Escúchenos en línea

Hijo de Clemente completa viaje de su padre a Nicaragua

None | 30 de Diciembre de 2005 a las 00:00

San Juan – El hijo del legendario pelotero puertorriqueño Roberto Clemente viajará el sábado a Nicaragua para entregar ayuda humanitaria, emprendiendo el viaje que su padre nunca pudo completar al morir en un accidente aéreo el 31 de diciembre de 1972.

Clemente, exaltado al Salón de la Fama de Grandes Ligas en 1973, murió a los 38 años de edad cuando el avión DC-7 que lo transportaba se estrelló en las costas de San Juan.

El estelar "21" de los Piratas de Pittsburgh, quien culminó la temporada de 1972 con el imparable 3,000 de su carrera, intentaba socorrer a las víctimas de un terremoto que destruyó la ciudad de Managua.

"Hace unos 18 meses que tuve un despertar espiritual en que me comunico con papi. Fue la primera vez de verdad que lloré por papi hace 18 meses atrás y fue cuando entendí que tenía que hacer este viaje para lograr paz espiritual", indicó Roberto Clemente, hijo, en una entrevista con la AP.

El viaje no sólo se realiza en la misma fecha en la que Clemente emprendió inadvertidamente la ruta hacia su muerte, sino que además lleva la misma cantidad de comida, medicinas y otros artículos de la travesía original: 7257.55 kilos. La nave también será un avión DC-7.

"Para mí, definitivamente, es un viaje muy cargado de sentimientos, ya que cuando ocurrió lo del accidente yo le advertí a papi que algo iba a ocurrir con el avión", agregó Clemente, quien tenía seis años de edad cuando pereció su progenitor.

"Durante muchos años cargué un sentimiento de culpa por no evitar que se fuera y esto cierra un capítulo en mi vida", insistió.

Clemente agregó que su visión es enviar ayuda una vez al año a algún país en desgracia para honrar la memoria de su padre.

El viaje del sábado estaba programado originalmente para el 31 de diciembre del año pasado, pero Clemente decidió cancelarlo para enviar la ayuda recaudada a las víctimas del tsunami en Tailandia.

El avión debe salir del aeropuerto Luis Muñoz Marín en Puerto Rico a las 3 de la tarde, para aterrizar unas cinco horas más tarde en el aeropuerto Augusto César Sandino en Managua.

Aunque señaló que hay familiares preocupados de que sufra el mismo destino que su padre, Clemente dijo estar seguro de que completará su misión y que estará de regreso en Puerto Rico el primero de enero para celebrar el año nuevo junto a sus seres queridos.

"Creo que es muy bueno porque nosotros siempre hemos mantenido una buena comunicación con Nicaragua", indicó Vera Clemente, viuda de Clemente y madre de Roberto.

"Este viaje, lo único que me preocupa es la fecha. Porque a pesar de que pasó hace 33 años, para mí es como si hubiese sido ayer. Pero tengo fe en Dios que todo le va a salir bien", agregó.


Descarga la aplicación

en google play en google play