Escúchenos en línea

Perú: Flores acorta la distancia con García

None | 14 de Abril de 2006 a las 00:00

Nerviosismo y ansiedad parecían cundir entre los candidatos presidenciales Lourdes Flores y Alan García por el lento proceso de escrutinio, que aún no permite aclarar cuál de los dos competirá en segunda vuelta con el nacionalista Ollanta Humala por la presidencia del Perú.

El proceso de conteo de votos amenazaba con prolongarse debido al lento arribo de ánforas provenientes del extranjero y de remotas zonas del interior del Perú, y por la gran cantidad de actas electorales observadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), que representan un 8,5% del total de votos. Dichas actas no pueden ser contabilizadas hasta que no sean resueltas por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), procedimiento que puede durar hasta 15 días, lo mismo que las impugnaciones.

A inicios de esta semana, las autoridades electorales estimaron que para el viernes se habría completado el 100% del escrutinio, pero aunque las posiciones no se han movido drásticamente, según el más reciente avance de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) la candidatura de Lourdes Flores se ha recuperado ligeramente.

Al 89.01 por ciento de votos escrutados, el ganador de la primera vuelta en los comicios del pasado 9 de abril es el nacionalista Ollanta Humala con 30.94%, seguido de García con un 24.42%, y Flores, de la alianza Unidad Nacional, con un 23.42%. Quedan por contar los votos de los distritos ubicados en las zonas mas alejadas del país, así como casi el 50% de los cerca de 200,000 votantes en el extranjero.

Una vez que la ONPE haga el recuento de estos votos, detendrá su trabajo y quedará a la espera de las resoluciones que emita el Jurado Electoral Especial sobre las cerca de 7,500 actas, que representan 1,5 millones de votos, que están observadas debido a errores que surgieron cuando se elaboraron las actas.

El candidato socialdemócrata Alan García dijo que se acortará "pocas décimas" la ventaja que le lleva a la socialcristiana Lourdes Flores, en su pugna por la segunda vuelta para la definición de las presidenciales de Perú.

"En las próximas horas bajará un poco esa distancia porque se computarán todos los votos del extranjero, donde aparentemente Lourdes Flores tiene ventaja", dijo García a la prensa en un capítulo más de la guerra de nervios en que ha devenido el cómputo oficial de la primera vuelta presidencial.

"Este viernes habrá un ligero descenso de 0,3%, pocas décimas, que se recuperarán al computarse todas las actas observadas o impugnadas. En ningún caso la votación alterará el resultado, nuestra posición", acotó García. "El trabajo de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), impacienta a algunos", añadió el candidato presidencial en alusión a su rival Flores, cuyos asesores criticaron la lentitud del conteo oficial.

El partido de García, el Apra, informó que ha pedido la nulidad de 1.010 votos procedentes de varias ciudades del extranjero --donde el apoyo a Flores es mayoritario-- por haberse detectado actos de proselitismo y otras irregularidades el día de la votación.

Flores atribuyó esa actitud al nerviosismo que dijo, impera en las filas apristas. "Me parecen un poco nerviosos, un poco intranquilos en tratar de cuestionar decisiones en donde evidentemente la votación ha sido limpia, ha sido transparente", declaró Flores el jueves a reporteros.

"Yo sigo muy esperanzada, muy confiada, en que las cosas al final van a darnos un buen resultado", expresó. La contendora conservadora reiteró su confianza en que los votos del exterior la ayudarán a acortar distancias con García "a extremos preocupantes. Espero amanecer la Pascua de resurrección (el domingo) con más votos de los contados hasta ahora", bromeó.

García aseguró que lo que trata de lograr el Apra con su denuncia es que no repitan los mismos hechos en la segunda vuelta. "Ha habido severas irregularidades en Madrid. Yo no me muero porque impugnen todo eso... eso no va a cambiar el resultado, pero que en la segunda vuelta no se produzca lo mismo", manifestó García a periodistas, descartando que pretenda restarle votos a su adversaria.

"No me perturba, ni me pone nervioso, ni me asaltan ideas. Estoy en paz con mi espíritu. Se como son los resultados, lo advertí el domingo en la noche, el partido Aprista ganará por 1% ó 1,2%, eso es en mi concepto la lógica de las cosas", aseveró. García cuenta con que los votos provenientes de poblados rurales, donde Flores no tiene mayor presencia, definan su pase a la segunda vuelta.

"La cosa está tan apretada que la euforia y la depresión van juntas para ambos", comentó el ex jefe de la ONPE, Fernando Tuesta, respecto de Flores y García.

La pugna entre Flores y García vuelve a repetirse después de cinco años, cuando en las elecciones del 2001 el ex presidente sacó a su rival de la segunda vuelta casi por el mismo margen actual, aún cuando las encuestas previas le mostraban mayores preferencias. García fue derrotado en la segunda ronda por el presidente Alejandro Toledo.


Descarga la aplicación

en google play en google play