Escúchenos en línea

Culmina cumbre del CARICOM: condenan embargo a Cuba y terrorismo

None | 8 de Diciembre de 2005 a las 00:00
Bridgetown – Cuba y la Comunidad del Caribe ratificaron este jueves la voluntad y decisión de avanzar por el camino de la integración como estrategia efectiva para enfrentar los retos frente al desarrollo sostenible y el bienestar de sus pueblos. La II Cumbre Cuba-CARICOM pasó a la historia como un paso más en el camino de la integración regional, como comentó Fidel Castro a la prensa al asegurar que se había hecho algo concreto por el bien de los pueblos y las futuras generaciones. Las relaciones salen fortalecidas, recibimos sus experiencias y brindamos, de manera modesta, las nuestras, aseveró Fidel tras la firma de los documentos finales. La Cumbre de Bridgetown fijó de forma clara las pautas del futuro, al celebrar una profundización de los vínculos y esfuerzos conjuntos en función del desarrollo, de la cooperación en las esferas educativa, de la salud, la cultura, el deporte, el comercio y otras áreas de interés recíproco. Reunidos en esta capital, Cuba y los países miembros de CARICOM reafirmaron la visión de que la pobreza y la exclusión social resultan factores negativos para el avance humano, en el enfrentamiento a desastres naturales o al SIDA. La penetración cultural, el analfabetismo, la inseguridad alimentaria, las asimetrías en el conocimiento, el delito y la violencia figuraron entre los factores que pueden impedir sociedades saludables. De ahí se derivó el pronunciamiento contemplado en la Declaración de Bridgetown con el compromiso de consolidar las instituciones y mecanismos de integración regional, basados en los principios de la responsabilidad compartida. Para no dejar espacio a dudas, los gobernantes aseguraron el cumplimiento de los acuerdos vigentes entre las partes y, además, la búsqueda continua de iniciativas de cooperación regional. Los gobernantes insistieron en el documento final de la Cumbre en la necesidad de respetar los principios de la Carta de Naciones Unidas, la soberanía e integridad territorial, la no injerencia de los asuntos internos y el no uso de la fuerza. Asimismo, abogaron por el multilateralismo y el derecho a la autodeterminación y a la libre elección por cada pueblo del sistema e instituciones políticas. Una condena a la aplicación de medidas unilaterales y las leyes extraterritoriales, el reclamo al gobierno de Estados Unidos a levantar el bloqueo a Cuba y las medidas para su reforzamiento también ocuparon espacios principales en la Declaración de Bridgetown. La declaración también incluye el fortalecimiento de la cooperación entre las partes en materia de educación, salud, deportes, cultura y economía. Ambas acordaron estudiar cómo desarrollar un centro de formación para enfermeros caribeños especializados en VIH/Sida, enfermedades crónicas no transmisibles, rehabilitación, tecnología médica y biotecnología. También ampliar el programa educativo que otorga becas a estudiantes caribeños para que estudien en universidades cubanas, y que ha otorgado títulos universitarios a casi 2.000 caribeños, mientras otros 3.000 siguen estudiando. Cuba, que también tiene a más de 1.000 profesionales de la salud trabajando actualmente en misiones en países del Caricom, se comprometió a aumentar esa ayuda y colaborar en tareas de prevención y recuperación de desastres naturales. "La ayuda de Cuba en esta área ha opacado por mucho la ayuda total que han puesto a disponibilidad de la Comunidad Caribeña todos nuestros socios más ricos juntos", dijo el primer ministro Anthony, presidente del Caricom. "En los últimos tiempos he estado permanentemente ocupado y había una reunión a la que no podía faltar, y no había otra más importante", dijo el Presidente Castro en una conferencia de prensa al término de la cita. En la declaración, los mandatarios expresaron su fuerte condena al "injusto embargo económico, comercial y financiero impuesto" a Cuba, y pidieron a Estados Unidos "seguir el abrumador llamado de los miembros de la ONU y levantarlo". También pidieron al gobierno estadounidense cumplir con la petición hecha por Venezuela para extraditar de Estados Unidos al terrorista Posada Carriles, buscado en