Escúchenos en línea

Inmigrantes demandan a Gobierno de EEUU por ser víctimas de delitos

Por: Juliana Barbassa. Agencia AP. Desde San Francisco. | 8 de Marzo de 2007 a las 00:00
Los abogados de varios inmigrantes indocumentados que fueron víctimas de delitos de violencia demandaron al gobierno federal por no emitirles visados protectores aprobados por el Congreso hace más de seis años. Los amparados por la Ley de Protección a las Víctimas del Tráfico y la Violencia, aprobada en el 2000, crearon un tipo de visado que permitirá a las víctimas de delitos que cooperan con los organismos policiales quedarse en el país y eventualmente solicitar la residencia permanente. Sin embargo, las autoridades federales de inmigración no han emitido aún los formularios de solicitud ni las normas de la adopción de los visados llamados "U", lo que impide a los beneficiarios quedar amparados por ellas. "Hemos decidido finalmente que sin la intervención de los tribunales federales podríamos esperar fácilmente otros seis años antes de que esté disponible un formulario de solicitud", dijo Peter A. Schey, presidente del Centro para los Derechos Humanos y Derecho Constitucional y uno de los principales abogados que presentaron la demanda en un tribunal federal de San Francisco. Entre los grupos que incoaron la demanda en nombre de decenas de indocumentados figuran el Centro para los Derechos Humanos y Derecho Constitucional, el Asian Pacific Islander Legal Outreach y otras entidades activistas. Los abogados dijeron que pedirán la denominación de demanda masiva, figurando como demandados el secretario del Departamento de Seguridad Interior Michael Chertoff y el Servicio de Inmigración y Ciudadanía. Los grupos pidieron a los tribunales una medida cautelar que requiera al gobierno federal acelerar la tramitación de las visas protectoras y la emisión de las normas para su obtención. Las demandas incluyen a indocumentados en los estados de California, Arizona, Kentucky, Texas y Nueva York que han sido víctimas de violencia doméstica, intento de asesinato, agresión agravada y otros delitos. A menudo, su cooperación con la policía ha permitido la detención y enjuiciamiento de delincuentes, dijeron sus abogados. La indocumentada María Ester Pérez, que ayudó a las autoridades a arrestar y procesar a su novio que la maltrataba, solicitó la visa en julio del 2004 con la certificación policial de que había contribuido a encarcelar a su pareja. Recibió un permiso laboral y protección temporal contra la deportación, pero está preocupada por sus hijos en El Salvador que no la han visto en seis años. "Me gustaría estar legalizada para que pueda viajar a El Salvador", dijo. "Me sentiría más segura con los papeles de la residencia". La ley del 2000 autorizó hasta 10.000 visas "U" cada año. Para mediados del 2006, había al menos 5.800 solicitantes que obtuvieron la aprobación inicial pero siguen a la espera de que termine el trámite.

Descarga la aplicación

en google play en google play