscados por Estados Unidos.

La juez Rivas notificó esa resolución a la Procuraduría este martes, mientras los ojos están puestos en el conteo de votos de las elecciones regionales efectuadas el fin de semana. El procurador Penal Iván Lara Palacios reaccionó en contra de la resolución, y dijo que la Procuraduría sentará hoy su posición, pero adelantó que en relación con los 2.7 millones de dólares, el Estado los recibió en calidad de donación de Estados Unidos.

Apenas conoció la resolución, Jerez, en declaraciones a Informe Pastrán, anunció que demandará al Estado para que le regresen todos sus bienes y lo indemnicen por daños y perjuicios, y hará que castiguen a quienes lo han perseguido por envidia, insidia y la pasión política.

Rivas declaró de oficio la nulidad de todo lo actuado en las diligencias de intervención de los bienes de Jerez efectuadas en 2002, después que fuera sentenciado a prisión por los delitos de fraude, malversación de caudales públicos y asociación para delinquir en perjuicio del Estado.

"Vuelvan las diligencias a su estado jurídico anterior, en consecuencia devuélvase al señor Byron Jerez todos los bienes, derechos y acciones de su patrimonio consistentes en bienes inmuebles, cuentas bancarias, certificados de bonos de pago de indemnización, que fueron ocupados anteriormente", indica la resolución.

"Se deja a salvo el derecho de terceras personas que fueron afectadas en los actos de ocupación como patrimonio del señor Jerez, a fin de que ejerzan en la vía correspondiente su derecho", agrega la judicial.

Rivas también ordena al interventor judicial César Castrillo, que cese en el ejercicio del cargo y que le rinda cuentas de su administración a las partes interesadas, en este caso a Jerez.

En cuanto a la solicitud de devolución de los 2.7 millones de dólares confiscados y subastados por el Estado de Florida de los Estados Unidos, la juez Rivas le previno a Jerez que haga uso de la vía que en derecho corresponde para este tipo de casos.

La defensa de Jerez había solicitado a la juez Rivas que levantara la intervención de todos los bienes de su cliente, lo que incluía además de bienes inmuebles, los 2.7 millones de dólares, 25 camionetas de lujo, cuatro cuadriciclos y un bono de indemnización por 1.5 millones de dólares

Los bienes de Jerez fueron intervenidos en junio de 2002, después de que la entonces juez Primero de Distrito del Crimen, Juana Méndez, lo sentenció a prisión en el caso conocido como "El Camionetazo".

La intervención la solicitó la fiscal General Adjunta María Lourdes Bolaños, con base en la Ley 11, que regula tal acción en el caso de delitos de malversación, fraude y peculado cometidos por funcionarios públicos, pero la juez Rivas aceptó el argumento de la defensa de Jerez, de que no se utilizó el procedimiento adecuado

En el proceso judicial se comprobó que los vehículos pagados por la Dirección General de Ingresos (DGI), a través de la emisión de Notas de Crédito, no llegaron a Ingresos porque eran enviados directamente a empresas de Jerez, donde se vendieron a diferentes personas a nombres de quienes aparecían.

La juez Méndez consideró que de los 25 vehículos y cinco cuadriciclos ocupados e inspeccionados, sólo uno era legal. Sin embargo, esa sentencia quedó en nada porque Jerez fue declarado inocente por un jurado de conciencia.

Meses atrás, Jerez también fue favorecido al levantarse la intervención de la Terraza de Pochomil Viejo, que aparecía a nombre de su esposa Ethel de Jerez. Como se recordará, la misma Contraloría confirmó que la Terraza fue construida con fondos que estaban destinados para mitigar el sufrimiento de las miles de las víctimas del huracán Mitch.


Descarga la aplicación

en google play en google play