Escúchenos en línea

Obispos preocupados por tensión entre Costa Rica y Nicaragua

None | 29 de Noviembre de 2005 a las 00:00

Los obispos de Costa Rica y Nicaragua expresaron de forma conjunta su preocupación por el ambiente de tensión surgido en los últimos días entre ambos países, según un comunicado divulgado este martes por la Conferencia Episcopal costarricense.

El "Comunicado de las Conferencias Episcopales de Costa Rica y Nicaragua" fue emitido tras el Encuentro Ordinario del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), realizado en Panamá del 22 al 25 de noviembre del 2005.

El informe, divulgado en la página de Internet de la Conferencia Episcopal costarricense, expresa la preocupación de los obispos por "el ambiente de tensión surgido en los últimos días, sobre todo por la manipulación de hechos ciertamente reprobables y por el interés en despertar posibles conflictos territoriales".

Según los obispos, la situación de tensión "crea un ambiente de adversidad contra el hermano de la nación vecina, lo cual, sin embargo, no debe dominar nuestros principios de caridad".

"Todos estamos llamados a construir la civilización del amor para gozar de una paz duradera", afirmaron los religiosos, parafraseando las palabras del Papa Juan Pablo II.

De acuerdo con el documento, Costa Rica y Nicaragua han desarrollado "estrechas relaciones de fraternidad, al punto que hoy podemos constatar que son muchos más los elementos que nos unen que aquellos que podrían dividirnos".

"La responsabilidad de la armonía es de todos, pero de un modo particular corresponde a nuestros líderes políticos, los que tienen el deber específico de armonizar con justicia los diversos sectores de una nación", asegura el comunicado conjunto de los obispos.

"Es por eso que los discursos y propuestas llenas de divisiones y adversidad no deben tener lugar en nuestra sociedad, menos cuando parecen tener énfasis egoísta tratando de obtener más votos", añadió el informe.

Los obispos también agradecieron "a los medios noticiosos cuando informan objetivamente" pues "de esta manera facilitan los caminos de armonía entre nuestros países".

"En ello expresan su profesionalismo y se comprometen evitar todo lo que pueda fomentar la división", agregó el documento.

El comunicado está firmado por los obispos costarricenses José Francisco Ulloa, Angel Sancasimiro, José Rafael Barquero, Guillermo Loría, Vittorino Giradi y Oscar Fernández.

El documento también fue suscrito por los obispos nicaragüenses Leopoldo Brenes, Bernardo Hombach, Sócrates René Sandigo, David Zywiec y Pablo Schmitz.

Las relaciones entre Costa Rica y Nicaragua se tensaron el pasado 27 de septiembre, cuando Costa Rica demandó a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por la negativa de dejar navegar guardias armados costarricenses sobre las aguas del fronterizo Río San Juan.

Ambos países difieren sobre la interpretación de los tratados fronterizos, los cuales otorgan la soberanía del río a Nicaragua pero le da derechos de navegación a Costa Rica con fines comerciales.

Posteriormente, los intercambios verbales entre funcionarios de ambos países subieron de tono tras la muerte del nicaragüense Leopoldo Natividad Canda Mairena, quien perdió la vida el pasado 10 de noviembre en Costa Rica a causa de las mordeduras de dos perros de raza Rottweiler.


Descarga la aplicación

en google play en google play