Escúchenos en línea

Magisterio denuncia plan privatizador del Banco Mundial

None | 22 de Diciembre de 2005 a las 00:00

Líderes sindicales del magisterio advirtieron que habrá un conflicto de grandes dimensiones en Nicaragua si el Ministerio de Educación accede a la petición del Banco Mundial de ejecutar despidos masivos y privatizar la enseñanza.

De acuerdo con los directivos de la Asociación Nacional de Educacores (ANDEN) y la Confederación de Maestros de la Educación, José Antonio Zepeda y José Siero, respectivamente, el inicio del curso escolar 2006 pudiera verse comprometido.

En declaraciones a El Nuevo Diario, tanto Zepeda como Siero admitieron la necesidad de reordenar la plantilla en el nivel central del organismo rector, pero exigieron que esa decisión sea consultada con los sindicatos, para evitar injusticias.

No estamos de acuerdo en que se mande a la calle a tanta gente, expresó Siero, tras denunciar que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (MECD) pretende despedir a 300 trabajadores, por indicaciones del Banco Mundial.

"No estamos de acuerdo en que se mande a la calle a tanta gente. Sí hay supernumerarios en algunas dependencias, y lo sabemos, sobretodo en el MECD Central, donde existen dos asistentes por cada dirección, tampoco es que va a venir el ministro bien obediente con el Banco Mundial, porque debe respetar las leyes", planteó José Siero.

El líder de ANDEN advirtió, por su parte, que el magisterio sí se mostrará inflexible respecto a las intenciones del MECD de introducir un modelo de autonomía en las escuelas, el cual también constituye una sugerencia del organismo financiero internacional. En opinión de Zepeda, la propuesta tiene como único objetivo la privatización de la enseñanza básica.

Eso no va a resultar fácil conseguirlo, porque es atentar contra la Constitución de la República, que establece que todos los nicaragüenses tenemos derecho a una educación gratuita, alertó.

Tras recordar que este año 800 mil niños nicaragüenses quedaron fuera del sistema de enseñanza por no poder pagar los cuadernos y uniformes escolares, el líder de ANDEN señaló que con el plan del Banco Mundial esa cifra aumentará aún más.

Zepeda afirmó, además, que la gratuidad del sistema educativo es relativa, porque investigaciones recientes demostraron que los padres costean el 90 por ciento de los gastos de las escuelas públicas a través de las llamadas cuotas voluntarias.

El ministro de Educación fue advertido por los dirigentes sindicales del magisterio en que va a enfrentar un fuerte conflicto y provocar la interrupción del año escolar 2006 de continuar la pretensión de ejecutar despidos masivos y acelerar el proceso de autonomía escolar, tal como se lo exige el Banco Mundial.

Según Zepeda y Siero, como parte de la reforma educativa, todas las escuelas entrarán al modelo de autonomía, pues el Banco Mundial pretende "acabar de una vez con la poca gratuidad de la educación pública de Nicaragua".

Zepeda afirmó que el documento del Banco Mundial tiene una sola lectura: "Manda a que la enseñanza básica se privatice", y eso no va a resultar fácil conseguirlo, porque es atentar contra la Constitución de la República, que establece que todos los nicaragüenses tenemos derecho a una educación gratuita".

Dijo que no le sorprende que el Banco Mundial señale la mala calidad de la educación del país, "pues es reconocido desde los docentes hasta el propio ministro de Educación, y no es necesario que un organismo extranjero nos mande a hacer las reformas curriculares, que desde hace años abogamos se realicen, para no continuar el arrastre de la mala calidad de los contenidos curriculares"

Lo grave, dijo, y lo que no debemos descuidar es que cuando el Banco Mundial llama ineficiente al MECD, lo dice porque no recupera el costo presupuestario que se invierte en la educación, y es por eso que quiere que se apresure a que todos los colegios sean autónomos, para que los padres de familia contribuyan abiertamente con el sostenimiento de la escuela donde van sus hijos.

"En la investigación de campo realizada este año, encontramos, y lo conoce el ministro, que el 90 por ciento de los gastos de las escuelas públicas ya las asumen los padres de familia, a través de los aportes para la compra de lampazos, escobas, para la reparación del mobiliario, de los pupitres, etc.", afirmó.

"Lo que falta es que aparezcan las autoridades oficializando los pagos arancelarios por los servicios educativos, que hasta ahora han sido disfrazados como ‘cuotas’ voluntarias que obligatoriamente dan los padres de familia", expresó Zepeda.


Descarga la aplicación

en google play en google play