Escúchenos en línea

Una experta norteamericana en negar a los extraterrestres, vive en Nicaragua y da clases en el INCAE

None | 7 de Enero de 2006 a las 00:00

Por L. A. GÁMEZ, Bilbao, diario El Correo Digital, Vizcaya, Euskadi

Susan Clancy se ha convertido en blanco de los ataques de los creyentes en los extraterrestres. Los abducidos odian a esta psicóloga de Harvard porque sus estudios apuntan a que los encuentros con alienígenas no ocurren en la realidad. Profesora del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae) en Nicaragua, la autora de 'Abducted. How people come to believe they were kidnapped by aliens' atiende la llamada de este periódico en Managua.

-¿Qué son las abducciones?

-Las abducciones no suceden en el mundo real. Son las interpretaciones que algunas personas hacen de experiencias y síntomas extraños que sufren.

-Como la parálisis del sueño.

-Exactamente.

-Usted la ha sufrido, ¿no?

-Sí. Sufrí mi primer episodio de parálisis del sueño hace unos cinco años y, aunque conocía el fenómeno, me abrumaron las sensaciones que acompañan una vivencia de ese tipo.

-Pero tenía la ventaja de saber qué le había pasado.

-Era una gran ventaja, sí. Lo interesante es que, aun así, fue algo tan sobrecogedor que durante un momento pensé que igual era verdad lo que me contaban los abducidos.

-¿Qué sintió?

-Estaba flotando y girando en el aire. Al principio, tenía muchísimo miedo; luego, empecé a sentir mucho calor. Entonces, se acabó.

-¿Le ha pasado más veces?

-Dos más. Lo achaco a que tengo tres hijos pequeños -uno de tres años y medio, otro de un año y medio, y un recién nacido- y no duermo muy bien.

-¿Ha visto en esos episodios alguna entidad extraña?

-No. He tenido siempre la misma sensación de flotar, de calor... y de espiritualidad.

-Hay quien ve extraterrestres.

-La parálisis del sueño es para mucha gente el primer paso en una historia de abducción. El segundo consiste en intentar explicar qué es lo que a uno le ha ocurrido.

-Unas veces, la gente 'recuerda' la abducción sin ayuda externa; otras, gracias a terapeutas y a la hipnosis.

-Sí.

-¿Qué piensa del uso de la hipnosis para sacar a la luz abducciones?

-Me parece terrible. La hipnosis es una mala herramienta para averiguar la verdad porque es un estado en el que uno es especialmente sugestionable y puede dar lugar a confusiones y a la creación de falsos recuerdos. En las historias de abducción se junta todo eso.

-Sin embargo, popularmente se ve la hipnosis como una especie de máquina de la verdad.

-No lo es.

-¿Son los secuestros extraterrestres un fenómeno cultural?

-Sin duda. La mayoría de la gente ignora lo que es la parálisis del sueño; pero mucha sabe lo que es una abducción. La abducción típica aparece ya en un cómic de Buck Rogers de 1930 y después en películas de los años 50. Pero los grandes ojos negros de los extraterrestres no lo hacen hasta un episodio de la serie 'The outer limits' (en España, 'Rumbo a lo desconocido') emitido en 1964, días antes de que los recordaran los Hill.

-Más recientemente, los hemos visto en películas como 'Encuentros en la tercera fase' y series como 'Expediente X' y 'Abducidos'.

-Sí. En Nicaragua, hay sólo tres canales de televisión y uno está emitiendo ahora 'Expediente X'.

-¿Habrá dentro de poco abducciones en Nicaragua?

-Sí, eso creo.

-Dice en su libro que ser abducido es una 'vivencia' trascendente.

-Aunque en un principio la gente se siente aterrorizada y no entiende por qué le ha pasado, luego es feliz de que le haya ocurrido. Siente algo trascendental.


Descarga la aplicación

en google play en google play