Escúchenos en línea

Estudiantes latinos son más sedentarios en California

Los Ángeles. Diario La Opinión.com | 6 de Junio de 2011 a las 00:00
Para más de un tercio de los jóvenes entre 12 y 17 años de California, la educación física es una asignatura inexistente. A pesar de que a las escuelas públicas del estado se les requiere que impartan al menos 400 minutos de actividad física cada 10 días, aproximadamente 1.3 millones de chicos (un 38 por ciento del total de estudiantes en ese rango de edad), no participa en ejercicio físico o juegos deportivos de ningún tipo, según un estudio publicado recientemente por el Centro de Investigación de Salud de Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). "La actividad física no sólo mantiene sano el cuerpo y ayuda a prevenir la diabetes, sino que también alimenta la mente", dice la doctora Allison Diamant, autora del estudio, enfatizando que el ejercicio es una herramienta educativa. El informe denuncia que las políticas demasiado permisivas para autorizar la exención en la participación en estas clases, sumadas a los recortes presupuestarios, se traducen en jóvenes más sedentarios. Kenia Fuentes, una estudiante de octavo grado en la intermedia South Pasadena, explica que para ella uno de los propósitos que se ha fijado para cuando se convierta en estudiante de secundaria el curso próximo, es practicar algún tipo de ejercicio asiduamente. "Aunque sea caminar a paso ligero", dice la joven, quien se alegra de que la escuela a la que ha asistido este año le haya inculcado el valor del ejercicio físico. Sin embargo, South Pasadena es una de las pocas ciudades en las que el impuesto de propiedad aprobado por los votantes hace dos años permite dedicar fondos a una asignatura que muchos otros han sacrificado debido a los recortes. Diamant señaló que las clases de educación física son particularmente importantes para los chicos de áreas urbanas, que a menudo no tienen otras oportunidades de ejercitarse. Según la encuesta sobre salud de California (CHIS) sólo un 42 por ciento de los adolescentes dice realizar actividad física diariamente. El bajón se hace más notorio a medida que avanza la edad: mientras que un 95 por ciento de los chicos de 12 años tiene algún tipo de clase de educación física, la cifra baja al 23 por ciento cuando llegan a los 17 años. "Al tener permiso de conducir y mucha presión para estudiar y hacer la tarea, ya apenas monto en mi bicicleta o camino", dice Tomás Salas, de 17 años quien reside en Boyle Heights y se graduará de preparatoria este año. En el Condado de Los Ángeles, en promedio, los chicos entre 12 y 17 años tienen 2.7 días de clase de educación física por semana y 3.6 en los que se mantienen físicamente activos (incluyendo cualquier actividad, como caminar, o practicar deportes fuera de clase por al menos 60 minutos). El promedio coincide con el de California, pero queda por debajo de los 3.8 días de clase de educación física en el condado de Madera o los 4.7 de actividad en el de Lake. Entre los latinos, un 35 por ciento ó 565 mil 375 estudiantes en escuelas públicas en el citado rango de edad, no asisten a clase alguna de educación física. Por sexos, los varones —en conjunto— se ejercitan más (con un 66 por ciento participando en educación física, frente al 59 por ciento de las chicas). Sin embargo, ambos grupos quedan por debajo de las pautas recomendadas federalmente, y que sólo cumple la cuarta parte de los chicos y un 13 por ciento de las jóvenes. "Nuestros educadores deben entender que la educación física es tan esencial para los estudiantes como la aritmética, leer o escribir", dijo el doctor Robert Ross, presidente de California Endowment, organización que financió el estudio.

Descarga la aplicación

en google play en google play