Escúchenos en línea

Organizan investigación oficial sobre cacerías de inmigrantes

Agencia AP. Desde New Bedford, Massachusetts. | 11 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Congreso de Estados Unidos investigará la redada de inmigración que se llevó a cabo la semana pasada y que dejó varados a algunos niños y causó graves problemas a decenas de familias, señaló el domingo el representante William Delahunt. La Subcomisión de Inmigración de la Cámara de Representantes organizará audiencias para descubrir qué ocurrió durante una redada de 361 presuntos inmigrantes ilegales, en su mayoría mujeres centroamericanas, en la planta de Michael Bianco Inc., una firma que fabrica equipos y ropa para el ejército de Estados Unidos. "Obviamente esto es el caos total", indicó Delahunt. "Ahora mismo tenemos confusión y la gente está preocupada por no tener información sobre el lugar donde se encuentran sus familiares", agregó. Delahunt, los senadores Edward Kennedy y John Kerry y el representante Barney Frank, todos demócratas, asistieron a una reunión de los familiares de los detenidos el domingo. Cientos de personas que aún buscan información sobre sus familiares atestaron el sótano de una iglesia que estaba llena de bienes donados, entre ellos pañales, alimentos, fórmula para bebés y agua. Las autoridades de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) indicaron que unos 60 inmigrantes que estaban detenidos fueron liberados unas cuantas horas después, al descubrirse que son el único sostén de sus hijos. Sin embargo, la vocera del Departamento de Servicios Sociales de Massachusetts, Denise Monteiro, indicó que una mujer de 27 años estuvo detenida dos noches mientras su hijo de siete meses de edad tuvo que ser hospitalizado por una deshidratación debido a que el menor se negó a beber la fórmula infantil. La mujer fue liberada el jueves por la noche. "No existe pretexto para que ellos no se hubieran asegurado totalmente que los niños no iban a convertirse en víctimas", indicó Frank. El legislador quiere que la ICE genere protocolos escritos para decidir cuándo debe haber detenidos y qué pasará con los hijos que queden abandonados. Por su parte, el vocero de la ICE, Marc Raimondi, señaló que las autoridades planificaron la redada durante meses y se coordinaron con organizaciones locales y estatales. Dijo que la ICE no sabía que había niños que estuvieran en una situación precaria o peligrosa. Por su parte, otros trabajadores del Departamento de Servicios Sociales se encontraban en Texas el domingo entrevistando a 206 trabajadores que fueron trasladados a centros de detención del ICE. "Como esperábamos, encontramos a personas adultas que son el único sostén de sus hijos en instalaciones de Texas", señaló el domingo el Comisionado del Departamento de Servicios Sociales, Harry Spence. El funcionario indicó que había localizado a 10 padres de familia con esas características, entre ellos los padres de un niño que necesita ser alimentado a través de una sonda, así como otros 20 padres de familia. La organización ha solicitado al ICE que se les permita a los padres de familia puedan regresar al lado de sus hijos, los cuales habrían nacido en Estados Unidos y por tanto son ciudadanos estadounidenses.

Descarga la aplicación

en google play en google play