Escúchenos en línea

Empresaria guatemalteca de Iowa se declara culpable de ayudar indocumentados

Denver. EFE. | 31 de Agosto de 2011 a las 00:00
Una empresaria guatemalteca en Iowa se declaró culpable de alojar, transportar y emplear a sabiendas a inmigrantes indocumentados y podría recibir una sentencia de hasta 15 años en prisión, se informó este miércoles. En un comunicado, la fiscalía federal indicó que Samira Zúñiga se declaró culpable este lunes en una corte federal de un cargo de alojar a indocumentados y otro de conspiración. Zúñiga es la dueña de Xtreme Construction, con sede en Iowa City y subcontratista de Eastern Iowa Construction para reparación de techos de viviendas residenciales. En 2007, Zúñiga recibió la ciudadanía estadounidense. El pasado 21 de junio, Zúñiga había sido formalmente acusada de ayudar a nueve inmigrantes, la mayoría mexicanos. Según los documentos difundidos por la corte federal, la policía de la localidad Marion detuvo el pasado 11 de abril una camioneta (de propiedad de Zúñiga) por una infracción de tránsito. El vehículo era conducido por Antonio Zúñiga, familiar de Samira. Además del conductor, en la camioneta viajaban otros cuatro hombres, cuya identidad no se reveló. Tras las investigaciones iniciales, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) determinó que Antonio Zúñiga estaba ilegalmente en el país, aunque, por las gestiones de Samira, el caso se está revisando. Sin embargo, Antonio Zúñiga carece de permiso de trabajo. Posteriormente se comprobó que otros ocho empleados de Xtreme Construction también eran indocumentados. El 27 de abril, agentes de ICE arrestaron Antonio Zúñiga y a los otros ocho trabajadores durante un operativo en la localidad de Hiawatha. A principios de junio, seis de los ocho detenidos testificaron en corte federal que Antonio Zúñiga los había contratado y que él sabía que ellos eran indocumentados. También declararon que Antonio Zúñiga les proveía transporte, les devolvía parte del costo del alquiler de un apartamento y les pagaba sus salarios en efectivo. Dos de los trabajadores, cuyos nombres no se revelaron, serían primos de los Zúñiga y, según el fiscal federal, implicaron por nombre a Samira Zúñiga en el ilícito. Las autoridades creen que Samira Zúñiga ayudó a sus primos a salir de Estados Unidos a mediados de junio pasado, usando casi 6.000 dólares que retiró de la cuenta de su negocio dos días después del arresto de los trabajadores. Samira Zúñiga reingresó por Laredo, Texas, a Estados Unidos el 18 de junio, acompañada de tres mujeres hispanas. La fiscalía federal informó que Antonio Zúñiga no enfrenta cargos y que la fecha de sentencia de Samira Zúñiga aún no se ha establecido.

Descarga la aplicación

en google play en google play