Escúchenos en línea

Detectan fuerte disminución de granjeros latinos en Nebraska

Denver. EFE. | 5 de Agosto de 2011 a las 00:00
Durante la última década la mayor parte de los condados de Nebraska con alta concentración de hispanos perdió un importante número de granjeros latinos, debido a factores económicos, financieros, demográficos y educativos, revela un reporte difundido este viernes por el Centro de Asuntos Rurales estatal. El informe, compilado de mayo a junio de este año por Rafael Martínez Feria, un estudiante méxico-estadounidense de la Universidad de Iowa, indica que los granjeros latinos de Nebraska enfrentan "barreras, desafíos y limitaciones" para comenzar, desarrollar y mantener un negocio agropecuario en este estado. En el informe, Martínez Feria explica que solamente en uno (Lincoln) de los seis condados analizados se produjo un aumento en la cantidad de granjeros hispanos entre el 2002 y el 2007, el año más reciente censo agrícola nacional, mientras que en los otros condados (Scotts Bluff, Cedar, Custer, Howard y Lancaster), se produjo una disminución en el número de negocios agrícolas latinos. El condado Lancaster, por ejemplo, perdió el 45 por ciento de sus productores latinos, mientras que en condado Howard esa cifra llegó al 82 por ciento. En otros condados (Lexington, Madison, Dawson) aumentó significativamente la población hispana, sin que se haya detectado un aumento similar en los latinos dedicándose a la agricultura. Eso significa, según Martínez Feria, que "Nebraska ha sido incapaz de integrar desde 1980 como participantes activos a una nueva generación hispanos o latinos que han migrado y se han asentado en este estado". La disminución en la cantidad de granjas hispanas se corresponde con una tendencia nacional que afecta no solamente a los latinos ni solamente a Nebraska. Sin embargo, dos estados vecinos, Iowa y Colorado, no han perdido granjeros latinos, y otro estado de la zona, Kansas, tiene ahora 13 por ciento más granjeros hispanos que en el 2002. Tras entrevistar a granjeros latinos y a representantes de organizaciones agrícolas, Martínez Feria encontró que un "alto número" de los granjeros que ya no están en Nebraska retornaron a Texas o a México y en menor medida a Guatemala o El Salvador. Aquellos que se quedaron enfrentan varias limitaciones, incluyendo la falta de acceso a tierras (que son cada vez más difíciles de rentar o comprar), la falta de préstamos para operaciones agrícolas pequeñas (que impide, por ejemplo, alquilar maquinaria), y la falta de educación formal, conocimientos financieros y dominio del inglés. Otro problema, según el reporte, es que los granjeros hispanos no conocen o no acceden a los programas de ayuda federal. Como resultado de estos factores, los latinos cierran sus granjas. El Centro de Asuntos Rurales formulará recomendaciones y estrategias para superar dichos obstáculos, indicó Martínez Feria.

Descarga la aplicación

en google play en google play