Escúchenos en línea

EU viola derechos de indocumentados durante traslados

Ciudad de México. Reforma. | 16 de Julio de 2011 a las 00:00
El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) recurre cada vez con mayor frecuencia al traslado de indocumentados de un centro de detención a otro, lo que en muchos casos viola su derecho al debido proceso, indica un reporte de Human Rights Watch (HRW). El informe "A Costly Move: Far and Frequent Transfers Impede Hearings for Immigrant Detainees in the United States", publicado en junio pasado, advierte que los traslados alejan a los inmigrantes detenidos -entre ellos residentes permanentes legales, refugiados y personas sin documentos- de los abogados, los testigos y las pruebas que necesitan para defenderse contra la deportación. "Esto puede violar su derecho a un trato justo en los tribunales, hacer muy lentos los procedimientos de asilo o deportación y extender su período de detención", alerta. Advierte además que al ser trasladados, los migrantes se ven imposibilitados de ejercer sus derechos como cualquier persona que enfrenta un proceso judicial como el tener audiencias o visitas familiares. A lo largo de 12 años, detalla, se registraron dos millones de traslados, y en 46 por ciento de los casos los migrantes fueron cambiados de centro de detención más de una vez. Incluso, indica, 3 mil 400 personas fueron trasladas más de 9 veces. "En promedio, cada detenido trasladado se desplazó 600 kilómetros", apunta el reporte Un Traslado Costoso. Una de las consecuencias negativas es que los extranjeros que son trasladados permanecen privados de su libertad tres veces más en promedio que los migrantes que no y tienen menores probabilidades de obtener una resolución favorable durante las audiencias de fijación de fianza. De acuerdo con el informe, los migrantes tienen mayores posibilidades de encontrar abogados económicamente más accesibles si se encuentran en centros de detención más cercanos a la ciudad donde radican. Al ser transferidos, indica, muchos de los representantes legales abandonan los casos ante la distancia. "En los lugares a donde son trasladados, a menudo las posibilidades de conseguir alguien que los represente son peores: la mayoría de los traslados interestatales tienen como destino Luisiana, Misisipi y Texas, que en conjunto ostentan la proporción más baja de abogados de inmigración por inmigrantes detenidos del país (1 cada 510)", apunta. El número mayor de traslados se registró entre Luisiana, Misisipi y Texas, dentro de la jurisdicción del Quinto Circuito de la Corte Federal de Apelaciones. Según HRW, este hecho es especialmente preocupante porque las decisiones hostiles hacia los inmigrantes de este distrito judicial son ampliamente conocidas y porque estos tres estados acumulan colectivamente la peor proporción de inmigrantes detenidos por abogado de inmigración en el país: 510 a 1. Asimismo, al ser transferidos, señala, es más difícil que puedan impugnar su detención. La mayoría de los indocumentados afectados proceden de México. En ese periodo de 12 años, de los 1.1 millones de migrantes trasladados en al menos una ocasión, 511 mil eran originarios de México, 133 mil de Honduras y 131 mil de Guatemala. En total, el número de traslados de migrantes detenidos en Estados Unidos de un centro de detención a otro se triplicó de 2004 a 2009, al pasar de 124 mil 899 a 405 mil 544, de acuerdo con el informe. En 2010, estima la organización, los traslados de estas personas habrían alcanzado los 380 mil. El informe explica que este tipo de movimientos son consecuencia de que los centros de detención en ese país no tienen la capacidad para recibir a los cerca de 400 mil que permanecen privados de su libertad cada año. Cae 60% detención de paisanos El número de indocumentados mexicanos detenidos por las autoridades migratorias de Estados Unidos se redujo 60 por ciento entre 2005 y 2010, de acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés) de ese país. En su reporte anual sobre Acciones de Vigilancia Migratoria, publicado a finales de junio, la dependencia consigna que en 2010 fueron aprehendidos 516 mil indocumentados, 427 mil de ellos mexicanos. Las cifras en 2005 fueron de un millón 291 mil y un millón 93 mil, respectivamente. El DHS detalla que el sector de la Patrulla Fronteriza que registró entre 2009 y 2010 la mayor reducción en el número de indocumentados detenidos fueron los de San Diego, con 42 por ciento. El año pasado el mayor número de aprehensiones, 212 mil, tuvo lugar en el sector Tucson. Del total de detenciones realizadas en 2010, el 90 por ciento correspondieron a la Patrulla Fronteriza y el resto a la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE) durante operativos en el interior de EU. Según el reporte del DHS el número de inmigrantes indocumentados deportados de EU registró su primera caída en una década al pasar de 395 mil en 2009 a 387 mil un año después. El 73 por ciento de los deportados en 2010 procedía de México, el 8 por ciento de El Salvador y el 6 por ciento de Honduras. Por otra parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reportó esta semana que la crisis económica provocó una caída de los flujos migratorios desde y a través de México hacia Estados Unidos en 2009. El organismo abundó que hubo tasas de desempleo más altas para los ciudadanos hispanos y un impacto peor para trabajadores migrantes ilegales. Mencionó que las remesas se redujeron 15 por ciento; no obstante, no se produjo ningún retorno de migración a gran escala de mexicanos de Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play