Escúchenos en línea

Huelga del sector salud sigue estancada

None | 28 de Marzo de 2006 a las 00:00

Kontorovsky trató de persuadir a los médicos para que al menos atiendan los casos graves que llegan al hospital, sin embargo, su propuesta no surtió efecto, porque los Pro Salario piden el retiro de la Policía y de los galenos que envió el Minsa para reforzar la atención del hospital.

En el "Bertha Calderón", mientras tanto, los policías fueron retirados por el Minsa después que los Pro Salario prometieron a cambio atender los casos graves.

El doctor Miguel Sáenz, dirigente de la Federación Médica, manifestó que el Minsa está violando la Ley al enviar a médicos extraños a los centros, pero las autoridades argumentan que todos pertenecen al mismo sistema de salud.

Las negociaciones entre el Gobierno, Fetsalud y Médicos Pro Salario fracasaron desde el viernes pasado, por lo que la atención de la población en los hospitales continuará, y no hay garantías de ninguna de las partes para lograr que se normalice la atención en las unidades del país debido a la intransigencia del Gobierno.

La huelga ya lleva cuatro meses, y en ella se demanda un incremento salarial del 30 por ciento, abastecimiento en los hospitales y el cierre de los servicios privados dentro de los públicos, además de beneficios como viviendas, seguros de vida y de retiro. Hasta ahora, el gobierno se mantiene firme en su postura de que no hay dinero para dar respuesta a estas exigencias, pero sí se ha estado reuniendo con los representantes de ambos sectores, pero han fracasado todas las negociaciones.

La dirigencia de la Federación Médica a nivel nacional, por su parte, se reunió este lunes en el Hospital "Bertha Calderón", donde anunciaron que en los próximos encuentros que sostengan con el gobierno llegarán "reforzados" con los diputados Bayardo Arce y Wilfredo Navarro.

El líder sindical de FETSALUD, doctor Gustavo Porras, anunció que para este martes sostendrán una reunión con la Coordinadora Nacional, para iniciar nuevas estrategias para presionar al gobierno a que acceda a su demanda de un 30 por ciento de incremento salarial.

Las nuevas medidas serán tomadas en una reunión de los directivos del gremio de 20 mil afiliados con estudiantes universitarios y representantes del movimiento comunal y de otros sectores de la sociedad civil a los que recabaron apoyo.

"No hay desgaste y seguimos con la huelga", ratificó este lunes el secretario general de FETSALUD, Gustavo Porras. De acuerdo con el sindicalista, en la reunión se decidirá si se convoca a una gran marcha nacional para antes o después de la Semana Santa (9 al 16 de abril).

En opinión de Porras, el grave problema es estar en manos de un gobierno errático, incoherente e insensible.

El líder estudiantil Yasser Martínez, por su parte, garantizó el apoyo de los universitarios a los huelguistas, cuyas demandas siguen siendo ignoradas por el Ejecutivo que encabeza el presidente Enrique Bolaños, pese a las múltiples negociaciones realizadas hasta ahora.

Las autoridades alegan que los compromisos presupuestarios adquiridos con el Fondo Monetario Internacional le impiden sobrepasar el techo de nueve por ciento establecido por el organismo financiero para mejorar los sueldos de los sectores sociales.

FETSALUD exige además un mayor presupuesto para garantizar la existencia de medicamentos en los hospitales públicos y el cierre de las áreas privadas en las instalaciones de salud administradas por el Estado.

La huelga incluye además a unos tres mil galenos de la Federación Médica, que exigen un incremento salarial similar al de los trabajadores de la Salud, pero negocian por separado sus demandas.

Los médicos, que con un sueldo de entre 200 y 500 dólares mensuales, según su especialización, se consideran los peor pagados de Centroamérica, iniciaron el paro el 14 de noviembre pasado.

Como resultado de la protesta, a la que luego se sumó FETSALUD, en los hospitales públicos del país sólo se atienden los casos de emergencia, porque todas las consultas externas y las operaciones quirúrgicas fueron suspendidas hace cuatro meses.

La población más pobre, que según estadísticas representa el 70 por ciento de los cinco millones y medio de habitantes del país, es la que lleva la peor parte, al no poder acceder a las exclusivas clínicas privadas.


Descarga la aplicación

en google play en google play