el país sudamericano para juzgarlo por el atentado de 1976. "Reafirmamos la necesidad de asegurar que esos que cometen actos de terrorismo no se escapen sin ser castigados", indicaron los mandatarios, quienes pidieron el apoyo de todos los países, "especialmente aquellos en cuyo territorio o contra cuyos ciudadanos se cometen actos de terrorismo", en una alusión a Estados Unidos. Posada Carriles actualmente está detenido en Estados Unidos por haber entrado ilegalmente al país a inicios de este año, pero un juez norteamericano se negó a extraditarlo a Venezuela. Es una declaración "valiente", dijo el Presidente Castro, y el pueblo cubano "estará eternamente agradecido". Hemos vivido un día inolvidable, expresó Fidel Castro, luego de recordar la conmovedora y emocionante ceremonia de homenaje a las víctimas de la nave de Cubana de Aviación derribada frente a las costas de Barbados con 73 personas en el atentado terrorista del 6 de octubre de 1976. El Jefe de Estado recordó como ingresó Luis Posada Carriles a Estados Unidos y la manera de cómo Cuba lo denunció, antes de precisar que no queríamos venganza, sino justicia. Durante el día, el mandatario cubano y los primeros ministros de Santa Lucía, Kenny Anthony; Barbados, Owen Arthur, y el presidente guayanés Bharrat Jagdeo colocaron ofrendas florales en un monumento que conmemora el atentado en una playa a las afueras de Bridgetown, inaugurado por el líder cubano en 1998. Carlos Cremata, cuyo padre del mismo nombre era uno de los tripulantes de la nave, reclamó justicia para los muertos y dijo "es terrible saber que (los autores) todavía están impunes". Con impunidad, dijo, "estamos todos en peligro todos los días", y "¿qué hacía mi padre (el día del atentado)? Estaba trabajando". "Este horrible acto terrorista aún está en nuestras mentes", dijo Anthony, "ningún país debe ofrecer confort al terrorismo". Fidel regresó al monumento del Crimen de Barbados, a rendir homenaje a sus víctimas con una nueva señal de llamado a enjuiciar a los responsables del acto terrorista. Siete años atrás, en su segunda visita a esta isla, el Jefe de Estado estuvo ante la estructura piramidal de mármol, que recuerda a los muertos por la acción criminal patrocinada por Estados Unidos y uno de cuyos autores, Luis Posada Carriles, sigue sin responder ante la justicia. El mandatario y Cremata compartieron la ofrenda y avanzaron juntos hacia el monumento, la depositaron y, luego, abrazó al hijo de uno de los tripulantes de la aeronave. Las lágrimas brotaron de lo ojos del hoy director del grupo de teatro infantil La Colmenita y Fidel Castro lo mantuvo a su lado, entendiendo y compartiendo el dolor de quien perdió al padre y, a la vez, representó a todos los familiares de las víctimas. Seguiré haciendo más obras, más lindas, más grandes, más del corazón, expresó emocionado Cremata a un grupo de reporteros al clamar por justicia. Se acercó al monumento y tocó el nombre del padre, al decir que el resto de los familiares también estaban presentes A la memoria de los que perdieron la vida en el atentado dinamitero a la aeronave cubana DC-8 vuelo 1201 que se estrelló frente a las costas de Barbados el 6 de octubre de 1976. "Que sus almas descansen en paz", se lee incrustado en el mármol de color negro. El obelisco se levanta a escasos metros del mar, el mismo al cual cayó el avión minutos después de despegar del aeropuerto de esta ciudad tras las explosiones criminales. Por otros de sus lados, la pirámide de unos dos metros muestra los nombres de los 73 fallecidos por el terrorismo, a quienes acudieron también a recordar los dignatarios asistentes a la II Cumbre Cuba- CARICOM. La ofrenda floral depositada por Fidel castro y Cremata, presidente del Comité de Familiares de las Víctimas de la Voladura del Avión de Barbados, no fue la única. El primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony, y el presidente de Guyana, Bharrat Jaddeo, también lo hicieron ante la totalidad de los jefes de gobierno asistentes a la II Cumbre Cuba-CARICOM. Horas antes, Anthony, también titular de CARICOM, calificó el atentado como el acto terrorista más terrible que quedara en su memoria y reclamó a los protectores de sus autores entregarlos a la justicia.

