Escúchenos en línea

Anuncian en Carolina del Sur línea en español para denunciar delitos

Columbia, Carolina del Sur. EFE. | 11 de Julio de 2011 a las 00:00
En Carolina del Sur, donde se acaba de firmar una ley para detener a indocumentados, un grupo de alguaciles anunció este lunes un programa en español para que los hispanos denuncien delitos sin temor a ser identificados y ubicados. Los latinos que tengan información de un incidente ocurrido en su comunidad o de un posible crimen, podrán llamar en su idioma a la línea de Crime Stoppers 1888-274-6372, que funcionará las 24 horas, los siete días de la semana. Leon Lott, alguacil del condado de Richland, donde radica Columbia, la capital del estado, enfatizó hoy en conferencia de prensa frente al Capitolio, que el sistema "es seguro y anónimo” y que los inmigrantes no deben temer en utilizar el servicio. “No le van a preguntar su situación migratoria, lo que nos interesa es resolver los crímenes, y para ello necesitamos la colaboración de las personas con información para mantener a la comunidad segura”, afirmó Lott a EFE. Hace dos semanas, la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, firmó la SB20 que emula a la ley de Arizona que criminaliza a los indocumentados, y que permite a las agencias del orden público indagar el estatus migratorio de detenidos o sospechosos de delitos. También estipula la creación de la primera Unidad Estatal de Control Migratorio estatal del país para asistir a los agentes en la calle en la determinación de la condición de una persona que no provea documentación válida. “Reconocemos que la SB20 hará nuestro trabajo más difícil”, aclaró Loff, pero “no todas las agencias policíacas están de acuerdo con la medida, ya que nuestro trabajo es ayudar a los hispanos a que no sean víctimas de los malhechores” . Mark Keel, jefe de la División de Cumplimiento de la Ley de Carolina del Sur (SLED), reiteró la importancia de expandir los servicios de la línea para asistir a los residentes que no hablan inglés en el proceso de colaboración para resolver incidentes. “El crecimiento de los hispanos lo requería y es una forma de colaborar a nuestros agentes que hacen todo lo posible capturar a los criminales y traer justicia a las familias de las víctimas”, enfatizó Joey Hudson, director del programa Crime Stoppers en el estado. La medida fue anunciada en medio de la incertidumbre que viven los hispanos sin documentos en Carolina del Sur por la promulgación de la ley antiinmigrante, pero que fue bien recibida por los activistas del área. “El alguacil Lott y otras dependencias del orden han reconocido que los agentes deben concentrarse en resolver crímenes y no distraerse en jugar a ser oficiales de inmigración”, afirmó Iván Segura, miembro de la junta del Consejo de Liderazgo Hispano en Carolina del Sur (SCHLC). Para Gregory Torrales, presidente de SCHLC, significa una “victoria para los hispanos”. Según los alguaciles puertorriqueños David Soto y Raúl Ortiz, los agente en Richland han trabajo por años para asistir en las necesidades de seguridad de los hispanos y que inclusive desde hace seis años tienen un línea de información en español. Empresarios hispanos como Eraclio León, dueño del restaurante mexicano “San José” en Columbia, agradecen el esfuerzo de las agencias del orden por asistir a los hispanos pero acotan que en este momento la gente está asustada por lo que pueda pasar. A nivel estatal, más de 21 mil criminales han podido ser capturados por las más de 100 mil pistas de información que han llegado por Crimestoppers desde su inicio hace 29 años en Carolina del Sur. “Nosotros somos más víctimas de crímenes que culpables. Menos del 4 por ciento de los bandidos que están encarcelados en las cárceles estatales son hispanos”, acotó Roberto Belén, de la Coalición de Inmigración de Carolina del Sur. Los fondos del programa saldrán de los presupuestos de las agencias locales del orden público, donaciones de empresas privadas y actividades de recaudación de dinero entre las comunidades. Cifras del Censo 2010 indican que los hispanos representan el 5.1 por ciento de la población del estado, es decir, 235 mil 893, en comparación con 95 mil 76 (2.4 por ciento) en el año 2000.

Descarga la aplicación

en google play en google play