Escúchenos en línea

Estudian la inmigración dominicana en la Isla

Santo Domingo. elnuevodia.com. | 21 de Agosto de 2011 a las 00:00
La comunidad dominicana en Puerto Rico debe unirse para alzar su voz y participar en la política local y norteamericana y abogar por sus derechos. Esa fue la conclusión principal de la Primera Cumbre Anual de Líderes Dominicanos en Puerto Rico e Islas Vírgenes, celebrada en el Recinto Metro de la Universidad Interamericana. Esta cumbre fue organizada por la Mesa Redonda Dominico-Americana y su Consejo Nacional Dominico-Americano, organización sin fines de lucro -con sede en Washington D.C.- que aboga por la comunidad hispana, en especial los dominicanos, en Estados Unidos, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. La intención de la organización es representar y abogar por los derechos de los más de dos millones de dominicanos que han inmigrado a estos territorios, dijo María Teresa Feliciano, presidenta de la Mesa Redonda Dominico-Americana. Durante la cumbre, se discutieron temas relacionados a la contribución, el apoderamiento y prosperidad de la comunidad dominicana a través de los territorios estadounidenses. Puerto Rico es el segundo lugar donde más dominicanos hay fuera de su tierra de origen, advirtió Feliciano, quien dio un taller de liderazgo a líderes comunitarios y educativos. Aseguró que habría 300,000 inmigrantes dominicanos viviendo en Puerto Rico. Pero, el catedrático Jorge Duany, quien ha estudiado la diáspora dominicana hacia Puerto Rico, desmintió esa cifra. Duany también participó en un panel sobre la situación de los inmigrantes dominicanos en la Isla. Según él, el censo contabilizó unos 68,000 inmigrantes dominicanos. Y, aún sumando los indocumentados, opina que la cifra de la comunidad dominicana debe rondar los 100,000. El embajador dominicano en Estados Unidos, Aníbal De Castro, viajó desde Washington D. C. para presenciar esta primera cumbre en la Isla. De Castro señaló que le preocupa la discriminación que hay hacia los dominicanos en Puerto Rico. “La comunidad puertorriqueña debe unir fuerzas con otras comunidades dominicanas en Estados Unidos para que tengan mayores posibilidades”, comentó. Para él, el problema de la discriminación se debe a la ignorancia y temor a lo desconocido. “Es tarea de los dominicanos derrumbar esa ignorancia y mostrar que somos iguales”, dijo. Por otro lado, el ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá y el ex asesor de La Fortaleza, Joel Montalvo, dieron uno de los talleres en la mañana sobre cómo ganar representación y promover el cabildeo a favor de los dominicanos. “La Mesa Redonda entiende que hay que capacitar a la comunidad dominicana para que tengan más participación en los procesos políticos y gubernamentales”, dijo el ex Gobernador. Acevedo Vilá resaltó que aquí los dominicanos carecen de fuerza en los procesos democráticos a diferencia de los Estados Unidos, donde están más organizados para hacer valer los intereses de su comunidad. “Aquí todos hablamos español y bailamos salsa, merengue y bachata. En Estados Unidos, tienen que luchar todos los días para proteger su cultura e idioma”, opinó el ex Mandatario.

Descarga la aplicación

en google play en google play