Discurso de apertura de Fidel

El presidente cubano Fidel Castro fustigó este jueves las políticas comerciales de la Unión Europea respecto a industrias vitales para el Caribe, al inaugurar en Barbados una cumbre con mandatarios regionales que se comprometieron a condenar el embargo y el terrorismo.

"El acceso a los mercados internacionales resulta para muchos países poco menos que imposible", dijo el presidente Castro en su discurso inaugural, al referirse específicamente a las vitales industrias bananera y azucarera caribeñas, cuyo acceso a mercados europeos está siendo reformado.

Aunque la Unión Europea otorgaba a sus antiguas colonias caribeñas un trato preferencial en el acceso a sus mercados de estos productos, quejas de grandes empresas del sector, muchas de ellas estadounidenses, han obligado al bloque europeo a recortar precios y a aumentar aranceles para cumplir con normas internacionales.

"Somos víctimas de un sistema de comercio internacional plagado de barreras (...) mientras se nos obliga a soportar el hipócrita discurso de 'libre comercio' de los mismos que nos cierran sus mercados", dijo Fidel, arrancando aplausos de los asistentes a la segunda cumbre Cuba-Caricom, que marca el inicio de relaciones diplomáticas entre la isla y Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago, países fundadores de la comunidad.

La cumbre se celebra cada tres años, y en la primera en La Habana en 2002, Cuba se comprometió a entrenar a profesionales caribeños en sus universidades, a entrenar personal especializado en VIH/Sida (el Caribe es la segunda región del mundo con más prevalencia del VIH, sólo superada por el África subsahariana) y a ofrecer servicios médicos gratuitos.

El presidente Castro dijo que más de 1.000 profesionales cubanos de la salud trabajan actualmente en misiones en países del Caricom, casi 2.000 caribeños han obtenido títulos de universidades cubanas y más de 3.000 se preparan actualmente en materias universitarias o carreras técnicas.

Más de 10.500 ciudadanos de 11 países del Caribe también se han operado de los ojos en Cuba, mediante un programa gratuito denominado "Operación Milagro", dijo Fidel.

"La ayuda de Cuba en esta área ha opacado por mucho la ayuda total que han puesto a disponibilidad de la Comunidad Caribeña todos nuestros socios más ricos juntos", dijo el primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony.

Para esta cita las partes esperan profundizar los acuerdos alcanzados hace dos años y se emitirá una declaración especial sobre el caso Posada Carriles, "que apoya la demanda de Cuba de que el terrorista sea extraditado a Venezuela", dijo el canciller cubano Felipe Pérez Roque.

Más sobre el discurso de Fidel

Este "8 de diciembre, en el aniversario 33 del establecimiento de relaciones diplomáticas con nuestro país por parte de Jamaica, Guyana, Barbados y Trinidad y Tobago, agradecemos nuevamente la invariable solidaridad de los países caribeños con Cuba, cuya expresión más reciente fue el voto unánime del Caribe en Naciones Unidas a favor del levantamiento del bloqueo que por más de 45 años se ha impuesto a nuestro pueblo, y rendimos tributo a la memoria de Eric Williams, Erroll Barrow, Forbes Burnham y Michael Manley".

En un discurso de 13 minutos, el líder cubano se refirió a que "hoy, 1,142 colaboradores cubanos, casi mil de ellos en el sector de la salud, prestan servicios en los países del CARICOM. Procedentes de 14 países caribeños, se han graduado en los centros de enseñanza cubanos 1,957 estudiantes, y actualmente se forman otros 3,318 en 33 especialidades universitarias y técnicas. En la Operación Milagro ya participan 11 países caribeños y, hasta el día de ayer, 7 de diciembre, 10,502 de sus ciudadanos habían sido operados en Cuba, solo en el lapso de cuatro meses y 14 días, es decir, a un ritmo de 30,000 pacientes por año".

Cuba, bloqueada y con escasos recursos, ha seguido este camino en la medida de sus posibilidades, gracias, especialmente, al valioso capital humano acumulado en estos 45 años, acotó.

Fidel Castro recordó cómo la Unión Europea, olvidando su deuda como antigua metrópoli colonial y los compromisos contraídos a través de acuerdos bilaterales, ha impulsado una profunda reforma unilateral en sector azucarero y bananero que afecta al Caribe.

En tal sentido expresó su más profunda solidaridad con los países caribeños y reclamó rectificación europea de una decisión que llevará a la pobreza y la exclusión a decenas de miles de familias de esta región.

Antes, el dignatario había señalado que constituía un motivo de especial satisfacción poder encontrarse una vez mas, ahora en la tierra, dijo, de aquel entrañable amigo de Cuba que fue Errol Barrow. En estos años, agregó, se tornó aun más dramático el enorme desafío que nuestros países enfrentan para asegurar la propia supervivencia.

Pienso que ya hoy existe una comprensión clara de que la globalización neoliberal amenaza, incluso, la propia existencia de nuestros países como naciones independientes, añadió. La brecha entre el Norte cada vez más rico y el Sur cada vez más pobre se ensancha vertiginosamente y constituye una amenaza permanente para la estabilidad internacional, enfatizó el líder cubano.

La II Cumbre Cuba-CARICOM se inició la mañana del jueves en el hotel Hilton de esta capital con intervenciones de los primeros ministros Owen Arthur (Barbados) y Kenny Anthony (Santa Lucía), así como del secretario general del bloque caribeño, Edwin Carrington.

Los asistentes a la primera sesión de trabajo presenciaron además el documental Hágase la Luz, del realizador Roberto Chile, sobre la Operación Milagro para devolver la visión a miles de personas en el Caribe.

Cuando se hizo la luz…

Por Elson Concepción Pérez, enviado especial del diario Granma

Bridgetown, Barbados – La sala de reuniones se había oscurecido momentáneamente. Los mandatarios caribeños ocuparon asientos en la primera fila del amplio salón. Sus respectivas delegaciones parecían impacientes por el anuncio: veremos ahora un documental sobre las operaciones de la vista que se hacen en Cuba a los caribeños.

En la pantalla aparecían, junto a las declaraciones de los primeros ministros de varios países —Granada y San Vicente y las Granadinas—, emocionadas e impactantes entrevistas con ciudadanos de varias naciones del área, que volvieron a recuperar su visión o han visto por primera vez, después de ser operados en Cuba dentro de lo que todos califican como "la maravillosa" Operación Milagro.

La contagiosa música, escrita especialmente por Frank Fernández , acompañó el breve testimonio televisivo de 13 minutos, mientras se sucedían los testimonios —breves también—, pero que lo dicen todo, de convalecientes de San Vicente y las Granadinas, recién operados, o de un músico que ya ve su añorado violín y el pentagrama con las notas musicales, y camina reconociendo la "vuelta a la vida".

Todos agradecen a Cuba y a Fidel por el "milagro" de volver a ver, mientras en el salón donde se reúne la II Cumbre caribeña, el realizador Roberto Chile —inquieto como siempre— trata de escapar de las miradas de quienes lo conocemos y sabemos que es el autor de esa obra humana, de solidaridad, que con el nombre de Hágase la luz, acabamos de ver.

Los aplausos de los líderes caribeños y los integrantes de sus delegaciones, cerraban un momento de extraordinario valor humano dentro de tan especial cita. Cuando la luz se hizo, todos volvimos a ver mejor cuan importante es la vida y cuánto pueden hacer los pueblos y sus gobernantes para que esta sea mejor.

CARICOM: Objetivos, miembros y estructura

Agencia Cubana de Noticias Prensa Latina

La Comunidad del Caribe fue creada de manera oficial en julio de 1973, a través de la firma del Tratado de Chaguaramas, para transformar la Asociación Caribeña de Libre Comercio en un Mercado Común.

Objetivos: Identificados en el artículo 6 del Tratado, CARICOM busca la elevación del nivel de vida y trabajo de las naciones de la región, acabar con el desempleo, acelerar, coordinar y sustentar el desarrollo económico. Entre sus objetivos figuran además el fomento del comercio y las relaciones económicas con terceros países y con grupo de naciones.

Países miembros: Antigua y Barbudas, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago.

Estados Asociados: Anguila, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos.

Principales órganos de CARICOM: - Conferencia de Jefes de Gobierno - Consejo de Ministros

Complementarios: - Consejo para las finanzas y la planificación - Consejo para el comercio y el desarrollo económico - Consejo para las relaciones internacionales e intercomunitarias - Consejo para el desarrollo humano y social Secretariado, principal órgano administrativo de la Comunidad, encabezado por el Secretario General.

El secretariado esta integrado por: - Secretario General - Vicesecretario general - Consejo

Secretarios generales de CARICOM

- William Demas (Trinidad y Tobago) 1973-1974

- Alister McIntyre (Granada) 1974-1977

- Kurleigh King (Barbados) 1979-1983

- Roderick Rainford (Jamaica) 1983-1992

- Edwin W. Carrington (Jamaica) 1992


Descarga la aplicación

en google play en google play